▷ Las mejores Frases de Tristeza - FrasesWiki.com

Encontramos 247 frases sobre Tristeza

La preparación de una tristeza necesita de algunas alegrí­as. " Bar del Infierno " (2005), Alejandro Dolina
Autor:" Bar del Infierno " (2005) Alejandro Dolina
En este mundo existe un tipo de tristeza que no te permite verter lágrimas. " El fin del mundo y un despiadado paí­s de las maravillas " (1985), Haruki Murakami
Autor:" El fin del mundo y un despiadado paí­s de las maravillas " (1985) Haruki Murakami
La tristeza es nuestro destino: pero es por esto por lo que nuestras vidas serán cantadas para siempre, por todos los hombres que vendrán. " Homero, Ilí­ada " (2004), Alessandro Baricco
Autor:" Homero, Ilí­ada " (2004) Alessandro Baricco
En este mundo..., con seguridad, no hay tristeza. Sin duda, no hay nada en absoluto. " Kitchen " (1988), Banana Yoshimoto
Autor:" Kitchen " (1988) Banana Yoshimoto
Para que tu tristeza muda no oyese mis palabras, te hablé bajito. " Voces " (1943), Antonio Porchia
Autor:" Voces " (1943) Antonio Porchia
Miren que estarse ahí como un linyera, a la intemperie, sólo, qué cabeza estarse ahí tan pobre, tan cualquiera, da una cosa, caramba, una tristeza...
La tristeza es la cuna de inspiración de todo escritor.
Dios lo que más odia después del pecado es la tristeza, porque nos predispone al pecado.
La infancia es como toneladas de tristeza mezclada con kilogramos de felicidad. La gran época bipolar de nuestra vida
Es más fácil sentir ira que tristeza y es menos doloroso.
Cuánto más inteligente, profunda y sensible es una persona, más probabilidades tiene de cruzarse con la tristeza
La preparación de una tristeza necesita de algunas alegrías
La tristeza es la muerte del alma, la alegría es la vida
Sentía que se había producido en mi un gran cambio: mi emoción era mucho menos triste que el abatimiento en que estaba sumido hacía mucho tiempo. La tristeza de la separación se mezclaba con vagas pero dulces esperanzas, con la espera impaciente del peligro y con el sentimiento de una noble ambición. La noche se me hizo corta.
Y lo imposible es posible, el camino largo es fácil, cuando brilla a lo lejos la mirada fugaz bajo el pañuelo, cuando resuena con honda tristeza el canto sordo del cochero.
Cuando una puerta se cierra, otra se abre, pero a menudo vemos tanto tiempo y con tanta tristeza la puerta que se cierra que no notamos otra que se ha abierto para nosotros
Experiencia es el nombre que los hombres le dan a sus desatinos o a sus tristezas.
La mucha alegría es presagio de tristeza.
La tristeza es un don del cielo, el pesimismo es una enfermedad del espíritu.
Nadie como tú es capaz de compartir mis penas, mis tristezas, mis ganas de vivir. Tienes ese don de dar tranquilidad, de saber escuchar, de envolverme en paz
Es posible que me hubiera aniquilado la tristeza, si no me reanimase la facilidad que tenía para descubrir la parte cómica de las cosas
¿Debería, en fin llorar todo el día? No, no puede ser. Además, con el tiempo la tristeza se disipa...
Nada no es felicidad si no se comparte con otra persona, y nada es verdadera tristeza si no se sufre completamente solo.
Sonríe aunque sólo sea una sonrisa triste, porque más triste que la sonrisa triste, es la tristeza de no saber sonreír.
Te quiero con tu tristeza y tu angustia, para sufrir contigo y no para llevarte a ningún falso reino de la alegría
La melancolía, como la tristeza, es un sentimiento que mancha. La alegría me parece el don donde nos encontramos
Detesto la intimidad de la tristeza, detesto lo que en el miedo existe de untuoso, lo que en la desesperación existe de obsceno
Para que tu tristeza muda no oyese mis palabras, te hablé bajito.
Lo más triste es la tristeza de una persona alegre.
No hay nada más triste que la tristeza de un hombre alegre
Lo que falta en la mayoría de las cabezas son dos cualidades emparentadas: juzgar y tener ideas propias. Ambas cualidades faltan de una manera increíble y los que no pertenecen a ellos no comprenden la tristeza de su existencia.
El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza.
