Las mejores 202 Frases de Televisión - FrasesWiki.com

Encontramos 202 frases sobre Televisión

A la larga, tal vez antes que después, la televisión tal como la conocemos hoy será considerada una transición entre la era de la palabra impresa y la era de internet.
Además, como los anunciantes no tardaron en descubrir, el poder de la televisión para motivar cambios de comportamiento carecía de precedentes.
Además, la creciente distribución de videoclips breves por internet está convenciéndonos de que, al final la televisión se considerará un medio de transición entre la era de la imprenta y la de internet.
El mundo de la televisión imposibilita que los individuos participen en lo que debería ser una conversación nacional.
La televisión, por contra, presenta a sus espectadores una representación de la realidad mucho más formada, sin requerir la colaboración creativa que las palabras siempre han exigido.
Por contra, la intensidad visceral plasmada en la televisión posee la capacidad de disparar reacciones instintivas similares a las despertadas por la propia realidad, sin ser moduladas por la lógica, la razón y el pensamiento reflexivo.
Si no sale en televisión, no existe.
Un individuo que dedique cuatro horas y media diarias a ver la televisión es muy posible que posea unas pautas de actividad cerebral muy diferentes de las de alguien que dedique cuatro horas y media a leer. Diferentes zonas del cerebro se estimulan de manera repetitiva.
Una hemorragia de lectores diezma los diarios. La lectura está en declive, no solo en nuestro país, sino en casi todo el mundo. La República de las Letras ha sido invadida y ocupada por el imperio de la televisión.
La televisión será la base de la opinión pública. Ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada.
Posiblemente el servicio meteorológico -de la televisión pública catalana- es el que hace mejor servicio, ya que detrás del presentador, y durante diez minutos, aparece en pantalla el mapa del imperio, que empieza por el Norte en Perpignan y acaba por el Sur rayando con Murcia.
Expresar una idea es una actividad difícil que debe ser practicada, la televisión elimina este ejercicio.
La naturaleza aborrece el vacío, incluso en la mente. El doloroso vacío del aburrimiento actual es llenado y perpetuamente renovado por el cine, la radio, la televisión y las historietas cómicas.
El aventurero actual ha aprendido a contentarse con sombras de emoción. La televisión y el cine son sus melancólicos proveedores de asombro.
La televisión ha hecho mucho por la psiquiatría: no sólo ha difundido su existencia, sino que ha contribuido a hacerla necesaria.
La televisión ha vuelto a traer el asesinato a las casas, es decir, donde pertenece.
Ver un asesinato por televisión puede ayudarnos a descargar los propios sentimientos de odio. Si no tienen sentimientos de odio, podrán obtenerse en el intervalo publicitario.
La televisión ha hecho mucho por la psiquiatrí­a: no sólo ha difundido su existencia, sino que ha contribuido a hacerla necesaria.
La televisión ha vuelto a traer el asesinato a las casas, es decir, donde pertenece.
Muchas veces veo la televisión y una película y hay tantas cosas que me gustaría hablar de eso que siento no tener la oportunidad de mostrarlo. A veces las cosas se vuelven muy estereotipadas y unilaterales, y siento como si esto fuera un mundo de colores.
En este negocio, la televisión está siendo tomada no por los artistas verdaderos o los actores o más músicos, que son adoptados por el hombre común, que da a todos la sensación de que hay una posibilidad para ser todavía una estrella.
Siempre supe que el éxito de los conciertos podría traspasarse a los discos y la televisión. Y tuve razón. Siempre he creído en mi música.
Duermo con el televisor encendido. Me despierto dos o tres veces para ir al lavabo. Miro la televisión y me despierto a las siete y media. Sigo mirando la televisión
La inspiración es la televisión
La inspiración es la televisión.
El fenómeno de la televisión demuestra que la gente está dispuesta a ver cualquier cosa con tal de no verse a sí misma.
La televisión ha acabado con el cine, el teatro, las tertulias y la lectura. Ahora tantos canales teminan con la unidad familiar.
