Las mejores 253 Frases de Temor - FrasesWiki.com

Encontramos 253 frases sobre Temor

¡Ah! ¡Si ella me mirara no sé qué haría con mi alma ni dónde ocultaría lleno de temor mi corazón!
Tanto la fe religiosa como las explicaciones exentas de complicaciones del mundo se valoran mucho más en épocas de gran temor.
Considero que el peor defecto de la educación es el sistema escolar que opera fundamentalmene a base del temor, la coacción y la autoridad artificial de los maestros.
Considero que el peor defecto de la educación es el sistema escolar que opera fundamentalmente a base del temor, la coacción y la autoridad artificial de los maestros
El comportamiento ético de un hombre debería basarse con eficacia en la compasión, en la educación, y en las relaciones sociales. Las bases religiosas no son necesarias. Sin duda, el hombre estaría en mal estado si tuviera que estar atado al temor del castigo y a la esperanza de la recompensa tras la muerte.
Lo peor es educar por métodos basados en el temor, la fuerza, la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza, y sólo se consigue una falsa sumisión.
La Inmaculada Concepción de María Santísima: al deseo ardiente de no poner obstáculo entre Dios y mi alma, nada que sea pecado, ni mortal ni venial, ha de tener esta actitud, no por temor, sino por amor a nuestro Padre Dios cuya ley ha escrito Él en nuestras almas y a cuyo cumplimiento nos está cada día invitando con suavidad infinita.
No me apoyo en ti, por temor a que te derrumbes. Y por no apoyarme en ti, me derrumbo.
No hace falta conocer el peligro para tener miedo, de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor.
Los libros son, de entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la ambición les impiden decirme lo que debo hacer.
Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer.
Escribir poesía es hacer un trabajo exquisito, lleno de temor y de encanto, es hacer una perla de una lágrima.
Recuerden... Que los verdaderos derechos se deben conquistar, que es necesario vencer los conservadores, rutinarios retrógrados, los temerosos de lo nuevo, los amantes del pasado, que es necesario vencer el temor de los políticos que ven con recelo esa incógnita que encierra el voto femenino (y tal vez sea éste el mayor obstáculo).
No digas tu verdad ni al más amado, no demuestres temor ni al más temido, no creas que jamás te hayan querido por más besos de amor que te hayan dado.
Yo defino el temor: una autosugestión más o menos voluntaria de inferioridad
Yo defino el temor: una autosugestión más o menos voluntaria de inferioridad.
Nada más triste que el espectáculo de un país que por temor soporta un gobierno detestado
Entre los más tempranos entretenimientos de Emily estaba el corretear por los escenarios de la naturaleza. Prefería, eso sí, los paseos entre los bosques silvestres a los paisajes más tiernos, y aún más los refugios de las montañas, en los que el silencio y la grandeza de la soledad imprimían un temor sagrado en su corazón y llevaban sus pensamientos al Dios de los cielos y de la tierra.
Mientras puedas mirar al cielo sin temor, sabrás que eres puro por dentro, y que, pase lo que pase, volverás a ser feliz.
El avaro es el hombre que vive como pordiosero... por temor de llegar a serlo.
El avaro vive siempre en la miseria por temor a la miseria.
El temor infundado es uno de los peores enemigos del hombre.
Temor: el ladrón de los sueños.
Y por temor al difunto.
Cuando sueñas, lloras o bailas como un loco y el temor acecha, te duele el tiempo perdido y llueve. Escribe entonces.
La ventaja que sacarás de la filosofía será hacer sin que te lo manden, lo que otros harán por temor a las leyes.
El amor a la vida no es en el fondo sino el temor a la muerte.
Vuelvo a vos, con mi deseo, con mi temor.
Vuelvo a vos, con mi deseo, con mi temor.
La idea de la muerte ha sido una constante en mi vida. No por miedo sino por temor a morir sola.
Si hubiese tenido un hijo, al menos tendría una persona a la que amar, sin temor a separaciones o fracasos. Estuve tentada de adoptar un niño. Si no lo hice fue por temor a no saber educarlo. Tengo que conformarme con mis sobrinos.
Donde acaba el deseo comienza el temor.
Donde acaba el deseo comienza el temor.
... el temor que tenían a un nuevo profeta. Pues tan pronto un hombre de probadas costumbres mostrara, mediante ciertos signos reconocidos, que era un profeta, tenía, sin más, el derecho supremo de gobernar, es deci, igual que Moisés,...
