Las mejores 297 Frases de Victoria - FrasesWiki.com

Encontramos 297 frases sobre Victoria

Al comenzar y dirigir una guerra no es el derecho lo que importa, sino la victoria.
Ante Dios y el mundo, el más fuerte tiene el derecho de hacer prevalecer su voluntad ¡Al que no tiene la fuerza, el derecho en sí no le sirve de nada! Toda la naturaleza es una formidable pugna entre la fuerza y la debilidad, una eterna victoria del fuerte sobre el débil
Cuando se inicia y desencadena una guerra lo que importa no es tener la razón, sino conseguir la victoria
Las armas más crueles resultan humanitarias si consiguen provocar una rápida victoria.
El final y la perfección de nuestras victorias es evitar los vicios y enfermedades de los que sometemos.
No me siento feliz por esta victoria. Estaría alegre, hermano, si la obtuviera estando parado al lado suyo, puesto que nos une la misma sangre, la misma lengua y deseos.
La obtención del título de maestro fue para mi algo así como un resumen de las victorias obtenidas y derrotas sufridas, con ello se cancelaba la cuenta de la enorme cantidad de horas dedicadas a analizar partidas y aprender las leyes del juego.
Los pueblos aprenden más de una derrota que los reyes de la victoria.
Somos seres sociables por naturaleza, estamos condenados a agruparnos para conquistar la victoria.
El objetivo del juego no es la victoria, sino el arte
Una lucha llevada a cabo por ambos bandos, con grandes deseos de victoria, por lo que ofreció en su desarrollo grandes dificultades y no pocos errores. Esta fue la primera partida desde el año 1934 que conseguí ganar a Bogoljubof, conduciendo yo las negras.
Los Acuerdos de Paz deben ser un ejemplo para la más amplia convergencia de los guatemaltecos honrados, amorosos a la patria y de su pueblo. Después de años tan dolorosos, la victoria debe ser para Guatemala.
Muchos países por obtener el triunfo de las fuerzas armadas condujeron las libertades a la derrota y otros países por pensar que debían ganar libertades condujeron el terrorismo a la victoria
Cuando los demás dormían se escapaba a la cantina, y llorando le contaba a una mujer que si el honor y la victoria valen más que las personas es que no hemos aprendido nada
Las victorias de los pueblos siempre son debidas a la inteligencia de los generales y al valor de los soldados, y las derrotas a la fatalidad.
Aún no termino de creérmelo, he podido aportar mi granito de arena al marcar un gol tan significativo para la selección. Tras anotar el gol que le dió la victoria a España en la Copa del Mundo Sudafrica 2010
No hay palabras para describir lo que se siente al ganar un Mundial. Es increíble de la forma que ha sido, lo que ha costado. Tras anotar el gol que le dió la victoria a España en la Copa del Mundo Sudafrica 2010
Un partido para recordar, para celebrarlo. Tras anotar el gol que le dió la victoria a España en la Copa del Mundo Sudafrica 2010
Por muchas cosas que pasen en tu vida, por muchos títulos que consigas, siempre tendrás en mente tu primera victoria
Deberíamos conseguir entre todos ese espacio emocionante que se alza de la suma de contrarios, y no como siempre de la victoria de unas opiniones sobre otras
Vengarse es el objetivo de aquellos que se sienten de algún modo derrotados. Yo no estaba vencido, me dije. Y siempre es mucho mas interesante pensar en la victoria que en la venganza.
Un error reconocido es una victoria ganada.
Te duele la victoria, y dócilmente a cuestas tu destino de amor llevas, delicada y sangrienta vida mía
Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.
La juventud ama el honor y la victoria más que el dinero. En realidad, apenas se preocupa de éste, porque todavía no ha aprendido lo que significa carecer de él.
La victoria tiene muchas madres y la derrota es huérfana
El pueblo de Alemania, embriagado por las ideas de victoria, no sospecha lo terrible que es la guerra.
Una victoria es mejor que un millón de dólares.
Todas las victorias engendran odio.
... el arca de la alianza, en las grandes batallas de cuyo resultado dependía la victoria o la ruina de todo el pueblo, iba en medio del ejército, para que el pueblo, viendo presente, por así decirlo, a su rey, combatiera con todas sus fuerzas.
La más completa y feliz victoria es obligar al enemigo a conseguir lo que quiere sin sufrimiento alguno para nosotros.
Otros siguiendo tus huellas, frescas recorrerán tu camino palmo a palmo, pero tú mismo no debes distinguir la derrota de la victoria no debes renunciar ni a una brizna de ti mismo. Tú debes estar vivo. Solamente vivir hasta el final.
La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo.
Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí­ mismo.
La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo.
La victoria engendra enemistad. Los vencidos viven en la infelicidad.
Ni siquiera un Dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.
Existen sólo dos caminos, victoria para la clase trabajadora, libertad, o victoria para los fascistas lo cual significa tiranía. Ambos combatientes saben lo que le espera al perdedor. Nosotros estamos listos para dar fin al fascismo de una vez por todas, incluso a pesar del gobierno Republicano.