La televisión ha acabado con el cine, el teatro, las tertulias y la lectura. Ahora tantos canales terminan con la unidad familiar.
Cuando viajo por Europa paso bastante tiempo en la habitación del hotel, repasando la cultura local a través de los programas de televisión.
La televisión puede darnos muchas cosas, salvo tiempo para pensar.
La muerte de Senna fue como si Jesús hubierá sido crucificado en directo por televisión.
La televisión es maravillosa. No sólo nos produce dolor de cabeza, sino que además en su publicidad encontramos las pastillas que nos aliviarán.
La televisión no es la vida diaria. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café, de la película, para irse a trabajar
He vivido la época en que se temió que el cine se viera desplazado por la novedad de la televisión. Pero no he compartido ese miedo porque sé que la radio y los discos no pueden destruir la ópera. La televisión no ha podido acabar con el cine porque la gente quiere estar allí, quieren ser los primeros, quieren oír las risas de otras personas.
La televisión es lo más maravilloso que podía habernos sucedido. Siempre hemos sido lo más bajo de lo bajo, pero ahora han inventado algo a lo que podemos mirar desde arriba.
Trabajar en el cine era vergonzoso, era lo más despreciable. Gracias a Dios se inventó la televisión.
La televisión es lo más maravilloso que podí­a habernos sucedido. Siempre hemos sido lo más bajo de lo bajo, pero ahora han inventado algo a lo que podemos mirar desde arriba.
Trabajar en el cine era vergonzoso, era lo más despreciable. Gracias a Dios se inventó la televisión.
Cuando la televisión informa sobre algún hecho marginal, en ese momento deja de serlo
Cuando la televisión informa sobre algún hecho marginal, en ese momento deja de serlo.
Cuando apareció la televisión matinal, parecía que la radio se nos iba a acabar, sin embargo han coexistido perfectamente
En la televisión yo estoy de prestado siempre, yo lo que se hacer es la radio... es lo que se hacer
El pueblo es la mirada colectiva sobre un aparato de televisión.
La televisión en nuestros días, centro de las creencias y las idolatrías inexplicables, ni es creyente ni deja de serlo, es el precipitarse de imágenes que se disuelven en la indiferenciación, es la rutina que de pronto adquiere visos de zarza ardiente.
Hay sólo una cosa peor que ser crítico de cine, y es ser crítico de televisión
¿Televisión? Nada bueno puede venir de una palabra medio griega y medio latina.
Así es en gran medida como pasamos la vida. Viendo la televisión. Fumando porquería. Automedicándonos. Desviando nuestra propia atención. Cascándonosla. Negando la realidad.
Entonces enciende la televisión y pone un culebrón, ya sabes, gente real fingiendo que es gente falsa con problemas inventados que son vistos por gente gente real para olvidar sus problemas reales...
Hasta los comentarios jugada a jugada que hace la radio de los home runs y los strike outs llevan unos minutos de retraso. Hasta la televisión en directo lleva un par de segundos de retraso.
Y no hay posibilidad de escape de la evación continua. De distraernos. De evitar la confrontación. De huir hacia adelante. De cascársela. De la televisión. De la denegación.
Cansa el primitivismo de la televisión.
Cansa el primitivismo de la televisión.
La televisión es el primer sistema verdaderamente democrático, el primero accesible para todo el mundo y completamente gobernado por lo que quiere la gente. Lo terrible es, precisamente, lo que quiere la gente.
Gracias por el afecto. Han sido 47 años de trabajo Y toda una vida: Radio, televisión, teatro, doblaje. Ha valido la pena... Thats all folks!
Ver mucho la televisión me ha tenido persiguiendo sueños.
Los monopolios son malos, en todas las actividades, no solamente en la televisión. En todos los aspectos porque convierten a los usuarios en cautivos
Tengo un planteamiento infalible para un programa de televisión de gran éxito. Se llamaría 'Una Celebridad es Devorada Viva por un Tiburón'.
La televisión es un invento que permite que seas entretenido en tu salón por gente que nunca tendrías en casa.
