Las mejores 66 Frases de Suicidio - FrasesWiki.com

Encontramos 66 frases sobre Suicidio

Te he dicho que yo no sentí­a miedo respecto a mi propia muerte, ni siquiera un prejuicio contra el suicidio. Pero sentí­a inmensa consideración por la vida de los demás. " Entrevista con el vampiro " (1976), Anne Rice
Autor:" Entrevista con el vampiro " (1976) Anne Rice
La independencia del entorno logra una relativa estabilidad ante un golpe duro, las privaciones, los palos, las frustraciones y cosas parecidas. Estas personas pueden mantener una serenidad relativa en medio de circunstancias que a otras personas las podría llevar al suicidio. También se les describe como autosuficientes.
El único problema filosófico verdaderamente serio es el Suicidio. Juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental a la suma de preguntas filosóficas
No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio
Una naturaleza distinta la presentan los peligros cuando el delirio desencadenado por el LSD no es de carácter maníaco, sino depresivo. En estos casos, las visiones aterradoras, el miedo mortal o el miedo a estar o volverse loco pueden llevar a peligrosos colapsos psíquicos y al suicidio. Aquí, el viaje de LSD se convierte en horror trip (viaje horroroso).
El mayor delito es el suicidio, porque es el único que no da lugar al arrepentimiento.
Te he dicho que yo no sentía miedo respecto a mi propia muerte, ni siquiera un prejuicio contra el suicidio. Pero sentía inmensa consideración por la vida de los demás.
El suicidio es un desaflo a la eternidad.
Sentirse fracasado es peor que sentirse humillado. De la humillación nace el coraje, del fracaso, el suicidio.
Las civilizaciones mueren por suicidio, no por asesinato.
El suicidio, lejos de negar la voluntad, la afirma enérgicamente. Pues la negación no consiste en aborrecer el dolor, sino los goces de la vida. El suicida ama la vida, lo único que pasa es que no acepta las condiciones en que se le ofrece.
La Crítica de la razón pura podría ser denominada el suicidio del entendimiento (su suicidio en la filosofía)
No hay nada en el mundo a que más indiscutible derecho tenga el hombre que a disponer de su propia vida y persona.
No hay diferencia entre comunismo y socialismo, excepto en la manera de conseguir el mismo objetivo final: el comunismo propone esclavizar al hombre mediante la fuerza, el socialismo mediante el voto. Es la misma diferencia que hay entre asesinato y suicidio
Es preciso observar bien esto: en nuestros tiempos el suicidio es un modo de desaparecer, se comete tímidamente, silenciosamente, chatamente. No es ya un hacer, es un padecer.
La dificultad de cometer suicidio está en esto: es un acto de ambición que se puede cometer sólo cuando se haya superado toda ambición.
Es preciso observar bien esto: en nuestros tiempos el suicidio es un modo de desaparecer, se comete tí­midamente, silenciosamente, chatamente. No es ya un hacer, es un padecer.
La dificultad de cometer suicidio está en esto: es un acto de ambición que se puede cometer sólo cuando se haya superado toda ambición.
Desconfía de aquellos que no han considerado nunca el suicidio. Van haciendo paso a paso el camino, cegándose al abismo que siempre acosa al hombre. Entran en la matemática rueda de la materia. Se hacen invulnerables a la desesperación. Cuentan incluso, fríamente, con el corazón
No me quejaré. He recibido la vida como una herida y he prohibido al suicidio que cure la cicatriz. Quiero que el Creador contemple, en cada hora de su eternidad, la grieta abierta. Es el castigo que le inflijo.
No estoy interesado en escribir historias cortas. Cualquier cosa que no gaste años de tu vida y te conduzca hacia el suicidio, difícilmente merecerá ser hecha.
Para muchos hombres, como para esos chicos, batirse en la guerra es sólo un deber para con Dios y con la patria. Para otros, en cambio, es una forma de suicidio.
Si se admite que el suicidio es un crimen, sólo la cobardía puede impulsarnos a él. Si no es un crimen, tanto la prudencia como el valor nos obligan a desembarazarnos de la existencia cuando ésta se convierte en una carga
Si se admite que el suicidio es un crimen, sólo la cobardí­a puede impulsarnos a él. Si no es un crimen, tanto la prudencia como el valor nos obligan a desembarazarnos de la existencia cuando ésta se convierte en una carga.
Un libro es un suicidio aplazado.
El hombre inventa a Dios con la finalidad de vivir sin matarse. En esto consiste la historia del mundo desde sus orí­genes hasta nuestros dí­as.
Siempre es consolador pensar en el suicidio: de este modo se puede sobrellevar más de una mala noche.
La crítica teatral tiene una ventaja en comparación con el suicidio: en el suicidio uno la toma contra uno mismo, en la crítica teatral la toma contra cualquier otro.