Un carallo a tiempo es una victoria dialéctica
La defensiva no es más que una forma ventajosa de guerra, por medio de la cual se desea procurar la victoria para poder, con ayuda de la preponderancia adquirida, pasar al ataque, es decir a un objeto positivo.
Una guerra en la cual las victorias solamente sirven para parar los golpes y donde no hay ninguna intención de devolverlos, sería tan absurda como una batalla en la cual la defensa más absoluta (la pasividad) prevaleciese en todas las partes y de todas maneras.
Victoria, ya he dicho que a las tres y juntos. Dios sabe las veras con las que le he pedido por la salud de mi hermano y el ningún deseo que tenía de poseer sus inmensos bienes. Su Divina Majestad ha querido que vaya a España, Él cuidará de nosotros y se hará su santa voluntad.
Leeré mi victoria en tus ojos, contemplando, y probando el cambio, luego dejaré, indiferente, mi noble premio en manos de las armas distantes.
!Hasta la victoria! Siempre tuyo, El Che. (Así solía firmar las cartas que le enviaba al Comandante Fidel Castro).
¡Hasta la victoria... Patria o muerte!
¡Hasta la victoria... Patria o muerte!
La victoria es por naturaleza insolente y altanera.
La victoria es por naturaleza insolente y arrogante.
(...)La victoria total, completa, aplastante de un bando sobre el otro, cargará al vencedor con la responsabilidad de todos los errores cometidos y proporcionará al vencido la base de la futura propaganda, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.
El bien es la victoria sobre el mal, la negación del mal. Si se canta el bien, el mal es eliminado por ese oportuno acto. No canto lo que no hay que hacer. Canto lo que hay que Hacer. Lo primero no contiene lo segundo. Lo segundo contiene lo primero.
Porque siempre va a faltar la victoria definitiva mientras haya un pobre en la Patria
Con la fama y grandeza de esta victoria rindió todos los demás pueblos, que habían tomado las armas contra él, a unos por medio de ellas y a otros por el de muy ventajosas alianzas.
Siempre ve por la más grande victoria posible: siempre apunta lo más alto que puedas
El objetivo mismo de la guerra es la victoria, no una prolongada indecisión. En la guerra no hay sustituto para la victoria.
Hoy las armas están en silencio. Una gran tragedia ha terminado y una gran victoria ha sido ganada.
Hoy las armas han callado. Una gran tragedia ha terminado. Una gran victoria ha sido ganada. El mundo entero se encuentra en silencio, en paz.
Nada puede reemplazar en la guerra a la victoria
El objetivo mismo de la guerra es la victoria, no una prolongada indecisión. En la guerra no hay sustituto para la victoria.
En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legítima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica.
El entusiasmo es el genio de la sinceridad y la verdad no logra victorias sin él.
No se concibe nuestra victoria personal sin obtener por medio de ella al propio tiempo una victoria colectiva, nuestra ansia de dicha no puede satisfacerse sino con la dicha de todos, porque la sociedad anarquista, muy lejos de ser una corporación de privilegiados, es una comunidad de iguales, y será para todos una dicha inmensa, de la cual no podemos actualmente formarnos una idea.
Juntos compartimos los azares de la guerra, la desolación de nuestros hogares, el derramamiento de sangre de nuestros hermanos, y los toques marciales de los clarines de la victoria
No es un culto, sino una victoria de la razón sobre el mito. No es un movimiento de los sentidos, sino un ejercicio del espíritu. No es el exceso del placer sino el placer del exceso. No es una licencia sino una regla. Y es una moral.
Los cobardes prefieren la paz a la victoria
La victoria más bella es siempre la próxima
Puedes ser invencible si nunca emprendes combate de cuyo éxito no estés seguro, y sólo cuando sepas que está en tu mano la victoria.
Puedes ser invencible si nunca emprendes combate de cuyo regreso no estés seguro y sólo cuando sepas que está en tu mano la victoria.
Tú puedes ser invencible, si no te enganchas en combate alguno cuya victoria no dependa de ti.
En combate cercano, la victoria es del que tiene una bala más en el cargador
No luches en una batalla si no ganas nada con la victoria
Un buen general no solo sabe encontrar el camino a la victoria, sabe además cuando esta es imposible
El empate ya lo tenemos porque estamos cero a cero. Entonces, hay que ir a buscar la victoria. Me vais a decir que si estoy loco, pero no lo estoy
A la mujer de Franco no le gustaban los obreros, y cada vez que podía los tildaba de rojos porque habían participado en la guerra civil. Yo me aguanté un par de veces hasta que no pude más, y le dije que su marido no era un gobernante por los votos del pueblo sino por imposición de una victoria. A la gorda no le gustó nada. (Declaraciones tras su vuelta de Europa).
Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria
Yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria
Hasta el presente, las clases sociales dominantes fueron minorías y, consecuentemente, de su victoria no resultó la emancipación total de la sociedad, sino la imposición del poder de una minoría.
Es perdonar al vencido el triunfo de la victoria.