En España no se respeta la identidad y no hablo de la ideológica sino de la de lugar, de que España es lo que es con lo bueno y con lo malo. Somos un país de broncas, de alegrías y tristezas y de una serie de cosas que nos definen, como la tapa con los amigos, la Guerra Civil periódica que vivimos en España, la mala leche y el toro también.
La vida es muy traicionera, y cada uno se las ingenia como puede para mantener a raya el horror, la tristeza y la soledad. Yo lo hago con mis libros.
Quien añade sabiduría, añade tristeza
La tristeza sólo es un sentimiento de culpa
Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad.
Existen tantas noches como días, y cada una dura lo mismo que el día que viene después. Hasta la vida más feliz no se puede medir sin unos momentos de oscuridad, y la palabra -feliz- perdería todo sentido si no estuviese equilibrado por la tristeza
Voy a gobernar para los niños pobres que tienen hambre y los niños ricos que tienen tristeza.
El poema es la declaración pasional mas grande que un hombre puede hacer a un héroe: la admiración mas rendida en medio de una tristeza que hubiera querido ser grandiosa.
Hicimos el amor. Hicimos el amor en medio de la tristeza.
Necesito de alguien, que me mire a los ojos cuándo hablo. Que escuche mis tristezas y desiertos con paciencia y aún cuándo no comprenda, respete mis sentimientos
La miseria no os abata ni os amilanen las penas, que los días buenos vienen tras los días de tristeza.
Todo lo he hecho a sabiendas y no me arrepiento de nada. Ni de lo bueno, ni de lo malo, ni de los momentos felices, ni de las tristezas... Al final, tengo el alma llena de paz y tranquilidad
No soy la única persona que de niña pasó por el caos o la tristeza, gritar y pelear y ver cosas terribles desde una edad muy joven. Quise ser la voz de esas personas, de mis fans
Yo quería que Beautiful fuera un consuelo para otras personas en ese lugar de tristeza y dolor de sus vidas
Si pudiera entrenarse para usar solamente el tronco cerebral estaría curada. Estaría en algún lugar más allá de la felicidad y la tristeza. No se ven peces agonizando por cambios salvajes de estado de ánimo. Las esponjas nunca tienen un mal día.
La medida y el medio son la culminación de la naturaleza humana. El estado en el cual aún no se manifiesta la esperanza, ni la ira, ni la tristeza, ni la alegría, se llama el medio. El estado en el cual ellas se manifiestan pero aciertan el ritmo justo se llama la armonía.
¿Quién podría ser tan arrogante como para saber cuáles son los actos que se unen y sostienen mutuamente y cuáles los que caerán en el ridículo y en el olvido fuera de lo que merece llamarse un patrimonio? En vez de insistir en esto, más vale que nos impongamos la única norma importante: mantenernos libres de tristeza y de indiferencia.
Disfrutamos del calor porque hemos sentido el frío. Valoramos la luz, porque conocemos la oscuridad. Y comprendemos la felicidad porque hemos conocido la tristeza
Manos enjoyadas del rubí de mi deseo, la perla de mi tristeza y el diamante de mi beso: llevad a la fosa misma un pétalo de mi cuerpo, manos que sois la vida, manos que sois ensueño.
Hombre del sol, sujétame con tus brazos fuertes, muérdeme con tus dientes de fiera joven, arranca mis tristezas y mis orgullos, arrástralos entre el polvo de tus pies despóticos. ¡Y enséñame de una vez, ya que no lo sé todavía, a vivir o a morir entre tus garras!
Para ti lo infinito o nada, lo inmortal o ésta muda tristeza que no comprenderás...
Bajo tales tormentos sucumbió lo poco que había de bueno en mí. Infames pensamientos convirtiéronse en mis íntimos. Los más sombríos, los más malignos de todos los pensamientos eran acariciados por mi mente. La tristeza de mi humor de costumbre se acrecentó hasta hacerme aborrecer a todas las cosas y a la humanidad entera.
La vida es cíclica y que siempre el final de una historia coincide con el comienzo de otra nueva y que, ante todo momento de penetrante felicidad siempre hay que esperar otro con igual intensidad de tristeza.
