Las mejores 125 Frases de Tesoro - FrasesWiki.com

Encontramos 125 frases sobre Tesoro

Cuando buscamos el tesoro, nos damos cuenta de que el camino es el propio tesoro. " El Alquimista " (1988), Paulo Coelho
Autor:"El Alquimista" (1988) " El Alquimista " (1988) Paulo Coelho
Ser miembro pleno de la especie humana no puede reducirse a ser sólo un consumidor, sino que consiste en ser depositario del tesoro de preguntas y respuestas acumulado progresivamente por quienes nos precedieron.
Si perdieras un tesoro y te encontraras otro, no volverías a esconderlo en el mismo sitio.
Si perdieras un tesoro y te encontraras otro, no volverí­as a esconderlo en el mismo sitio.
Tesoros que no valen comparados con tu alma
Luz de los astros: todos mis poros se abren sintiendo vuestros tesoros que son trasuntos de inmensidad, y en esta hora soy una cuerda, cuerda que espera que algo la muerda, para dar notas de tempestad.
La igualdad es un tesoro: si la tienes en el tiempo, tienes el reino de los cielos, y la plena beatitud.
A mi lado tengo un tesoro que cuido todos los días y hoy como nunca adoro
Como el que acumula tesoros, así es el que tributa honor a su madre.
Nosotros podemos escoger entre ver la vida como una serie de dificultades y tribulaciones, o como una acumulación de tesoros.
Acumula tesoros en el cielo el que da a Cristo. Y da a Cristo el que da al pobre.
Yo observo la historia de los tesoros que ustedes encontraron. ¡Veo la continuación! Mi sabiduría es tan despreciada como el caos. ¿Qué es mi nada, frente al estupor que les espera a ustedes?
Los libros son compañeros, maestros, magos y banqueros de los tesoros de la mente. Son portadores de civilización
El talento que se nos ha dado, el tesoro de la verdad, no se debe esconder, debe transmitirse a otros con audacia y valentía, para que sea eficiente y, cambiando al imagen, para que penetre y renueve la humanidad como hace la levadura.
Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo: un amigo es ambos.
Dando nuestra comida, nos hacemos más fuertes, ofreciendo a los demás nuestros vestidos, nos hacemos más bellos, prestando desinteresadamente las moradas de la pureza y la verdad, conseguimos grandes tesoros.
Los tesoros del escritor son la vida interior, la imaginación y las ganas de contar
La poesía sigue proyectando su luz mortal y lacrimógena, luz vivificante del devenir humano dentro de sí mismo y no orientado hacia la conquista de nuevos metales cuya fusión dosificada estalle asolando tierras de cultura, tesoros anímicos penosamente acumulados, segando el más preciado, el más rutilante de los tesoros: la vida humana.
El FILÓSOFO no es un sabio, no posee aún el tesoro de la Sabiduría, sino que tan sólo la busca, va tras ella incansablemente. No se conforma con el variado campo de las opiniones intelectuales: a medida que va conociendo, se va transformando, su conocimiento, al llegar al fondo de las cosas, se convierte en un estilo de vida
El burgués, no conforme con poseer grandes tesoros de los que a nadie participa, en su insaciable avaricia, roba el producto de su trabajo al obrero y al peón, despoja al indio de su pequeña propiedad y no satisfecho aún, lo insulta y golpea haciendo alarde del apoyo que le prestan los tribunales, porque el juez, única esperanza del débil, hállase también al servicio de la canalla
Llegar a todo aquel nuevo mundo de literatura, con tiempo para leer en una ciudad como París, era como si a uno le regalaran un gran tesoro.
Respetad la opinión ajena, y creed que en este mundo nadie posee el tesoro de la verdad.
Elena siguió su viaje haciendo escalas nadie sabe dónde, pues la gente de aquellas abandonadas islas le tomó verdadero cariño y la identificó con todas las grandes y bienhechoras damas del mito y del recuerdo. En su poesía el cargamento de Elena se multiplicó y enriqueció con todos los tesoros del país de las hadas.
¡Oh, libertad gran tesoro! porque no hay buena prisión, aunque fuese en grillos de oro.
¡Oh, libertad preciosa, no comparada al oro, ni al bien mayor de la espaciosa tierra, más rica y más gozosa que el precioso tesoro que el mar del sur entre su nácar cierra.
