Las mejores 137 Frases de Tragedia - FrasesWiki.com

Encontramos 137 frases sobre Tragedia

Una tragedia puede llegar a ser el mayor de nuestros bienes si nos la tomamos de una manera que nos permita crecer. " Pensamientos del corazón " (1998), Louise Hay
Autor:" Pensamientos del corazón " (1998) Louise Hay
Esta tragedia se ve agravada por la ironía de que esta generación de periodistas es la mejor preparada y la más cualificada de la historia de su profesión. Pero, con frecuencia, se les prohíbe hacer el trabajo para el que han sido preparados.
La devastación es increíble. Constituye una de las grandes tragedias de la historia
En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla
Eso no es una comedia. Es una tragedia
Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos nuestro talento y nuestras habilidades para encontrar soluciones, acabemos de una sola vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.
¿Por dolorosa experiencia, hemos aprendido que la razón no basta para resolver los problemas de nuestra vida social. La penetrante investigación y el sutil trabajo científico han aportado a menudo trágicas complicaciones a la humanidad, creando los medios para su propia destrucción en masa. ¡Tragedia, realmente, de abrumadora amargura!
Me invadió el miedo terrible de volverme loco. Fui llevado a otro mundo, otro lugar, otro tiempo. Mi cuerpo parecía estar sin sensación, sin vida, extraño. ¿Me estaba muriendo? ¿Era esto la transición? A veces creía estar fuera de mi cuerpo, y por tanto percibía claramente, como un observador externo, la tragedia completa de mi situación.
La tragedia de la vida es lo que dejamos morir dentro nuestro mientras vivimos
La tragedia de la vida es lo que muere dentro de un hombre mientras vive.
Participamos en una tragedia, en una comedia sólo miramos.
Toda alegría no es más que un olvido momentáneo de la tragedia esencial de la vida.
Las tragedias deja que se vayan.
En medio de la tragedia nos dicen para alegrarnos que el estado somos nosotros, cuando en realidad lo único que existe para el estado terrorista es el capitalismo.
La definición más profunda de la juventud es la vida aún no afectadas por la tragedia.
La tragedia de la edad no es ser viejo, sino que se sea joven y la gente no lo vea.
La tragedia de la edad no es ser viejo, sino que se sea joven y la gente no lo vea.
Cuanto más se acerca un hombre a la tragedia, más intensa es su concentración de emoción en el punto fijo de su compromiso, es decir, tanto más se acerca a lo que en la vida llamamos fanatismo
Hacer el retrato de una ciudad es el trabajo de una vida y ninguna foto es suficiente, porque la ciudad está cambiando siempre. Todo lo que hay en la ciudad es parte de su historia: su cuerpo físico de ladrillo, piedra, acero, vidrio, madera, como su sangre vital de hombres y mujeres que viven y respiran. Las calles, los paisajes, la tragedia, la comedia, la pobreza, la riqueza.
Si te sientes realmente feliz, deberías escribir una tragedia, si te sientes verdaderamente desgraciado, deberías escribir una comedia.
Si no ganas, no es una gran tragedia. Lo peor que sucede es que pierdes una partida.
Me gusta pensar que, sin la muerte, cada nacimiento sería una tragedia.
En México no hay tragedia: todo se vuelve afrenta. Afrenta, esta sangre que me punza como filo de maguey. Afrenta, mi parálisis desenfrenada que todas las auroras tiñen de coágulos. Y mi eterno salto mortal hacia mañana. Juego, acción, fe, día a día, no sólo el día del premio o del castigo: veo mis poros oscuros y sé que me lo vedaron abajo, abajo, en el fondo del lecho del valle.
Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia.
Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia.
La tragedia de la vida es lo que dejamos morir dentro nuestro mientras vivimos.
Se critica mucho a los nacionalismos de América latina, pero discúlpenme si les recuerdo que no tienen nada que ver con los terribles nacionalismos de Europa, que causaron las peores tragedias de la humanidad, como el Holocausto o el genocidio de los Balcanes
Hoy las armas están en silencio. Una gran tragedia ha terminado y una gran victoria ha sido ganada.
Hoy las armas han callado. Una gran tragedia ha terminado. Una gran victoria ha sido ganada. El mundo entero se encuentra en silencio, en paz.
La tragedia de la guerra moderna es que los hombres jóvenes mueren luchando entre sí en lugar de luchar contra los enemigos reales en sus capitales
¿Qué sería de nuestras tragedias si un insecto nos presentara las suyas?
De las almas creadas supe escoger la mía. Cuando parta el espíritu y se apague la vida, y sean hoy y ayer como fuego y ceniza, y acabe de la carne la tragedia mezquina, y hacia la Altura vuelvan todos la frente viva, y se rasgue la bruma... Yo diré: Ved la chispa y el luminoso átomo que preferí a la arcilla.