Estamos descubriendo las capacidades que se necesitan para tener trabajo en las sociedades industriales. La primera, la capacidad de trabajar colaborativamente en lugar de competitivamente. El saber utilizar los nuevos sistemas de comunicación digital, que tampoco se ha enseñado adecuadamente. Es un proceso de cambio continuo que lo menos que puede sugerir es tristeza y pesimismo
Se oscurece el sol al mediodía y enmudece la música del alba cuando hay tristeza en el corazón
Se oscurece el sol al mediodí­a y enmudece la música del alba cuando hay tristeza en el corazón.
Entramos a una casa de portón grande, jardín descuidado y aromas diluidos del reciente verano. Había hojas en el suelo y un silencio solemne (...) Una tristeza impresionante se extendía por toda la casa: se diría abandonada o habitada por personas sin esperanzas.
Pero quién vio jamás el ruedo misterioso de tu falda mientras cortas las rosas en la tarde ni el roce y la tristeza de la lluvia como un ajeno llanto por mi cara.
Sueña lejos de la tristeza, sueña lejos del dolor, como si no hubiera ocurrido y aún estuviera intacto tu corazón
La bebida engendra tristezas pensativas de elefante o alegrías ruidosas de mono.
La felicidad consiste en una mezcla de alegría y tristeza, de luces y sombras, todo, presidido por el amor.
¿Qué le da una persona a otra? Da de sí misma de lo más precioso que tiene, de su propia vida. Ello no significa necesariamente que sacrifica su vida por la otra, sino que da lo que está vivo en él, da de su alegría, de su interés, de su compresión, de su conocimiento, de su humor, de su tristeza, de todas las expresiones y manifestaciones de lo que está vivo en él.
Con convicción y una tristeza rigurosa.
Ahoga entre tus labios mi tristeza, y esta inquietud punzante que ya empieza a taladrar mi sien con sus latidos.
Si llegas a las almas invadidas de tristeza, iluminándolas, tu mañana es dulce y turbadora como nidos en las molduras.
Soy hermosa. Mi belleza se aparta por completo de lo usual. Estoy hecha para el deleite. Pero ¿Qué saco yo de ello? ¿Dónde está mi recompensa? Tal era el cambio al cabo de diez años, ésa era, verdaderamente, su recompensa: esa tristeza inquietante y mágica que hablaba directamente al corazón y enmudecía, la culminación de su belleza.
Desechad tristezas y melancolías. La vida es amable, tiene pocos días y tan sólo ahora la hemos de gozar.
La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación.
En ese instante sentí una horrible tristeza y, sin embargo, algo así como un brote de risa empezó a cosquillearme el alma.
La tristeza, el remordimiento y las lágrimas destruyen las células del cuerpo y envenenan la atmósfera del individuo.
Muchos atraen la enfermedad y la tristeza cuando condenan a los otros..... Aquello que el hombre desea para el prójimo, eso es lo que atrae para sí mismo.
La misma tristeza inventa por sí misma muchos motivos de sentimiento
¡Siendo de dos una tristeza, ya no es tristeza, es alegría!
La alegría de los hombres es una llama de leños de tristeza. Brota la llama, pero los leños están allí, y cuando se apaga la llama, quedan los leños, o el carbón o la ceniza, que es resto de los leños y no de la llama.
La ausencia de la patria produce la tristeza más dulce del corazón.
La tristeza ocupa siempre lo interior de las alegrías del hombre.
Llevo una profunda tristeza en el corazón que de vez en cuando debe estallar en sonido.
Nunca faltarán ondas en la mar, ni ira y tristeza en el corazón del avariento.
¿Qué es lo que busca a fin de cuentas? El máximo de amor y de placer, como un sueño o idea, es una utopía. Esto lo entiende perfectamente, por eso está triste. Su tristeza también es profunda, una profunda tristeza humana, una tristeza infinita, imposible librarse de ella.
Porque cuando nos elevamos del caos, aspiramos a la verdad, la perfección y la sencillez, pero, cuando reflexionamos y nos volvemos hacia dentro, viniendo de arriba, encontramos la tristeza y la desilusión, y el susurro del viento.
Una de las unicas ventajas de una gran tristeza es que nada parece más doloroso que la misma, es una especie de desesperación que no carece de cierta dulzura.
Cuando usted tiene un afecto triste, es que un cuerpo actúa sobre el suyo, un alma actúa sobre la suya en condiciones tales y bajo una relación que no conviene con la suya. Desde entonces nada en la tristeza puede inducirlo a formar la noción común, es decir, la idea de algo común entre dos cuerpos y dos almas.