...,que los adivinos sólo infunden el máximo respeto a la plebe y el máximo temor a los reyes en los momentos más críticos para un Estado.
El temor a hacer bajezas e indignidades es valor, y es valor también saberlas sufrir cuando se nos hacen a nosotros
La mayoría de los cargos del país están ocupados por fascistas de confianza. Lo que no hagan por fidelidad, lo harán por temor, ya que no ignoran que se les fiscaliza. La traición se castiga terriblemente.
El hombre es a veces más generoso cuando tiene poco dinero que cuando tiene mucho, quizá por temor a descubrir su escasa fortuna.
Asesinar, incapacitar y amenazar a los inocentes deliberada y sistemáticamente para inspirar temor con fines políticos
¿Qué es la avaricia? Un continuo vivir en la pobreza por temor a ser pobre
Los hombres sienten desprecio por la religión y temor porque sea cierta. Para remediar esto, es necesario empezar por demostrar que la religión no es contraria a la razón, después, que es venerable y digna de respeto, a continuación, hacerla amable e inducir a los buenos a desear que sea cierta y por último, probar que lo es.
El temor es contrario a la fe.
El temor es contrario a la fe.
El terreno de lo posible es muy amplio cuando no hay temor a que la luz se encienda.
El dinero se adquiere con trabajo, se guarda con temor y se pierde con gravísimo dolor
A laurel ni a renombre aspiraremos, recompensa sin precio ni mudanza serán para nosotros ignorar el temor, deparar al hombre, y a nuestro corazón, la libertad.
La pena de muerte se convierte en un espectáculo y en un motivo de compasión desdeñosa para algunos, ambos sentimientos ocupan más el ánimo de los espectadores que no el saludable temor que pretende inspirar la ley.
Los hombres, abandonados a sus sentimientos evidentes, gustan que las leyes sean crueles, aun cuando, sujetos a las mismas, a cada uno de ellos le interesaría que fuesen moderadas, por ser mayor el temor de sufrirlas que los deseos de ofenderlas.
El éxito consiste en vencer el temor al fracaso.
Superstición, aquella en la que se condensa un inane temor de los dioses, religión, aquella que se cimenta en un piadoso cultivo de la divinidad
El temor a Dios no es el principio de la sabiduría. El temor a Dios es la muerte de la sabiduría. El escepticismo y la duda llevan al estudio y la investigación, y la investigación es el principio de la sabiduría. El mundo moderno es el hijo de la duda y la interrogación, como el mundo antiguo fue el mundo del miedo y de la fe
La vida es para ser vivida intensamente como el amor, que tiene que ser experimentado hasta la última gota sin ningún temor.
Tres cosas distinguen al hombre superior: siendo virtuoso, está libre de ansiedad, siendo sabio, está libre de perplejidad, siendo valiente, está libre de temor.
Un caballero es tolerante y libre, un hombre común está lleno de ansiedad y temor.
El individuo puede y debe ser único, individual e irrepetible. Ese el el mayor temor de la Psicología
Sólo hay que tenerle temor a Dios y a mí, un poquito. Por lo menos los funcionarios que dependen de mi nombramiento. Es responsabilidad mía. Todos y cada uno de los funcionarios
Son iguales el temor y el deseo, aceite, vino y pan, significan lo mismo.
La ira nace del temor, y éste de un sentimiento de debilidad o inferioridad. Si usted posee coraje o determinación, tendrá cada menos temor y en consecuencia se sentirá menos frustrado y enojado.
Para crear una paz interior, lo más importante es la práctica de la compasión y el amor, la compresión y el respeto por los seres humanos. Los más poderosos obstáculos para ello son la ira y el odio, el temor y el recelo. De modo que, mientras la gente habla de desarme en el mundo entero, cierto tipo de desarme interno es prioritario.
Me sentí libre del temor de que alguien pudiera testificar contra mí, porque todos los que tuvieron algo que ver conmigo habían sido ahorcados o deportados. Se me conocía por el nombre de Moll Flanders y aunque hubiera tenido la desgracia de ser detenida diría que me llamaba de otro modo y no podrían achacarme mis antiguos delitos.
La religión primitiva de la humanidad tiene su fuente principal en el inquietante temor del futuro.
Haz que tus familiares te reverencien más que te teman, pues el amor sigue a la reverencia, mas el odio al temor.
Nadie envejece por vivir años, sino por abandonar sus ideales. Eres tan joven como lo sea tu fe, tu confianza en ti mismo, tu esperanza. Eres tan viejo como tu temor, tus dudas, tu desesperanza.
