▷ Las mejores Frases de Vino - FrasesWiki.com
  • Descripcion del Tema
  • Bebida natural obtenida por fermentación alcohólica completa o parcial de la uva fresca o del mosto: prefiero el vino tinto al blanco. Zumo de otras plantas o frutos que se cuece y fermenta al modo del de las uvas: este vino requiere más tratamiento.
  • trending_downTemas relacionados
    AlcoholBeberBebidaBotellaBuen vinoBuena saludCarneCopaPanVaso
    trending_down Temas opuestos
    Agua
    trending_down Te puede interesar también
    BienestarComidaFrutoSalud

    Encontramos 270 frases sobre Vino

    El vino mueve la primavera, crece como una planta la alegrí­a. Caen muros, peñascos, se cierran los abismos, nace el canto. " Odas elementales " (1954), Pablo Neruda
    Autor:" Odas elementales " (1954) Pablo Neruda
    La poesía es el vino de los demonios
    La poesía es el vino de los demonios. Contra académicos.
    Fue realmente encantador (José Mourinho), llamándome jefe y gran hombre cuando nos tomamos una bebida de después del partido. Pero habría ayudado si sus palabras hubieran estado acompañadas de un buen vaso de vino. Lo que me dio fue disolvente de pintura
    La comida es la parte material de la alimentación, pero el vino es la parte espiritual de nuestro alimento
    Trata al buen vino como a la mujer, con delicadeza, sin golpearla, y cuando lo bebas, dedícale algunas palabras agradables, hasta los vinos aprecian esto.
    Cuando el mar estaba claro tracé tu nombre en la playa, vino un oleaje a borrarlo y el mar se volvió esmeralda.
    Quemad viejos leños, leed viejos libros, bebed viejos vinos, tened viejos amigos
    Tomad del amor lo que de vino toma un hombre sobrio, pero nunca os emborrachéis.
    He rasgado mi vestido con una copa de vino, hoy tu amor corta como el cristal... buena suerte en tu camino, yo ya tengo mi destino, con mi sangre escribo este final...
    El amigo nuevo es como el vino nuevo: envejecerá y lo beberás suavemente.
    El nuevo amigo es como el vino nuevo: envejecerá, y lo beberéis suavemente
    El té carece de la arrogancia del vino, del individualismo consciente del café y de la inocencia sonriente del cacao.
    Es totalmente cierto que el vino gana con la edad, cuanto más viejo me voy haciendo, más me gusta.
    Sin ti, ni el pan ni el vino, ni la vida, ni el hambre, ni el jugoso color de la mañana tienen ningún sentido ni para nada sirven
    A pesar del verdugón en el cuello y de los hombros crispados, pensé se ha dormido, ha fingido que se ahorcaba para intentar engañarme, y entonces me acerqué a él, le puse el pulgar en la frente y estaba fría y con manchas color de vino en la raíz del pelo, y las botas en el extremo de las piernas, margarida, se me figuraron vacías como los zapatos de los mendigos.
    Cuando caminan, cabalgan a lomos de mula vieja, y no conocen la prisa ni aún en los días de fiesta. Donde hay vino, beben vino, donde no hay vino, agua fresca. Son buenas gentes que viven, laboran, pasan y sueñan, y en un día como tantos descansan bajo la tierra
    Es bueno el que guarda, cual venta del camino, para el sediento agua, para el borracho vino
    Y cuando vino la muerte, el viejo a su corazón preguntaba: ¿Tú eres sueño?¡Quién sabe si despertó!
    La amistad vieja es como el vino viejo, que cuanto más añejo más fuerte es.
    Come ligeramente y mantente apartado de los vinos y las comidas abundantes cuando se tiene que hacer un trabajo. El pasarse varias horas a la mesa, en medio de un día de trabajo, es la mejor forma de acortar la vida
    ¿Y pensáis realmente que si Dios ha decidido poner fin a mis días podría cambiar de opinión al verme beber vino? Entonces no quiero encontrarme con mi creador con un alimento prohibido en el estómago
    Yo siempre fui un adiós... Un brazo en alto, un yaraví quebrándose en las piedras cuando quise quedarme vino el viento vino la noche y me llevó con ella.
    El vino es el amigo del sabio y el enemigo del borracho. Es amargo y útil como el consejo del filósofo, está permitido a la gente y prohibido a los imbéciles. Empuja al estúpido hacia las tinieblas y guía al sabio hacia Dios.
    Enumerando todas las dificultades que se me ocurrían, me desanimaba y me pasaba los días sin hacer nada. Fue entonces, lo recuerdo muy bien, cuando él vino como un milagro caído del cielo.
    El vino es la prueba de que Dios nos ama y desea nuestra felicidad.
    El vino hace la vida más fácil y llevadera, con menos tensiones y más tolerancia.
    Toma consejo del vino, pero decide después con agua.
