Las mejores 40 Frases de Tedio - FrasesWiki.com

Encontramos 40 frases sobre Tedio

Y sus dí­as se hicieron largos. Largos. Porque los contaba... " Blanca vuela mañana " (1997), Dulce Chacón
Autor:" Blanca vuela mañana " (1997) Dulce Chacón
Y así­ viví­amos (...) En aquel saber estar sin hacer nada. " Inventario secreto de La Habana " (2004), Abilio Estévez
Autor:" Inventario secreto de La Habana " (2004) Abilio Estévez
El tren llevaba dos coches, y los pasajeros éramos unos quince en total. Lo único que vinculaba a las personas que viajábamos en aquel tren era el poderoso lazo de la indiferencia y el tedio. " La caza del carnero salvaje " (1982), Haruki Murakami
Autor:" La caza del carnero salvaje " (1982) Haruki Murakami
Tengo la horrible sensación de que pasa el tiempo y no hago nada y nada acontece, y nada me conmueve hasta la raí­z. " La tregua " (1960), Mario Benedetti
Autor:" La tregua " (1960) Mario Benedetti
Acostumbrados a las despedidas y a las bienvenidas, conocieron el tedio de verse continuamente. " Señorita México " (1987), Enrique Serna
Autor:" Señorita México " (1987) Enrique Serna
Cuando un amigo se va, queda un terreno baldí­o que quiere el tiempo llenar con las piedras del hastí­o.
No se debe desear mandar ni obedecer, porque suele convertirse el mando en tiranía y la obediencia en tedio
El tedio es una enfermedad del entendimiento que no acomete sino a los ociosos
El tedio es una enfermedad del entendimiento que no acontece sino a los ociosos.
El tedio puede escuchar todas las voces tentadoras, tiene camino para todos los extravíos, y no hay aberración que un momento dado no pueda servirle de espectáculo
El tedio es una enfermedad del entendimiento que no acontece sino a los ociosos.
Cuanto más aprendo a deleitarme en una ausencia de razones de ser o a actuar sin ninguna utilidad como no sea hacer más llevadero el tedio, más hombre soy. Labrador en el Sahara, ésa es su dignidad. Un animal que puede sufrir por lo que no es. He ahí al hombre.
Qué plaga, qué aburrimiento, qué tedio es tener que tratarse con ellas mayor tiempo que los breves instantes en que son buenas para el placer.
Si se examinan bien los diversos efectos del tedio, se descubrirá que éste nos hace faltar a más deberes que el interés.
Los que saben ocuparse en cualquiera lectura útil y agradable, jamás sienten el tedio que devora a los demás hombres en medio de las delicias.
El dí­a en que todo el mundo acepte aburrirse en esta tierra, la humanidad estará a salvo.
El problema de la vida pública es aprender a dominar el terror, el problema de la vida conyugal es aprender a dominar el tedio
¡Tedio cruel! Solo por olvido no te han hecho los autores de las penas del infierno figurar entre ellas.
En todo aquello que vale la pena de tener, incluso en el placer, hay un punto de dolor o de tedio que ha de ser sobrevivido para que el placer pueda revivir y resistir.
El tedio es la peor de las enfermedades, porque es la única que nos permite seguir viviendo después de muertos.
Cuando entré en tu casa me pareció volver de nuevo al pasado, a uno de esos hermosos crepúsculos tristes del año 1843, cuando aspiraba el aire desde mi ventana, lleno de tedio y con la muerte en el alma.
No sientes esas náuseas de tedio que impulsan a desear la muerte. No llevas dentro del ti el aburrimiento de vivir, ¡palabra que habría que escribir como veinte H aspiradas para darle toda su intensidad!
¿Me comprenderás hasta el final, soportarás el peso de mi tedio, mis manías, mis caprichos, mis desánimos y mis coléricas mudanzas?
Cuando entré en tu casa me pareció volver de nuevo al pasado, a uno de esos hermosos crepúsculos tristes del año 1843, cuando aspiraba el aire desde mi ventana, lleno de tedio y con la muerte en el alma.
No sientes esas náuseas de tedio que impulsan a desear la muerte. No llevas dentro del ti el aburrimiento de vivir, ¡palabra que habrí­a que escribir como veinte H aspiradas para darle toda su intensidad!
El tedio es una desgracia de las personas felices
Será mejor que aprendas a vivir sobre la línea divisoria que va del tedio a la pasión.
Estos días que derrochamos apresuradamente, en la preocupación de la adolescencia y en el feliz tedio de la infancia, tienen realmente un final, el cielo se cierra como el obturador de una enorme cámara fotográfica.
No hay conversación más tediosa que la de un amante que no desea ni se queja de nada.
Innumerables parejas experimentan al mismo tiempo la necesidad de estrangularse y la de degustar juntos un buen cocido. En este caso, el odio y la gula llegan a una síntesis y todo queda reducido a devorar ese plato con el tedio consabido, cuya manifestación es ese silencio de familia que puede durar toda la vida hasta transformarse en una buena amistad.
Es cierto que todo ser humano necesita diversiones, sobre todo para sobrellevar el tedio de la vida de provincias. Por ello deben dedicarse a entretenimientos de naturaleza intelectual tales como la pesca, la lectura de obras literarias, la composición de haikus o la escritura de poemas modernos...
El tedio es una tristeza sin amor
Cada persona, en su existencia, puede tener dos actitudes: construir o plantar. Los constructores un día terminan aquéllo que estaban haciendo y entonces les invade el tedio. Los que plantan a veces sufren con las tempestades y las estaciones, pero el jardín jamás para de crecer
El necio cree dar gusto y causa tedio.
Este juego pertenece a todos los pueblos y a todas las épocas y nadie puede saber de él qué divinidad lo regaló a la Tierra para matar el tedio, aguzar el espíritu y estimular el alma.
La vulgaridad, matando la imaginación, produce súbitamente para mí el tedio mortal.
Y de nuevo volvió a sentir que la vida volvía a tener suficiente fuerza para arrastrarla y hacerle reemprender sus tareas, de la misma manera que el marinero ve, no sin cierto tedio, cómo el viento vuelve a henchir su vela pero no siente el deseo de irse otra vez, y piensa que si el barco se hundiera, bajaría con él girando y girando hasta encontrar descanso en el fondo del mar.
Sí, la tranquilidad es una cosa buena, pero de la misma familia que el tedio
El hijo de las largas convivencias desapasionadas es el tedio.
search