Las mejores 532 Frases de Sol - FrasesWiki.com

Encontramos 532 frases sobre Sol

Cada dí­a el sol ilumina un mundo nuevo. " Maktub " (1994), Paulo Coelho
Autor:"Maktub" (1994) " Maktub " (1994) Paulo Coelho
Cuando el hombre vuelve su rostro hacia Dios, encuentra el sol por doquier.
El sol brilla sobre los justos y los injustos, pero también la granizada afecta a justos e injustos
¡Sol, oh sol, oh sol mío! Necesito tu cálida vibración. Tengo enferma la luz de la palabra, de mí sale brumosa, y yo la quiero diáfana.
Quiero morir cara al sol, mirando a la muerte de frente, soy hijo de mi estirpe, quiero morir con mi uniforme, no me venden los ojos, quiero morir de frente.
¡Sol, oh sol, oh sol mí­o! Necesito tu cálida vibración. Tengo enferma la luz de la palabra; de mí­ sale brumosa, y yo la quiero diáfana.
La tierra parece una magnífica flor de loto cuando el sol se alza sobre el paisaje nevado.
La bondad puede hacer mucho. Como el sol que derrite el hielo, la bondad evapora los malos entendidos, la desconfianza y la hostilidad.
Y construyó, castillos en aire a pleno sol, con nubes de algodón, en un lugar, adonde nunca nadie pudo llegar usando la razón.
Si en un interior lo sostenemos ante nosotros de modo que esté en parte a la luz del sol y en parte a la sombra, lanzará sobre la pared un bello arco iris...Por eso se lo denomina iris.
Al negro sol del silencio las palabras se doraban.
Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo? Deseaba un silencio perfecto. Por eso hablo.
Tal vez la noche sea la vida y el sol la muerte.
Como la del sol, tu luz es para todos, ama incluso lo que parece odioso
El sol, para brillar, no necesita ni esperanza
Cuentame como va cayendo el sol, mientras hablas pensaré: qué guapa estas! que suerte ser la mitad del cuento de un atardecer que observo al escucharte porque mis ojos son tu voz.
Cuéntame cómo va cayendo el sol, mientras hablas pensaré: ¡qué guapa esta! Qué suerte ser la mitad del cuento de un atardecer que observo al escucharte porque mis ojos son tu voz.
Pasas de largo, vas perseguida por el viento y abrasada por el sol.
Los faroles apenas tenían las sombras esa noche “aún no sé si en verdad sucedió”, pero no olvidaré aquellas lívidas nubes que incendiaban las llamas finales del sol.
Pasas de largo, vas perseguida por el viento y abrasada por el sol.
Concentra todos tus pensamientos en el trabajo que estás haciendo. Los rayos de sol no queman hasta que se concentran en un punto
Gimen porque nace el sol. Gimen porque muere el sol...Todo está allí, apretado en la cuenca, donde, pájaro quieto, aguarda.
Oh, muerte, yo te amo, pero te adoro, vida... Cuando vaya en mi caja para siempre dormida, haz que por vez postrera penetren mis pupilas el sol de primavera.
Gimen porque nace el sol. Gimen porque muere el sol...Todo está allí­, apretado en la cuenca, donde, pájaro quieto, aguarda.
A mí me seguía el sol.
El sol brilla para todos y no hace pagar sus rayos, y el mismo puñado de tierra nos cubrirá a nosotros como a los conquistadores de la fortuna y de la vida
Dice mi padre que ya llegará desde el fondo del tiempo otro tiempo y me dice que el sol brillará sobre un pueblo que él sueña labrando su verde solar.
El sol de los vivos ya no calienta a los muertos
La flor muere entregando sus perfumes al céfiro, a la vida y al sol, éstos son mis adioses, ahora muero y mi alma cuando expiro se exhala como un triste sonido lleno de melodía.
Del melocotón se inventó una historia el sol, para darle a tus mejillas su color
Es tu ausencia mi amiga en soledad, me ha contado que el sol sale por ti
Escapando una noche de un bostezo del sol, me pediste que te diera un beso, con lo baratos que salen mi amor que te cuesta callarme con uno de esos, pasaron seis meses y me dijiste adiós: un placer coincidir en esta vida
La silueta que el sol dibujó trajo un vacío de sombras, la silueta que el sol dibujó nos descubrió tantas cosas
Me quedas tú, la luz del sol y una maleta con tu amor
Me dice que no estoy enamorada, y a veces me dan ganas de jurarle que olvidaría el sol entre sus brazos, o que quisiera estar besando siempre sus labios o que no me importa el tiempo cuando me mira oscuro, fijo, loco.
No hay nada nuevo bajo el sol, pero cuantas cosas viejas hay que no conocemos.
No hay nada nuevo bajo el sol, pero cuantas cosas viejas hay que no conocemos.
Las mismas cosas tienen diversas apariencias. Las pirámides de Menfis parecen al amanecer, conos de luz rosada, y a la puesta del sol, sobre el cielo rojizo, se muestran como negros triángulos. Tú me reprochas que niegue las apariencias, cuando, al contrario, las apariencias son las únicas realidades que reconozco.
Nos intoxicamos siempre con el color, con las palabras que hablan del color, y con el sol que hace brillante a los colores.
Mi propia posición en el cielo con relación al Sol no debe hacerme encontrar menos bella la aurora
No me importan mucho mil rayos de sol, si puedo tan sólo ser una estrella en los ojos de Jesús.
¿Qué meditas tan profundamente? la mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, tiene que ser tu alma.
Éste es el único sol que volverás a ver. Pero dispondrás de un milenio de noches para contemplar una luz que ningún mortal ha visto jamás, para arrebatar a las lejanas estrellas, como Prometeo, una luz infinita que te permitirá comprender todas las cosas.
Venid a mí y seré el sol en torno al cual giréis en órbita, y mis rayos dejarán al descubierto los secretos que os ocultáis el uno al otro, y así yo, que poseo hechizos y poderes de los que no tenéis la menor idea, os controlaré y os poseeré y os destruiré.
Y mi alma oscura es feliz otra vez porque no sabe sentirse de otra forma durante mucho tiempo y porque el dolor es un mar profundo y tenebroso en el que me ahogaría si no pilotara con firmeza mi pequeña nave por su superficie, siempre con rumbo a un sol que no saldrá jamás.
Cuando desciende el Sol de la cultura, hasta los enanos proyectan grandes sombras.
Fuiste la estrella que siempre soñé la que robó mi dolor en la mañana que siempre esperé. Eres el sol que calienta mi mundo y la luna que me alumbra en la noche. Eres todo lo que siempre he buscado y lo que nunca antes había encontrado
Si con los rayos del Sol se pudieran construir armas, hace ya siglos que tendríamos energía solar.
Tú y yo encajamos de manera perfecta, somos como almas gemelas que se acaban de encontrar en la tierra. Te quiero como nunca pude querer a nadie. Eres por siempre mi sol
Vivir en la Tierra es caro pero ello incluye un viaje gratis alrededor del sol cada año.
Tu oficio es cotidiano y decisivo: mientras alumbre el sol, serás ardiente, mientras dure la vida, estarás vivo
Desgarrada la nube, el arco iris brillando ya en el cielo, y en un fanal de lluvia y sol el campo envuelto. Desperté ¿Quién enturbia los mágicos cristales de mi sueño?
Luz del alma, luz divina,faro, antorcha, estrella, sol... Un hombre a tientas camina, lleva a la espalda un farol.