La timidez se compone del deseo de agradar y del temor de no conseguirlo
Sí la religión en general abriga con respecto a la ciencia antipatía y temor, el cristianismo en particular es el adversario declarado de toda civilización que tenga por objeto aprovechar los recursos de la vida terrestre y hacer que el espíritu descienda hasta las condiciones de esta vida.
Fracasamos por temor al fracaso
Sin temor y enfermedad, mi vida sería como un barco sin remos.
Sin temor y enfermedad, mi vida serí­a como un barco sin remos.
¿Tiene la alegría alguna importancia evolutiva? Sospecho que si, sospecho que el mal humor y el temor están condenados a una rápida extinción. Donde no hay alegría no hay valor, y sin valor las demás virtudes son inútiles
El instinto de la manada siempre lleva a valorar muy alto lo mediocre. Lo aprecia como algo valioso. Creen que son fuertes porque representan a la mayoría. En las capas medias no existen la sorpresa ni el temor. Se empujan unos contra otros para sentir la ilusión del calor. En la mediocridad nadie puede encontrarse a solas con algo, mucho menos consigo mismo. ¡Y cuan felices parecen!
Nada delata tanto al vulgar como su temor a ser decepcionado.
El temor, como el morirse, dilata la confianza o la impone.
Por amor a la vida, por temor a la muerte y a la vida, por amor a la muerte para ti o para nadie.
No es la pobreza la que aflige, sino la avaricia, así como no son las riquezas las que preservan de todo temor, sino la razón.
¿Quieres dejar de pertenecer al número de los esclavos? Rompe tus cadenas y desecha de ti todo temor y todo despecho.
Desde luego, para quien tener es la forma principal de relacionarse con el mundo, las ideas que no puede definir claramente (o redactar) le causan temor, como cualquier cosa que se desarrolla y cambia y que no puede controlarse.
Mientras tememos conscientemente no ser amados, el temor real, aunque habitualmente inconsciente, es el de amar.
Respeto no significa temor y sumisa reverencia, denota, de acuerdo con la raíz de la palabra (respicere: mirar), la capacidad de ver a una persona tal cual es, tener conciencia de su individualidad única. Respetar significa preocuparse por que la otra persona crezca y se desarrolle tal como es. De ese modo, el respeto implica la ausencia de explotación.
No amar por temor a sufrir es como no vivir por temor a morir.
Son celos cierto temor tan delgado y tan sutil, que si no fuera tan vil, pudiera llamarse amor.
Dios no hizo nada: nosotros lo hicimos a Él, lo inventamos por cobardes, por temor al rayo. Está en la esencia de la materia existir, y en prueba el que nada en última instancia se destruye. Unos átomos se transforman en otros átomos sumándose o quitándose los electrones
La idea de Dios es una idea primitiva. Simple, sencilla, infantil, hija del temor que engendra lo desconocido y de la ignorancia, que solo tiene ojos para ver las apariencias.
El temor empieza toda sabiduría, y quien no tiene temor, no puede saber.
El temor no hace que no suceda lo que recelamos.
El valiente tiene miedo del contrario, el cobarde, de su propio temor.
No hace la codicia que suceda lo que queremos, ni el temor que no suceda lo que recelamos.
No hay amor sin temor de ofender o perder lo que se ama.
No hay cosa que más avive el amor que el temor de perder al ser amado.
Siempre se ha de conservar el temor mas jamás se deberá mostrar.
Siempre se ha de conservar el temor, más jamás se debe mostrar.
Siempre se ha de conservar el temor mas jamás se deberá mostrar.
Aquellos a quienes se condena al suplicio manifiestan a veces una fortaleza y un desprecio a la muerte que en realidad no es más que el temor a mirarla cara a cara, de modo que puede decirse que esa fortaleza y ese desprecio son para su ánimo lo que la venda es a sus ojos.
El amor a la justicia no es, en la mayoría de los hombres, sino el temor a padecer la injusticia
El amor por la justicia sólo es, en muchos hombres, el temor de sufrir la injusticia.
El arrepentimiento no es tanto el pesar por el mal que hemos hecho como el temor al mal que puede sobrevenirnos como consecuencia.
La esperanza y el temor son inseparables y no hay temor sin esperanza, ni esperanza sin temor.
La moderación es un temor a caer en la envidia y en el desdén que merecen los que se embriagan con su dicha, es una vana ostentación de la fuerza de nuestro ánimo, y finalmente, la moderación de los hombres que se ven muy encumbrados es un deseo de parecer más grandes aún que su buena fortuna.