    Toma consejo en el vino, pero decide con agua después.
    Dentro de 15 años se habrá instalado totalmente el nuevo internet, irá por vía satélite y WiFi. Funcionará solo con Windows Vista Original (toses en la sala), llegará a todas partes del mundo, y podrá convertir el agua en vino
    La inspiración vino de varios lugares
    Un poco de vino a veces, eso es todo. Mucho alcohol es malo
    El vino de la adolescencia no siempre aclara según pasan los años, a veces se vuelve turbio.
    Nacemos en un momento dado en el que ello toma lugar y como los vinos buenos tenemos las cualidades el año y la estación en los cuales hemos venido a este mundo. La Astrología no debe justificar nada más.
    No obstante, el pan y el vino son productos culturales importantes, realmente expresan la vitalidad del Ser Humano. Representan un conocimiento cultural, que es el fruto de la atención, la paciencia, la industria, la devoción y la laboriosa instrumentación.
    El vino sobrante es para el ayudante.
    Aún no es vino, y ya es vinagre.
    El vino sobrante es para el ayudante.
    ¡Oh! Botella sin vino ¡Oh! ¡Vino que enviudó de esta botella!
    El vino se parece al hombre: nunca se sabe hasta qué punto se le puede apreciar o despreciar, amar u odiar, ni cuantos actos sublimes o crímenes monstruosos es capaz de realizar. No seamos, entonces, más crueles con él que con nosotros mismos y tratémosle como a un igual
    Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaos sin cesar!, con vino, poesía o virtud, como gusten.
    Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.
    Los hombres se asemejan al vino: el tiempo agria a los malos y mejora a los buenos.
    Los hombres son como los vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos.
    Para tomar vino en la boca es para saborear una gota del río de la historia humana.
    Un hombre furioso y bestial se dejará llevar hasta el asesinato, porque se hallará saturado de vino o furioso, inspirado por la ira o el alcohol. Es malo. Ignora el placer de matar, la caridad de dar muerte como una caricia, de hacerla intervenir en juegos que son como los de las fieras distinguidas: los gatos, los tigres, abrazan a sus presas lamiéndolas al mismo tiempo que las magullan.
    Y he bebido un vino fuerte como beben aquellos que se entregan valerosamente al placer.
    Consumí la cocaína alrededor de un año y medio, y luego vino el crack.
    Son iguales el temor y el deseo, aceite, vino y pan, significan lo mismo.
    El vino siembra poesía en los corazones
    Cuando conocimos a Tom Cruise, realmente hace pocos años, dije ¿no es Cruise un nombre realmente bonito? Y Cruz vino de ahí. Tom fue una de las primeras personas que llamamos cuando Cruz nació
    Yo nunca intento disuadir a la gente para que no se vaya. Si no quieren trabajar conmigo, yo tampoco los quiero aquí. Nunca nadie me vino con un ultimátum. La gente sabe como funciono y si no les gusta, se retiran
    Siempre tuve ganas de cantar. Como también supe que algún día ocuparía mi lugar en la canción. Era como una premonición que me vino simplemente escuchando las ovaciones.
    La amistad es el vino bueno de la vida.
    Aznar perdonó los pecados de 6.000 personas. Es tan buena persona que, de no haberse casado, habría valido para cura. Y podría haber tenido a Rajoy de monaguillo diciendo '¡Viva el vino!
    Estoy solo, con mi soledad a solas, amoldado a ella como el vino a los muros de la copa...
    En ocasiones he soñado cosas que no he olvidado nunca y que han cambiado mi modo de pensar. Han pasado por mi alma y le han dado un color nuevo, como cuando al agua se le agrega vino.
    En la ciudad el vino deja de ser vino y el pan deja de ser pan. Y para que el pobre consiga comer realmente pan y beber realmente vino, es necesario que primero sacrifique en la capilla siniestra de la fábrica un poco de alegría, de inteligencia, de sudor, de músculo, de salud...
    Dejadla tranquila, ella se marchará como vino.
    Los pilotos de hoy en día son atletas que venden sus capacidades por dinero. Lo pilotos de antaño no arriesgaban sus vidas por nada, pero el deporte vino antes que el dinero
    El vino no daña, pero el que bebe sin moderación se daña a sí mismo.
    Pedro. Veo un caos humano repugnantísimo que a nada huele sino a burdel, vino y pólvora de cañón.
    El verdadero Anticristo es el que convierte el vino de una idea original en el agua de la mediocridad.
    El vino es la cosa más civilizada del mundo.
    Donde no hay vino no hay amor.
    Donde no hay vino no hay amor.
    Un buen vino es como un buen film: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria, es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.
    Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria, es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.
    El vino, mientras más se envejece, más calor tiene: al contrario de nuestra naturaleza, que mientras más vive, más se va enfriando.