Pero como seres conscientes, nunca aprehendemos nada...Pero sí los efectos de estas composiciones y descomposiciones: experimentamos la alegría cuando un cuerpo se encuentra con el nuestro y entra en composición con él, y la tristeza cuando, por el contrario, un órgano o una idea amenazan nuestra propia coherencia.
Los únicos goces puros y sin mezcla de tristeza que le han sido dados sobre la tierra al hombre, son los goces de familia.
¿Quién dijo que la melancolía es elegante? Quitaros esa máscara de tristeza, siempre hay motivo para cantar, para alabar al santísimo misterio, no seamos cobardes, corramos a decírselo a quien sea, siempre hay alguien que amamos y nos ama
¿Quién te bebe así y quién te reconoció en tu eternidad de placer y tristeza? ¿Esperas al dios? Espérame.
Ayer estuve espantosamente triste con una de esas tristezas que tenía en mi juventud y para librarme de las cuales hubiera sido capaz de tirarme por la ventana.
Tened cuidado con la tristeza, es un vicio.
Triste cosa es el sueño que llanto nos arranca, mas tengo en mi tristeza una alegría... ¡Sé que aún me quedan lágrimas!
Sos el paisaje más soñado y sacudiste las más sólidas tristezas y respondiste cada vez que te he llamado.
Un amigo es la mano que despeina tristezas.
Elige a tu pareja con mucho cuidado. De esta decisión dependerá el 90% de toda tu felicidad o tu tristeza, pero después de elegir cuidadosamente, el trabajo apenas empieza.
La melancolía es una tristeza, un deseo sin nada de dolor, parecido a la tristeza en la misma medida en que la neblina se parece a la lluvia
Si pudiéramos profundizar en la vida intima de nuestros enemigos, encontraríamos tanta tristeza y sufrimiento que desarmarían cualquier hostilidad nuestra.
Y cuando un hombre está muy triste, no porque tenga dolor de muelas o haya perdido dinero, sino porque alguna vez por un momento se da cuenta de cómo es todo, cómo es la vida entera y está justamente triste, entonces se parece siempre un poco a un animal, entonces tiene un aspecto de tristeza, pero es más justo y más hermoso que nunca.
Y junto a la orfandad de mi tristeza buscando la humildad de los rincones está la sombra larga de tu ausencia: visión de soledad y de dolor.
Después de la muerte de mi hija Paula, pasé tres años tratando de exorcizar la tristeza con ritos inútiles. Fueron tres siglos con la sensación de que el mundo había perdido los colores y un gris universal se extendía sobre las cosas inexorablemente.
La felicidad queda fatal en cámara. La tristeza y la soledad sí quedan bien.
La melancolía es la tristeza que ha adquirido ligereza.
Me levanté por la mañana con dolor de cabeza. Las emociones de la víspera estaban lejanas. En su lugar vino una perplejidad penosa y una tristeza que antes no había conocido. Era como si algo muriese en mí.
La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe.
La única tristeza sin consuelo en la vida es la tristeza que se ha merecido
Nada fortifica tanto las almas como el silencio, que es como una oración íntima en que ofrecemos a Dios nuestras tristezas.
Súbitamente comprendí que todas las cosas sólo van y vienen incluido cualquier sentimiento de tristeza: también se irá: triste hoy alegre mañana: sobrio hoy borracho mañana ¿Por qué inquietarse tanto?
Súbitamente comprendí­ que todas las cosas sólo van y vienen incluido cualquier sentimiento de tristeza: también se irá: triste hoy alegre mañana: sobrio hoy borracho mañana ¿Por qué inquietarse tanto?
La tristeza no es, en muchos casos, sino la forma más refinada de la hipocresía
La tristeza es un muro entre dos jardines
Los espíritus melancólicos reposan al reunirse con otros espíritus afines. Se unen afectuosamente, como un extranjero al ver a un compatriota suyo en tierras lejanas. Los corazones que se unen por la tristeza no serán separados por la gloria de la felicidad
Vuestra alegría es vuestra tristeza sin máscara.
Yo os digo que la alegría y la tristeza son inseparables.
Sobre las alas del tiempo la tristeza escapa.
Sobre las alas del tiempo, la tristeza vuela
Donde quiera que veáis la moderación sin tristeza, la concordia sin esclavitud, la abundancia sin profusión, decid confiadamente, es un ser venturoso el que aquí manda.