Más que un dolor para el mal que hemos causado, nuestro arrepentimiento es un temor del mal que nos pueda suceder
Lo único que debemos temer es el temor mismo.
Lo único que debemos temer es el temor mismo.
El cristiano puede tomar la Biblia completa en su mano y decir sin temor ni vacilación que está sosteniendo la verdadera Palabra de Dios, transmitida sin equivocaciones fundamentales de generación en generación a lo largo de los siglos
No le resta al hombre sino elegir con temor entre la felicidad sensual y una paz espiritual
Temible es siempre el temor de la fuerza aun fundada en el derecho.
Es el temor perpetuo de miedo, el miedo del miedo, el que da forma a la cara de un hombre valiente.
El hombre no debe consentir que en el Universo subsista lo que le causa temor.
El miserable temor de ser sentimental es el más vil de todos los temores modernos, más vil aún que el terror que ha dado origen a la higiene.
No hay lugar para el temor, ni para la esperanza. Sólo cabe buscar nuevas armas.
..., Que Tetis no quiere que se acerque lo más mínimo a su estancia por temor a que contamine sus olas,...
Entonces tiene lugar la expulsión de la bestia triunfante, es decir, de los vicios que predominan y suelen conculcar la parte divina, se purifica el ánimo de errores y se le adorna con virtudes, por amor de la belleza que se ve en la bondad y justicia natural, por deseo del placer que deriva de los frutos de ésta y por odio y temor a la fealdad y displacer contrarios.
Algunos se equivocan por temor a equivocarse.
Algunos se equivocan por temor a equivocarse.
Mi pasado es el de un rebelde que no le dio temor enfrentarse a la tiranía
La sociedad es inevitable como la muerte. En el plano material, nuestra potencia es débil contra tales límites. Pero el sabio destruye en sí mismo el respeto y el temor a la sociedad, como hace con el temor a la muerte. Es indiferente a la forma política y social del medio en que vive como es indiferente a la clase de muerte que le espera.
Los científicos tienden a resistirse a las investigaciones interdisciplinarias en su propio territorio. En muchos casos, tal estrechez de miras se basa en el temor a que la intrusión de otras disciplinas ejerza una competencia desleal por unos recursos financieros limitados y por lo tanto disminuya la propia oportunidad para la investigación
El peregrino que ansía refrescar sus secos labios en las aguas vivas, y sin embargo no se atreve a lanzarse en ellas por temor a la corriente, se expone a sucumbir de calor. La inacción originada del miedo egoísta, no puede producir sino malos frutos.
Nada es tanto de temer como el temor
El puritanismo es el temor espantoso de que alguien pueda ser feliz en alguna parte.
La libre elección de amos no suprime ni a los amos ni a los esclavos. Escoger libremente entre una amplia variedad de bienes y servicios no significa libertad si estos bienes y servicios sostienen controles sociales sobre una vida de esfuerzo y de temor, esto es, si sostienen la alienación.
Cuando podamos aventar el temor a la muerte y renunciar a todo deseo de dominar al más humilde de nuestros semejantes, podremos vivir en paz y felicidad. Y esta es la finalidad ultima: no creer, ni sufrir, ni renunciar, sino aceptar, gozar, realizar la anarquía de la vida, en medio del orden de vivir
El hombre avaricioso está lleno de temores, y quien vive con temor será siempre un siervo.
El hombre avaro está lleno de temores, y quien vive con temor será siempre un siervo.
Los buenos aborrecen el vicio sólo por amor a la virtud. Tú no te harás culpable de nada por temor al castigo
El temor es a menudo una indicación de que huyo de mí.
El poder es bueno cuando es dado por Dios para contener con él el temor al mal, no para cometer el mal temerariamente. Pues nada es peor que tomarse por el poder la libertad para pecar, nada es más infeliz que el tener la facultad para obrar mal.
La más peligrosa de todas las debilidades es el temor de parecer débil.
Toda felicidad se compone de dos sensaciones tristes: el recuerdo de la privación en el pasado y el temor de perderla en el porvenir
La educación que se da en este Instituto es basada sobre el santo amor y temor de Dios. Con estos dos medios, las educandas no podrán menos de progresar según sus años, seguirán con gusto el curso de sus trabajos, y vivirán contentas.
Y sabemos la gran diferencia que existe entre obrar exclusivamente por motivos de religión y de conciencia, a obrar exclusivamente por motivos de temor y de respetos humanos.