Yo crecí en la época dorada de la televisión infantil
Deberían darle un premio a Zapatero. Si no hubiera tanto paro, la gente no vería la televisión.
Si la finalidad del tiempo libre es dedicarlo a ver unas horas extras diarias de televisión, nos deterioraremos como personas.
La televisión, tal y como se ha ido desarrollando en los últimos años, es antipedagógica. Hay que aprender a verla mediante unos criterios operativos concretos
La televisión, tal y como se ha ido desarrollando en los últimos años, es antipedagógica. Hay que aprender a verla mediante unos criterios operativos concretos. Los psiquiatras vemos muchos de esos lamentables resultados: niños apáticos, narcotizados delante del televisor, que se lo tragan todo, sin imaginación ni creatividad...Y todo ello, con sólo apretar un botón y sin el menor esfuerzo.
Si eres un célebre productor de televisión, harías un show en Internet
Como latas de cerveza vacías y colillas de cigarrillos apagados, han sido mis días. Como figuras que pasan por una pantalla de televisión y desaparecen, así ha pasado mi vida
El cine es libre, independiente, la televisión es controlable, utilizable, especialmente por el dueño de todas las televisiones. Con el cine es más complicado.
Condenar la televisión sería tan ridículo como excomulgar la electricidad o la teoría de la gravedad.
La televisión añadió caos visual y confusión.
La televisión es el espejo donde se refleja la derrota de todo nuestro sistema cultural
La televisión es el espejo donde se refleja la derrota de todo nuestro sistema cultural.
¡Que oportunidad, empezar a decir en Televisión lo que hay que decir y convencer a las gentes de este país de que están acabando con lo mejor que tenemos, que son los animales, que es el paisaje, que es la integridad del medio ambiente, que son las leyes ecológicas!
El cine tiene ideas y plazos para hacerse, pero no tiene dinero. La televisión tiene ideas, tiene dinero, pero no tiene plazos, y la publicidad tiene dinero, tiene plazos pero no tiene ideas, sólo chispazos, que es algo distinto. Claro que hay excepciones en los tres casos.
Yo he hecho casi de todo en televisión y en radio, pero presentar un informativo de una hora en directo va a ser como pilotar un Jumbo sin tener horas de vuelo.
Ya no hay revoluciones, ya no hay revolución de Asturias ni Casas Viejas, ya no hay anarquismo catalán, ya no hay lucha de clases ni proletariado, ya no hay Semana Trágica. Ya sólo hay los cuatro modernos de mierda y las cuatro putas travestidas de lo mismo que salen por la televisión.
La televisión es chicle para los ojos.
Puedes ser el intérprete más artísticamente perfecto en el mundo, pero el público no responde si eres indiferente. (...) Eso vale para cualquier tipo de contacto humano: un político en la televisión, un actor en el cine, o un chico y una chica. Eso es tan cierto en la vida como en el arte.
Si tienes una vida aburrida y mediocre es por haber escuchado a tu mami, a tu papi, a tus profesores, a los curas o a algún tipo en la televisión diciéndote cómo hacer las cosas ¡Así que te lo mereces!
La imitación es la forma más sincera de hacer televisión
La televisión es el triunfo de la máquina sobre las personas
La televisión es un dispositivo que permite que las personas que no tienen nada que hacer vean a las personas que no pueden hacer nada
La imitación es la forma más sincera de hacer televisión.
¿Ver golf en televisión? Es como ver a las moscas tirar.
La televisión nos proporciona temas sobre los que pensar, pero no nos deja tiempo para hacerlo
La televisión nos proporciona temas sobre los que pensar, pero no nos deja tiempo para hacerlo.
Es verdad que la filosofía es inseparable de una cierta cólera contra su época, pero también que nos garantiza serenidad. Ello no obstante, la filosofía no es un Poder. Las religiones, los Estados, el capitalismo, la ciencia, el derecho, la opinión o la televisión son poderes, pero no la filosofía.