Cuando el avaro dice: tengo un tesoro, el preso dice: tenga una cárcel.
El avaro visita su tesoro por traerle a la memoria que es su dueño, carcelero de su moneda.
No basta saber dónde está el tesoro, hace falta trabajar y sacarlo.
No es filósofo el que sabe donde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.
No es sabio el que sabe donde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.
No es el filósofo el que sabe donde esta el tesoro sino el que trabaja y lo saca.
Las mujeres más virtuosas son como los tesoros ocultos: están a salvo mientras nadie los busca.
Una mujer honesta es un tesoro oculto: quien lo halla, hará muy bien en no pregonarlo.
Me gustaría ser enterrado con todos mis tesoros como los faraones. Si pudiera me pagaría una pirámide en Kensington.
Nada ingresa al tesoro público, para beneficio de un ciudadano o de una clase, que no sea aquello que otro ciudadano u otras clases han sido forzados a poner en él.
Tengo un día. Si lo sé aprovechar, tengo un tesoro
Tengo un dí­a. Si lo sé aprovechar, tengo un tesoro.
Si es feliz o desdichado, la vida es el único tesoro que puede poseer.
Las personas son máscaras, las acciones son juegos de enmascarados, los deseos contribuyen al desarrollo normal de la farsa, los hombres denominan toda esta multiplicidad de seres y fenómenos, ¡Consumen el tesoro de sus días disfrazándose de muertos!
Tienes más cualidades de lo que tú mismo crees, pero para saber si son de oro bueno las monedas, hay que hacerlas rodar, hacerlas circular. Gasta tu tesoro.
Es la hora en que me quedo solo y, mientras los demás duermen, abro el cajón donde guardo mis tesoros. Contemplo tus zapatillas, el pañuelo, tus cabellos, el retrato, releo tus cartas y aspiro tu perfume almizclado. ¡Si supieras lo que siento!
No digáis que, agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: podrá no haber poetas pero siempre habrá poesía.
El amor es la eterna historia del juguete que los hombres creen recibir y del tesoro que las mujeres creen dar
Una colección de bellas máximas es un tesoro más apreciable que las riquezas.
Una colección de bellas máximas es un tesoro más estimable que las riquezas.
Una colección de bellas máximas es un tesoro más apreciable que las riquezas.
Quien no es capaz de desprenderse de un tesoro en un momento de necesidad es como un esclavo encadenado
En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.
En Egipto, a las bibliotecas se las denominaba tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y origen de todas las demás.
Cava la tierra y hallarás un tesoro, sólo que debes cavar con la fe de un labriego
La sabiduría es un tesoro que nunca causa entorpecimientos.
Todavía hay una cosa que falta en cuanto a ti: Vende todas las cosas que tienes y distribuye entre los pobres, y tendrás tesoro en los cielos, y ven, sé mi seguidor
La verdad religiosa está prisionera en un número ínfimo de pequeños manuscritos que resguardan los tesoros comunes, en vez de compartirlos. Rompamos el sello que ata estas cosas santas, Démosle alas a la Verdad para que pueda volar con la Palabra, y no con un esfuerzo grande y extenso, solamente multipliquémosla con una máquina que nunca se canse, y así cada alma podrá incorporarla a su vida.
Todo nace y pasa según la ley, más sobre la vida del hombre, este precioso tesoro, impera una suerte inestable.
Una colección de anécdotas y máximas es el mayor tesoro para el hombre de mundo que acierte a intercalar las primeras en su lugar debido, y a recordar las segundas en el caso oportuno.
La geometría tiene dos grandes tesoros: uno es el teorema de Pitágoras, y el otro el número áureo. El primero puede compararse a una medida de oro, y el segundo a una piedra preciosa.
La caridad casi siempre peca por exceso o por defecto: malgasta sus tesoros en un sitio y deja que la gente muera de hambre en otros.
Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria, la mar
Los únicos bienes intangibles son los que acumulamos en el cerebro y en el corazón, cuando ellos faltan ningún tesoro los sustituye.
Los únicos bienes intangibles son los que acumulamos en el cerebro y en el corazón; cuando ellos faltan ningún tesoro los sustituye.
El hombre mejor no es nunca el que fue menos niño, sino al revés: el que al pisar los treinta años encuentra acumulado en su corazón el más espléndido tesoro de la infancia.