Tienen que insistir en que se les imparta la clase de educación que les estimule a pensar libremente y sin temor, que les ayude a investigar, a comprender, deben exigirla de sus maestros.
La gente tiene más temor a la muerte que al dolor. Es extraño que teman a la muerte. La vida duele mucho más que la muerte. Cuando la muerte llega, el dolor termina
Ya sé que no somos ni podemos ser iguales, pero opino que quien juzga imprescindible distanciarse del así llamado populacho para mantener su respeto, es tan reprobable como el cobarde que se esconde del enemigo por temor a sucumbir.
Hay un elemento de pasión en toda percepción estética. Sin embargo, cuando estamos abrumados por la pasión, como en la extrema ira, el temor, los celas, la experiencia definitivamente no es estética. No se siente la relación con las cualidades de la actividad que ha generado la pasión.
Todas las oposiciones de mente y cuerpo, de materia y alma, de espíritu y carne, tienen su origen fundamentalmente en el temor de lo que la vida nos puede deparar.
El temor es un interés que se paga por una deuda que no tienes.
Siempre he pensado que ser diferente no tenía nada de malo. Todos somos diferentes, pero hay una especie de temor en la sociedad a serlo
Todos somos diferentes, pero hay una especie de temor en la sociedad a serlo. Nadie quiere que lo tachen de loco, pirado, raro o de cualquier otra cosa, así que escondemos nuestra individualidad.
El temor de demostrar amor es lo que nos ha quitado el derecho a la esperanza
El único temor que me gustaría que sintieras frente a un cambio es el de ser incapaz de cambiar con él, creerte atado a lo muerto, seguir con lo anterior, permanecer igual
Parece que a este nuestro pueblo, al igual del personaje de Poe, lo ha invadido la irremediable cobardía de no abrir los ojos, no tanto por esquivar la visión de horribles cosas cuanto por el fundado temor de no ver nada.
El uso indiscriminado de la violencia de uno y otro signo, sumió a los habitantes de la Nación en una atmósfera de inseguridad y de temor agobiante
Navega, velero mío, sin temor, que ni enemigo navío ni tormenta, ni bonanza tu rumbo a torcer alcanza, ni a sujetar tu valor.
¡Una lágrima! ¿Es acaso de temor o de amargura? ¡Ay! A aumentar su tristura ¡Vino un recuerdo quizá!
Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto.
Nada hay más hermoso que un padre llegue a convertirse en un amigo de sus hijos, cuando éstos llegan a perderle el temor, pero no el respeto
El viejo se sorprende a sí mismo estrujando contra su pecho el cuerpecillo cálido y, asustado, afloja el brazo por temor a ahogarle, para volver a estrecharlo en el acto, no se le vaya a caer...
Tal vez la vida es sólo eso... Un sueño y un temor.
Con frecuencia, los países en vías de desarrollo se encuentran atrapados entre 2 opciones desagradables: la suspensión de pagos, que conlleva el temor al colapso de la economía, o la aceptación de ayuda (préstamos), que conlleva la pérdida de la soberanía económica.
No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor, porque el temor ejerce una restricción. En verdad, el que está bajo temor no ha sido perfeccionado en el amor.
Nací libre, por eso lo soy, nací libre, por eso no gimo bajo el yugo de la servidumbre, y mi alma se encumbra por las regiones altas, al paso que mi cuerpo se contonea sin temor de cadenas ni mordaza
Lo cierto es que la creencia de esto que llaman ahora cursi está en el exagerado temor de parecerlo.
No consulte a su temor, sino a sus esperanzas y sueños. No piense acerca de sus frustraciones, sino sobre su potencial.
Cómo decir, amor, en qué momento te rompes dulcemente entre las manos, sin quejas, sin recuerdos, sin arcanos y tal vez sin temor ni sufrimiento.
El que sea capaz de quedarse con ganas ante un buen plato por temor a engordar, se quedará también con ganas ante todas las otras cosas agradables que hay en la vida
En la ciencia no hay un amplio camino real y sólo puede alcanzar sus alturas radiantes aquel que, sin temor al cansancio, trepa por sus pedregosos senderos.
Pero cuando estaba a punto de gritar, el temor desapareció. Lo reemplazó una oleada de ternura, pena y un inesperado deseo.
La derrota comienza con el temor de que uno ha perdido
Los hombres correrán tras la cosa que más temen, es decir, que serán miserables por temor a la miseria.