Mi corazón latía atónito y disperso...¡El limonar florido, el cipresal del huerto, el prado verde, el sol, el agua, el iris! ¡el agua en tus cabellos!... Y todo en la memoria se perdía como una pompa de jabón al viento
Debieras extinguir tus ojos antes que se extinga el sol, para dejarlo encendido.
Nadie es luz de sí mismo: ni el sol.
Se puede no deber nada devolviendo la luz al sol.
Si amas al sol que te alumbra, tal vez amas y si amas al insecto que te muerde, amas.
Si yo no creyera que el Sol me mira un poco, no lo miraría.
Tan capaz es nuestro entendimiento para entender las cosas altísimas y clarísimas de la naturaleza, como los ojos de la lechuza para ver el sol.
Mantente bronceado, aunque tengas que utilizar una lámpara. Para la mayoría de la gente, el bronceado en invierno sólo significa que uno ha estado donde está el sol y, en ese sentido, el sol es dinero
El sol brilla en todas partes, pero algunos no ven más que sus sombras.
¡La hemos vuelto a hallar! ¿Qué? La Eternidad.... Es la mar mezclada con el sol.
Me dicen que abra los ojos y contemple las bellezas que el sol alumbra, que admire sus montañas, sus valles, sus torrentes, sus plantas, sus animales y no sé cuantas cosas más. Pero entonces, ¿el mundo no es más que una linterna mágica?. Ciertamente el espectáculo es espléndido, pero en cuanto a representar allí algún papel, eso es otra cosa.
Yo me voy con mi destino pa'l lado donde el sol se pierde tal vez alguno se acuerde que aquí cantó un argentino.
El amor a mi patria lo he puesto sobre todos los amores y tú debes convencerte que para ser feliz conmigo, es menester que el sol de la libertad brille en nuestras frentes
Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte, y si morimos, no importa, nuestra causa seguirá viviendo. Otros nos seguirán
Es que ese caballero es tan cambiante como el sol. Un día nublado, oscuro, con sol, medio nublado. Cambia de acuerdo con el ambiente. Pero a veces cambia profundamente, porque todo lo que hizo antes de 1973 lo rechazó después
Vine a este mundo a las diez de la noche y, a menudo, pienso que tal vez por eso me convertí en un ave nocturna. Cuando se pone el sol, me siento más despierta. Se necesita talento para vivir de noche y esa es la única habilidad que siempre he estado convencida de poseer.
Eres el sol de los cielos de mi santidad, no dejes que la contaminación del mundo eclipse tu esplendor. Rasga el velo de la negligencia para que emerjas resplandeciente por detrás de las nubes y adornes todas las cosas con el atavío de la vida.
¡Por mi vida! La luz de un buen carácter sobrepasa a la luz del sol y a su resplandor. Quienquiera lo haya alcanzado es considerado como una joya entre los hombres.
La literatura es una especie de luz intelectual que, a semejanza de la luz del sol, a veces nos permite ver lo que no nos gusta.
El Señor nos ha dado muchos días de sol y ligera brisa, días en los que la pesca fue abundante, pero también momentos en los que las aguas estuvieron muy agitadas y el viento contrario, como en toda la historia de la Iglesia y el Señor parecía dormir
¿Ve usted aquellos hombres que descargan carbón? Yo también lo hice. Yo también descargué carbón de los barcos anclados en La Boca. Mis hombros saben cómo los encorva aquella faena prolongada bajo un sol calcinante. Eso era trabajar para poder trabajar más, me empleaba como descargador una semana para poder pintar la semana subsiguiente.
Mientras puedas, ahorra para la vejez y la necesidad, porque el sol de la mañana no dura todo el día
Después de tantas batallas, de tan felices y gloriosos esfuerzos, antes que deje el sol de alumbrarnos para siempre, que consentir que se establezca en América un centro, una corona
Cuando llegue la hora de mi muerte, no sentiré haber vivido en vano. Habré visto los crepúsculos rojos de la tarde, el rocío de la mañana y la nieve brillando bajo los rayos del sol universal, habré olido la lluvia después de la sequía y habré oído el Atlántico tormentoso batir contra las costas graníticas de Cornualles
Por la mañana temprano brillaba el sol, yo estaba tumbado en la cama preguntándome si ella habría cambiado, si su cabello sería rojo todavía.
Soy la Imelda Marcos de las gafas de sol.
Su piel, puesta a punto de caramelo por efecto de los rayos de sol, suscitaba deseos de morder.
Incluso mis propias experiencias terribles en el castillo de Drácula parecen ser como una pesadilla que se hubiese presentado hace mucho tiempo y que estuviera casi completamente olvidada, aquí, en medio del aire fresco del otoño y bajo la luz brillante del sol...
Sentimos todos que la calma que resplandecía como la luz del sol sobre el rostro y el cuerpo de la muerta, era sólo un símbolo terrenal de la tranquilidad de que disfrutaría durante toda la eternidad.
Hay tres cosa que no pasan mucho tiempo ocultas: El sol, la luna y la verdad.
Creo en el Cristianismo así como creo que el sol ha salido. No sólo porque lo veo, sino porque gracias a que lo veo puedo ver todo lo demás
Creo en el cristianismo como creo que el Sol ha salido. No sólo porque lo vea sino porque gracias a eso puedo ver todo lo demás
El falso amigo es como la sombra que nos sigue mientras dura el sol.*
En mis dominios nunca se oculta el sol.
La hoz afilada tan fina segaba lo mismo la espiga que el último sol de la tarde.
Agua en que mil formas me encuentras siempre más libre que la luz del sol.
El sol puede morir y volver a nacer, pero nosotros una vez apagada nuestra breve claridad, hemos de dormir una sola y eterna noche
Los pájaros son clarines entre los cañaverales que le dan los buenos días al sol de Dios cuando sale.
Tan hermosa que paraba al sol.
Le canto al que desespera, se ahoga, se queda solo, al que ama el sol y la tierra. Le canto al que me ayudó, con la música y la letra en cada uno estoy yo, por eso, les canto a todos.
En el agua quemante el sol refleja la mano de cenit.
Soñaba encontrar un muro de agua y el sol atravesándolo en el silencio.
El amor puro es un sol cuya intensidad absorbe todas las demás tareas.
El amor es una niebla que se quema con el primer sol de la realidad.
Cuando se dijo por primera vez que el sol permanecía fijo y que el mundo giraba, el sentido común de la humanidad declaró la doctrina falsa, pero el viejo dicho vox populi, vox Dei, como todo filósofo sabe, no puede ser confiado a la ciencia
Hemos soñado todos los sueños en la tierra y han crecido a orillas del sol.
Que poca cosa es la realidad, mejor seguir, mejor soñar, que lo que vale no es el día, pero el sol, está, no es de papel es de verdad.
Cuando la luz del sol se esté apagando y te sientas cansada de vagar, piensa que yo por ti estaré esperando...hasta que tú decidas regresar
Si la mistad desapareciera de la vida, sería lo mismo que si se apagara el sol, porque nada mejor ni más deleitoso hemos recibido de los dioses inmortales
No hay nada más que una puesta de sol musical.
No hay nada más que una puesta de sol musical.
El mismo sol funde la cera y seca la arcilla
Los que ejercitan el bien con el desgraciado, no pueden medir nunca la magnitud de una sola palabra de bondad, una sonrisa de dulzura que para el caído, para el infeliz, es como el rayo de sol que vuelve la vida a los miembros entumecidos por el hielo de la desgracia.
El amor es para el niño como el sol para las flores, no le basta pan: necesita caricias para ser bueno y ser fuerte.