    Las religiones también son como el vino: hay gente a la que le sienta mal y gente a la que le sienta bien. Hay personas que con dos copas se vuelven locuaces, abiertas y desinhibidas, otros se vuelven brutos y groseros con la misma cantidad. Con la religión, hay gente que mejora y se purifica y para otros es una fuente de resentimiento, mojigatería y condena a los demás.
    El hombre que comenzó siendo un bribón nunca será un hombre de bien: del vino se hace con facilidad vinagre, pero jamás del vinagre vino.
    Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.
    Vino todo el mundo, la radio y la TV, vino el comisario, los ángeles también. Todos quieren algo, sangre o no sé qué y todo el universo sigue intacto como ayer... Dame tu amor, sólo tu amor.
    Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer.
    Dijo la rana al mosquito desde una tinaja: más quiero morir en el vino que vivir en el agua...
    No hay cuestión ni pesadumbre que sepa amigo, nadar, todas se ahogan en vino, todas se atascan de pan.
    Para conservar la salud y cobrarla si se pierde, conviene alargar en todo y en todas maneras el uso del beber vino, por ser, con moderación, el mejor vehículo del alimento y la más eficaz medicina.
    Un mal escritor puede llegar a ser un buen crítico, por la misma razón por la cual un pésimo vino puede llegar a ser un buen vinagre.
    Un mal escritor puede llegar a ser un buen crítico, por la misma razón que un pésimo vino también puede llegar a ser un buen vinagre.
    Hace varios años vino a mí mente el nombre Queen, era sólo un nombre, pero sonaba tan espléndido.
    El vino no inventa nada. Sólo hace charlar sobre ello.
    El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte.
    No nos hagáis beber, ¡oh!, no, esas aguas minerales, benditas o lustrales, sino buen vino, ¡por lo que más queráis!
    El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte.
    Existen tres caminos a la ruina: El vino, las mujeres y los tecnócratas atrapados entre el ser y el deber ser.
    ¿Quién ha entrado en el portal, en el portal de Belén, no por la puerta y el techo ni el aire del aire, quién?. Flor sobre impacto capullo, rocío sobre la flor. Nadie sabe cómo vino mi Niño, mi amor
    Si el vino perjudica tus negocios, deja tus negocios
    Te abrazo y corren las mandarinas, te beso y todas las uvas sueltan el vino oculto de su corazón sobre mi boca.
    Humphrey Bogart vino la otra noche a casa y acabó completamente borracho, algo por otra parte, bastante normal en él. Cuando va cocido es un pelmazo, pero la verdad es que no mejora mucho cuando está sobrio.
    Un vaso de vino en el momento oportuno vale más que todas las riquezas de la tierra.
    Un vaso de vino en el momento oportuno, vale más que todas la riquezas de la tierra.
    No quisiste creerme cuando te dije que era viejo. ¡Sí que lo soy, por desgracia! Pues todo sentimiento que a mi alma llega se agria igual que el vino cuando lo introducen en recipientes ya muy usados.
    El vino es un renegado: primero amigo y luego enemigo.
    No vale la pena especular sobre ello, ya que el alivio aunque fue sólo un alivio comparable al que un latigazo produce en medio de una gran tensión o un relámpago a mitad de un día sofocante vino con el último cambio y se produjo con gran precipitación.
    La alegría es el vino dulce de la vida.
    Aquí hay comida. Latas de conservas en las tiendas de comestibles, vinos, licores, aguas minerales, y los caños principales de desagüe y las cloacas grandes están vacíos. Ahora bien, le estaba diciendo lo que pensaba yo. Aquí hay seres inteligentes —me dije—. Y parece que nos quieren como alimento.
    También tenía, y eso me encantaba, unos zapatos de tacón alto. Debajo de sus zapatos se leía lo siguiente: No olvides, querido esposo, mi consejo, y evita bares, aguardiente y vino añejo. En tu casa nunca dejes de cenar, y ama a tu mujercita, que así te ha de durar.
    El vino ahoga todas las penas.
    El vino es una cosa maravillosamente apropiada para el hombre si, en tanto en la salud como en la enfermedad, se administra con tino y justa medida.
    Un trago de vino aplaca el hambre, un hambre excesiva detesta el vino.
    El vino es una cosa maravillosamente apropiada para el hombre si, en tanto en la salud como en la enfermedad, se administra con tino y justa medida.
    Cuando las personas inteligentes llegan al punto de tratar de explicar cómo son, desvelar la clave de su corazón, no cabe duda de que el vino se les ha subido a la cabeza.
    El ánfora guarda siempre el aroma del primer vino que guardó
    Ayer estuvo el diablo aquí, en este mismo lugar. ¡Huele a azufre todavía esta mesa donde me ha tocado hablar! Ayer, señoras, señores, desde esta misma tribuna el señor Presidente de los Estados Unidos, a quien yo llamo «el diablo», vino aquí hablando como dueño del mundo, como dueño del mundo. Un psiquiatra no estaría demás para analizar el discurso de ayer del Presidente de los Estados Unidos.