No hay condición tan baja que no tenga esperanzas, ni ninguna tan alta que no inspire temor.
No, no es por un crimen por lo que nos condenáis a muerte, es por lo que se ha dicho en todos los tonos, es por la anarquía, y puesto que es por nuestros principios por lo que nos condenáis, yo grito sin temor: ¡soy anarquista!
El amor desecha el temor, y la gratitud vence el orgullo.
La fe religiosa y la superstición son muy diferentes. Una surge del temor y es una especia de falsa ciencia. La otra es un confiar.
El oro y la muerte cambiaron tu querer, trocaron tu risa por temor, amaste y dormiste y el sol se alejó y tu amor es una vieja medalla...
La serenidad es el gran y verdadero antídoto contra la angustia y el temor, y hoy, la habitación del hombre debe propiciarla. En mis proyectos y en mis obras no ha sido otro mi constante afán, pero hay que cuidar que no la ahuyente una indiscriminada paleta de colores. Al arquitecto le toca anunciar en su obra el evangelio de la serenidad.
Amor es el símbolo de la eternidad, confunde toda noción de tiempo, borra toda memoria de un principio, todo temor de un fin.
El amor es un símbolo de eternidad. Barre todo sentido del tiempo, destruyendo todo recuerdo de un principio y todo temor a un fin.
La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.
En el fondo siente el temor de no saber a dónde vamos, pero eso es lo que nos une.
La inmortalidad es un simple concepto —declaró Crake—. Si consideramos que la mortalidad no equivale a la muerte, sino a su conocimiento previo y el temor que suscita, entonces la inmortalidad correspondería a la ausencia de dicho temor. Los bebés son inmortales. Si eliminamos el miedo, logramos ser...
Mucho más lo creería si os viera hacer frente a alevosos ataques, la virtud de aquella esposa que no corre nunca el riesgo de ser seducida no es la que sale mejor parada, sino la de esa otra que tan segura se siente de sí misma que, sin temor alguno, se expone a cualquier cosa.
Los pueblos igualitarios sienten repugnancia y temor ante la más ligera insinuación de ser tratados con generosidad o de que una persona piense que es mejor que otra.
El gesto contrariado, la mirada perdida, ponían en su rostro una mezcla de cobardía y temor.
Y si me interroga en la hora final, dile que sonreí de temor a que él llorara.
Los hombres de esta raza se esfuerzan por ocultar su temor aun entre ellos mismos. Los guerreros ríen y se chancean con exageración y hacen un despliegue irrazonable de conducta despreocupada. De este modo prueban lo contrario y la verdad es que su intento de disimular es infantil, tan ostensible es su comedia de no ver la verdad.
Si te hago el favor, es para verte reaccionar, cuando pierdas el temor, algo nuevo encontrarás.
Desde que los hombres perdieron el temor a Dios, pasaron a temer a las cámaras.
Lo que es esencial es hacer repentinamente un movimiento totalmente inesperado para el adversario, aprovecharos de la ventaja del temor causado y alcanzar la victoria en ese mismo instante y lugar.
Salen errados nuestros cálculos siempre que entran en ellos el temor o la esperanza.
No encares este mundo con temor y rechazo. Afronta con valor todo lo que los dioses te ofrecen.
No hay subordinación en el temor que prevalece en los estómagos vacíos.
No hay subordinación en el temor que prevalece en los estómagos vací­os.
Educar no es solo impartir conocimientos. Educar es también forjar caracteres nobles, rectos y con fuertes principios, en los que no cabe la vulgaridad, la superficialidad y la arrogancia. Modificar lo que debemos hacer, por temor a que sea contraproducente o a una respuesta exagerada, significa renunciar a nuestro cometido.
A menudo el temor de un mal nos lleva a caer en otro peor.
Los odios de los hombres generalmente nacen del temor o de la envidia
El temor es la madre de la moralidad
La vanidad es el temor de parecer original, significa, pues, falta de orgullo, pero no supone falta de originalidad.
Pero el temor a morir en ese lugar no era tan fuerte como el otro miedo, el miedo a que el mundo perdiera la cordura, a que pudiera suceder cualquier cosa, a que no se pudiera confiar en nada, a que no hubiese nada seguro. A que el mundo fuese un lugar tan terrible.
No compares: lo que vive no es comparable. Con suave temor acepté la igualdad de las llanuras y el círculo del sol me hirió.
Ser feliz significa poder percibirse a si mismo sin temor.