¿Quiénes son los clientes de la televisión? Ya no son los oyentes: los clientes de la televisión son los anunciantes, ellos son los verdaderos anunciantes. Los oyentes reciben lo que quieren los anunciantes...
En el programa compartí detalles de mi infancia, de mi vida en el barrio, de mis romances. Pienso que, de alguna manera, encarné el cuento de la Cenicienta y esta pudo ser una de las razones por la que Aló Gisela definió una etapa de la televisión peruana
Ser perfecto para televisión es todo lo que un presidente tiene que ser estos días.
Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro.
La televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En cuanto alguien enciende la televisión, voy a la biblioteca y me leo un buen libro.
Yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro.
Yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro.
Cada pueblo tiene la televisión que merece.
La democracia sin televisión es imposible.
La televisión promueve la comunicación no verbal.
Si alguna corporación tiene legitimidad para llamarse academia es la de Televisión.
El rock argentino se parece a mala televisión.
Seguir a los héroes no es malo, yo seguire al anónimo que lo hizo por el mundo y no por salir en la televisión.
Todavía existe el legendario héroe revolucionario que puede derrotar incluso a la televisión y a la prensa: su mundo es el de los países subdesarrollados.
La televisión rompió el confort de los cuartos de estar con la brutalidad de la guerra. Vietnam se perdió en ellos, no en los campos de batalla.
Viendo la televisión de Chaves, la catalana o la ETB, decir que Telemadrid manipula más es un insulto a la inteligencia
La televisión es la lobotomía con rayo láser. No deja huellas, nadie se da cuenta. Además esta nueva lobotomía sí funciona
En la televisión se establece poco a poco la engañosa ilusión de que ver es comprender.
La presencia in situ de equipos de televisión desencadena, especialmente en casos de manifestaciones masivas, una efervescencia artificial vorazmente filmada por las cámaras.
La televisión construye la realidad, provoca el shock emocional y condena prácticamente al silencio y la indiferencia a los hechos que carecen de imágenes.
Muy pronto, la televisión impondrá los criterios emocionales como superiores a los argumentos racionales
Cuando me fui de Chile (1975), yo creía que era una celebridad, porque tenia un programa de televisión, donde iba la gente me reconocía en la calle.
Los matrimonios jóvenes no se imaginan lo que deben a la televisión. Antiguamente había que conversar con el cónyuge.
Hay algo absolutamente tranquilizador sobre la televisión: lo peor está siempre por venir.
Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos
Como en la televisión, seguimos encadenados
Eso es lo que yo hago en televisión le cuento al país sus propias desgracias
Es un disparate que se televisen todos los problemas del orden público con cámaras de televisión, porque incitan a manifestarse. Me inquieta que se retransmitan en directo las cargas policiales
El cine ayuda a soñar La televisión a dormir
El cine ayuda a soñar. La televisión a dormir.
La televisión es a la cultura lo que el microondas a la gastronomía.
Tener muchos estudios muchas veces no sirve para nada útil. Vean si no los estudios de televisión.
El cine ayuda a soñar. La televisión a dormir.
El problema es que la televisión amalgame y convierta en papilla informe la realidad, la ficción, lo fundamental, lo secundario, el divertimento y la reflexión.
La televisión es la violación de las masas.
La televisión es la violación de las multitudes.
Ni la televisión ni los vídeos acabaron con los cines. Eso sí, las tiendas físicas tendrán que ser mejores, más atractivas, más prácticas, más eficaces. El comerico electrónico no va a reemplazar al comercio tradicional, sino que le va obligar a cambiar
La poesía huye, a veces, de los libros para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura. Donde no suele cobijarse nunca es en el verbo de los subsecretarios, de los comerciantes o de los lechuginos de televisión.
En tales casos, la cultura de las comunicaciones no tiene rival como modelo de valores, y la televisión, la pantalla de cine o el disco compacto moldean principalmente el sentido del bien y del mal del niño, así como sus preferencias en la vida.
Los nuevos transmisores de valores morales son los productores de televisión, los magnates cinematográficos, los publicistas de las modas, los raperos gangsta y un sinfín de otras figuras del mundo de la comunicación electrónica.