    Ayer estuvo el diablo aquí, en este mismo lugar. ¡Huele a azufre todavía esta tribuna donde me ha tocado hablar! Ayer, señoras, señores, desde esta misma tribuna el señor Presidente de los Estados Unidos, a quien yo llamo el diablo, vino aquí hablando como dueño del mundo, como dueño del mundo. Un psiquiatra no estaría demás para analizar el discurso de ayer del Presidente de los Estados Unidos.
    El que comete un exceso, ebrio de vino, tiene el recurso de disculparse con el vino, pero quien lo comete ebrio de cólera, no tiene más recurso que la humillación
    La embriaguez de la cólera es más vergonzosa que la embriaguez del vino
    Mientras que vinos espumosos vierte, nuestra antigua amistad, en este día, y con alegres brindis se divierte, y en raudales se escapa la armonía, y la insaciable gula se despierta, y va de flor en flor la poesía.
    El mejor cumplido que he recibido en mi vida vino del Presidente Mao de China. Cuando fui allí, en un momento en que nadie quería tocar a China con un poste de 10 pies, Mao me dijo que soy hermosa porque soy natural, y me dijo que es natural de la perfección. Por lo tanto, no hay difamación puede disminuir a mí ya mi perfección.
    Me levanté por la mañana con dolor de cabeza. Las emociones de la víspera estaban lejanas. En su lugar vino una perplejidad penosa y una tristeza que antes no había conocido. Era como si algo muriese en mí.
    El país de las hadas contiene muchas cosas, aparte de los elfos y los trafos, y aparte de los enanos, las brujas, los trolls, los gigantes o los dragones: contienen los mares, el sol, la luna, el cielo y la tierra y todas las cosas que en ella se encuentran: árboles y pájaros, agua y piedra, vino y pan, y nosotros mismos, hombres mortales.
    Transcurrieron dos años, durante los cuales la discordia se introdujo en el matrimonio, y vino aquella situación, que hacía a la Marquesa víctima en la casa donde debía ser señora.
    SOPAS, no hay nadie..pero timbraron ¿sera el doctor Galan que vino a jalarle las patas a toda la clientela del edificio?
    La dueña de casa debe preocuparse de que el café resulte óptimo, y el dueño de que los vinos sean de primera calidad.
    Un vaso medio vacío de vino es también un vaso medio lleno, pero una mentira a medias, de ningún modo es una media verdad.
    Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentiras a medias, de ningún modo es una media verdad.
    El arte verdaderamente no es el pan, pero sí el vino de la vida.
    En realidad, el arte no es el pan, sino el vino de la vida.
    Creo que lo que me vino es grande, pero mi hijo puede llevar esto a otro nivel, sin tener que luchar contra el racismo
    El vino alegra el corazón del hombre y la alegría es la madre de todas las virtudes.
    España, el bello pais del vino y las canciones.
    Una mujer y un vaso de vino curan todo mal, y el que no bebe y no besa está peor que muerto.
    ¡Qué súbitas amistades surgen del vino!
    ¡Qué súbitas amistades surgen del vino!
    El nombre de la banda vino en una visión - un hombre con un pastel llameante y dijo: a partir de ahora se llamarán los Beatles con A', y desapareció
    La idea de los escarabajos(beetles) me vino a la cabeza. Decidí deletrearlo BEATles para que se vea como música beat. Sólo una broma.
    Recuerdo el día en que vino a pedirme ayuda con una de sus grandes canciones, 'Taxman'. Yo lo ayudé porque él me lo había pedido. Vino a mí porque sabía en ese momento que Paul no lo habría ayudado. Pero en verdad no tenía ganas. Lo que pensé fue: 'Uh, no, encima tengo que trabajar con las cosas de George' Pero lo amaba y no quería herirlo, y cuando me llamó me contuve y le dije que sí
    En la antigüedad el hombre africano vivía feliz y teníamos la tierra. Luego vino el hombre blanco con su Biblia. Y nos hizo soñar cerrando los ojos. Cuando los abrimos, el hombre blanco tenía la tierra y nosotros la Biblia
    El poder arbitrario constituye una tentación natural para un príncipe, como el vino o las mujeres para un hombre joven, o el soborno para un juez, o la avaricia para el viejo, o la vanidad para la mujer.
    Vino, enseñame el arte de ver mi propia historia, como si esta ya fuera ceniza en la memoria
    Yo me invito a entrar a la casa del vino cuyas puertas siempre abiertas no sirven para salir.
    ¡Una lágrima! ¿Es acaso de temor o de amargura? ¡Ay! A aumentar su tristura ¡Vino un recuerdo quizá!
    Es como esos letreros, que uno ve cuando pasa por las autopistas que dicen 'No podemos conducir por ti', y yo siempre pienso: ¿y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí? Pues eso es lo mismo,quien te ha dicho a ti... las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber? Déjeme que las beba tranquilo, mientras no ponga en riesgo a nadie ni haga daño a los demás.