Es fácil pedir más éxitos, una mejor posición profesionalmente, pero para mí, eso no se puede pedir. No soplas una vela y llegan los campeonatos. Hay que trabajar y volver a la senda de las victorias. Ganar o no es difícil, pero tarde o temprano voy a volver a ganar
Ya lo he dicho en otras entrevistas. Para mí Fernando Alonso fue el mejor piloto de 2008 a pesar de que el coche no estaba a la altura. Pero él siguió trabajando y terminó por alcanzar dos victorias a final de temporada
El objetivo de un buen general no es la lucha, sino la victoria. Ha luchado lo suficiente si alcanza la victoria.
Declaremos que el esplendor del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva, la belleza de la velocidad. Un automóvil de carreras... un automóvil rugiente, que parece correr sobre una estela de metralla, es más hermoso que la Victoria de Samotracia.
Un automóvil de carreras con su capó adornado de gruesos tubos parecidos a serpientes de aliento explosivo..., un automóvil rugiente que parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia.
Quienes tienen un miedo horroroso al 22 de mayo son ustedes, porque la victoria de la normalidad, de la libertad, de la moderación y del respeto a la justicia está garantizada ese día.
Muchos vencimientos han ocasionado la consideración, y muchas victorias ha dado la temeridad.
Combatirse a sí mismo es la guerra más difícil, vencerse a sí mismo es la victoria más bella.
No basta con luchar. Es el espíritu que nos acompaña en la lucha el que decide la cuestión. Es la moral la que obtiene la victoria.
Cuando un rival te da un gancho y te abre el ojo y no le puedes ni ver, piensas: esta es la última vez. Pero después ganas, gozas de la victoria y es cuando te dices: una vez más.
No basta con luchar. Es el espí­ritu que nos acompaña en la lucha el que decide la cuestión. Es la moral la que obtiene la victoria.
En principio el fin de la guerra, es mantener a la sociedad al borde de la hambruna. La guerra la hace el grupo dirigente contra sus propios sujetos y su objetivo no es la victoria, si no mantener la propia estructura social intacta.
Las guerras pueden ser peleadas con las armas, pero son ganadas por los hombres. Es el espíritu del hombre liderado y el espíritu del líder lo que lleva a la victoria.
La esperanza es un riesgo que debe correrse, el más arriesgado de todos. No es satisfacción propia, sino la más grande y dificil victoria del hombre sobre su alma.
La guerra es una serie de catástrofes que da lugar a una victoria.
La guerra es una serie de catástrofes que da lugar a una victoria.
El amor de mi hombre no querrá rotularme y etiquetarme, me dará aire, espacio, alimento para crecer y ser mejor, como una revolución que hace de cada día el comienzo de una nueva victoria.
Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras
Sé que se enamoraron como dos locos, pero no pudieron formar una familia. ¿Por qué? Porque venían de mundos opuestos. Él era de Miraflores y ella de La Victoria, y en la Lima de ese entonces la distancia social entre ambos era insalvable (...) Solo cuando llegó el otoño de su vida, con la salud resquebrajada, mi padre se instaló definitivamente en la casa
La falta de generosidad al vencer disminuye el mérito y los frutos de la victoria.
Son las personas de más coraje las que disfrutan de más victórias. Desafortunadamente son también, los que sufren más derrotas.
Camaradas: confianza en la victoria, disciplina y tres Vivas a la Patria
La paz es la victoria, lo demás es metafísica.
Creo, a pesar de todo, en la victoria de la verdad.
Casi todos los médicos tienen una enfermedad favorita, a la que atribuyen todas las victorias obtenidas sobre la naturaleza humana.
...un carácter templado para la adversidad, sereno en la lucha y magnánimo en la victoria..., un alma recia para no embotarse en los dardos de las perfidias, un gran espíritu de sacrificio y una alta conciencia del deber.
Un libro hermoso es una victoria ganada en todos los campos de batalla del pensamiento humano.
Averguénzate de morir antes de haber conseguido alguna victoria para la humanidad.
Avergüenzate de morir si no has ganado alguna victoria para la humanidad.
O la Victoria o la Abadía de Westminster
A los que me desean la muerte, yo les deseo mucha vida, para que vean cómo la Revolución Bolivariana va a seguir avanzando de batalla en batalla y de victoria en victoria.
Es una victoria de mierda y la nuestra una derrota de coraje.
Uno recuerda el deporte, yo aprendí a perder desde niño, a reconocer a un bateador cuando no pude y me sacó la pelota de jonrón. A mí me gusta, incluso, darle la mano y un abrazo. Ah, pero también aprendí a ganar y a ser humilde en la victoria y aspirar a un adversario que reconozca con honor nuestra victoria
El mayor castigo que puede imponerse a la envidia es el desprecio. Hacerle caso es permitirle saborear un síntoma de victoria
En la tumba de los mártires es donde crecen los laureles de la victoria.
El tiempo se acorta, pero cada día que reto a este cáncer y sobrevivo, es una victoria para mí.
Dentro de poco tendremos una famosa victoria sobre los enemigos de mi Dios, de mi reino, y de mi pueblo.
Si alguien está dispuesto a celebrar una posible reelección de Bush, es Al-Qaida. Mientras que es claro que los palestinos esperan que una victoria de Kerry desbloquee la situación.
En la pelea, se conoce al soldado, sólo en la victoria, se conoce al caballero.