El amor es para el niño lo que el sol para las flores, no le basta el pan: necesita caricias para ser bueno y fuerte
La risa es como un rayo de sol, todo de oro puro, no hay otro jardín como el del amor.
Madrid es una ciudad muy bonita y con sol casi todo el año
Cuando me muera, voy a ver el revestimiento del mundo. La otra cara, más allá de las aves, las montañas, la puesta de sol.
Yo soy parte del sol, como mis ojos son parte de mi. mis pies saben perfectamente que yo soy parte de la tierra,y mi sangre es parte de la mar.no hay ninguna parte de mi que exista por su cuenta, excepto, quizás, mi mente, pero en realidad mi mente no es mas que un fulgor del sol sobre las superficies de las aguas.
El amor mueve el Sol y las demás estrellas.
El amor mueve el Sol y las estrellas
Vuestra fama es como la flor, que brota y muere, y la marchita el mismo sol que la hizo nacer de la acerba tierra.
Vuestra fama es como la flor, que tan pronto brota, muere, y la marchita el mismo sol que la hizo nacer de la tierra ingrata
Amar y ser amado es sentir el sol por ambos lados.
Encinta de sol, colmada de tu barro limpio y firme vas trasmutando mi cuerpo en viva flor que destila rocío tras tu ruta.
Ni siquiera una rosa colmaría tu abismo si este sol que te llena se perdiera en el azul de un ángelus tardío.
¡Cuánto tiempo rompe en olas de fría certidumbre, el alba y el sol que consagraron sus manos y mi piel!
Canta en la aurora rosada, canta en la tarde de plata, y cuando el sol, como un rey, muera en su manto escarlata, mientras que la noche llega, ¡Ensaya un ritmo y un sueño!
Tu espíritu amanece maravillosamente, Su luz entra en mi alma como el sol á un vergel...
Eres de la raza del sol: moreno, ardiente y oloroso a resinas silvestres.
Hombre del sol, sujétame con tus brazos fuertes, muérdeme con tus dientes de fiera joven, arranca mis tristezas y mis orgullos, arrástralos entre el polvo de tus pies despóticos. ¡Y enséñame de una vez, ya que no lo sé todavía, a vivir o a morir entre tus garras!
Miro siempre al sol que se va porque no sé qué algo mío se lleva.
Miro siempre al sol que se va porque no sé qué algo mí­o se lleva.
La luz irrumpe donde ningún sol brilla, donde no se alza mar alguno, las aguas del corazón impulsan sus mareas.
El pasado y el futuro obviamente no tienen realidad propia. Lo mismo que la luna no tiene luz propia, sino que puede solamente reflejar la luz del sol, así el pasado y el futuro son sólo pálidos reflejos de la luz, el poder y la realidad del presente eterno. Su realidad es prestada del ahora.
La tercera roca desde el sol, donde esta Eddie!
La mocedad es un sol de verano
El tigre real, el amo, el solo, el sol de los carnívoros, espera, está herido y hambriento, tiene sed de carne, hambre de agua.
Se oscurece el sol al mediodía y enmudece la música del alba cuando hay tristeza en el corazón
Franco tenía el culo blanco, pero no porque su mujer se lo lavara con Ariel, sino porque siempre estaba cara al sol.
Cómo vivir sin verte, si lejos de tu sol no se vivir.
Dejaste tu sol en mi destino, tu ardor sin miedo, tu credo de amor y ese afán, ¡ay! ¡Tu afán, por sembrar de esperanza el camino!
En todos los espejos de los hoteles estaba ella con cabellos rubios, en desorden y traje amarillo y arrugado... Se tiró sobre la cama y observó sus pies dorados por el sol. Sus sandalias estaban muy gastadas.
Mi gente es morena de piel. Viste de manta blanca y calza huaraches... Se adornan con collares de oro o se ata al cuello un pañuelito de seda rosa. Se mueve despacio, habla poco y contempla el cielo. En las tardes, al caer el sol, canta.
Las personas son como las ventanas con vidrieras: a la luz del sol brillan y relucen, pero en la oscuridad sólo son bellas si algo en su interior las ilumina
El efecto de la nieve es admirable, sobre todo durante los días sin sol, cuando el azul del cielo está enteramente velado por las nubes y hasta adquiere un tono obscuro por su contraste con la superficie de la tierra, cubierta de resplandeciente blancura.
La verdad es como el sol, puedes ocultarla por un tiempo, pero no va a desaparecer
El amor y la sabiduría, sin la tercera cosa que es el uso, pueden compararse con el calor y la luz del sol, los cuales, caso de no operar en hombres, animales y vegetación, serían cosas vanas e imaginarias.
El catolicismo, judaísmo latino, salpicó de un hollín indeleble la exuberancia del Mediterráneo. ¿Cómo pudo <> en sus riberas bañadas de un sol divino? El cristianismo es una reacción contra el sol y en su vertiente católica un ataque contra él que merece un capítulo aparte.
Sin embargo, tú sigue tu camino y, como un sol escéptico, ilumínalo con los rayos de tu cólera pensadora.
Es entre los cansados de demoras y enredos, entre los decididos a actuar aquí y ahora que brillará, radiante, el sol de nuestros sueños siempre que nuestra voluntad se funda en una sola.
Llamad a vuestras conciencias, meditad un momento sin odio, sin pasiones, sin prejuicios, y esta verdad, luminosa como el sol, surgirá inevitablemente ante vosotros: la revolución es lo único que puede salvar a la República
No sé por qué. O mejor dicho lo sé. Porque en el sol y en la luz, encontré desde pequeño los mayores misterios, y porque estos elementos naturales ejercieron sobre mí, en razón de su propio sigilo, una atracción muy extraña...
Podríamos ser inducidos a cuestionarnos si los científicos actuaron con prudencia en la presentación a los estadistas del mundo de este problema. En realidad no había otra opción. Una vez que se adquiere un conocimiento básico, cualquier intento de impedir su realización sería tan inútil como la esperanza de detener la Tierra en su movimiento alrededor del Sol.
Pero en Piura era distinto. En Piura el sol tenía que atraer forzosamente sus miradas y hacerla pensar en él y sentirlo dentro de sí, porque el sol piurano penetra hasta en las cuencas de los ciegos. Es una obsesión.
En ti está, porvenir, en ti la salvación, en tu risa veré el sol.
Te vi pasar, me mordí para no llamarte. Ibas linda como el sol, se paraban a mirarte.
Yo hubiera dado la vida para salvar la ilusión. Fue el único sol de esperanza que tuvo mi fe, mi amor.
El sol no espera a que se le suplique para derramar su luz y su calor. Imítalo y haz todo el bien que puedas sin esperar a que se te implore.
El Sol no espera a que se le suplique para derramar su luz y su color. Imítalo y haz todo el bien que puedas sin esperar a que se te implore.
Vivifica el Sol todos los seres con sus rayos benéficos, imita, pues, tú, su ejemplo, haciendo, aunque no se te diga, todo el bien posible
Cada vez está más triste y más violento el corazón de Canek. Antes hablaba y decía su pensamiento. Ahora casi ha enmudecido, aprieta los puños y se va solo por los caminos de espinas, de piedra y de sol. Le acompaña su sombra. En los ojos de Canek se ha encendido la sangre de los indios. La sombra de Canek es roja.
No comprendo estas cosas. Pero es bueno que no tengamos que tratar de matar el sol o la luna o las estrellas. Basta con vivir del mar y matar a nuestros verdaderos hermanos.
Requemado por el sol y la violada, redondeada, iridiscente, gelatinosa y violada vejiga de una medusa flotando cerca del bote.