    Lo de las burbujas inmobiliarias vino después.
    El vino, de plátano, y si sale agrio, ¡es nuestro vino!
    Ese gol vino desde la luna, desde las gradas de Anfield
    El vino da brillantez a las campiñas, exalta los corazones, enciende las pupilas y enseña a los pies la danza.
    Jesús vino a la tierra para padecer...Y para evitar los padecimientos -también los terrenos- de los demás.
    El vino trueca la indiferencia en amor, el amor en celos y los celos en enajenación.
    Nadie vino a decirme: Tú llegarás a Papa, Si me lo hubieran dicho, habría estudiado más, me habría preparado
    Mi esposa y yo tenemos el secreto para un matrimonio feliz: dos veces a la semana vamos a un restaurante y disfrutamos de una rica comida y un buen vino. Ella va los martes y yo, los viernes
    Si el vino está bien, todo está bien, y si está mal, da lo mismo, con tal de que sea vino...
    Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es también la luna y el espejo, busco esa línea que hace temblar a un hombre en una galería de museo. Además te quiero, y hace tiempo y frío
    Que no me tiembla la mano si tengo que empuñar un micro y poneros de mierda y de grasa hasta el puto culo, a veces os gano tan solo por beberme un litro y volverme a casa preguntando: ¿quién coño es mas chulo? Soy un abraza farolas, un peregrino, mi antigua novia me dijo: Te veo muy desmejorado. Ahora bebo a solas, las penas flotan en el vino, mañana será otro día... otro día igual...
    Bajo la dirección de Priest, los hippies formaron terrazas en la falda de la colina, desviaron un arroyo para disponer de agua de riego y plantaron un viñedo. El tremendo esfuerzo que tuvo que hacer el equipo los convirtió en un grupo fuertemente cohesionado y el vino los capacitó para vivir sin tener que servirse de la mendicidad.
    Los edificios eran demasiado altos, los coches transitaban a velocidad excesiva y había demasiada gente. Tuvo que taparse los oídos cuando pasó un convoy de enormes camiones rusos. Todo le provocaba el asombro de lo nuevo: los edificios de apartamentos, las estudiantes de uniforme, las luces de las calles, los manteles, los ascensores y el sabor del vino.
    Tenía los hombros, los senos y las caderas demasiado anchos y su sonrisa era demasiado franca y abierta para poder considerarla hermosa, pero era bonita, se la veía sana y llevaba colgada de un largo dedo el asa de una garrafa de vino tinto que balanceaba como si fuese un bolso.
    ¿Cuándo vino tan cerca de mí este caracol?
    Tuve que actuar en una obra de la escuela cuando tenía 10 años. Yo realmente no quería hacerlo. Pero todo el mundo tenia que hacer así que no tenia opción. Un agente de talento vino y la observó y luego me dió algún trabajo. Es divertido porque siempre super que quería una carrera en el cine. Yo sólo no sabía que estaría en las películas.
    Sin la insurrección armada del 25 de octubre de 1917, el Estado soviético no existiría. Pero la insurrección no vino del cielo.
    Por ruego de aquél punteaba en ocasiones para alguna endecha antigua o espinela amorosa las cuerdas de la guitarra. ¡Ah galardones de la dicha expresa en versos campesinos! ¡Ah tristes ingenuos que resucitaban infortunios, porque el amor, como el vino, revive las penas!
    Todo vino siempre a mi, lo bueno y lo malo
    Me vino un deje del sur cuando perdí el norte.
    El matrimonio es el resultado del amor, como el vinagre del vino.
    Si el matrimonio es al amor lo que el vinagre al vino. El tiempo hace que pierda su primer sabor.
    Un vino es la más sana e higiénica de las bebidas.
    Me di cuenta de que era alcohólico cuando me levantaba a la mañana y necesitaba un vaso de vino.
    La vida, como un vino precioso, hay que saborearla poco a poco, sorbo a sorbo. Los mejores vinos pierden todo su encanto y no se estiman bien si se tragan como si fuera agua
    De la Sota fue a Cuba y vino diciendo que es revolucionario. Menos mal que no fue a Disneylandia, sino hubiera vuelto diciendo que es el ratón Mickey.
    Verdad, hubo momentos en que Francia parecía retrogradar a la barbarie, pero verdad también que tras la acción impulsiva y perjudicial, vino inmediatamente la reacción meditada y reparadora. La Revolución, la buena Revolución, se mostró siempre inteligente: fue movimiento libre de hombres pensadores, no arranque ciego de multitudes inconscientes.
    El que cree que Acerra huele al vino del día anterior, se equivoca: Alcerra bebe siempre hasta el amanecer.
    La vendimia está empapada por las lluvias continuas, aunque quieras, tabernero, no puedes vender vino puro.