El negocio debe ser divertido, pero para demasiada gente sólo es un trabajo. Siempre he pensado que las fiestas son un buen modo de revitalizar la organización. Siempre buscaba la manera de celebrar hasta la menor de las victorias.
Y nada está seguro de sí mismo, ni en la semilla en germen, ni en la aurora la alondra, ni en la roca el diamante, ni en la compacta oscuridad la estrella, ¡cuando hay hombres que amasan el pan de su victoria con el polvo sangriento de otros hombres!
Toda la vida es una conquista, la victoria de la pasión humana sobre los mandamientos de la cobardía.
Estoy contento, declara Emil, pero siento que un joven no me haya vencido. Los jóvenes aman más que yo la victoria.
Sabed, sin duda, que no es el número de combatientes ni la fuerza física los que deciden las victorias en la guerra, sino que el bando que con el favor de los dioses avanza con más fortaleza de espíritu contra los enemigos, a éste, en la mayoría de los casos, los adversarios no lo resisten.
Los equipos más débiles son los que más te castigan y, además, el equipo no se mentaliza igual que cuando juega con uno grande. Con esta victoria tenemos ya 21 puntos, es decir, igual que el Real Madrid y tres puntos menos que el segundo. No es que sea para tirar cohetes, pero venimos de la 2a División, ese infierno al que nos llevaron mentes malignas y gente de mal vivir.
El primer paso para la solución de los problemas es el optimismo. Basta creer que se puede hacer algo para tener ya medio camino hecho y la victoria muy cercana.
Celebramos hoy, no la victoria de un partido, sino un acto de libertad -simbólico tanto de un final como de un comienzo- que significa una renovación a la par que un cambio.
Hay un antiguo refrán sobre cómo la victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana.
La guerra incondicional no conduce ya a la victoria incondicional.
La victoria tiene un centenar de padres, pero la derrota es huérfana.
No nos arriesgaremos prematura e innecesariamente al coste de una guerra nuclear a escala mundial, en la cual incluso los frutos de la victoria serían unas cenizas en nuestros labios, pero tampoco eludiremos ese peligro en cualquier momento en que haya de hacérsele frente
La justicia estaba de su parte, y tenía que estar dispuesto a luchar contra el mal en cualquier momento, de cualquier modo y en cualquier lugar. Había presionado enormemente para que el juicio se celebrara con celeridad, porque tenía razón y conseguiría una condena. ¡Los Estados Unidos de Norteamérica vencerían! Y Roy Foltrigg les brindaría la victoria
En adelante sabré que sufrir por causa de la verdad es elevarse con valor a la más alta victoria y que, para el fiel, la muerte es la puerta de la vida...
La paz tiene sus victorias, no menos insignes que la guerra.
La paz tiene sus victorias, no menos renombradas que las de la guerra
Vamos a cometer muchos errores, pero naturalmente el revolucionario es el tipo mejor preparado para los errores, no el más dispuesto a cometerlos, pero sí el mejor preparado porque está dispuesto a afrontar todos los costos de una lucha que signifique una victoria final de los oprimidos sobre los opresores
Hay derrotas que tienen más dignidad que la victoria.
Hay derrotas que tienen más dignidad que una victoria
La derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce
Todos los hechos que pueden ocurrirle a un hombre, desde el instante de su nacimiento hasta el de su muerte, han sido prefijados por él. Así, toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro una cita, toda humillación una penitencia, todo fracaso una misteriosa victoria, toda muerte un suicidio. No hay consuelo más hábil que el pensamiento de que hemos elegido nuestras desdichas
Deja que inquieten al hombre que loco al mundo se lanza, mentiras de la esperanza, recuerdos del bien que huyó, mentiras son sus amores, mentiras son sus victorias, y son mentiras sus glorias, y mentira su ilusión
Si hay victoria en vencer al enemigo, la hay mayor cuando el hombre se vence a si mismo.
Una derrota peleada vale más que una victoria casual
Las victorias militares por si solas valen poco. Lo que sobre ellas se construye es lo que importa
La victoria del PP se produce no sólo por mayoría absoluta, sino por mayoría universal
No me queda otro camino que la victoria o la muerte. Dentro de cuatro días: o vencedor, o mordiendo tierra en el campo de batalla
Hay que andarse con tiento en eso de cantar victorias diplomáticas sobre otra nación, porque el cacareo puede deshacer lo que ha logrado hacer la diplomacia.
La victoria está hecha de cesiones.
Vamos, no a luchar, sino a vencer, la seguridad de la patria pende de vuestro esfuerzo, soldados, corramos a la victoria y volvamos a nuestros hogares coronados del amor y la virtud.
Las victorias tienen muchos padres y las derrotas solo uno y soy yo.
La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva.
No te desalientes. Te he visto luchar...Tu derrota de hoy es entrenamiento para la victoria definitiva.
Tras la guerra viene la paz. ¿ Y qué es la paz ? La paz es algo muy relacionado con la guerra. La paz es consecuencia de la victoria!
El Führer quiere tratar nuevamente de consolidar los frentes. Espera algunas victorias de la guerra submarina, especialmente cuando entren en acción nuestros nuevos submarinos que todavía no han sido lanzados al ataque.
