Las mejores 129 Frases de Vencer - FrasesWiki.com
  • Descripcion del Tema
  • Sujetar, derrotar o rendir al enemigo: vencer en batalla. Sobreponerse a un obstáculo o dificultad que impide la realización de una tarea: vencer sus miedos. Aventajarse o salir preferido, o exceder en algún concepto, en competencia o comparación con alguien: vencer la resistencia. Dicho de un plazo, llegar a su fin: la moratoria está por vencer. Dicho de una obligación, llegar al momento de su cumplimiento obligatorio: tras vencer el plazo, debe hacerse cargo de los gastos.
  • trending_downTemas relacionados
    DominarObligaciónTriunfarVencedoresVictoria
    trending_down Temas opuestos
    DerrotaFracaso
    trending_down Te puede interesar también
    AdversarioBarreraDominaciónObstáculosProactividadResponsabilidad

Encontramos 129 frases sobre Vencer

No lograr un tanto de más a costa de lo que fuere, no dejarme llevar únicamente del ansia de vencer, sino jugar partidas artísticas, ricas de fondo, ese era el fin que yo me proponía en los torneos.
Recuerden... Que los verdaderos derechos se deben conquistar, que es necesario vencer los conservadores, rutinarios retrógrados, los temerosos de lo nuevo, los amantes del pasado, que es necesario vencer el temor de los políticos que ven con recelo esa incógnita que encierra el voto femenino (y tal vez sea éste el mayor obstáculo).
El miedo es natural en el prudente, y el saberlo vencer es ser valiente.
No hay cincuenta maneras de combatir, sólo hay una, vencer. Ni la revolución ni la guerra consisten en auto compadecerse.
La enfermedad es a menudo para los débiles un medio de vencer
Yo lucharé para vencer. Lucharé por ti y por mí. Pero tienes que ayudarme, Carmina. Tienes que confiar en mí y en nuestro cariño.
La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer.
La costumbre disminuye la admiración, y una mediana novedad suele vencer a la mayor eminencia envejecida.
Cuando enviamos a nuestros jóvenes y mujeres a la guerra, nosotros tenemos una obligación solemne de no evadir los números ni esconder la verdad sobre porque ellos van, y preocuparnos por sus familias una vez se han ido, tener expectativa del retorno de los soldados, y nunca jamás entrar en guerra sin tener tropas suficientes para vencer la guerra, asegurar la paz, y ganar el respeto del mundo.
Es mejor convencer que vencer.
Jesús va al desierto y allí experimenta la tentación de dejar el camino indicado por el Padre para seguir otros caminos más fáciles y mundanos. Así Él se carga de nuestras tentaciones, porta consigo nuestra miseria para vencer al maligno y abrirnos al camino hacia Dios, el camino de la conversión.
Esos que pretenden, para reformarnos, vencer nuestro instinto criminal, que nos den primero de comer. De moral hablaremos después. Esos que no se olvidan de cuidar nuestra formación, sin que por ello dejen de engordar, escuchen esto: por más que le den vueltas, primero es comer, y después de hartos ¡venga la moral!
Sepan los nacidos que nacimos para vencer y no para ser Vencidos
No hay nadie vivo a quien yo no pueda vencer.
El ser mismo de uno mismo es lo más difícil de vencer. Uno mismo es el amo de uno mismo
En muchas empresas para alcanzar la gloria no importa vencer, basta combatir.
La alegría del triunfo jamás podrá ser experimentada si no existiera la lucha que es la que determina la oportunidad de vencer.
Para triunfar es necesario vencer, para vencer es necesario luchar, para luchar es necesario estar preparado, para estar preparado es necesario proveerse de una gran entereza de ánimo y una paciencia a toda prueba.
El éxito consiste en vencer el temor al fracaso.
Perder con clase y vencer con osadía, por que el mundo pertenece a quien se atreve, y la vida es mucho más para ser insignificante
Creo que puedo vencer a Usher en la pista de baile
Cuanto más se dividen los obstáculos son más fáciles de vencer.
Es más fácil dogmatizar que discutir, vencer que convencer.
El arte de vencer las grandes dificultades se estudia y adquiere con la costumbre de afrontar las pequeñas.
Si un individuo posee la base espiritual necesaria, no se dejará vencer por la tentación tecnológica y la locura de poseer. Sabrá encontrar el justo equilibrio, sin pedir demasiado. El peligro constante es abrir la puerta a la codicia, uno de nuestros más encarnizados enemigos, y ahí reside el verdadero trabajo del espíritu.