El alma resiste mucho mejor los dolores agudos que la tristeza prolongada.
Os recomiendo un santa alegría. Ésta acompaña siempre a las buenas conciencias: así como la tristeza es enemiga de todo lo bueno.
La tristeza de lo irrelevante se antepone a la hermética paciencia del alma.
Los muros que nos construimos alrededor para no dejar pasar la tristeza, tampoco dejan pasar la alegría. No se puede triunfar solo.
No puedo recordar nada sin una tristeza
La tristeza del alma puede matarte mucho más rápido que una bacteria.
Todos los momentos de placer se hallan contrapesados por un grado igual de dolor o de tristeza.
Aunque hundamos a puños la tristeza y cerremos con besos cada herida el amor nos rebosa en la cabeza como un agua fatal, enardecida
Las derechas, sí, invocan a la Patria, invocan a las tradiciones, pero son insolidarias con el hambre del pueblo, insolidarias con la tristeza de esos campesinos que aquí, en Andalucía, y en Extremadura y en León, siguen viviendo como se vivía hace 500 años, siguen viviendo como desde la creación del mundo viven algunas bestias. Y esto no puede ser así
El ángel de los sueños te ha besado para dejarte amor sentido y musical y cuyos sones de tristeza llegan al alma mía, como celestes miradas en esta niebla de profunda soledad.
La tristeza es un cuarto oscuro, pequeño como una caja de cartón cuadrada.
La tristeza es un cuarto oscuro, pequeño como una caja de cartón cuadrada.
Tristeza y melancolía fuera de la casa mía.
Apagaste mi furia para hacerla tristeza, pero mi furia fue primero tristeza.
Es enorme la tristeza que un hombre y una mujer pueden hacerse entre sí.
Ésta debe ser una tristeza urbana. Los edificios no dialogan y el cansancio silba. Niños piden limosna y no huelen a gardenia. Allí, secos.
Yo no me voy a avergonzar de mis tristezas, mis nostalgias.
Cual un pájaro ciego yo te canto, porque eres mi sombría rosa amada, y cuando está anegado de tristeza mi corazón renueva sus canciones.
Me causa tristeza que una vez más se use Sevilla como un escaparate de la feria de las vanidades cuando hay ocho poblados chabolistas en la ciudad
Escribir sobre la melancolía solo tendría sentido para aquellos a quienes la melancolía satura o si el escrito viniera de la melancolía. Trato de hablarles de un agobio de tristeza, de un dolor intransmisible que nos absorbe a veces, y a menudo, perdurablemente, al punto de hacernos perder el gusto por toda palabra, por todo acto, el gusto mismo por la vida.
Yo sé incluso se lo que no soy tristeza en una tarde otoñal.
Un mundo de gran dolor y tristeza. A pesar de los cerezos en flor.
Poesía... Tristeza honda y ambición del alma ¡cuándo te darás a todos... A todos, al príncipe y al paria, a todos... ¡Sin ritmo y sin palabra!
La completa y total tristeza es tan imposible como la pura y completa alegría
Costumbres bajas, debajo de papeles se desboca y no poderse dar de frente hacia la puerta, pestañearse, la única ilusión en cautiverio correr, depositarse, acometerse a la deriva de hoja cuando el otoño desmantela, época triste, tras la tristeza básica que existe.
Nada de lo que me ha sucedido mi hizo sentir tristeza, me encanta la vida.
Nada de lo que me ha sucedido mi hizo sentir tristeza, me encanta la vida.
O no debo decir que quien vive correctamente no experimenta el problema como tristeza, es decir, como algo problemático, sino más bien como una alegría, por así decirlo, como un ligero éter en torno a su vida y no como un trasfondo dudoso.
Deseaban verlo, tenerlo, y también deseaban sentir su ausencia, la tristeza de no poder hablarle, y el vuelco jubiloso en el corazón al verle aparecer de nuevo.
Felicidad es el sueño del amor y tristeza su despertar.
Todo lo que estimula nuestra vida, trayéndonos calor, frío, tristezas, es breve y es saludable. ¡Sopórtalo, entonces, como lo hace el sabio!
Era una época en la que yo creía que la esposa era el objeto de lujuria del marido, nacida para complacerle en todo momento, en lugar de pensar que, en realidad, era una compañera y un socio en todas las alegrías y tristezas del esposo
Era una época en la que yo creía que la esposa era el objeto de lujuria del marido, nacida para complacerle en todo momento, en lugar de pensar que, en realidad, era una compañera y un socio en todas las alegrías y tristezas del esposo. (Mayo de 1897, reflexión sobre un incidente con su mujer Kasturbai).