El fin de las disputas y polémicas no debe ser la victoria, sino el perfeccionamiento.
Ser derrotado sin rendirse, esa es la auténtica victoria.
Mas al espíritu grandioso suele calmarle la victoria, y la moderación es un goce para él y yo entiendo además que el que lo quiere y lo procura puede mejorar de día en día
Por la Cruz, por la Patria y su gloria denodados al campo marchemos: si nos niega el laurel la victoria, del martirio la palma alcancemos.
Avergüénzate de morir hasta que no hayas conseguido una victoria para la humanidad
En la comunidad de intereses del proletariado industrial y del campesinado estriba la fuerza revolucionaria de la socialdemocracia rusa y la posibilidad de su victoria
Es muy posible que, en el curso de la revolución, el Partido Socialdemócrata logre la victoria... Pero eso no quiere decir que la revolución actual en Rusia conduciría a implantar allí el modo socialista de producción, aún en el caso de que por algún tiempo pusiera el timón del Poder en manos de la socialdemocracia
El progreso celebra victorias pírricas sobre la naturaleza.
La burguesía produce, ante todo, sus propios sepultureros. Su hundimiento y la victoria del proletariado son igualmente inevitables
La estrategia de éste era enérgica aunque errática. De repente atacaba con enorme entusiasmo una de las plazas fuertes de Maud, pero, de no obtener una victoria rápida, se cansaba pronto del asedio y se retiraba.
Pensar en la victoria de una revolución sin líder, es pensar en una flor sin sol.
Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte, pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso
Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte, pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso.
...la clase obrera necesita conquistar las reivindicaciones democráticas de carácter general sólo como medio para desbrozar el camino que conduce a la victoria sobre el enemigo principal de los trabajadores: el capital,...
La victoria de la revolución será la dictadura del proletariado y el campesinado.
Marx y Engels fueron los primeros en dilucidar en sus obras científicas que el socialismo no es una invención de soñadores, sino la meta y el resultado ineluctable del desarrollo de las fuerzas productivas en la sociedad contemporánea. Toda la historia escrita ha sido hasta ahora la historia de la lucha de clases, la sucesión del dominio y las victorias de unas clases sociales sobre otras.
El socialismo no puede triunfar en un solo país, la victoria del socialismo sólo es posible a condición de que triunfe en algunos de los principales países de Europa (Inglaterra, Rusia, Alemania), agrupados en los Estados Unidos de Europa, siendo en otro caso totalmente imposible... Una revolución victoriosa en Rusia o en Inglaterra es inconcebible sin la revolución en Alemania, y viceversa.
El verdadero auge de la economía socialista en Rusia no será posible más que después de la victoria del proletariado en los países más importantes de Europa.
La dirección del Komintern conduce al proletariado alemán a una terrible catástrofe, cuyo punto culminante será la capitulación por miedo ante el fascismo. Si el fascismo llegase al poder, aplastaría nuestras cabezas y nuestras columnas vertebrales como un gigantesco tanque. Sólo una unidad combatiente con los obreros social-demócratas puede llevar a la victoria.
La Revolución de Octubre puede ser liberada del vicio del burocratismo sólo por el desarrollo de la revolución internacional, cuya victoria asegurará realmente la construcción de una sociedad socialista.
La revolución no escoge sus caminos: hizo sus primeros pasos hacia la victoria bajo el vientre del caballo de un cosaco
Pero llega un momento en que se torna principal obstacálulo para la victoria este hábito de considerar más poderoso al adversario.
Pero llega un momento en que se torna principal obstáculo para la victoria este hábito de considerar más poderoso al adversario
Sobre el libro escrito por Victoria Beckham: No sabe mascar un chicle y caminar al mismo tiempo, imagínate escribir un libro.
Es mejor y más segura una paz cierta que una victoria esperada
Desde la eternidad viven en lucha con el mismo poder ambos principios: victorias y derrotas continuadas de unos y otros alternan...Juntos andan.
La alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha, y no en la victoria misma.
La felicidad está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha y no la victoria misma.
La victoria obtenida violentamente equivale a la derrota
Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.
La victoria obtenida violentamente equivale a la derrota.
Todos mis compatriotas tienen la esperanza de que puedo ganar esta pelea. Si gano a Morales, será un gran honor para mí regresar a Filipinas con la victoria. Quiero mucho a mi pais, será bueno para mi pais y para mis fans.
Esta tarde a las 6 marchará todo el ejército para caer sobre nuestros enemigos antes de aclarar. La primera división atacará la derecha enemiga, la segunda división –Sotomayor- el centro y la tercera el ala izquierda. Yo espero que todos cumplan con su deber. Somos chilenos el amor a Chile nos señala el camino hacia la victoria. ¡Adiós, compañeros!, ¡Hasta mañana después de la batalla!
En política todas las victorias son efímeras, y todas las derrotas son provisionales
La victoria en la guerra sólo se consigue cuando se hace ganar también a los vencidos
La única sabiduría consiste en dividir la vida en días y horas para extraer de cada una de ellas una victoria concreta sobre el dolor y una culminación del placer que te regale.