Una versión estilizada de nuestro presente Ikea. Habla sobre conceptos muy simples. Estamos modelados para ser cazadores y estamos en una sociedad consumista. No hay nada más que matar, no hay nada que pelear, nada que vencer, nada que explorar. En ésta castración social, todos los hombres ya están fabricados.
Voy a vencer a Hakkinen
Todo mundo puede llegar hacer cine, lo más difícil es vencer la barrera que te hace creer lo contrario.
Debe el amor vencer, vencerlo todo. La muerte y la cursilería. Vence a los leones locos el amor, lo vence todo.
Debe el amor vencer, vencerlo todo. La muerte y la cursilerí­a. Vence a los leones locos el amor, lo vence todo.
No se puede no luchar y querer vencer, porque es como el que tiene hambre y se rasca un pie.
Usted me desespera, me mata, me enloquece, y hasta la vida diera por vencer el miedo de besarla a usted.
Los pensamientos de los hombres son conducidos por las necesidades, que implican sociedad e historia; que el hambre y el miedo pueden vencer toda resistencia humana y toda libertad. No se trata de dudar de esta miseria humana �de este imperio que las cosas y los malvados ejercen sobre el hombre- de esta animalidad. Pero puede que ser hombre es saber que es así­. La libertad consiste en saber que la libertad está en peligro. Pero saber o ser consciente, es tener tiempo para evitar y prevenir el momento de inhumanidad.
Vencer es bello, pero combatir es mucho mejor
Jamás serás vencido si no emprendes combates en que no dependa de ti vencer.
Hay que seguir adelante, vencer el cansancio, el miedo y el deseo. La fatiga disfraza sus intenciones. La fatiga es sueño, curiosidad y desgano en los caminantes. Abre bien los ojos, hijo, y sigue al pájaro Pujuy. El no se equivoca. Su destino es como el nuestro: caminar para que otros no se pierdan.
No solo sabremos resistir cualquier agresión sino que sabremos vencer a cualquier agresión y nuevamente no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria, la de la libertad o la muerte, solo que ahora libertad quiere decir patria y la disyuntiva nuestra sería patria o muerte.
Hay tres fuerzas, tres únicas fuerzas en la tierra capaces de vencer y cautivar para siempre la consciencia de estos débiles rebeldes, para su felicidad. Son: el milagro, el misterio y la autoridad.
Hay que vencer los prejuicios. Lo que les pido es acaso imposible, pues nos obliga a superar nuestra historia y, sin embargo, si no la superamos, señoras y señores, se impondrá una regla: ¡El nacionalismo es la guerra! La guerra no es sólo el pasado, puede ser nuestro futuro. ¡Y ahora son ustedes, señoras y señores diputados, los guardianes de nuestra paz, de nuestra seguridad y de ese futuro!
El único medio de vencer en una guerra es evitarla.
El único medio de vencer una guerra es evitarla.
La verdadera amistad es planta de lento crecimiento que debe sufrir y vencer los embates del infortunio antes de que sus frutos lleguen a completa madurez.
Del Capricornio no digo nada porque me parece dignísimo merecedor del cielo por habernos hecho un beneficio tan grande al enseñarnos la receta con que pudimos vencer a Pitón, porque era preciso que los dioses se transformaran en bestias si querían salir victoriosos de aquella guerra y nos impartió doctrina haciéndonos saber que no se puede mantener superior quien no sabe hacerse bestia.
La falta de generosidad al vencer disminuye el mérito y los frutos de la victoria.
Estoy cansado de luchar. Creo que esta cosa me va a vencer.
Pudo el amor ser un nudo mas dudo que pudo luchando vencer... Una casa era pobre, otra rica... Fácilmente se explica que no pudo ser.
No hay dolor que el sueño no pueda vencer.
Vencer significa lograr la concreción firme, la concreción profunda, la concreción plena e integral del proyecto nacional de Simón Bolívar.
El amor es lo más parecido a la guerra, y una guerra en la que es indiferente vencer o ser vencido, porque siempre se gana.
El amor es lo más parecido a una guerra, y es la única guerra en que es indiferente vencer o ser vencido, porque siempre se gana.
No se puede vencer el mal sino con otro mal.
Las lágrimas de una mujer hermosa y amada son armas eficacísimas para vencer al hombre más circunspecto.
Le mostró al mundo cómo vencer las circunstancias adversas, qué hacer contra las superpotencias. Demostró, y aquí es donde entran Vietnam e Irak, que en una guerra entre un ocupante imperialista y el pueblo que realmente vive ahí, el pueblo será quien finalmente gane. Conocen el terreno. Se juegan mucho más. No tienen ningún otro lugar adonde ir.
Si hay victoria en vencer al enemigo, la hay mayor cuando el hombre se vence a si mismo.