    El dolor, la amargura, las sombras el aliento en huida, la muerte luego la luz que de repente vino y tú fuiste marcando sus aristas celestes ante el asombro alegre de mis ojos.
    Me siento vagabunda de las letras. Quiero comer mi pan con el mendigo. Beber vino de todos. Tomar el sol tendida sobre la hierba húmeda.
    Aquel a quien no le gusta el vino, la mujer ni el canto, será un necio toda su vida.
    Quien no ame el vino, las mujeres y las canciones, será un estúpido toda su vida
    El estado vino a ser así la verdadera persona ante la que desaparece la personalidad del individuo, no soy yo quien vivo, es él quien vive en mí.
    La cultura es lo único que puede salvar un pueblo, lo único, porque la cultura permite ver la miseria y combatirla. La cultura permite distinguir lo que hay que cambiar y lo que se debe dejar, como la bondad de la gente, el compartir una empanada, un vino...
    El vino demasiado ni guarda secreto ni cumple palabra.
    Llenáronse de regocijo los pechos porque se llenaron las tazas de generosos vinos que, cuando se trasiegan por la mar, de un cabo a otro, no hay néctar que se les iguale.
    Se templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto ni cumple palabra.
    Quisiera saber quién reparte el pan y el vino, qué enseñanza le podré dar a mi hijo, el hilo que aún me sostiene se está a punto de romper.
    España es aventajada por Francia en la abundancia de vino, cereal y carnes, pero la supera en la bondad y el sabor de ellos.
    Sí, yo soy descendiente de inmigrantes, hijo de un húngaro y nieto de un griego que luchó por Francia en la Primera Guerra Mundial. Sí, mi familia vino de fuera. Pero en mi familia, señor Le Pen, amamos a Francia porque sabemos lo que le debemos. Francia no es una raza, no es una etnia, no es el derecho de la sangre, es una voluntad de vivir juntos y compartir los mismos valores.
    Apenas si me vino ella más que como un abrir y cerrar de ojos divinos, como instante.
    La idea vino como un flash de rayos y en un instante la verdad se reveló
    Entonces me pareciste tan deseada como un país fantástico, un territorio promisorio en vino, entusiasmos y canciones.
    ¡Qué extraña máquina es el hombre! Usted le mete pan, vino, pescado y rábanos, y salen suspiros, risas y sueños.
    El hombre es una criatura moral que envejece, que muere y que no sabe para qué vino aquí
    Solo con la risa y la felicidad puedo convertirme en un verdadero éxito. Sólo con la risa y la felicidad puedo disfrutar de los frutos de mi trabajo. Si no fuera así, sería mejor que fracasara, porque la felicidad es el vino que afina el gusto de la comida. Para disfrutar del éxito debo tener felicidad, y la risa será la doncella que me sirve.
    El té carece de la arrogancia del vino, del individualismo consciente del café, de la inocencia sonriente del cacao
    Me gusta todo lo que es antiguo: los viejos amigos, los viejos tiempos, los viejos modales, libros antiguos y viejos vinos.
    Bajo el verdor con un poco de pan, vino, el libro de un poeta, y tú cantando a mi lado en el desierto, ¡el desierto me sería un paraíso!
    Detén tu marcha y trata de ser feliz. ¿Por qué te afliges, pequeña mía? Dame vino, la noche se acerca.
    El vino es color de rosa. Quizás no sea la sangre de la vid, sino la sangre de las rosas.
    No dudes de disfrutar del vino y de las mujeres, pues tarde que temprano tendrás que dormir bajo la tierra, y no le cuentes esto a nadie. La amapola marchita no vuelve a florecer
    Pues si todo lo tienes en el vino, dime, mercader, ¿por qué lo vendes?
    Puesto que ignoras lo que te reserva el mañana, esfuérzate por ser feliz hoy. Coge un cántaro de vino, siéntate a la luz de la luna y bebe pensando en que mañana quizá la luna te busque en vano
    Si los amantes del vino y del amor van al infierno... vacío debe estar el paraíso
    Si los que aman el vino y el amor van al infierno, mañana verás el paraíso liso como la mano
    Sólo el vino te librará de tus cuidados. Sólo el vino te impedirá vacilar entre las setenta y dos sectas. No te apartes del mago que tiene el poder de trasladarte al país del olvido.
    Tú que vendes tu vino por dinero, ¿qué podrás comprar con el dinero que sea mejor que la embriaguez del vino?
    Un jardín, una cimbreante doncella, un cántaro de vino, mi deseo y mi amargura: he aquí mi paraíso y mi infierno. Pero, ¿quién ha recorrido el cielo o el infierno?
    ¡Todos los reinos de la tierra por un vaso de vino! ¡Toda la ciencia de los hombres por la suave fragancia del mosto fermentado! ¡Todas las canciones de amor por el grato murmullo del vino que llena nuestras copas!