El sufrimiento,una vez encarado sin temor, era su pasaporte hacia la libertad
El amor es un acto de valentía, nunca de temor, el amor es compromiso con los hombres.
Puedes juzgar tu edad con la cantidad de temor que sientes cuando te topas con una nueva idea.
Ataca el ocio con productividad y reconócele tu grandeza, solo así cruzarás la frontera entre el temor de soñar y la realidad de haberlos hecho realidad.
La gente anciana es peligrosa, puesto que no le tiene temor al futuro.
Mantengo mi posición, en especial porque día a día se viene acrecentando el temor que invade a muchos de nosotros al no saber quién se sienta en la curul de al lado.
El temor y la esperanza nacen juntos y juntos mueren.
El amor y el temor deben estar unidos: el temor sin amor se vuelve cobardía, el amor sin temor, se transforma en presunción. Entonces uno pierde el rumbo.
Cuando el ser humano examina la religión desde un punto de vista crítico y en lugar de obediencia y temor ciego busca convicciones basadas en la razón, esa condición no puede mantenerse mucho tiempo. La contradicción interna es una sentencia de muerte para toda ética, un gusano que roe la energía del hombre
Todo lo que el hombre hace a los animales, regresa de nuevo a él. Quien corta con un cuchillo la garganta de un buey y permanece sordo ante los bramidos de temor, quien es capaz de matar impávido a un atemorizado cabrito, y se come el pájaro, al que él mismo ha alimentado, ¿cuán lejos está del crimen un hombre así?
El que teme sufrir ya sufre el temor.
El temor es un educador de gran sagacidad y el heraldo de todas las revoluciones
Haz las cosas que temes, y la muerte del temor será segura.
No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor.
No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor.
El amor mueve, el temor retrae
El filósofo no claudica ni por amor ni por temor.
El temor exagerado a la pobreza hace llevar a muchos una vida de mendigos
Todo lo que ella hizo o deshizo, por disparatado que pareciese a un observador con prejuicios, fue hecho con lo que se deben hacer las cosas, es decir, con valor y sin temor a las consecuencias. Es esta forma, cada quien tiene el derecho de obrar cono le parezca. Pero echarse al agua a nadar y no querer al mismo tiempo mojarse la ropa, esto, Gerardo, es imposible.
A uno le entra siempre el temor. Si a mí me pasa algo, ¡Dios, qué va a pasar con mi hijo!
El temor de Jehová es el principio del conocimiento. La sabiduría y la disciplina son lo que han despreciado los que simplemente son tontos.
Mayor es el peligro cuando mayor es el temor.
Puede afirmarse sin temor a errar que la obra de la mujer en su hogar es la más creadora que cabe imaginar.
Los celos iracundos de algunas hembras significan, antes que el temor de perder un amante, el recelo de que se cierre un bolsillo
La risa mata el miedo, y sin miedo no puede haber fe. Pues sin temor al diablo, no hay necesidad de Dios
El temor a la guerra es peor que la guerra misma.
La más grande infelicidad es ser presa del temor cuando ya nada queda que esperar.
Nuestros temores son más numerosos que nuestros peligros, y sufrimos mucho más al sentir temor que en la realidad.
Un amor apaga otro amor, y un temor otro temor.
Un amor apaga otro amor, y un temor otro temor.
Uno no puede aprender habilidades comunes y corrientes si se acerca a ellas con temor y con el presentimiento de que las odiará. Cuando los niños no dejan entrar ni un número en la cabeza no consiguen aprender aritmética, el remedio debe ser desarrollar una nueva relación con los números...
Los sentimientos de amor y temor de Dios no tienen su origen en Dios, sino en los seres humanos. Son sentimientos de frustración dirigidos por el hombre a un ser imaginario que pretende que sea su padre.
A nosotros, oh rey, nos parece esto motivo de temor, pero mientras no lo conozcas del todo por boca del que estaba presente, ten esperanza.
El que no tiene temor ante los hechos tampoco tiene miedo a la palabra
El temor entre muchas otras cosas le va bien a la tirania
M. Pernety me informó que él le ha comunicado mi nombre. Esto me lleva a confesarle que no soy tan completamente desconocida para usted, como podría creer, pero que por temor a la burla ligada a una mujer científica, he adoptado previamente el nombre de M. LeBlanc en la comunicación de aquellas notas que, sin duda, no merecen la indulgencia con la que me ha correspondido
Otros corazones no han tenido miedo, sólo el tuyo es el que quiero. Haré todo para cuidar tu amor, quizás será una tontería, no tengo temor.