Algún día la ciencia puede llegar a tener la vida del hombre en sus manos y, haciendo estallar el mundo la especie humana puede incurrir en un suicidio colectivo.
En algún momento consideré el suicidio, pero no les daría el gusto de matarme.
Cada suicidio es un sublime poema de melancolía.
Cuando un hombre pega a su amante inflinge una herida, cuando pega a su esposa es un suicidio.
La resignación es un suicidio cotidiano.
Cada suicidio es un sublime poema de melancolí­a.
El suicidio no es abominable porque Dios lo prohíba, Dios lo prohíbe porque es abominable.
El suicidio no es abominable porque Dios lo prohí­ba: Dios lo prohí­be porque es abominable.
Soy católico. No puedo cometer suicidio, pero planeo beber hasta matarme
El desaliento es el suicidio del corazón
El martirio es la única forma de suicidio autorizada por las religiones, y la guerra es una de las formas de homicidio autorizada por las democracias.
El suicidio sólo debe mirarse como una debilidad del hombre, porque indudablemente es más fácil morir que soportar sin tregua una vida llena de amargura.
El suicidio sólo debe mirarse como una debilidad del hombre, porque indudablemente es más fácil morir que soportar sin tregua una vida llena de amarguras.
Todos los hechos que pueden ocurrirle a un hombre, desde el instante de su nacimiento hasta el de su muerte, han sido prefijados por él. Así, toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro una cita, toda humillación una penitencia, todo fracaso una misteriosa victoria, toda muerte un suicidio. No hay consuelo más hábil que el pensamiento de que hemos elegido nuestras desdichas
No sé si recordarte es un acto de desesperación o elegancia en un mundo donde al fin el único sacramento ha llegado a ser el suicidio.
Si no lo hace a mi manera, le sugiero que se suicide.
Espero que las nuevas cifras de la Agencia de Medicamentos, que muestra claramente que los jóvenes utilizan analgésicos en un intento de suicidio, pueda convencer a las otras partes que debemos hacer ilegal la venta de medicamentos para el dolor en cantidades mayores para las personas menores de 20 años.
La Resignación es un suicidio permanente
Yo estuve cerquita del suicidio, o sea que... Cuando hay situaciones límite hay que contar hasta tres. Y eso es lo que hice. Yo conté hasta 10 y seguí
El suicidio está en la soledad de un escritor. Uno está solo incluso en su propia soledad. Siempre inconcebible. Siempre peligrosa. Si. Un precio que hay que pagar por haber osado salir y gritar
Pensar que los buenos tiempos son cosa del pasado sería un fracaso personal. Y un suicidio creativo. Y un error. Piense que, en la época de las cavernas, el arte consistía en manchar las paredes con mierda... De modo que, con todo, hemos ido a mejor.
Feliz aquel que ni piensa en el suicidio ni desea la muerte. Feliz aquel en cuyo corazón anida la llama del entusiasmo. Y eterno sea quien trabaje o se prepare sinceramente para el trabajo.
El suicidio más acostumbrado en nuestro tiempo consiste en pegarse un balazo en el alma.
El pensamiento del suicidio es un poderoso medio de consuelo: con él se logra soportar más de una mala noche.
Siempre es consolador pensar en el suicidio: de este modo se puede sobrellevar más de una mala noche.
El suicidio es una bancarrota fraudulenta.
Entre las miserias de nuestra vida en la tierra, el suicidio constituye el más preciado don que Dios ha concedido al hombre.
Entre las miserias de nuestra vida en la tierra, el suicidio constituye el más preciado don que Dios ha concedido al hombre.
La imitación es suicidio.
Toda violación de la verdad no es solamente una especie de suicidio del embustero, sino una puñalada en la salud de la sociedad humana.
Decidí que la vida racionalmente considerada parecía inútil y fútil, pero seguía siendo interesante de muchas maneras, incluyendo el estudio de la ciencia. ¿Por qué no llevarla a cabo, siguiendo el camino del hedonismo científico? Además, yo no tuve el valor para el más racional procedimiento del suicidio
Hay suicidios que son obras maestras
Saber que quererse no obliga al suicidio, no impide que acabes muriendo de amor.
En pueblos tan degenerados como el maketo y maketizado, resulta el sufragio universal un verdadero crimen, un suicidio.
La desesperación es ya en sí una especie de suicidio.
Por muy desencantado que se pueda estar del mundo, el suicidio no es una forma de iluminación, por muy admirable que sea, el hombre que se suicida está lejos del reino de la santidad. Yo no admiro ni estoy de acuerdo con el suicidio.
Se trata, mas bien, de un vértigo mental, la conciencia de estar a punto perder el equilibro interno (...), era un impulso de suicidio, un impulso sutil y misterioso al que las personas se entregan muchas veces sin darse cuenta.
search