    ¿Por qué vendes tu vino, mercader?
    Vino mi hermana a buscarme, pero no quiero ir a La Plata. A la noche me llevo una revista, miro las fotos, me distraigo un rato y me quedo dormido. Me la gasté toda. Di mucho sin mirar a quién.
    Los ingleses tienen el milagroso poder de convertir el vino en agua.
    El vino abre las puertas con asombro y en el refugio de los meses vuelca su cuerpo de empapadas alas rojas.
    El vino mueve la primavera, crece como una planta la alegría. Caen muros, peñascos, se cierran los abismos, nace el canto.
    La fotografía vino a tiempo para liberar la pintura de toda literatura, de la anécdota, e incluso del tema
    Pensé en las guerras y en que Francisco es el hombre de la paz, además de los pobres, y así me vino el nombre
    Después de que vi a Dios, no tomé más vino. Yo creía que era verso: no es verso. Está el chabón.
    Es igual a Papa Noel pero con pelo negro y aliento a vino.
    Incluso un ateo puede estar de acuerdo en que un buen vino es la bebida de los dioses.
    Mi ojo asciende al sexo de la amada: nos miramos, nos decimos palabras oscuras, nos amamos como se aman amapola y memoria, nos dormimos como el vino en los cuencos, como el mar en el rayo sangriento de la luna.
    Una rosa de un rojo tan intenso que mancha el alma como el vino.
    El entusiasmo es el pan diario de la juventud. El escepticismo, el vino diario de la vejez.
    Lo bueno del vino es que durante dos horas los problemas son de otros.
    Estoy profundamente borracho en alegría esta noche, no probaré ningún otro vino esta noche.
    Un vino del país. Qué le vamos hacer: No sea conocido. Quizá no sea famoso. Pero es el mío, el de mi país
    Viva el buen vino, que es el gran camarada para el camino.
    Si quieres vivir mucho, guarda un poco de vino rancio y un amigo viejo.
    Si quieres vivir mucho, guarda un poco de vino rancio y un amigo viejo.
    En el vino (está) la verdad.
    Los muchachos deben abstenerse de beber vino, pues es un error añadir fuego al fuego.
    En el vino (está) la verdad.
    El mayor mal del vino es que empieza por agarrarse a los pies: es un luchador habilidoso
    Agua por San Juan, quita vino y no da pan
    Al pan, pan, y al vino, vino.
    Con pan y vino se anda el camino.
    Con la primera copa el hombre bebe vino, con la segunda el vino bebe vino, y con la tercera, el vino bebe al hombre.
    Podríamos decir que cuando me teñí el pelo de azul estaba pensando en otras cosas, y dos copas de vino tinto no mejoraban mi concentración.
    El amor es la vida llena, igual que una copa de vino.
    Fue cuando la flor del vino se moría en penumbra y dijeron que el mar la salvaría del sueño.
    ¿Cuántos años me golpean de pronto, desgarrándome, fulminándome al revivir con toda la contundencia de lo que está mal hecho el día en que mi moto me hizo conocer la decepción y el miedo y la vergüenza? Era una scooter de color vino tinto y hoy no puedo precisar con exactitud en qué oscuro garaje o en qué manos o en qué lugar de mi memoria se extravió
    No voy a decir que lo repetiría, pero me vino bien. Me movía por inercia, no tuve ni un mes para pararme a reflexionar. Gracias al desafortunado incidente, llegué a mi casa y me planteé muchas cosas de mi vida.
    Nuestro autor radial vino una vez a verme aquí y se sentó frente a esta ventana y lloró de lo hermosa que encontraba la vista. Pero nosotros vivimos aquí, y al diablo con la vista.
    Cuando entra el vino, salen los secretos.
    La familia es como el vino de solera. Es uno de los servicios seguros que la Iglesia puede ofrecer a la sociedad, porque el matrimonio y la familia son centros neurálgicos de la sociedad
    Recuerdo que, a la muerte de Pío XII, nos decíamos: ¿quién podría alcanzar sus cotas de sublimidad y trascendencia? Entonces vino Juan XXIII, un anciano regordete y bajito que al sentarse mostraba los pantalones debajo de las vestiduras sagradas. ¡Y ese hombre rústico nos trajo la renovación de la Iglesia!
    Apreciamos el reconocimiento del gobierno hacia la industria del vino.
    El vino disfruta de una imagen muy positiva, dada por consumidores, medios de comunicación y gobiernos.
    Los Estados Unidos tiene el mercado de vinos más grande del mundo.
    Me gustaría ser todo de vino y beberme yo mismo.
    Me gustarí­a ser todo de vino y beberme yo mismo.
    Mis aforismos son como los buenos vinos, mientras más pasa el tiempo, más caros.
    Pero tu carne es pan, tu sangre es vino.