A fin de conquistar con seguridad la victoria en la revolución y no conducir a las masas por un camino erróneo, tenemos que cuidar por unirnos con nuestros auténticos amigos para atacar a nuestros verdaderos enemigos.
Luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo, volver otra vez a la luchar, y así hasta la victoria: ésta es la lógica del pueblo, y él tampoco marchará jamás en contra de ella.
Ser resuelto, no temer a ningún sacrificio y superar todas las dificultades para conquistar la victoria.
El liderazgo se ve en la derrota y el conductor solo es bueno si ha superado la adversidad. Las operaciones y los cambios se hacen en la victoria, no en la derrota. La adversidad es el momento de observación de las cosas.
Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta. El fútbol está concebido así, tiene que haber o una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso son valores muy caros al ser humano. Entonces, en el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo, te adulan por haber ganado no porque mereciste ganar, por el recurso por el que ganaste, entonces tuve claro siempre que esa franela, porque ése es el término, es impostora.
El ceder ante uno más fuerte es conseguir el segundo puesto del valor, la victoria insoportable es la que logra uno más débil [que tú.
¿Derrota? ¿Derrota? ¿Se acuerda usted de lo que dijo la Reina Victoria? Las posibilidades no existen
Un triunfo sólo sienta bien a los muertos. La fortuna de un muerto está al abrigo de los reveses, hasta sus derrotas adquieren un resplandor de victoria
Quizás la mejor victoria sea sobre el tiempo y la atracción, pasar sin dejar huellas, pasar sin dejas sombra en las paredes...
La U es mucho más que un club de fútbol. Es un mito, una leyenda, una tradición, una de las más hermosas historias que ha escrito el deporte peruano. Es un mito que nos ha hecho vibrar a lo largo de los años con sus victorias, que nos ha hecho sufrir con sus derrotas y percances y nos ha hecho renacer en entusiasmo con su garra y pundonor.
El momento más peligroso llega con la victoria
En la victoria lo merecemos, en la derrota lo necesitamos
La única victoria sobre el amor es la contienda.
La victoria es del más perseverante
La victoria pertenece al más perseverante.
La victoria sigue al gran hombre.
La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana.
Mañana, diez siglos contemplarán nuestra victoria
¿Cuál hay mayor venganza, que poder haberse vengado?... Venganza es cobardía y acto femenil, pedón es gloriosa victoria.
Su victoria, compañero Mauricio, es una conquista de toda América Latina y un aliento para todos los que creen que un mundo mejor es posible
El lobo que permanece en su guarida —dijo Herger— nunca consigue alimento, como tampoco obtiene la victoria el hombre que duerme.
No hay victoria, si no se pone fin a la guerra.*
Si no acaba con la guerra, no es una victoria.
Desafío es mantenerse altivo y desafiante ante la adversidad y agradecido ante la victoria, no se tiene rivales a quien vencer, pues se está convencido que para triunfar no se requiere derrotar a otro, su máxima victoria es la conquista de sí mismo,
¿Qué representó para usted el cálculo de sus probabilidades de victoria en el Torneo de Portoroz? Para mí, el tablero de ajedrez es un campo de batalla y no los libros de un contador.
En la ciencia militar a gran escala, cuando no podéis discernir el estado del enemigo, fingís lanzar un ataque poderoso para ver cómo reacciona. Habiendo visto los métodos del enemigo, es fácil alcanzar la victoria aprovechándose de diferentes tácticas adaptadas especialmente a cada caso.
Lo que es esencial es hacer repentinamente un movimiento totalmente inesperado para el adversario, aprovecharos de la ventaja del temor causado y alcanzar la victoria en ese mismo instante y lugar.
También en la ciencia militar a gran escala, si hay un empate total y no se hace ningún progreso, se producirá una pérdida de personas. Es fundamental detener esto inmediatamente y alcanzar la victoria tomando ventaja de una táctica insospechada por el enemigo.
Hay signos de que Alá garantizará la victoria islámica sin espadas, sin pistolas, sin conquista. No necesitamos terroristas, ni suicidas. Los más de 50 millones de musulmanes que hay en Europa lo convertirán en un continente musulmán en pocas décadas
¡No nos arrodillaremos!¡No nos rendiremos, sólo tenemos una opción: hasta el fin! ¡Muerte, victoria, no importa, no nos rendiremos!.
En nuestro país hay fanáticos religiosos que pretenden ante todo que la religión gobierne la vida: la filosofía, la política, la moral y la economía. Rechazan someterse al enemigo y también negociar con él. No quieren aceptar una solución pacífica, a menos que les produzca los mismos resultados que la propia victoria.
En la victoria lo merecemos, en la derrota lo necesitamos.
Una retirada a tiempo es una victoria.
Una retirada a tiempo es una victoria.
¿Quién dijo que no podía hacerse?¿Y que grandes victorias se le reconocen a esa persona, que la capaciten para juzgar a otras correctamente?
El gran estilo nace cuando lo bello obtiene la victoria sobre lo enorme.
¡Oh, voluntad, viraje de toda necesidad, necesidad mía! ¡Resérvame para una gran victoria!