¡Oh! si en las horas que se hunden lentas, murientes con el sol, también a ti los vientos te pulsaran, olvidado instrumento, ¡Corazón!
Nunca voy con los que lloran y siempre con los que cantan. Los paisanos de mi pueblo cuando tienen un dolor, en lugar de andar llorando, cantan debajo del sol.
Salgamos de esta dudosa tolerancia que nos hace tolerar lo intolerable —la miseria, el hambre, el sufrimiento de millones de seres. Fuera de esta caverna encontraremos el brillo del sol —el de la compasión y de la fraternidad
En mi imperio nunca se pone el sol.
En mis dominios nunca se pone el Sol.
Madrid, que no hay ninguna villa, en cuanto el sol dora y el mar baña más agradable, hermosa y oportuna, cuya grandeza adorna y acompaña la Corte de los Césares de España.
Fernando (Alonso) es el Rey Sol, el 'number one' indiscutible
Cada uno de nosotros tiene un lugar, un primordial talento y la libertad de tomar su bandera y volar al sol. Para cada quien siempre hay una misión que habremos de cumplir...
Gracias por el beso que me hizo bien y por aguantarte mi boludez, gracias por tu risa que alumbra al sol, gracias por amarme de corazón.
Labios de amor, sombras de amor, entre las piedras un rayo de amor cáliz de amor, cruces de amor, clave de muerte, clave de sol.
Qué bien te veo crecer, con tu encanto de Rey Sol me dejas la miel de tu risa bebé, yo vuelvo a ser miel con tu voz...
Los amigos falsos son como las sombras: sólo nos siguen cuando brilla el sol
Fue el día en que del sol palidecieron los rayos, de su autor compadecido, cuando, hallándome yo desprevenido, vuestros ojos, señora, me prendieron.
Si queda entre la tercia luz y Marte, la luz del sol será descolorida: por verla será de almas circuída su belleza que excede a todo arte.
La castidad es como la naturaleza del sol que pasa por las inmundicias, y queda puro como antes
El sol luce para mí como para otros. Querría ver la cláusula del testamento de Adán que me excluye del reparto del mundo
Los pájaros saben que no hay invierno que dure cien años y que, al pasar la tormenta, la primera semilla que brota es el sol.
Se estremeció, como ante algo inevitable y pavoroso recordó muy de pasada que la vida nunca es agradable y grata, que hay un fin misterioso y horrible para todas las cosas, y penetró, hallándose en una sala muy amplia ilumina da por la luz del sol.
Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de hito en hito.
Ni el sol ni la muerte pueden ser mirados fijamente
Ni el sol, ni la muerte pueden mirarse fijamente.
Los edificios, también, son hijos de la tierra y el sol.
Nunca había estado en este lugar: se respira de otra manera, a su lado una estrella fulgura con más resplandor que el sol
Si las masas combinadas del protón y el electrón sumasen en conjunto algo más que la masa del neutrón, y no algo menos, como ocurre en la realidad, el efecto resultaría devastador. Por todo el Universo se romperían inmediatamente los átomos de hidrógeno, formándose neutrones y neutrinos. El Sol, a falta de su combustible nuclear, se apagaría y colapsaría
La débil interacción es millones de veces más débil que la fuerza nuclear. Es precisamente lo bastante débil para que el hidrógeno en el Sol se consuma a un ritmo lento y constante. Si la interacción débil fuese mucho más fuerte o mucho más débil, todas las formas de vida que dependen de las estrellas similares al Sol también se encontrarían en dificultades.
No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol
Si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol
Hay besos que en los labios dejan huellas como un campo de sol entre dos hielos
Un bello paisaje, una hermosa jornada, un libro selecto... ¿Qué más necesitáis para ser felices? El sol resplandece por dentro
El sol a cuyo alrededor giran tantos planetas... No se olvida de madurar un racimo de uvas
El sol tiende los rayos de su lumbre por montes y por valles, despertando las aves y animales y la gente: cuál por el aire claro va volando, cuál por el verde valle o alta cumbre paciendo va segura y libremente.
Estamos decididos a que antes de que el sol se ponga sobre esta terrible lucha, nuestra bandera será reconocida en todo el mundo como un símbolo de la libertad por un lado, y de una fuerza arrolladora sobre el otro.
Era como un gallo que creía que el sol había salido para oírle cantar
Era como un gallo que creía que el sol había salido para oírle cantar.
En todas las tierras el sol sale al amanecer.
La fuente de nuestra riqueza se da en la radiación del sol, que emana energía. El sol da siempre sin esperar recibir.
No fue más que un poco de miel pero calentó mi cuerpo y en mi alma brilla aún como un gran sol.
Mi única estrella ha muerto y mi laúd lleva el sol negro de la melancolía.
Los hombres tienen el espíritu limitado por muchas preocupaciones, mientras que las mujeres, aunque ignorantes, son generalmente vivarachas y graciosas. Pero unos y otras se hallan animados de deseos, de pasiones, tan vivas como el aire que respiran, tan ardientes como el sol que ilumina aquellas regiones.
¿Nada de amor - ¡De nada! - para mí? Yo buscaba la frase con relieve, la palabra hecha carne de alma, luz tangible, y un rayo del sol último, en tanto hacía luz el confuso piar de mis polluelos.
Desear es construir un agenciamiento, construir un conjunto, el conjunto de una falda, de un rayo de sol...
Ciego quien no ve el sol, necio quien no lo conoce, ingrato quien no le da las gracias, si tanta es la luz, tanto el bien, tanto el beneficio, con que resplandece, con que sobresale, con que nos favorece, maestro de los sentidos, padre de las sustancias autor de la vida.
La naturaleza no es otra cosa que Dios en las cosas... Animales y plantas son efectos vivientes de la naturaleza, de ahí que todo lo que es Dios están en todas las cosas... Piensa por ende, en el sol sobre el azafrán, en el narciso, en el heliotropo, en el gallo, en el león.
Caminamos en la tempestad, pero más allá de ella está el sol, el sol de Dios, espléndido, eterno. Ellos podrán, durante algún tiempo, velarlo, encubrirlo a nuestras miradas, pero jamás borrarlo del cielo.
El rondador, el rondador es el viento la raza la distancia la desgarradura de la cordillera el zodíaco del sol ebrio.
Inutilidad de los espejos, si tus uñas revierten imágenes de hielo, donde se apaga el sol de media noche hasta la aurora boreal de tu cuerpo.
Vivo en la realidad. Duermo en la realidad. Muero en la realidad. Yo soy la realidad. Tú eres la realidad. Pero el sol es la única semilla. ¿Qué eres tú? ¿Qué soy yo sino un cuerpo prestado que hace sombra? La sombra es lo que el cuerpo deja de su memoria.
¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida o la luz de la muerte? ¿Qué se busca, qué se halla, qué es eso: amor? ¿Quién es? ¿La mujer con su hondura, sus rosas, sus volcanes, o este sol colorado que es mi sangre furiosa cuando entro en ella hasta las últimas raíces?
La palabra casualidad es una blasfemia, nada bajo el Sol sucede por casualidad
Si las mujeres se vistieran para los hombres, las tiendas no venderían demasiado. A lo sumo un par de anteojos de sol cada tanto tiempo.
Si las mujeres se vistieran para los hombres, las tiendas no venderían demasiado. A lo sumo un par de gafas de sol cada cierto tiempo.
Fotografía tú eres la sombra del sol, que es su belleza.
Si intentaren pisar nuestro suelo, en la mar sepultemos sus vidas, y en las olas, de sangre teñidas, luzca opaco el reflejo del sol.