La muerte es el fin señalado a toda vida. Morir a manos de un hermano en lugar de morir a causa de una enfermedad o en alguna otra forma no puede ser para mí motivo de tristeza. Y aún así, estoy libre de todo pensamiento de cólera u odio contra mi posible agresor. Sé que eso redundaría mucho más en beneficio de mi vida eterna, y que el agresor, más tarde, se daría perfecta cuenta de mi inocencia.
La tristeza de la separación y de la muerte es el más grande de los engaños.
Quiero llenar tu vida de agitación y de mí. Quiero tu felicidad por debajo de mi corazón y tus tristezas en mis ojos y tu paz en los dedos de mi mano.
Normalmente cuando las personas están tristes, no hacen nada. Se limitan a llorar. Pero cuando su tristeza se convierte en indignación, son capaces de hacer cambiar las cosas
Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta. El fútbol está concebido así, tiene que haber o una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso son valores muy caros al ser humano. Entonces, en el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo, te adulan por haber ganado no porque mereciste ganar, por el recurso por el que ganaste, entonces tuve claro siempre que esa franela, porque ése es el término, es impostora.
A menudo he pensado con tristeza que un alma verdaderamente hermosa no alcanzaría la gloria, porque no la desearía
Cómo voy a creer... que el mundo se quedó sin utopías, cómo voy a creer que la esperanza es un olvido o que el placer una tristeza
Con la tristeza se puede llegar lejos si uno va solo
Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza.
Somos tristeza por eso la alegría es una hazaña
Dos cosas más aprendimos en la lluvia: cualquier sed tiene derecho cuando menos a una naranja grande y toda tristeza a una mañana de circo, para que la vida sea, alguna vez, como una flor o una canción.
Guarda la tristeza para ti mismo y comparte la felicidad con los demás
¿Quieres tú saber de mi vida? Yo sólo sé de mi paso, de mi peso, de mi tristeza y de mi zapato.
Ahora cada vida era una piedra preciosa, cada aliento humano encerraba mucho más valor que la más hermosa de las joyas talladas, y la disminución de almas que se producía día a día, hora a hora, sumía los corazones en la más profunda tristeza.
Había nacido para ser feliz. Durante mi juventud nunca me había afligido la tristeza, y si en algún momento me sentía abatido, contemplar las maravillas de la naturaleza o estudiar lo que de sublime y excelente ha hecho el hombre siempre conseguía interesarme y animarme.
Mortal, podrás odiar, pero ¡Ten cuidado! Pasarás tus horas preso de terror y tristeza, y pronto caerá sobre ti el golpe que te ha de robar para siempre la felicidad.
Poco a poco hice un descubrimiento de aún mayor importancia. Me di cuenta de que aquellos seres tenían un modo de comunicarse sus experiencias y sentimientos por medio de sonidos articulados. Observé que las palabras que utilizaban producían en los rostros de los oyentes alegría o dolor, sonrisas o tristeza.
Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres, pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.
Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres, pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.
La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo
Nunca he tenido una tristeza que una hora de lectura no haya conseguido disipar.
No dedico pensamientos a mi propia vida frágil y sin embargo sentir la mortalidad de los demás es de verdad una tristeza.
Te miro y elimino la tristeza en un suspiro
Esto es el amor. Es nuestro único tesoro. Con él nada puede faltarnos. Es la alegría de estar juntos, la tristeza de separarnos, es una vida dentro de otra vida que es más que la misma vida.
Janum, era famosa por su suelo fértil, su clima templado y su abundante población. No obstante, su destino estaba cruelmente marcado por desgracias y tristezas porque mientras los opulentos vivían entregados al placer, los campesinos se morían de hambre. A consecuencia de la depravación, sobrevinieron enfermedades y epidemias que hicieron estragos entre los más débiles.
Luego miré mi corazón y vi un mundo lleno de maravillas: los restos del amor, las tristezas, alegrías y enfados, las imágenes de los seres queridos, de los compañeros y de los enemigos, por los que había dejado a un lado el romanticismo y la gloria para demostrar mi valor en las guerras de Zahi y Nubia.