Desde que naces... Te drogan con la religión, el sexo y la televisión
Si todo el mundo demandase paz en lugar de otro aparato de televisión, entonces habría paz.
Si todo el mundo demandase paz en lugar de otro programa de televisión, entonces habría paz.
El curita con el sermón en el canal de la televisión luego la propaganda del celular con la mina con el poto al aire. El curita con la censura en cierto canal de televisión, luego la mina con las tetas operadas con la propaganda de cerveza.
Ser un rebelde no es ser punk, ser un rebelde no es copiar a los gringos, ser rebelde no es vestirse de negro, ser rebelde es renegar de la televisión.
Supongo que estaba delante de la televisión esperando la noticia de su muerte, porque a los 22 años que tenía entonces, estudiaba, porque es lo que toca cuando uno tiene la suerte de estudiar.
Juventus y Milán eran muy felices en el minuto 88, eran también felices al 93', pero al 95' quizá alguna televisión ha volado por la ventana.
Jamás haría eso de criticar a la televisión de ahora. No es ni mejor ni peor. Es distinta. Hay situaciones del concierto que a veces me desconciertan, pero sé que tiene que ver con el país, con el mundo, con las nuevas sociedades. Hay que saber adaptarse, que no es lo mismo que conformarse.
En la vida se triunfa de muchas maneras, no sólo ganando carreras. Ahora el deporte está pagado enormemente, la televisión ha hecho ese milagro. En mi época no interesaba el premio. Corríamos lo mismo: hubiera premio o no.
Yo no voy al cine, porque primero juzgo el making off. Yo veo los trailers y el así se hizo en televisión. Con eso ya tengo bastante
El libro indica que o pretenden negociar o buscan publicidad. Opino que tratan de negociar. Si buscasen publicidad no habrían optado por enviar el mensaje a través de un oscuro boletín electrónico de Internet: habrían ido a la televisión o a los periódicos. Pero no han hecho tal cosa.
La prensa, la televisión y las películas hacen héroes a los vándalos al llamarlos genios
A veces desearía tomarme una pastilla que me permitiera distraerme con la televisión y disfrutar con las cosas simples de la vida en vez de ser tan crítico y esperar auténtica calidad en lugar de porquería
Una de las pocas cosas buenas del mundo moderno: si mueres en televisión no morirás en vano. Habrás entretenido a mucha gente
La enfermera decía Me gusta ponérselo un poco más fácil a la gente, Lance, espero que algún día yo sea sólo un producto de tu imaginación. No voy a formar parte de tu vida. Espero no volverte a ver más y cuando estés curado, verte en la televisión pero no aquí. Espero ayudarte cuando me necesites y luego desaparecer
El ritmo de la televisión es todo un desafío a mi edad, pero lo acepto por que me siento con energías, y me alegra que no haya ningún capítulo de la tira donde yo no esté
Cuando apareció la televisión se dijo que la radio se acabaría, que el nuevo medio nos iba a arrinconar, pero ha ocurrido al contrario, yo creo que la radio está hoy más fuerte que nunca
Es lamentable ver cómo un invento tan maravilloso como la televisión termina siendo un elemento nocivo. Lo mismo pasa con la computadora: es genial pero hay que usarla correctamente, con equilibrio, sin abusos.
La televisión es un medio maravilloso que ha hecho cambiar la manera de pensar masivamente, es una pantallita metida en todos los hogares que tiene mucha trascendencia en la formación tanto más que en la información porque un adulto ya está formado pero un chico se está formando.
Los dioses se han marchado, nos queda la televisión
Vivimos en la era de la televisión. Una sola toma de una enfermera bonita ayudando a un viejo a salir de una sala dice más que todas las estadísticas sanitarias
Muy pronto la televisión, para ejercer su influencia soberana, recorrerá en todos los sentidos toda la maquinaria y todo el bullicio de las relaciones humanas.
La televisión la denostan quienes saben muy poco de ella.