Al principio, sintió tristeza por la pérdida de su viejo amigo. Después, experimentó inseguridad, y la inseguridad se convirtió en temor. Jamás aprendería a ser feliz, hasta que un día...Aceptó por fin la única verdad. Sólo en él radicaba la capacidad para encontrar la felicidad.
Aquello a lo que temes no es nunca tan terrible como lo imaginas. El temor que dejas crecer en tu mente es mucho peor que la situación real.
Antes de cualquier tarea, de una presentación de ventas, un encuentro difícil o del desafío cotidiano de alcanzar una meta, véala con claridad y vividez, de modo inexorable, una y otra vez. Cree una zona cómoda interior. Después, cuando entre en la situación, no le resultará extraña. No le provocará temor.
El único modo en que la mayoría de los hombres pueden mantenerse disciplinados es mediante el temor a la ley o el temor de Dios...
Es más acertado contener a los niños por honor y ternura, que por el temor y el castigo.
Ama a Jesús generosamente. Ámale confiadamente y sin mirar hacia atrás, sin temor. Entrégate totalmente a Jesús Desea amarle mucho y amar el amor que no es amado.
Tu deseo sea de ver a Dios, tu temor, si le has de perder, tu dolor, que no le gozas, y tu gozo, de lo que te puede llevar allá, y vivirás con gran paz.
...son demasiado severos, tanto consigo mismos como con los demás, quienes mantienen que los deseos primarios de la voluntad, aunque controlados por el temor de Dios, son pecado.
El temor de las cosas invisibles es la semilla natural de lo que cada uno llama para sí mismo religión
La base de todas las sociedades grandes y duraderas ha consistido, no en la mutua voluntad que los hombres se tenían, sino en el recíproco temor.
Y en estas cuatro cosas -creencia en los espíritus, ignorancia de las causas segundas, devoción a lo que suscita el temor de los hombres y el tomar como presagio lo que es casual- consiste la semilla natural de la religión.
Ningún gobierno puede sostenerse sin el principio del temor así como del deber. Los hombres buenos obedecerán a este último, pero los malos solamente al primero.
Del desordenado amor y vano temor nace todo el desasosiego del corazón y toda distracción de los sentidos
Si estos bárbaros creen más seguro espantarnos de lejos con sus voces y alaridos sin exponerse a peligro de batalla, que venir con nosotros a las manos, porque de otra suerte antes vendrían al combate que hacer todas esas amenazas, juzgad el temor que se les puede tener, grande de ver y oír, pero muy pequeño al pelear.
Ya en Cuzco, con empeño, quieren sacudir, y es ley, el yugo de ajeno rey y reponer al que es dueño. ¡Levantarse, americanos! ¡Tomen armas en las manos, y con osado furor,maten sin temor a los ministros tiranos!
El temor le pone alas a los pies.
Ser feliz significa poder percibirse a sí mismo sin temor
Por primera vez en la historia de la medicina, la plaga emocional, construida y mantenida sobre el temor a las sensaciones orgánicas, ha encontrado su oponente médico. Ésta es nuestra gran obligación: capacitar al animal humano para que acepte la naturaleza que existe dentro de él, para que deje de escapar de ella y goce lo que ahora tanto teme
Aquel que se quita veinte años de vida se quita otros tantos años de temor a la muerte.
El que se quita veinte años de vida, se quita otros tantos de temor a la muerte.
Nuestras dudas son traidores que con frecuencia nos hacen perder el bien, que habríamos podido ganar, con el temor de intentarlo.
En esencia, dice que la economía mundial está desintegrándose y que si las tendencias actuales continúan, el resultado será caos. Cerraduras dobles en las puertas, guardias armados y el temor de secuestros y asesinatos son las nuevas recompensas del logro en casi todo lugar
Amar es una angustia, una pregunta, una suspensa y luminosa duda, es un querer saber todo lo tuyo y a la vez un temor de al fin saberlo.
Y a la vez un temor de al fin saberlo.
El temor es siempre la confesión de una debilidad que desaconseja la lucha y no quiere ni ver al adversario
No hay hoja que se mueva. Temor reverencial, en la arboleda de verano.
Si en vez de fomentar entre nosotros el recelo, el temor, el rechazo o el antagonismo nos basamos en el terreno común que nos brinda el deseo de liberar a las naciones de los sufrimientos y penalidades infligidas por el colonialismo, podremos conocernos mejor, respetarnos más, ser más solidarios unos con otros y ofrecernos mutuamente mayor apoyo.
search