Y si en algún momento quería sacar a la luz los recuerdos de su vida, sólo aparecían ante ella el bien y la felicidad, y cuando surgían los miedos y las tristezas eran como siluetas vacías que no merecían más que una sonrisa compasiva.
Esta es una triste pérdida no sólo para el deporte, sino también para nuestro país. No hay nadie a su nivel en Fórmula 1. Él fue el mejor piloto, muy determinante y es una tristeza perderlo.
El hastío es una tristeza sin amor.
El tedio es una tristeza sin amor
Comprendo mi destino –se dijo al fin con tristeza-. ¡Muy bien¡!Estoy preparado¡ Acaba de comenzar mi soledad última.
Si siento depresión, cantaré. Si siento tristeza, reiré. Si me siento enfermo duplicaré mi trabajo. Si siento miedo seguiré adelante. Si me siento pobre pensaré en la riqueza. Si me siento insignificante recordaré mis metas
Acogeré la felicidad porque engrandece mi corazón, pero también soportaré la tristeza porque descubre mi alma.
La vida es como una rueda del parque: un rato baja a la tristeza y otro baja a la alegría.
Para el sabio, la tristeza y la alegría son semejantes, lo mismo que el bien y el mal, para el sabio, todo lo que tuvo principio debe tener también fin. Considera, por tanto, si hay razón para que te alegres con la ventura que llega, o te entristezcas con la desgracia que no esperabas.
Contigo el pánico florece y las tristezas dan frutos dulces.
Las lágrimas que no se lloran, ¿esperan en pequeños lagos?, ¿o serán ríos invisibles que corren hacia la tristeza?
NO a fallarme a mí misma, porque eso me conduciría a la frustración y a la tristeza
Un día, cuando descubramos el significado de la vida, que de alguna manera estará contenida dentro de sí - que la felicidad es tristeza y la tristeza, felicidad
Las tristezas no se quedan para siempre cuando caminamos en dirección a lo que siempre deseamos
No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas
Echo de menos la pelota, la emoción y la energía en el estadio, la lucha por conseguir un buen resultado, la alegría y la tristeza en la victoria y en la derrota
Evita, por encima de cualquier circunstancia, la tristeza, que tu alegría no sea fruto de las circunstancias favorables, sino fruto de ti mismo
Nuestros éxitos son más felices mezclados con tristezas.
Es un placer repleto de tristeza, es un tormento ornado de alegría, un desespero donde siempre se espera, un esperar que siempre desespera.
El niño ríe por alegría, es el primer escalón. El humorismo ríe con tristeza, es el último escalón. Aurora y crepúsculo.
La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas
No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera.
Duele ver recibir con tristeza lo que se da con alegría.
Nos encontramos en una corriente donde debemos remontar la marea. La tristeza también es una ola.
Sólo son malas y peligrosas las tristezas que se llevan entre la multitud para que ella las oculte.
La alegría no es más que una máscara de la tristeza.
Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas.
Con esa tristeza del desterrado que es desterrado de su destierro.
A menudo es preferible una falsa alegría a una tristeza cuya causa es verdadera.
Con frecuencia una alegría improvisada vale más que una tristeza cuya causa es verdadera. Sepamos, pues, improvisar nuestra alegría.
Con frecuencia una falsa alegría vale más que una tristeza cuya causa es verdadera
Hasta una falsa alegría suele ser preferible a una verdadera tristeza
Rezar, dejar sencillamente fluir mi tristeza. No sé cuantas cosas se amontonaron en mi soledad.
Una onza de alegría vale por una libra de tristeza
Lee Mellon me contó con bastante tristeza que después de descubrir que se le habían caído los dientes del bolsillo de la camisa, tardó casi una hora en encontrarlos, y que cuando los encontró, no valía la pena haberlos encontrado.
Las cuerdas que en su vibrar producen dulces placeres, son las mismas que estremecen con sus notas de tristeza.
No puedo comprarlo o ¿Cómo puedo comprarlo? , son declaraciones que hacían funcionar el cerebro de mi padre rico. Lo obligaban a pensar y a buscar las respuestas. No puedo comprarlo invoca la tristeza. El desconsuelo que conduce a la desesperanza y, a menudo, a la depresión. ¿Cómo puedo comprarlo? te abre a las posibilidades, la emoción y los sueños.