Los periódicos y la televisión son susceptibles de campañas mediáticas cuidadosamente orquestadas. Los juicios no.
La gente crea polémicas para vender sus programas de televisión, cierto tipo de revistas... Yo utilizo eso, pura y simplemente, porque soy entrevistado en esos medios y hablan de mi obra según esos mecanismos.
La televisión sólo muestra las malas noticias. Esto genera que desconfiemos de todo: maestros, padres, jefes. La televisión no enseña a defenderse de lo malo con lo bueno, sino con lo malo
Los países árabes amigos y los extranjeros intentan desestabilizar Libia, y las cadenas de televisión extranjeras están trabajando para el diablo.
El rol de la televisión es aquel de dar la ilusión de compañía: ruido. Lo llamo la quinta pared y la segunda ventana: la ventana de la ilusión.
El rol de la television es aquella de dar la ilusion de compañía, ruido. Lo llamo la quinta pared y la segunda ventana: la ventana de la ilusión
La televisión puede enseñarnos, inspirarnos, incluso hacernos soñar... pero solo lo hará mientras nosotros estemos dispuestos a usarla de la manera adecuada, de lo contrario, se convertirá en el arma más destructiva de la humanidad. Capaz de manipular y de mentir, de controlar y de jugar con nuestras mentes.
Cuando la televisión es buena, nada es mejor. Cuando es mala, nada es peor.
El tiempo me ha convencido de una cosa: la televisión es para aparecer, no para mirar.
¡Odio la televisión! ¡La odio tanto como los cacahuates! Pero no puedo dejar de comer cacahuates.
La televisión te lava el cerebro e Internet elimina toda resistencia del pasado.
La televisión un invento ruso para destruir la educación americana.
No se percatan que la televisión, es tal vez aún peor que la escuela obligatoria.
De una bella espalda descotada salió la televisión.
La televisión es una hija del cine que le ha salido disipada y de malas costumbres.
Fatal, eso no debería haber ocurrido jamás. Un colectivo en que tienes que ver a un tío en un programa de televisión, que le conoces porque es compañero y famoso, y dice que está en contra del canon, pues me parece estupendo, pero es que es uno de los que más canon ha cobrado en los últimos cinco años.
Mentalmente Raúl es muy fuerte. Es un jugador muy listo que sabe aguantar la presión. Si es elegido mejor jugador del mundo de la FIFA, yo estaré de acuerdo. No es fácil jugar en el Real Madrid y menos al nivel que demuestra Raúl cada partido. Su progresión es absoluta. Yo sigo con atención los partidos de España en la televisión y siempre aporta algo diferente. Raúl es un gran jugador
Yo he admirado siempre a Raúl. Tengo la impresión de que nadie habla de él como se debería. Tiene 24 años y ha marcado más de 100 goles para el Madrid. Creo que no está valorado en su justa medida. A veces me pregunto si hay que salir mucho en la televisión para ser una estrella. Le respeto mucho, siempre está ahí haciendo su trabajo
La televisión, esa bestia insidiosa, esa medusa que convierte en piedra a millones de personas todas las noches mirándola fijamente, esa sirena que llama y canta, que promete mucho y que en realidad da muy poco.
La televisión debe evitar el presentar siempre la realidad color de rosa.
Jamás será modelo de televisión, porque aún no hacen anuncios para el corazón.
Algunos amigos muertos y yo nos reunimos en esas tardes de ocio que abundan en la muerte y mientras tomamos cerveza muerta y escuchamos música muerta nos sentamos a mirar la vida igual que los vivos miran la televisión.
Yo soy gente normal. Yo cocino. A ver si salgo en un programa de televisión cocinando un plato guatemalteco. Hago un poco de todo
Cuando estás en televisión todo está aquí, en tu cara, y no te puedes pasar toda la canción poniendo cara de psicópata, porque si alguien en su casa baja el volumen, lo que ve le da miedo.