El verdadero tesoro del hombre es el tesoro de sus errores
¡Cómo hemos de admirar la pureza sacerdotal! -Es su tesoro. -Ningún tirano podrá arrancar jamás a la Iglesia esta corona.
Respetad la opinión ajena, y creed que en este mundo nadie posee el tesoro de la verdad
Siempre estamos pidiendo nuevos libros, pero en ésos que poseemos desde hace mucho tiempo hay inestimables tesoros de ciencia y de entretenimiento que desconocemos porque hemos decidido privarnos de ellos.
Una hora ganada al amanecer es un tesoro por la tarde
Cuando reparas en algo,
Yo no estimo tesoros ni riquezas, y así, siempre me causa más contento poner riquezas en mi entendimiento que no mi entendimiento en las riquezas.
He aquí mis tres tesoros. Guárdalos bien. El primero es la piedad, el segundo, la frugalidad, el tercero, la negativa a ser la primera de todas las cosas bajo el cielo.
Los cinco colores ciegan al hombre. Los cinco sonidos ensordecen al hombre. Los cinco sabores embotan al hombre. La carrera y la caza ofuscan al hombre. Los tesoros corrompen al hombre
Poseo tres cualidades preciosas que guardo en mí como un preciado tesoro: la primera se llama AMOR, la segunda MODESTIA, la tercera se llama HUMILDAD.
¿No te bastaba con el bosque, con la voz de los árboles, con el susurro del viento y la energía de la tierra? ¿Conoces algún tesoro mejor que el secreto de la vida?
No te asuste naufragar que el tesoro que buscamos, capitán, no está en el seno del puerto sino en el fondo del mar.
El renombre del rico termina con su vida, se recuerda el tesoro, pero no al atesorador. Muy otra es la gloria de la virtud de los mortales que la de sus tesoros.
¿No ves tú que el tesoro no honra a su acumulador, después de su vida, como hace la ciencia, que atestigua y proclama a su creador, porque es hija de quien la genera y no hijastra como la pecunia?
El renombre del rico termina con su vida; se recuerda el tesoro, pero no al atesorador. Muy otra es la gloria de la virtud de los mortales que la de sus tesoros.
Juventud, divino tesoro, quema el calendario
La devoción a María gusta de difundirse y quien no intenta comunicarla y tiene poco entusiasmo y poder no tienen límites, y el tesoro de sus regalos demuestra que carece de tan preciosa devoción.
Yo no soy un gran señor, pero en mi cielo de tierra cuido el tesoro mejor: mucho, mucho, mucho amor.
Amor más que tesoros da esta Tierra.
Si la verdad es nuestro más preciado tesoro, bien haremos en economizarla.
La riqueza no consiste en la posesión de los tesoros y sí en el uso que se debe hacer de ella.
Una mujer hermosa agrada a la vista, una mujer buena agrada al corazón, la primera es una joya, la segunda un tesoro.
Una mujer hermosa agrada a los ojos, una mujer buena agrada al corazón, la primera es un dije, la segunda es un tesoro
Almas de fango, que no estimais mas que el oro, no quiero tocar vuestros tesoros, por impuro que sea su origen.
Es uno de los principales inconvenientes de la extrema belleza de las chicas: sólo los ligones experimentados, cínicos y sin escrúpulos se sienten a su altura, así que los seres más viles son los que suelen conseguir el tesoro de su virginidad.
La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre, por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.
La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.
Esto es el amor. Es nuestro único tesoro. Con él nada puede faltarnos. Es la alegría de estar juntos, la tristeza de separarnos, es una vida dentro de otra vida que es más que la misma vida.
No hay ningún general que no crea tener los mismos derechos al trono que yo. No hay ningún hombre influyente que no crea haber dirigido mi marcha el 18 de Brumario. Estoy obligado, pues, a ser muy severo con estos hombres. Si me familiarizase con ellos no tardarían en repartirse mi poder y el tesoro público. No me quieren, pero me temen, y eso es suficiente.
Odiar es un despilfarro de corazón, y el corazón es nuestro mayor tesoro.
Odiar es un despilfarro del corazón, y el corazón es nuestro mayor tesoro.
Sé celoso de tu tiempo, porque es tu mayor tesoro.
Sé celoso de tu tiempo, porque es tu mayor tesoro.