Es una tragedia que no la escribieron Sófocles o Esquilo porque les tuvieron miedo a los críticos de Atenas
Intenta comprender, no eres un personaje de tragedia.
La historia muestra muchos casos de comentarios no ciertos que terminan en tragedia. O simplemente en fallos injustos o conclusiones falsas
Enséñame un héroe y te escribiré una tragedia.
¡La tragedia es vulgar por lo sencilla!
El verdadero amor no debe ser pagado, el amor no pide nada, el verdadero amor no desea sino dar, la única tragedia para el amor es que no puede dar bastante.
No soy el único que se plantea las mismas preguntas que Job. ¿Por qué sufrimos? ¿Por qué es tan injusto el mundo? ¿Cuál es el sentido del dolor y la tragedia?
Las verdaderas tragedias no resultan del enfrentamiento entre un derecho y una injusticia. Surgen del choque entre dos derechos.
¡Cuántos dramas de familia, cuántas tragedias sangrientas había producido aquel monstruo con sus trampas! Tenía invenciones sorprendentes. Y, sin duda, que la más curiosa, la más horrible, y la más peligrosa de todas, era la cámara de los suplicios.
Las verdaderas tragedias no resultan del enfrentamiento entre un derecho y una injusticia. Surgen del choque entre dos derechos.
Dos tragedias hay en la vida: una es no conseguir lo que el corazón desea, la otra es conseguirlo.
Dos tragedias hay en la vida: una, no lograr lo que ansía el corazón, la otra es lograrlo.
Hay dos tragedias en la vida. Una es no alcanzar el deseo de nuestro corazón. Y la otra es alcanzarlo.
Contra lo que suele creerse, la verdad casi siempre es divertida. Lo único que la gente se toma el trabajo de inventar son tragedias.
Puedes cruzar montañas, océanos, superar tragedias, dificultades, responsabilidades, con solamente una cosa: Confianza en ti mismo.
Toda civilización que ha existido, al fin se ha desplomado. La historia es una narración de esfuerzos que fracasaron, o aspiraciones que no se realizaron. Por eso, como historiador, uno tiene que vivir con un sentido de lo inevitable de la tragedia.
El hecho básico de la existencia humana es, no una tragedia, sino un aburrimiento. No es tanto una guerra más que un esperar en una fila de personas. La objeción hacia ella no es que sea predominantemente dolorosa sino que carece de sentido
El mundo es una comedia para los que reflexionan y una tragedia para los que sienten.
El mundo es una comedia para los que piensan y una tragedia para los que sienten
Los españoles convierten tragedia en fiesta
La muerte de un hombre es una tragedia. La muerte de millones es una estadística
Una única muerte es una tragedia, un millón de muertes es una estadística.
Habrá que rehabilitar créditos para reconstruir todo eso y mira, por buscar alguna faceta positiva a la tragedia, a lo mejor se reactiva la industria de la construcción por lo menos ahí a nivel local.
El amor puede ser un pasatiempo y una tragedia.
La estimación depende de creer o no creer en quien se estima, el amor, ésta es su tragedia, aunque no crea, ama.
Fue un fracaso total, la mayor tragedia de mi vida. Desde el primer día me di cuenta de que yo no iba a ser médico.
En la tragedia sólo conmueve lo verosí­mil.
La gran tragedia de un poeta consiste en ser admirado por aquello precisamente que todos interpretan mal.
La peor tragedia para un poeta es ser admirado por ser malinterpretado.
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.
La vida es una tragedia para los que sienten, y una comedia para los que piensan.
En la tragedia sólo conmueve lo verosímil.
El valor en la vida es con frecuencia un espectáculo menos dramático que el valor ante el momento final, pero no deja de ser una magnífica amalgama del triunfo y tragedia. Un hombre hace lo que debe -sin importarle las consecuencias personales, los obstáculos, las presiones ni los peligros-, y este es el fundamento de toda moralidad humana.
Un desarrollo inadecuado seria una tragedia.
La peor tragedia que podría haberme ocurrido fue mi éxito. Supe de inmediato que yo estaba acabado - proscrito
La vida es una tragedia a la que asistimos como espectadores un rato, y luego desempeñamos nuestro papel en ella.
La vida es una tragedia a la que asistimos como espectadores un rato, y luego desempeñamos nuestro papel en ella.
La tragedia de la vejez no consiste en ser viejo, sino en que aún se es joven.
La tragedia es una experiencia que ilumina el carácter.
La tragedia es una experiencia que ilumina el carácter.
Las deportaciones forzadas, la eliminación sistemática de pueblos y el desprecio de los derechos fundamentales de la persona son las tragedias que, desgraciadamente, aún hoy humillan a la humanidad.
Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa
Duele que te dejen de lado cuando sufres una tragedia. Duele que resten importancia a algo que ha cambiado tu vida.