Amor Eterno Podrá nublarse el sol eternamente, Podrá secarse en un instante el mar, Podrá romperse el eje de la tierra Como un débil cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte Cubrirme con su fúnebre crespón, Pero jamás en mí podrá apagarse La llama de tu amor
Hoy la tierra y los cielos me sonríen, hoy llega al fondo de mi alma el sol, hoy la he visto..., la he visto y me ha mirado.... ¡hoy creo en Dios!
Mi existencia, reducida al momento presente, flota en el océano de las cosas creadas como uno de esos átomos luminosos que nadan en el rayo del sol
Mientras las ondas de la luz al beso palpiten encendidas, Mientras el sol las desgarradas nubes de fuego y oro vista, Mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías. Mientras haya en el mundo primavera,¡Habrá poesía!
Podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse por un instante el mar, podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal... ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón, pero jamás podrá apagarse en mi la llama de tu amor
Una serpiente trazó un vértice para el sol -en no holladas playas sacó su lengua y tamborileó. ¿Qué fuente escuche? ¿Qué helados discursos? La memoria, confiada a la página, se había muerto.
El Museo Ghibli me hace sentir nostalgia, especialmente por las tardes, cuando atardece y el Sol se pone: las lágrimas bañan mis ojos
Mantén tu rostro al sol y así no verás las sombras
Mantén tu rostro hacia la luz del sol y no verás la sombra.
Mantenga su rostro al sol y no verá la sombra. Es lo que hacen los girasoles.
Si conservas tu rostro dirigido al sol, nunca verás las sombras.
Si no puedes tú ser sol, sé el planeta humilde.
En medio de aquel sol abrasador, di de beber a unos, refresqué con agua las heridas de otros y consolé a los agonizantes, a quienes sus propios compañeros empujan con el pie porque estorbaban el paso.
La luz que enceguece nuestros ojos es oscuridad para nosotros. Sólo alborea el día para el cual estamos despiertos. Hay aún muchos días para amanecer. El sol no es sino una estrella de la mañana
El ocaso de una gran esperanza es como el ocaso del sol: con ella se extingue el esplendor de nuestra vida.
El sol es nuevo cada día.
El Sol no rebasará sus medidas. Pues si no, la Erinias, defensoras de la Justicia,darán con él.
El sol se renueva cada día. No cesará de ser eternamente nuevo
El sol tiene el tamaño de un pie humano.
Y así he vuelto. Debí permanecer largo tiempo insensible sobre la máquina. La sucesión intermitente de los días y las noches se reanudó, el sol salió dorado de nuevo, el cielo volvió a ser azul. Respiré con mayor facilidad.
En aquel mar del Japón, los días de verano son maravillosos. El cielo parece de laca, no hay nubes y el sol brilla de tal manera que el sextante de Acab tenía vidrios de colores para poder mirarlo.
Allí está todo lo que necesitas, sol y luna y estrellas, pues la luz que reclamas habita en tu interior.
El sol nos habla por medio de la luz, con aroma y color lo hacen las flores, el aire con las nubes, nieve, y lluvia.
Allí­ está todo lo que necesitas, sol y luna y estrellas, pues la luz que reclamas habita en tu interior.
Alma, no entornes tu ventana al sol feliz de la mañana. No desesperes, que el sueño más querido es el que más nos hiere, es el que duele más.
Esquina de barrio porteño te pintan los muros la luna y el sol. Te lloran las lluvias de invierno en las acuarelas de mi evocación.
La gloria es el sol de la muerte
Todo aquello que está debajo de la tierra, el tiempo lo sacará a la luz del sol
Ahora es el tiempo de los claroscuros, de las manos memoriosas, de esta indecisión con la que llega la mañana y entran por las rendijas los dedos del sol.
En el contexto de esta etapa luminosa y brillante, se puso de pie en el sol y sintió que su misión de ser incongruente y remoto y oscuro de su profesiónal atentaba con la de sus compañeros.
España... es Irlanda con sol.
Dios es la alegría. por eso ha colgado el sol frente a su casa
Y mientras tanto el sol se muere, y no parece importarnos... Mientras te quiero el sol se apaga.
Y mientras tanto el sol se muere, y no parece importarnos... Mientras te quiero el sol se apaga.
En Colombia todavía tenemos que pensar de dónde venimos, quiénes somos y a dónde queremos ir. Yo aspiro a que algún día tengamos esa sed de grandeza que hace surgir a los pueblos de la nada hacia el Sol
Este bellísimo sistema compuesto por el Sol, los planetas y los cometas no pudo menos que haber sido creado por consejo y dominio de un ente poderoso e inteligente... El Dios Supremo es un Ser eterno, infinito, absolutamente perfecto.
Su oficio era vender palabras. Recorría el país, desde las regiones más altas y frías hasta las costas calientes, instalándose en las ferias y en los mercados, donde montaba cuatro palos con un toldo de lienzo, bajo el cual se protegía del sol y de la lluvia para atender a su clientela.
Volveré temprano. Te traeré la aurora y, para tu espalda, polvo de mariposa. Si nadan estrellas hoy bajo tu ropa, allí estaré yo. Y si te despiertas antes de que salga el sol y algo se enreda en tu pecho, ese seré yo.
El objetivo del yoga es llegar a la realidad socavando las bases de la consciencia normal cuando estamos en vigilia, de tal manera que el sol interior eterno del esplendor espiritual pueda brillar sobre el mar tranquilo que es la mente cuando ha cesado todo pensamiento y derramar una radiación de luz, vida e inmortalidad que intensificará la mejor parte del hombre.
El país de las hadas contiene muchas cosas, aparte de los elfos y los trafos, y aparte de los enanos, las brujas, los trolls, los gigantes o los dragones: contienen los mares, el sol, la luna, el cielo y la tierra y todas las cosas que en ella se encuentran: árboles y pájaros, agua y piedra, vino y pan, y nosotros mismos, hombres mortales.
Como plantas criadas en la vida artificial y falsa de una estufa que de repente se sacan a la abrazadora luz del sol y al frío azote de los vientos.
Agua de sol, cencerros de horizontes enlazaban la intensidad armónica de nuestros cuerpos claros y vigorosos, en plenitud de luces infinitas.
Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.
Si de noche lloras por el Sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.
¿Y si la hubiera juzgado con demasiada severidad? ¿Y si fuera su vida un simple rosario de horas, sencillo y extraño como la vida de un pájaro alegre a la mañana, inquieto por el día, cansado a la puesta del sol? ¿Y si fuera su corazón simple y voluntarioso como el de un pájaro?
La Tierra en su rápido movimiento alrededor del Sol posee un grado de fuerza viva (energía) tan grande que, si se convirtiese en su equivalente de calor, su temperatura llegaría a ser por lo menos mil veces mayor que la del hierro candente, y el mundo que pisamos, con toda probabilidad igualaría en brillo al mismo sol
Es absolutamente imposible contemplar una puesta de sol de cerca. Por eso el hombre inventó el huevo frito.
Hace falta un sol doble para alumbrar el fondo de la estupidez humana.
Hace falta un sol doble para alumbrar el fondo de la estupidez humana.
Vuelve a tu nada, dijo el sol a la noche quebrando el alba.
Hace algún tiempo persiguen tus recuerdos mis caminos y sudan bajo el sol, tras mis talones los días más felices ya vividos.
La verdad, como el sol, no es patrimonio exclusivo de nadie, sino que pertenece a todos y para todos produce luz y Vida.