A la empresa compatriotas, que el triunfo es nuestro: vencer o morir sea nuestra cifra, y tiemblen, tiemblen esos tiranos de haber excitado vuestro enojo, sin advertir que los americanos del sud, están dispuestos a defender su patria, y a morir antes con honor, que vivir con ignominia en afrentoso cautiverio.
Quien no espera vencer, ya está vencido
Sereno ante la puerta que pronto traspasará, porque ya sabe como vencer al destino, atrincherándose en lo indestructible: el momento presente. Viviendo el ahora en todo su abismo.
Perdonar es vencer.
Perdonar es vencer.
Vamos, no a luchar, sino a vencer, la seguridad de la patria pende de vuestro esfuerzo, soldados, corramos a la victoria y volvamos a nuestros hogares coronados del amor y la virtud.
Para vencer no bastan los nombres o el dinero. Lo que sirve es la mentalidad de equipo
Un pueblo no sólo ha de saber vencer, sino también ser vencido. Manifiesta cierta pobreza de espíritu no estar dispuesto a ver en la derrota una de las caras que puede tomar la vida.
Un débil puede combatir, puede vencer, pero nunca puede perdonar.
Otro aspecto del amor en los seres de conocimiento profundo, es el de su proyección en el tiempo. La animalidad se sacia demasiado pronto, al espíritu toca vencer esa propensión de nuestra bestia, porque es rebajarse ante sí propio descender de la categoría casi divina en que el amor nos coloca.
Muy gran valor es vencer a los enemigos con armas, pero cosa de mayor prudencia desterrar y ahuyentar los vicios de la paz.
No se debe ser fuerte en todas partes para vencer politicamente, es suficiente ser mas fuerte en el momento y en lugar donde se produce la decisión.
Hay que evitar el combate en lugar de vencer en él. Hay triunfos que empobrecen al vencido, pero no enriquecen al vencedor.
La perfección del que imparte órdenes es ser pacífico, del que combate, carecer de cólera, del que quiere vencer, no luchar, del que se sirve de los hombres, ponerse por debajo de ellos.
Creo que soy muy orientado a objetivos. Me gustaría ganar la Copa América. Me gustaría que Oracle sea la compañía de software número uno en el mundo. Sigo pensando que es posible vencer a Microsoft
Pero pude manejar piedras, ladrillos, y me interesé en los materiales, en su valor específico, en que construir es emplear materiales, respetar las leyes de la resistencia, inventar medios para vencer la resistencia. Y entonces me hice arquitecto, como se debe, para con Dios quizás, no oficialmente.
Entendemos por táctica en política -por analogía con la ciencia bélica- el arte de conducir las operaciones aisladas, por estrategia, el arte de vencer, es decir, de apoderarse del mando.
Volveremos a sufrir, volveremos a luchar y volveremos a vencer.
No se interprete culpa la defensa, ni se adelante, si el vencer consigo, a la venganza el brazo ni el castigo.
Le has dado a mi semblante sin saberlo una luz interior que me hace fuerte, para vencer mayores soledades
El alma humana se avergüenza de sí misma cuando se deja vencer por el placer o el dolor
A vencer o morir por la Argentina
El triunfo no esta en vencer siempre, sino en nunca desanimarse
Sólo con un poder absoluto se puede vencer la necesidad
Vencer o ser vencido, no hay otra alternativa. El vencedor será el amo y el vencido será el esclavo: aquél gozará de la soberanía y de los derechos del señor, éste cumplirá con veneración y respeto sus deberes de súbdito.
El viento le sacudía la ropa y tiraba de él hacia el vacío. Pegó la mejilla contra la roca saliente y utilizó las grietas para agarrarse a la pared, luchando por vencer el miedo.
El viento le sacudí­a la ropa y tiraba de él hacia el vací­o. Pegó la mejilla contra la roca saliente y utilizó las grietas para agarrarse a la pared, luchando por vencer el miedo.
Desafío es mantenerse altivo y desafiante ante la adversidad y agradecido ante la victoria, no se tiene rivales a quien vencer, pues se está convencido que para triunfar no se requiere derrotar a otro, su máxima victoria es la conquista de sí mismo,
La verdadera fuerza de un príncipe no consiste tanto en su capacidad para vencer a sus vecinos como en lo difícil que pueda ser para éstos atacarlo.
El verdadero guerrero es invencible porque no lucha con nadie. Vencer significa derrotar la idea de disputa que albergamos en nuestra mente.
Si en este mundo no puede vencer la honestidad, vencerá en el otro.
Si en este mundo no puede vencer la honestidad, vencerá en el otro.
La propiedad territorial fácil y barata debe ser la enseña de leyes venideras, para vencer en su nombre y con su obra el desierto, cambiando el aspecto bárbaro de nuestras campañas.