El Hombre es lo que importa. El Hombre ahí, desnudo bajo la noche y frente al misterio, con su tragedia a cuestas, con su verdadera tragedia, con su única tragedia... La que surge, la que se alza cuando preguntamos, cuando gritamos en el viento. ¿Quién soy yo?
El Hombre es lo que importa. El Hombre ahí­, desnudo bajo la noche y frente al misterio, con su tragedia a cuestas, con su verdadera tragedia, con su única tragedia... La que surge, la que se alza cuando preguntamos, cuando gritamos en el viento. ¿Quién soy yo?
Con Cromañón no se aprendió nada. Estas cosas se aprenden desde el colegio (la escuela). La tragedia está latente: en un subte de Buenos Aires, en una cancha de fútbol. Hay exceso de público en los espectáculos y una pérdida de valores muy importante que producen este tipo de accidentes.
Si usted cree, como los griegos, que el hombre está a merced de los dioses, debe escribir tragedias. El fin es inevitable desde el principio. Pero si cree que el hombre puede resolver sus propios problemas y que no está a merced de nadie, entonces probablemente escriba melodramas.
Todas las tragedias concluyen en una muerte, todas las comedias terminan en un matrimonio
Todas las tragedias terminan con una muerte, todas las comedias con una boda.
Todas las tragedias concluyen en una muerte; todas las comedias terminan en un matrimonio.
En circunstancias de verdadera tragedia se ven las cosas de inmediato... Pasado, presente y futuro juntos.
Una tragedia puede llegar a ser el mayor de nuestros bienes si nos la tomamos de una manera que nos permita crecer.
La comedia y la tragedia se entremezclan en la vida, Gilbert. Lo único que me persigue todavía es la historia de esos dos que vivieron juntos cincuenta años, odiándose. No puedo creer que haya sido así. Alguien ha dicho que el odio es solamente el amor que no encontró el camino. Estoy segura de que debajo del odio, en realidad se amaban.
Todo lo que pasa en el mundo sucede ante nuestros ojos, pero ninguna gran tragedia dura más de un minuto en el telediario.
Expresar las emociones humanas más elementales. La tragedia, el éxtasis, el fatalidad del destino...
La gran tragedia del mundo es que no cultiva la memoria, y por tanto olvida a los maestros
Sin la subestimación de las dificultades de nuestra situación, la tragedia de los desempleados, la carga penosa de los impuestos, la lucha ardua y dolorosa de ésos empleados en comercios e industrias, de todos modos estamos libres de ese miedo. Ese miedo que las cosas van a ser peores. Debemos nuestra libertad de ese miedo al hecho de que hemos compensado nuestros sueños y realidades.
Las personas más espirituales, suponiendo que tengan el máximo coraje, son también las que viven las tragedias más dolorosas: pero esas personas honran la vida justo porque ésta les opone su máxima hostilidad.
Vosotros miráis hacia arriba cuando buscáis elevación, yo miro hacia abajo, porque estoy elevado. Decidme, ¿quién de vosotros puede reír y a la vez estar elevado? El que asciende a las más altas montañas se ríe de todas las tragedias: de las del teatro y de las de la vida.
Mi madre quería darnos a entender que las tragedias de tu vida un día tienen el potencial de ser historias cómicas en el siguiente.
La ilusión de una morada en el tiempo es el deseo de hombres y mujeres. La esperanza y el instante de la felicidad, únicos asideros para vivir esta errancia sin fin. Y la cultura, para muchos, la salvación de toda tragedia: vivir en cualesquiera de los géneros teatrales, pero no vivir muerto
El alma nace vieja, pero se vuelve joven: ésta es la comedia de la vida. El cuerpo nace joven y se vuelve viejo: ésa es la tragedia de la vida.
El mundo se ha reído de sus propias tragedias, como único medio de soportarlas
En este mundo hay sólo dos tragedias: una es no obtener lo que se quiere, la otra es obtenerlo. Esta última es la peor, es una verdadera tragedia.
En este mundo sólo hay dos tragedias: una, no conseguir lo que se necesita, otra, conseguirlo. Esta última es la verdadera tragedia.
Formar parte de la sociedad es un fastidio, pero estar excluido de ella es una tragedia.
La tragedia de la vejez estriba, no en que uno sea viejo, sino en que uno es joven.
La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino haber sido joven.
Las tragedias de los otros son siempre de una banalidad desesperante.
Las tragedias de los otros son siempre de una banalidad exasperante.
Los que son fieles conocen solamente el aspecto trivial del amor: son los infieles los que conocen sus tragedias.
Todas las mujeres llegan a ser como sus madres, ésa es su tragedia.
Escribir una comedia ayuda a poner las cosas en perspectiva. El mundo ha ido de tragedia en tragedia, de horror en horror, pero los seres humanos seguimos existiendo, enamorándonos y hallando alegría en la vida.