Como un calidoscopio de cristales diminutos cambia de dibujo y de color, si al amanecer luce el sol o ha llovido. Y llena mi mundo de flores
Por ti, por ti brillo mi sol un día, y cuando pienso en ti brilla de nuevo, sin que lo empañe la melancolía de los fugaces amores eternos
Peor para el sol, que se mete a las siete en la cuna del mar a roncar, mientras un servidor, le levanta la falda a la luna.
¿Te has parado alguna vez a ver los colores que estallan en Madrid cuando, al salir del metro en una tarde otoñal, el sol se va?
Donde arden lámparas hay manchas de aceite, donde arden velas, gotas de cera, únicamente la luz del Sol ilumina pura y sin mancha.
Las palabras de aliento después de la censura son como el sol tras el aguacero.
Un loco enamorado sería capaz de hacer fuegos artificiales con el sol, la luna y las estrellas, para recuperar a su amada.
He demostrado que la órbita de un planeta es elíptica, y que el Sol, la fuente del movimiento, está en uno de los focos de esta elipse. Resulta así que cuando el planeta ha completado un cuarto de su circuito total, comenzando en el afelio, está a una distancia del Sol exactamente igual al promedio entre la distancia máxima en el afelio y la distancia mínima en el perihelio.
Los Dioses fueron los primeros que existieron, y se prevalen de esta ventaja para hacernos creer que todo procede de ellos, pero lo dudo, porque, al paso que veo esta hermosa tierra que con el calor de los rayos del sol produce tantas cosas, ellos no producen nada.
Jonas Salk: Bueno, la gente, diría yo. No hay patente. ¿Podría usted patentar el sol?..
Gracias a los niños he aprendido que el teatro es una historia de un día de lluvia que hay que cambiarla al día siguiente cuando sale el sol.
¿En qué hondonada esconderé mi alma para que no vea tu ausencia que como un sol terrible, sin ocaso, brilla definitiva y despiadada?
Esta iniciativa surge básicamente desde la misma gente. En Pichilemu tenemos 15 mil habitantes y en verano suben a 100 mil, una gran cantidad de turistas extranjeros al año, quienes están acostumbrados a visitar estas playas en todo el mundo. Es así, como ellos mismos han destinado naturalmente lugares para tomar sol sin ropa.
Sobre la palabra que gira alrededor del sol las cosas tambalean, oscurecen o tornan en destello el cuerpo.
Toda mirada era un festejo de sol, de estar de abismo iluminado.
Ya el sol esconde sus rayos, el mundo en sombras se vela, el ave a su nido vuela. Busca asilo el trovador.
El agua misma, la ondulada y fresca, ponga un poco de sol en tu dolor. ¡Pez de luna bruñida no se pesca, pescador!
Me alumbraba pura estrella y no precisé farol tenía más luz en el alma que diez mil años de sol.
Los que están en el taller del sol, no tienen miedo a la nube.
Es muy bueno, abre espacios, no se cansa de correr y sus movimientos hacen buenos a la gente que tiene a su lado. Es un jugador muy solidario. Teniendo un padre que trabaja en una gasolinera no puede ser un mal jugador. Es, además, un sol de niño, una persona encantadora y estamos encantados de tenerle con nosotros
Un bello paisaje, una hermosa jornada, un libro selecto... ¿Qué más necesitáis para ser felices? El Sol resplandece por dentro.
El sol era un melón, la tarde una sandía y la vida, la vida una pura gana de morder y morder manzanas.
Y alguna vez condecorarán al poeta por usar palabras como fuego, como sol, como esperanza, entre tanta miseria humana, tanto dolor sin ir más lejos.
Tono blanco. El sol muere. Blancos difíciles, inpintables ¡Oh Claude Monet! Blancos de todos los colores.
El sol, es miel, la brisa pluma, el cielo pana.
Dios es la alegría. Por eso ha colgado el Sol frente a su casa.
Si el tiempo no falla, si el sol luce fuerte, podrán sobrevivir el resto del año, si sonríe la suerte
Quiero la tierra y sus maravillas: el mar, el sol. Quiero penetrar en él, ser parte de él, vivir en él, aprender de él, perder todo lo que es superficial y adquirido en mí, volverme un ser humano consciente y sincero.
Pensar en la victoria de una revolución sin líder, es pensar en una flor sin sol.
Puesta del sol. La rana también llora.
A pesar de que el sol se ha ido, tengo una luz.
Al margen de mi prosapia y opulencia, oso decir que soy un adonis, pese a ciertos defectos, como que mido tan solo un metro y medio y peso cuarenta y cinco kilos, que ando algo desdentado, mondo y lampiño, además de un poco bizco y significativamente cojitranco. Pero hasta el sol tiene sus manchas.
¡Solo cuando la mujer se despierte del letargo en que se encuentra sumida desde tiempos inmemoriales..., cuando pisotee a la vil, estúpida, brutal, parasitaria, irrisoria raza masculina, saldrá el sol para la humanidad!
No permitas que las personas atenúen tu brillo porque están cegadas. Diles que se pongan unas gafas de sol, porque nacimos de esta manera
Habéis sido esclavos durante mucho tiempo. Habéis estado sumidos en la oscuridad. Cuando eso sucede, la luz del sol hace daño a los ojos.
Funcionalismo, palabra ingrata, nacida bajo otros cielos que los que siempre hemos amado recorrer, allí donde el sol es señor.
Para cada hombre guarda un rayo nuevo de luz el sol...
Búsquenme donde se detiene el viento donde haya paz o no exista el tiempo, donde el sol seca las lágrimas de las nubes en la mañana.
Llaman y llaman las flores al sol, juegan y juegan todos los días al amor, si no me llamas como hace la flor, te iré olvidando todos los días un poco.
Natasha se acerca a la ventana y la abre desde el patio para que entre más aire en mi habitación. Puedo ver la brillante franja de césped verde que se extiende tras el muro, arriba el cielo claro y azul y el sol que brilla en todas partes. La vida es hermosa. Que las futuras generaciones la libren de todo mal, opresión y violencia y la disfruten plenamente.
El sol no se mueve
También el timón de la barca nos vuelve al hogar, ¡una alegre tripulación, bajo el sol que ya se oculta!
Es solo ahora cuando estamos empezando a comprender cuan extraña y espléndida es... cuan imponente es, el objeto más hermoso que flota alrededor del Sol, con la envoltura de su propia burbuja azul de atmósfera, fabricando y respirando su propio oxígeno, fijando su propio nitrógeno desde el aire a su propio suelo, generando sus propias condiciones del tiempo
Yo amo una patria universal, una patria sin límites y sin fronteras, una patria común cuyos intereses pertenezcan a todos los habitantes de ella, como nos pertenece el aire, la luz y el calor del sol.
El sol no se ha puesto aún por última vez.
Quisiera ser el aire que respiras, quisiera ser el sol que te ilumina, pero lo que más quisiera ser, es el amor de tu vida.
¿Ha renovado el sol con vuestros ojos su resplandor?
La publicidad es justamente elogiada como un remedio para las enfermedades sociales e industriales. La luz del sol se dice que es el mejor de los desinfectantes, la luz eléctrica es el policía más eficiente
Una obra se hace entre los ruidos atronadores de la industria y, cuando el polvo se posa, la pirámide, que recoge el eco del silencio, tiende al sol su sombra.
Así fueron pasando las semanas muy pesadamente, hasta que un día llegó la noticia, alegrando los corazones como alegra el sol el firmamento después de la tormenta.