Tristeza vete muy lejos, para no perder la fe
Todo lo que hace la gente es tan...No sé...No erróneo, ni siquiera malo, ni estúpido necesariamente. Pero sí tan pequeño y sin sentido y...Que inspira tristeza. Y lo peor es que si se vuelve bohemio o algo chiflado, está siendo conformista como todos los demás, sólo que de un modo diferente.
La geología tiene una tristeza apabullante que nunca podrá sacarse de encima. Esta tristeza proviene de la idea de que el tiempo trabaja en su contra.
La geologí­a tiene una tristeza apabullante que nunca podrá sacarse de encima. Esta tristeza proviene de la idea de que el tiempo trabaja en su contra.
El mar, el cielo, la montaña, las islas, vinieron a aplastarme en una sístole inmensa, después se apartaron hasta los límites del espacio. Pensé débilmente y sin tristeza en el relato que había intentado articular, relato a imagen de mi vida, quiero decir sin el valor de acabar ni la fuerza de continuar.
Aquella vez se perdieron tus ojos en los míos y yo sin detener el alma logré despedazar a tu tristeza.
El que es prudente es moderado, el que es moderado es constante, el que es constante es imperturbable, el que es imperturbable vive sin tristeza, el que vive in tristeza es feliz, luego el prudente es feliz.
El vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza
La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste.
Ninguno desea darse tristeza a sí mismo.
Evita el placer que provoca la tristeza.
Huye de los placeres que engendran tristeza.
Al principio, sintió tristeza por la pérdida de su viejo amigo. Después, experimentó inseguridad, y la inseguridad se convirtió en temor. Jamás aprendería a ser feliz, hasta que un día...Aceptó por fin la única verdad. Sólo en él radicaba la capacidad para encontrar la felicidad.
Siempre trato de representar la visión de un futuro optimista. Puede ser que represente uno más oscuro y tenebroso, pero solo en el caso de que se trate de un trabajo por encargo. Siempre habra tristeza y pena en el mundo pero la verdad es que no tengo ni tiempo ni ganas de mostrar eso en mis obras
De nuevo reinaba la oscuridad y la tristeza en el templo. Algunas personas cercanas al altar murmuraban oraciones y pequeñas lámparas votivas ardían ante la diosa de mármol. Fuera rugían salvajemente los truenos, alterando la paz del templo.
El amor es demiurgo, y el arte es amor puro que vibra intensamente al crear la belleza, temblor hecho de ansias, de alegría y tristeza...
La vida es tristeza, supérala.
Tristeza y melancolía no las quiero en casa mía
El que tiene tristeza en el corazón es difícil que la pueda disimular
Busco formas en las nubes, desde pequeña. Y llueve es la respuesta que encontré a la forma que toman cuando la tristeza nos cala hasta los huesos. Veo en ellas el alma de los que quise y se han ido. Saberlos ahí, me reconforta. Cuando llueve..., lloran por lo mismo que lloro yo.
Quienes cultivamos la lógica sabemos que tiene por compañeras inseparables a la tristeza y al misterio
Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha.
Maria, abre la ventana y deja que el sol alumbre por todos los rincones de tu casa. Maria, mira hacia afuera nuestra vida no ha sido hecha para rodearla de sombras y tristezas.
Debemos terminar con esta tristeza, tenemos que inventar un nuevo amor
La tristeza no tiene fin, la felicidad sí
Será mi tristeza... la realidad es que sin ella no hay paz, no hay belleza
La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo.
La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí­ mismo.
La abeja laboriosa no tiene tiempo para la tristeza.
Las alegrías no ríen. Las tristezas no lloran.
Si me dan a elegir entre la tristeza y la soledad, me quedo con la tristeza.
Podéis hacerme abdicar de mis glorias y de mi estado, pero no de mis tristezas. ¡Todavía soy rey de mis amarguras...!
Yo juro que vale más ser de baja condición y codearse alegremente con gentes humildes, que no encontrarse muy encumbrado, con una resplandeciente pesadumbre y llevar una dorada tristeza.
Hay un viejo chiste, Dos mujeres de edad en un hotel de alta montaña comenta una a la otra, ¡Vaya, aquí la comida es realmente terrible!, y contesta la otra: ¡Y además las raciones son tan pequeñas!. Pues básicamente así es como me parece la vida, llena de soledad, histeria, sufrimiento, tristeza y sin embargo se acaba demasiado deprisa.
La vida está llena de soledad, miseria, sufrimiento, tristeza y, sin embargo, se acaba demasiado deprisa. (Annie Hall. 1978).
search