...haga, pues, el príncipe lo necesario para vencer y mantener el estado, y los medios que utilice siempre serán considerados honrados y serán alabados por todos...
Nietzsche es alguien que sólo se deja vencer por la verdad.
Para vencer –lo que sea- no hay como el valor. El valor ataca incluso a la muerte, pues dice: ¿Fue esto la vida? ¡Muy bien! ¡Otra vez!
Un compañero o un amigo te engañará y será el primero en traicionarte en un momento difícil, pero el dinero no te traicionará nunca. Todo lo podrás alcanzar y vencer en el mundo con dinero.
Para vencer el infortunio nos queda el amor a Bolivia. Ese amor a Bolivia hará milagros, a despecho de los anti bolivianos.
La única forma de vencer una tentación es dejarse arrastrar por ella.
Nosotros estamos dispuestos a vencer -¿se entiende?-, no a defendernos. A matar y a dejarnos matar. A todo.
Vencer y perdonar, es vencer dos veces.
Venciste, mujer. Con no dejarte vencer
Vencer y perdonar es vencer dos veces.
Al vencer sin obstáculos se triunfa sin gloria.
El que ha resuelto vencer o morir rara vez es vencido: una desesperación tan noble difícilmente perece
Tiene sin duda mucho mérito vencer en el campo de batalla, pero se necesita más sabiduría y más destreza para hacer uso de la victoria.
Si llego a vencer, es preciso que me pagues por haber vencido, si vences tú, por haber vencido tú
Al luchar y al vencer colaboramos en la obra enorme, y también colaboramos al ser vencidos.
El tiempo ha borrado todo en mi corazón cada recuerdo que dejó el desamor, me crecen las alas desde la raíz porque creo ciegamente en ti. No hay nada que me pueda vencer si te tengo detrás de la piel, me vas llenando de luz que va creciendo hacia el sur. Sin mirar atrás intento volar no hay nadie que pueda destruir mi fe me basta mirarte para enamorarme otra vez.
La mejor forma de vencer las dificultades es atacándolas con una magní­fica sonrisa.
La mejor forma de vencer las dificultades es atacándolas con una magnífica sonrisa.
La única manera de vencer la adversidad es admitir que esta existe.
Poned empeño en aprovechar las pequeñas ocasiones que Dios os va presentando, poned en ello vuestra virtud y no en desear grandes empresas, porque suele suceder que se deja uno vencer por un mosquito y está combatiendo contra monstruos imaginarios
Debemos vencer los vicios con el amor de las virtudes.
Solamente sabe mucho el que sabe lo bastante para vencer.
Vencer sin peligro es ganar sin gloria
Solamente sabe mucho el que sabe lo bastante para vencer.
Yo siempre gano, estoy condenado a vencer
El arte de vencer se aprende en las derrotas
El arte de vencer se aprende en las derrotas.
Un héroe no tiene que vencer. Un héroe no tiene que ser grandioso. Un héroe puede ser una persona normal capaz de sobrepasar eventos extraordinarios con gracia y dignidad.
Mi provisión será un poco limitada, pero cuanto mayor es la esperanza de vencer, mayor es el premio.
Necesario es que tengas verdadero desprecio de ti mismo, si quieres vencer la carne y la sangre. Porque aún te amas muy desordenadamente, por eso temes sujetarte del todo a la voluntad de otros
El antisemitismo es la expresión de la falta de talento, de la incapacidad de vencer en una contienda disputada con las mismas armas, y eso es aplicable a todos los campos, tanto la ciencia como el comercio, la artesanía, la pintura. El antisemitismo es la medida de la mediocridad humana.
Nada tan estúpido como vencer, el verdadero triunfo está en convencer.
Nada tan estúpido como vencer, la verdadera gloria está en convencer.
Si te gusta ganar, pero crees que no puedes vencer, es casi un hecho que vas a perder
El que después de vencer se venga, es indigno de la victoria.
Quien se venga después de la victoria es indigno de vencer.
Ni los muertos estarán seguros ante el enemigo si éste vence. Y es ese enemigo que no ha cesado de vencer.
Ni los muertos estarán seguros ante el enemigo si éste vence. Y es ese enemigo que no ha cesado de vencer.
Desesperar de la victoria ayuda a menudo a vencer.
Resulta más difícil conseguir una victoria sobre las pasiones que vencer enemigos ordinarios.
Si en el aire se respira la pregunta ¿qué va a hacer?, cuántos sacan un disco y terminan por desaparecer, el placer es mío sonrío porque vine a vencer, lo seguro es que tengo un brazo muy duro que torcer
search