En el mundo hay muchísimas Beth, tímidas y tranquilas, sentadas en rincones hasta que alguien las necesita y que viven para los demás tan alegremente, que nadie se da cuenta de los sacrificios que hacen hasta que el grillo del hogar cesa de chirriar y desaparece el dulce rayo de sol, dejando atrás silencio y sombra.
La prosperidad sienta bien a ciertas personas que florecen mejor con los rayos del sol, otras, en cambio, necesitan la sombra, y son más dulces y delicadas al recibir el contacto de la brisa helada.
En un momento me sentí acosada por la ansiedad. Pero me deshice del miedo estudiando el cielo, determinando cuándo saldría la luna y dónde aparcería el sol por la mañana.
Hay cierta magia en las palabras seda y encaje, ¿No es cierto? -dijo la tía-. Su sonido me hace sentir como si estuviera preparándome para un baile. Y seda amarilla, me hace pensar en un vestido hecho con rayos de sol. Siempre soñé con tener un vestido de seda amarilla.
La lluvia cesó y el sol asomó entre las nubes iluminando las aguas grises y haciendo brillar la niebla que envolvía las rojas playas de la isla con destellos dorados. Era, por fin, un hermoso día.
Que la amistad, junto con el bien, crezcan como la sombra de la noche hasta que se apague el sol de la vida.
Esta es mi soledad, a donde no alcanza la envidia, sí, mi orgullo, tan simple como desnudarme ante el sol...
La hipocresía empaña al sol.
El oro y la muerte cambiaron tu querer, trocaron tu risa por temor, amaste y dormiste y el sol se alejó y tu amor es una vieja medalla...
Todas las cosas tienen música hoy, todos los hombres tienen música del sol de la calle.
Llorando la ausencia del galán traidor la halla la luna y la deja el sol, añadiendo siempre pasión a pasión, memoria a memoria, dolor a dolor.
Serénense tus ojos, y más perlas no des, porque al sol le está mal lo que a la aurora bien.
Si mucho poco mapa le despliega, mucho es más lo que, nieblas desatando, confunde el sol y la distancia niega.
Me gusta relajarme y tomar el sol en la playa.
Dionisio dice: la carrera no es más que un retorno de todas las criaturas y un unirse en la descreación. Y cuando el alma llega a este punto, entonces pierde su nombre y Dios la atrae hacia sí, de manera que se anonada, así como el sol atrae hacia sí a la aurora para que se aniquile. (...) Pero la paz absoluta no está en ninguna parte excepto en un corazón separado.
Así como no podemos mirar al Sol, ni ver a Dios cara a cara sin morir, tampoco podemos en el mundo de las apariencias realizar en la acción un solo absoluto. El amor mismo a la verdad me ha enseñado la belleza del compromiso.
No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores.
Hasta entonces indiferente a lo que pasaba en torno suyo, ahora parecía participar de la vida, de todo lo que la rodeaba, pasaba horas enteras contemplando el cielo, como si recién ahora hubiese descubierto que era azul y bello, que el sol lo iluminada de día, que se recamaba de estrellas a la noche.
Cuando los españoles puedan emplear en cosa mejor este extraordinario caudal de energías (...) sustituirán la gloria siniestra y dolorosa de la guerra. Y entonces se comprobará, una vez más, lo que nunca debió ser desconocido por los que lo desconocieron: que todos somos hijos del mismo sol y tributarios del mismo río
Pobres o ricos, ignorantes o sabios, nacidos en chozas o palacios, al fin tenemos por abrigo la mortaja, por lecho la tierra, por sol la oscuridad, por únicos amigos los gusanos y la podre. La tumba, ¡Digno desenlace del drama!
Por la campiña olorosa, bajo el Sol de la mañana ¿Adónde vas tan hermosa?
Eran las cuatro y media de la madrugada. Las estrellas cuchichearon entre sí, detrás de los abanicos, y algo como un enorme chorro de champagne, arrojado por una fuente azul, se dibujó en Oriente. Era el cometa. La luna, esa gran bandeja de plata en donde pone el sol monedas de oro, se escondía, desvelada y pálida, en el Oeste. Los luceros y yo teníamos frío.
En esa calle de Buenos Aires los árboles crecían inclinados, tanto por el día como por la noche. Qué inútil humillación, era de noche, no había sol ¿Por qué inclinarse? ¿Habían olvidado esos árboles toda dignidad y amor propio?
¿Lo mejor del cielo? Muy pronto los ángeles me lo habrán de mostrar ¿Adónde me llevan? La tierra abajo quedó, eclipse de vida en la tierra, las almas ya vuelan hacía el sol, eclípsase el sol de repente y es negro el cielo de Dios.
Comerse un higo chumbo junto a una tapia encalada y saber íntimamente que el azar es una de las formas que adopta la luz del sol cada día, eso modela nuestra felicidad.
¡Ojalá cada sol que te amanezca aún más hermosa y más feliz te mire!
Una sola es la luz del sol, aunque la obstaculicen muros, montes, incontables impedimentos
Bajo el sol brumoso del frío, el sol del calor, las orillas se difuminan, el río parece juntarse con el horizonte. El río fluye sordademente, no hace ningún ruido, la sangre en el cuerpo. Fuera del agua no hay viento
Con esta moneda me voy a comprar un ramo de cielo y un metro de mar, un pico de estrella, un sol de verdad, un kilo de viento, y nada más.
Me siento vagabunda de las letras. Quiero comer mi pan con el mendigo. Beber vino de todos. Tomar el sol tendida sobre la hierba húmeda.
La luz del pensamiento filosófico no es la luz viviente del sol, sino la claridad, principio de la vida según Platón, el teólogo de esta luz.
El paisaje se aclara, el sol asoma en una faja escarlata sobre la diafanidad del cielo.
El sol me envía para alegrarme luz apacible, mas si no trae tu imagen bella, ¿de qué me sirve?
No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estás solo, ¡porque yo te quiero!
El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hay sol y nos lo exige cuando empieza a llover
Un banquero es un señor que nos presta un paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover.
Harpas del tiempo que pulsaron su acorde catedral sobre las montañas de tu alma, manantiales de sol palpitando en las fisuras del abismo.
Sentí una necesidad agónica, toxicomaníaca, de inhalar, hasta reventarme los pulmones, el olor de ella: olor de escuelita, de tinta china, de encierro, de sol en el patio, de papel del estado, de anilina, de tocuyo vestido a flor de piel -olor de la tinta china, flaco y negro-, casi un tiralíneas de ébano, fantasma de vacaciones...Y esto era mi primer amor.
Los mortales habitan en la medida en que reciben el cielo como cielo, en la medida en que dejan al sol y a la luna seguir su viaje, a las estrellas su ruta, a las estaciones del año su bendición y su injuria, en la medida en que no convierten la noche en día, ni hacen del día una carrera sin reposo
Que debe llenar las manos, lenguas, ojos, oídos y corazones de todos los hombres. La Biblia sin comentarios es el sol que por sí solo da luz a todos los profesores y pastores
En todo el monte hierbas nuevas reflejan el sol naciente.
Sobre las hojas verdes que cubren la montaña el sol pasea.
Una cigarra canta frente a la casa vacía al último sol.
Aroma del ciruelo, de repente el sol sale. Senda del monte.
El sol se levanta sobre el sendero a la montaña ll perfume de los ciruelos.
Esta puesta del sol otoñal. Pareciera ser el País de las sombras.
Sol de invierno sobre un caballo la silueta helada.
Esta puesta del sol otoñal. Pareciera ser el Paí­s de las sombras.