    ¿Dónde encontrar a Mawlānā? Una visita a Konya muestra que la verdadera casa del maestro del amor Divino no es una ciudad, ni un país, ni ningún otro sitio sobre la tierra, sino los corazones de aquellos que están sedientos del vino del amor.
    Entre tu aurora y mi ocaso, el tiempo desaparecía y era nuestra y era mía sangre, labio, vino y vaso.
    He amado Kaschau y los poemas, las mujeres, el vino y el honor, también la razón, cuando habla al corazón... No amo, por lo demás, ninguna otra cosa. Nadie conoce el resto. Ni ruegos ni súplicas, no os compadezcáis de mí.
    La mala sangre circuló por mis venas, como un vino.
    El vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza
    El vino tórnase bueno cuando resultaba nuevo, duro y áspero, pero se sostiene aquel vino que ya en el lagar era agradable.
    La prosperidad que más dura es la que vino despacio.
    El vino tórnase bueno cuando resultaba nuevo, duro y áspero, pero se sostiene aquel vino que ya en el lagar era agradable.
    La libertad es un vino generoso que trastorna los cerebros débiles. Sólo una larga costumbre nos prepara para soportarla en fuertes dosis
    El perfume, como la seda, el vino y las flores, es uno de los lujos necesarios de la vida. Su aroma es como un buen vino, que necesita oxigenarse antes de alcanzar el punto de perfección.
    El consejo de un amigo es como vino generoso en copa de oro.
    El amor es como el vino, y como el vino también, a unos reconforta y a otros destroza.
    El amor es como el vino,y como el vino también,a unos reconforta y a otros destroza.
    Esto es sabiduría: amar el vino, la belleza y la vida. Éso es lo primordial, el resto no tiene valor.
    El vino tiene ahogado a más hombres que el mar.
    Los abogados, como el pan, son mejores cuando jóvenes y nuevos, y los médicos, como el vino, cuando viejos.
    Considerando. pues, que nuestro Salvador ha negado que su Reino sea de este mundo, considerando que ha dicho que Él no vino a juzgar, sino a salvar al mundo, no nos ha hecho estar sujetos a más leyes que a las del Estado.
    Creo que es un gran error considerar cobrar altos impuestos a los vinos como un impuesto al lujo, si lo hiciéramos estaríamos cobrándole impuestos a la salud de nuestros ciudadanos
    A veces la soledad actúa en mi, como detonante de una ola de creatividad - te bebes otra copa de vino y te sientes aún peor. El arte no puede existir sin el dolor, y el arte existe para poder lidiar la pena.
    La escritura dejó de ser divertida cuando descubrí la diferencia entre el escrito bueno y malo y, aún más aterradora, la diferencia entre éste y la verdadera arte. Y después de eso, vino el látigo.
    Pero una aventura amorosa vino a destruir en un momento todas estas buenas disposiciones.
    En cierta ocasión hubo que escoger rey entre los árboles. El olivo no quiso abandonar el cuidado de su aceite, ni la higuera el de sus higos, ni la viña el de su vino, ni los otros árboles el de sus respectivos frutos, el cardo, que no servía para nada, se convirtió en rey, porque tenía espinas y podía hacer daño.
    La religión y la moral ponen un freno a las energías de la naturaleza, pero no las destruyen. El borracho encerrado a medio jarro de sidra por cada comida, ya no se emborrachará, pero no por ello dejará de gustarle el vino.
    Planificamos ser globales desde el principio. Y luego vino el conjunto de mierda patrocinio de la marca. Estoy a favor de él...lo estaba, Tío, siempre me ha gustado Dr. Pepper, y van a dejarme tocar mi música. Así que a la mierda.
    El mejor vino es el más viejo, la mejor agua es la más nueva.
    El vino entra en la boca Y el amor entra en los ojos, esto es todo lo que en verdad conocemos antes de envejecer y morir. Así llevo el vaso a mi boca, y te miro, y suspiro.
    El buen vino es una excelente y jovial criatura de Dios, cuando se hace de él un uso moderado.
    ¡Oh, tú, invisible espíritu del vino, si no tienes otro nombre con el que puedas ser convencido, deja que te llamemos demonio!
    ¡Oh ruiseñor! Tú eres de ardiente corazón: tus notas nos penetran, nos penetran, tumultuosa, indómita armonía. Cantas como si el dios del vino te dictara un mensaje de sátira amorosa: una canción de burla y de desprecio a la sombra, al rocío y a la noche callada y a la ventura firme y a todos los amores que descansan en esos tranquilos bosquecillos.
    Las copas sin vino son pesadas, son arcilla como las vasijas de barro, mas al llenarlas de vino se hacen leves lo mismo que los cuerpos con las almas.
    ¡Ven y deleitémonos con los amores, con néctar del paladar, pues mejores son tus caricias que el vino!
    Porque cada paso en firme, cada fallo trajo algo. Cada enemistad y cada página cayendo vino el tiempo y se llevó lo menos importante
    search