Una de las tragedias del hombre es la irresolución de su vida entre los dos polos del enamoramiento: la sensualidad y el amor.
Lo principal no es comenzar a pintar precozmente, sino ser primeramente un individuo. El arte de dominar la vida es el requisito previo para todas las demás formas de expresión, ya sean pinturas, esculturas, tragedias, o composiciones musicales
No existe la tragedia, sino lo inevitable.
No existe la tragedia, sino lo inevitable. Todo tiene su razón de ser: solo se necesita distinguir lo que es pasajero de lo que es definitivo. ¿Que es lo pasajero? Lo inevitable - ¿Y lo definitivo? Las lecciones de lo inevitable.
Toda aflicción que llega acaba por irse. Así sucede con las glorias y las tragedias del mundo
Una de las grandes -sino la mayor- tragedias del hombre moderno es que hoy, dominado por las fuerzas de los mitos y dirigido por la publicidad organizada, ideológica o no, renuncia cada vez más, sin saberlo, a su capacidad de decidir
El deseo humano de un principio, un medio y un fin —y un fin apropiado a la magnitud de ese principio y ese medio— no se realiza tan cabalmente como en las obras que Coleman enseñaba en la Universidad de Athena. Pero fuera de la tragedia clásica del siglo V aC, la esperanza de conclusión, y no digamos de una consumación justa y perfecta, es una ilusión demasiado necia para que la tenga un adulto.
El tema de una buena tragedia no debe ser realista.
El tema de una buena tragedia no debe ser realista.
Podemos perdonar fácilmente a un niño que teme a la oscuridad, pero la real tragedia de la vida es cuando los adultos le temen a la luz.
La finalidad de la tragedia es conmover y sorprender al auditorio, pero sólo transitoriamente.
La tragedia está en los ojos del que la contempla, no en el corazón del que sufre
La tragedia de un ser era la victoria de otro. Así son todas las demás cosas del mundo -se decía Lope, con ánimo ligero- y hay que andar alerta y madrugar.
-La tragedia nuestra, no es tragedia.
Ella me habló de los mellizos, del Nene Brignone y del Gaucho Dorda y de Malito y el Chueco Bazán y yo la escuché como si me encontrara al frente de una tragedia griega. Los héroes deciden enfrentar lo imposible y resistir, y eligen la muerte como destino.
Las tragedias son una herramienta para ganar sabiduría en la vida, no una guía para vivir.
Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias.
El deseo de ser diferente de lo que eres es la mayor tragedia con que el destino puede castigar a una persona.
Creo que el colmo de la vida es contar lo que nos pasa, hacer la fábula florida de nuestra tragedia
Todas las tragedias que se puedan imaginar confluyen en una sola y única tragedia: el paso del tiempo
El mundo es una comedia para los que piensan y una tragedia para los que sienten.
El panorama le dio seguridad. Era un campo dorado que poseía vida. Era la religión de la paz. Un campo que moriría, si sus tímidos ojos fueran obligados a contemplar la sangre. Imaginó a la naturaleza como una mujer que siente una honda aversión hacia la tragedia.
Pocas tragedias pueden ser más amplias que el retraso en el crecimiento de la vida, pocas injusticias más profundo que la negación de una oportunidad de luchar o incluso a la esperanza, por un límite impuesto desde fuera, pero falsamente identificadas como parte.
El esfuerzo constante por comprender el Universo es una de las raras cosas que elevan la vida humana por encima de la farsa y le confiere la dignidad de la tragedia.
El esfuerzo para comprender el universo es una de las pocas cosas que eleva la vida humana por encima del nivel de la farsa y le imprime algo de la elevación de la tragedia.
Que no nos engañen con eso de que los recortes en Educación son una tragedia porque en Andalucía ellos (el PSOE) llevan 20 años recortando. Ahora hay quienes quieren restar importancia al respaldo ciudadano que recibió el PP en las urnas, pero lo que no se gana con votos no se puede conseguir en la calle.
La vida es una tragedia, domínala.
La gran tragedia de la ciencia, el asesinato de una bella hipótesis por un hecho feo.
Todo amor que no sea una pasión furiosa y trágica debe ser erradicado del teatro, y un amor, sea cual fuere, estaría tan desplazado en Electra como en Athalie. Vos habéis reformado la declamación, ha llegado la hora de reformar la tragedia y de purgarla de amoríos insípidos lo mismo que se ha purgado el escenario de petimetres.
Así, en la tragedia, el pagano comprende que es mejor que sus dioses, y justamente tal conocimiento lo deja enmudecido, sin palabras.
La diferencia entre la comedia y la tragedia es que en la comedia sus personajes encuentran la forma de sobreponerse a la tragedia.
search