¿Se entiende por fin, se quiere entender qué fue el Renacimiento? La transvalorización de los valores cristianos, la tentativa, emprendida con todos los medios, con todos los instintos, con todo el genio, de llevar a la victoria a los contra-valores, a los valores aristocráticos...
La única victoria importante en este negocio es el día en el que abandonas el paddock con vida
Y eché una última mirada a los hermosos pechos medio visibles, a los maravillosos hombros y a los brazos infantiles. Mientras regresaba a mi mesa sentía en lo más hondo con una sensación de victoria que, como una ola gigantesca que golpea la orilla, la felicidad crecía dentro de mí a cámara lenta a punto de arribar a mi futuro.
En Argentina puedo seguir ganando peleas, seguir volteando gente, y al final me aburriría en la felicidad de esas victorias
Incluso el discípulo sirve para algo. Él está de pie tras nuestro trono, y en el momento de nuestra victoria susurra a nuestros oídos que, a fin de cuentas, somos inmortales.
La vida es dura, si ha de ser grande. Solo admite elección entre victoria y derrota, no entre guerra y paz.
Me encanta el olor de las axilas por la mañana, es como el olor de la victoria.
No siempre los más altos llegan más arriba, no siempre los más rápidos llegan antes, no siempre los más fuertes son los que ganan la batalla. Pero los que más entrenan, más se esfuerzan y más creen en el equipo son los que más veces conseguirán la victoria
El peón es el más importante instrumento de la victoria.
La gran victoria que hoy parece fácil fue el resultado de pequeñas victorias que pasaron desapercibidas
Un guerrero acepta la derrota como una derrota, sin intentar transformarla en victoria
La mayor victoria está en vencerse a sí mismo.
Echo de menos la pelota, la emoción y la energía en el estadio, la lucha por conseguir un buen resultado, la alegría y la tristeza en la victoria y en la derrota
Sin riesgos en la lucha, no hay gloria en la victoria.
Es una paz sin duración apenas, es una guerra de combate extremado, en donde el vencido recibe toda gloria, y el vencedor no obtiene la victoria.
Es una paz sin duración apenas, es una guerra de combate extremado, en donde el vencido recibe toda gloria, y el vencedor no obtiene la victoria.
Otra victoria como ésta y estaré vencido
La civilización es la victoria de la persuasión sobre la fuerza.
La conquista de sí mismo es la mayor de las victorias.
La conquista propia es la más grande de las victorias.
Aníbal sabía lograr victorias, pero no hacer uso de ellas.
Tiene sin duda mucho mérito vencer en el campo de batalla, pero se necesita más sabiduría y más destreza para hacer uso de la victoria.
Un buen general no sólo ve la manera de conseguir la victoria: sabe también cuando ésta es imposible.
Donde hay concordia siempre hay victoria.
El que sabe vencerse en la victoria es dos veces vencedor.
Venturoso o no, el amor auténtico se oculta, el pudor es la mitad de su poesía. Un amante es un iniciado, no elevará en el arroyo el ara ni el altar. No expondrá al escándalo las embriagueces de su victoria, ni la liquidación de sus desastres. Quizá sucumba en un rincón, mas no representará gratis, ante la tribu reunida, una escena vulgar de quinto acto.
Todos los que practicamos deportes sabemos que salimos para ganar o perder. Hay que aceptar las dos cosas. Uno no se puede venir abajo para perder un partido o muy arriba para ganarlo. Nadie se acuerda de las victorias, sólo de las derrotas.
La tragedia de un ser era la victoria de otro. Así son todas las demás cosas del mundo -se decía Lope, con ánimo ligero- y hay que andar alerta y madrugar.
Juega como un ángel. Corre tras todo lo que se mueve. Descansa sólo cuando ve cumplido su objetivo: ganar. Tiene orgullo lleno de deseo de victoria, de desafíos gigantes, tiene un gen de más, el ganador. Es Raúl
Aquellos que no se arriesgan no sufrirán derrotas, sin embargo, nunca tendrán victorias
Se aprende más en la derrota que en la victoria, pero… ¡Prefiero esa ignorancia!
Las masas han estado a la altura, ellas han hecho de esta derrota una pieza más de esa serie de derrotas históricas que constituyen el orgullo y la fuerza del socialismo internacional. Y por eso, del tronco de esta derrota florecerá la victoria futura.
Nos incumbe a nosotros defender, no sólo el socialismo, no sólo la revolución, sino también la paz mundial... La paz es la revolución mundial del proletariado. Hay una sola manera de imponer y salvaguardar la paz: ¡la victoria del proletariado socialista!
¡El orden reina en Berlín! ¡Ah! ¡Estúpidos e insensatos verdugos! No os dais cuenta de que vuestro orden está levantado sobre arena. La revolución se erguirá mañana con su victoria y el terror asomará en vuestros rostros al oírle anunciar con todas sus trompetas: ¡Yo fui, yo soy, yo seré!
La victoria y el fracaso son dos imposibles, y hay que recibirlos con idéntica serenidad y con saludable punto de desdén.
La victoria y el fracaso son dos impostores, y hay que recibirlos con idéntica serenidad y con saludable punto de desdén.