Estaréis en vuestra casa mirando la televisión y de pronto aparecerá un anuncio en la pantalla y una voz dirá, ¡Comed las chocolatinas de wonka! ¡Son las mejores del mundo! ¡Si no lo creéis, probad una ahora mismo...! ¡Y lo único que tendréis que hacer es alargar la mano y cogerla! ¿Qué os parece, eh?
La dependencia de las personas de la televisión es el hecho más destructivo de la civilización actual.
La televisión destruye sistemáticamente la diferencia entre lo normal y lo anormal, porque en sus parámetros lo normal carece en sí de interés suficiente y siempre habrá entonces que enfrentarlo a una alternativa. Su criterio no es la difusión de los valores y los principios sino el provocar el mayor impacto.
Yo leo mucho gracias a la televisión: no la soporto más de quince segundos
Yo creo que llevo unos veinte años odiando y amando la televisión. Las épocas de nuestra vida se pueden fijar en el recuerdo en función de la programación.
News —communicating news and ideas, I guess— is my passion. And giving people alternatives so that they have two papers to read (and) alternative television channels
Ahora se suele criticar a la televisión por transmitir tanta violencia, cuando más cruel ha sido la Biblia: en sus páginas se come a niños, se llama a matar a los enemigos, se queman casas, se sacan los ojos a los hombres. Los dueños de la televisión moderna no han inventado nada nuevo.
Ahora se suele criticar a la televisión por transmitir tanta violencia, cuando más cruel ha sido la Biblia: en sus páginas se come a niños, se llama a matar a los enemigos, se queman casas, se sacan los ojos a los hombres. Los dueños de la televisión moderna no han inventado nada nuevo.
Para mí la televisión es una especie de pantalla en la que veo todo lo que puedo imaginar.
¡Televisión en color! Bah, no voy a creerlo hasta que lo vea en blanco y negro.
Yo voy a ser el hijo de Palito toda la vida, pero ahora tengo nombre propio en la televisión.
La televisión te corrompe la mente.
Sentado frente a una televisión con un control de cualquier consola no hay ningún otro sitio al que puedas ir, hasta ahora sólo podías hacerlo más rápido y bonito. Lo que Nintendo propone es algo que va más allá de lo que muchos se imaginan
La televisión está bien, no tengo nada contra ella, pero no me gusta la forma en que nos separa del mundo, atrapándonos en su pantalla de cristal.
Lo mismo que el cuerpo, la televisión es buen siervo pero mal amo.
Yo nací sin profesionalismo: no me acerqué a la radio ni a la televisión. Siempre tomé la música como un profundo amor. De chico nunca se me ocurrió pensar que iba a cobrar por esto. Pero cuando la cosa es en grande, con traslados, grabaciones y cantidad de músicos, aparece la necesidad de ser remunerado
Me gusta hablar en la televisión sobre las cosas que no me gusta escribir.
Hay que resistir y hay que denunciar porque es esencial el pluralismo de la información, que es uno de los principios de la vida democrática. La autonomía de la información, de la prensa, de los medios, de la televisión, es esencial.
Hoy no salir en televisión es un signo de elegancia.
La televisión se nos aparece como algo semejante a la energía nuclear. Ambas sólo pueden canalizarse a base de claras decisiones culturales y morales.
Hoy no salir en televisión es un signo de elegancia.
La televisión es un arma de doble filo, con la que incluso el espectador puede llegar a suicidarse.
La televisión es el único somnífero que se toma por los ojos.
Vamos hacia los quinientos canales de televisión, y ¿para qué sirven?: para que la gente no cuestione el poder
El diablo existe: es la televisión
¡Qué difícil la televisión!
En California no tiran la basura: la convierten en programas de televisión.
Tengo el gusto de mantener mi mente limpia para crear. La creatividad para mí es un acto deliberado. No contesto al teléfono. No miro televisión. No escucho la radio. Esencialmente empujo todo hacia afuera, así puedo escuchar lo que está dentro de mí
Temores que nos asolan a solas frente a la televisión, culpando a las consolas de todas las trolas que movió la clase rica española, se ignora que al sistema educativo le falta la educación
search