Todo era digno de ser amado. Los tesoros son paredes con sombra ciega y el amor está en el mundo para olvidar al mundo.
Cuando buscamos el tesoro, nos damos cuenta de que el camino es el propio tesoro
Cuando tenemos los grandes tesoros delante de nosotros, nunca los reconocemos.
Sólo quien encuentra vida puede encontrar tesoros.
El tesoro del hombre es su verde juventud, el resto de la vida es invierno y senectud.
El hombre sabio es pobre en apariencia, pues su tesoro está en Suiza.
Como monedas echamos las palabras en la mente del niño para que con el tiempo su pensamiento sea un tesoro.
Como monedas echamos las palabras en la mente del niño para que con el tiempo su pensamiento sea un tesoro.
La felicidad es un viaje —prosiguió Julián, hablando otra vez con pasión—. Es también una elección que tú debes hacer. Puedes maravillarte de los diamantes que hay en el camino o puedes seguir corriendo toda tu vida, persiguiendo ese cofre del tesoro que a la postre resulta estar vacío. Disfruta esos momentos que cada día te ofrece, porque hoy es lo único que tienes.
Juventud, divino tesoro, ¡te fuiste para no volver! Cuando quiero llorar no lloro y a veces lloro sin querer...
Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! Cuando quiero llorar, no lloro... y a veces lloro sin querer.
El templo del amor, no es el amor en sí. El verdadero amor es el tesoro, no las paredes a su alrededor.
La experiencia es una cantera riquísima de la que muchos hombres extraen tesoros de vida
El avaro, por ansia de su tesoro, se priva de él.
No me arrepiento de las miles de veces que vine a casa con las manos vacías, después de haber perdido todas mis provisiones y cebo. Cuando los días se hacen tan sombríos como ese, entonces sabes que pronto encontrarás el tesoro
Entonces de mi mano escapó y jamás mi tierra el tesoro recobró...Así aprendí triste la renuncia: nada sea donde la palabra falte.
Procura no emplear el tesoro de tu vida en odiar ni en temer.
Un gran descubrimiento a menudo requiere un mapa hacia una mina llena de tesoros ocultos entonces fácilmente recogidos con las herramientas convencionales, no una nueva y brillante máquina de la era espacial para penetrar en los mundos que antes eran inaccesibles
Mi único credo. La montaña del tesoro, las flores de seis pétalos de la nieve.
Incluso la fruta verde ha de prometer madurez y delicia, tesoros.
Una mujer debe insinuar siempre, jamás asegurar. Os repito estas admoniciones, tesoros míos, para que obtengáis éxito y riquezas y seáis siempre divertidas y seductoras.
Harta misericordia nos hace a todos los que quiere Su Majestad entendamos que es El, el que está en el Santísimo Sacramento. Mas que le vean descubiertamente y comunicar sus grandezas y dar de sus tesoros, no quiere sino a los que entiende que mucho desean, porque estos son sus verdaderos amigos
La traición la emplean únicamente aquellos que no han llegado a comprender el gran tesoro que se posee siendo dueño de una conciencia honrada y pura.
He buscado en tu cuerpo la canción. Alguien lleva un tesoro entre las manos.
He buscado en tu cuerpo la canción. Alguien lleva un tesoro entre las manos.
Comprenderéis sin esfuerzo que es absurdo mantener, por medio de delatores y verdugos, la religión de un Dios al que los verdugos hicieron perecer. Es casi tan contradictorio como acaparar los tesoros de los pueblos y de los reyes en nombre de ese mismo Dios que nació y vivió en la pobreza.
Hay más tesoros en los libros que en todo el botín de los piratas de la Isla del Tesoro
Ignoro por qué capricho extraño puede el hombre robarse a sí propio el tesoro de la vida, cuando la vida, por sí misma, a cada instante corre a entregarse a la muerte.
Si te contara todo lo que hago con tu querido retrato te reirías. Por ejemplo, cuando lo saco de su calabozo, le digo: ¡buen día, tesoro!, buen día, buen día, mocosa, pícara, nariz de punta, chichecito.
Si te contara todo lo que hago con tu querido retrato te reirí­as. Por ejemplo, cuando lo saco de su calabozo, le digo: ¡buen dí­a, tesoro! , buen dí­a, buen dí­a; mocosa, pí­cara, nariz de punta, chichecito.
search