La victoria y el fracaso son dos imposibles, y hay que recibirlos con idéntica serenidad y con saludable punto de desdén.
Sin que estén claros todavía los factores determinantes del caso, del escándalo Watergate, en el que ciertos aparatos ideológicos de la sociedad entraron en conflicto abierto con los aparatos coercitivos y obtuvieron una victoria - aunque limitada- sobre éstos, son un tipo de enfrentamiento característico de las contradicciones que aquejan al sistema actual de Estado del capital monopolista.
Dos veces vence el que en la victoria se vence a sí.
Dos veces vence el que en la victoria se vence a sí­.
Dios concede la victoria a la constancia
El tiempo hace surgir nuevos escollos, cuya existencia nunca creímos posible, no hay que considerar segura la victoria hasta que el combate no haya tocado a su fin.
Antes de pasar al área de las victorias públicas, debemos recordar que la interdependencia efectiva sólo puede construirse sobre una base de verdadera independencia. La victoria privada precede a la victoria pública.
Si no puedes tener la razón y la fuerza escoge siempre la razón y deja que el enemigo tenga la fuerza. En muchos combates puede la fuerza obtener la victoria, pero la lucha toda sólo la razón vence. El poderoso nunca podrá sacar razón de su fuerza, pero nosotros siempre podremos obtener fuerza de la razón
Ahora, el general que gana una batalla hace muchos cálculos en su cuartel, considera muchos factores antes de que ésta se libre. El general que pierde una batalla hace pocos cálculos en su cuartel, considera pocos factores antes de que ésta se libre. Muchos cálculos llevan a la victoria, pocos cálculos llevan a la derrota.
Colócalos en una situación de posible exterminio, y entonces lucharán para vivir. Ponles en peligro de muerte, y entonces sobrevivirán. Cuando las tropas afrontan peligros, son capaces de luchar para obtener la victoria.
Es imprescindible luchar contra todas las facciones enemigas para obtener una victoria completa, de manera que su ejército no quede acuartelado y el beneficio sea total.
Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después, un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después.
El carácter es el factor determinante de la victoria y la derrota, del éxito y del fracaso en todos los campos de la vida. Un hombre de buen carácter disfruta de la vida aquí y más allá.
Festejen uruguayos, festejen que la victoria es de ustedes
Hay que ser fuerte y obtener la victoria gracias al espíritu de decisión. Situarse más allá de la norma, trascender el combate, hacer de el una victoria espiritual.
La victoria y la no-victoria, la vida o la no-vida, se deciden en un instante. Hay que vivir en el instante: aquí es donde la vida y la muerte se deciden totalmente.
Siempre voy a por la victoria
Es mucho mejor atreverse a cosas grandes, cosechar triunfos gloriosos aún marcados por el fracaso, que aliarse con esos pobres espíritus que ni mucho ganan ni mucho sufren porque habitan en la penumbra donde ni la victoria ni la derrota se conocen.
Grande es la sabiduría e infinito es su valor. Es la más alta victoria del hombre.
Y cuando el mundo entero esté superpoblado de habitantes, el último recurso será la guerra, la cual vendrá a poner remedio para cada hombre, o con la victoria, o con la muerte.
Sin trabajo no se obtiene descanso, como sin lucha no se consigue la victoria
Lo que a vosotros toca es que cada cual, dentro de su barco, guarde la ordenanza y sea muy obediente para hacer pronto lo que le fuere mandado, porque las más veces la ocasión de la victoria consiste en la presteza y diligencia en acometer cuando es tiempo.
La victoria en la guerra no depende completamente del número o del simple valor, sólo la destreza y la disciplina la asegurarán. Hallaremos que los romanos debieron la conquista del mundo a ninguna otra causa que el continuo entrenamiento militar, la exacta observancia de la disciplina en sus campamentos y el perseverante cultivo de las otras artes de la guerra.
Cabeza, chavales, cabeza. Vamos a acabar esto. Concentración, chicos, concentración. Tras España anotar el gol que le daría la victoria en la final Copa del Mundo Sudáfrica 2010
La reconciliación es más bella que la victoria.
El que después de vencer se venga, es indigno de la victoria.
Quien se venga después de la victoria es indigno de vencer.
La civilización es, simplemente, una serie de victorias sobre la naturaleza
Desesperar de la victoria ayuda a menudo a vencer.
Realmente es una victoria maravillosa
Hemos sido muy superiores al Real Madrid. Hemos hecho un partidazo en todas las líneas. Esta victoria supone un punto de inflexión y nos vamos con mucha moral de Madrid
El Samurái valiente no piensa en términos de victoria o derrota, combate fanáticamente hasta la muerte. Sólo de este modo realiza su destino.
Yo no conozco recetas para asegurar la victoria. Lo que yo sé es que hay que asir toda ocasión y no dejarla escapar jamás.
Resulta más difícil conseguir una victoria sobre las pasiones que vencer enemigos ordinarios.
La victoria siempre está al lado de la mediocridad El color prohibido, 1951
Sudo de vosotros si me tengo yo que falta más, cuántos del camino solo siguen ahí detrás eh, y cada paso que avanzo es una victoria ante los judas a los que mis dudas les saben a gloria
search