El Amor Materno: No, esta de hecho de besos, de miradas, de caricias. Cada beso que se da añade en él un fulgor de luna o de sol.
El silencio es el sol que madura los frutos del alma
Lo que destruye las posibilidades de la vida es permanecer siempre encerrados en la cárcel de nuestros pequeños ideales sin generosidad y sin ardor, mientras el sol ilumina la tierra alrededor de nuestra casa.
La vida es maravillosa. Estar vivo, respirar y ver el sol es un don. Y de hecho no hay nada más que eso.
Médicos, hombres de suerte. Sus éxitos brillan al sol, sus errores los cubre la tierra.
Médicos. Hombres de suerte. Sus éxitos brillan al sol... y sus errores los cubren la tierra.
Un día tendré que pagar mi tributo al diablo, como Fausto. Pero por qué voy a dejar de disfrutar del sol de hoy para pensar en las nubes de mañana.
Cada estrella es otro sol, cada hombre un soldador uniendo las partes rotas del gran espejo interior
Desembocar en tu pensar es ver que más allá de lo que da placer va tu razón como un atardecer de arrebol incendiando con su sol.
Ese sol es el mismo de ayer, pero vos podes ser alguien nuevo cada día. Amigo, no dejes que te haga bolsa los cambios de la palanca la caja del corazón. Si el mundo da vueltas en torno a un eje no lo imites que te vuelve aburrido como él.
Para acaparar sin parar van a depredar tierra y mar vida natural reino vegetal animal mundo mineral hay una amenaza letal, casi parece que las alimañas hieden y los campos se marchitan sin dar flor, que la naturaleza se retoba y cambia los parámetros del clima sombra y sol.
Sabes que nuestros hijos ya lo saben, sabes que crecerán y subirán. Pero que sea al sol, que sea al sol y si es en el campo mejor.
Sol del Pucará luz de Maimará, da trabajo y paz para la gente del lugar, tierra tropical mano artesanal, vieja dignidad de viva identidad, pan trabajo y paz para los del lugar.
Sudamérica es un pan para Eva y Adán, es un hombre de color que golpea un tambor, es el canto del indio en idioma español son los picos andinos elevándose al sol.
Los celos se engendran entre los que bien se quieren del aire que pasa, del sol que toca y aun de la tierra que se pisa.
Quien no madruga con el sol no disfruta de la jornada.
Sea moderado tu sueño, que el que no madruga con el sol, no goza del día.
Había motivos para estar triste y para desesperarse y para desear morir, y algo notaba él que se desgajaba amenazadoramente en su interior, aunque el Sol brillase eternamente, aunque cantasen preciosos los pájaros en el exterior, nada podía consolarle, nada le daba las suficientes fuerzas para seguir.
Adiós, hermanos, camaradas y amigos. Despedidme del sol y de los trigos
Saliste corriendo a la calle, llevando tiza de color, y dibujaste en el muro, un sol, un tren y el rostro de la felicidad.
Hay un brillo del Sol y otro de la Luna, uno del fuego y otro del agua. Todos fueron dotados de luz por Cristo, arquitecto del mundo.
Yo no separo a Cristo y a Dios más que una voz del hablante o un rayo del Sol.
Médicos. Hombres de suerte. Sus éxitos brillan al sol... y sus errores los cubre la tierra.
Médicos. Hombres de suerte. Sus éxitos brillan al sol...Y sus errores los cubren la tierra.
Maldigo a quien te negó el regalo de sentir el Sol, de ver amanecer, de conocer a tu primer amor.
Cuando el sol comienza a herir, come de mi mano..hoy he tomado drogas, que me hacen hablar...
Y tuve que entender que aún hay otra luz que queda cuando en mi se pone el sol y ahí estoy en la ardiente oscuridad
Gracias a ti todos los frutos se ofrecen a mi mano como si yo fuera el sol. Gracias a ti sólo pruebo la miel de la esperanza. Gracias a ti late mi corazón.
Siempre supe que algún día volvería a sentir la hierba bajo mis pies y caminaría bajo el sol como un hombre libre...
¡Viva la libertad! El sol nunca ha iluminado un logro humano más glorioso.
Responde sol oscuro, ilumina un instante aunque después te apagues para siempre.
Las buenas palabras, la sonrisa, y los hechos buenos, son los rayos del Sol, reflejados en el alma del hombre.
Además, dado que el sol permanece parado, lo que aparece como movimiento del sol es debido realmente más bien al movimiento de la tierra
Cerca del sol está el centro del universo
Como sentado en un trono real, el sol gobierna la familia de planetas que giran a su alrededor
Como sentado en un trono real, el sol gobierna la familia de planetas que giran alrededor suyo.
Finalmente, se hará constar que el propio sol es el centro del universo. Todo esto ha sido propuesto por la sistemática procesión de los acontecimientos y la armonía de todo el universo, aunque sólo nos enfrentamos a los hechos, como ellos dicen, con ambos ojos abiertos
Fue Copérnico quien nos enseñó con su obra lo frágiles que pueden ser los conceptos científicos consagrados por la tradición... detuvo el Sol y puso la Tierra en movimiento
El cielo, el sol, los elementos, los hombres, han sido siempre los mismos
Le gusta al frió monstruo entrar en calor al sol de las conciencias limpias.
Quiero sacar a luz todos los secretos de vuestro fondo, y cuando estéis expuestos, escarbados, al sol, también vuestra mentira estará separada de vuestra verdad.
Y aun la ceguera del ciego y su andar a tiento han de dar fe del poder del sol que miró...
Una muñeca de barro es fragante al sol, me vuelvo hacia mí.
El sol, el agua y el ejercicio conservan perfectamente la salud a las personas que gozan de una salud perfecta.
Rechaza enérgicamente toda sombra de melancolía. Nunca es más apropiada la palabra «sombra». Sí, la melancolía es una sombra que nos impide gozar de una luz y del calor del sol
Cuando veas un gigante, examina antes la posición del sol, no vaya a ser la sombra de un pigmeo.
El hombre es un sol y sus sentidos son los planetas.
¡Qué mezquino el corazón que no sabe amar! Si no estás enamorado, ¿cómo puedes gozar con la deslumbrante luz del sol o la suave claridad de la luna?
El optimismo es un elemento vigorosamente constructivo, cuya influencia en el individuo equivale a la del sol en la vegetación
Como enseña Carlyle, tengo mis héroes en la intimidad de la conciencia. Mi Bolívar no es un semidiós, ni un genio, ni un astro como el sol: es nada menos que todo un hombre.
El optimismo empieza con una mueca explícita y el pesimismo termina con gafas de sol. Además, los dos son simples poses.
No compares: lo que vive no es comparable. Con suave temor acepté la igualdad de las llanuras y el círculo del sol me hirió.
Si te paras a contar los días de sol y los nublados en el año, verás que los días serenos han sido los más
Posiblemente quepa todo el mar en tus ojos y quepa todo el sol en tu actitud de acuario.
No desdeñes lo que tengas, ábrete al sol de la vida, despierta tu piel dormida, dale todo lo que tengas que cada paso te enseña para bien o para mal que el amor se va a buscar y está en todo lo que sientas contigo se va a encontrar.
Veo un muro gris, un serio muro gris en el que el sol viene a pegarse como una estampilla la mitad del año, como una araña achatada, como una pasta amarilla que a la tarde se envuelve apergaminada hacia arriba. Veo también una pequeña ventana y en ella una cabeza enmarañada, sin peinarse y sin cuerpo, desnivelada al filo de una batiente abierta, con la mirada puesta lejos como hacia adentro.
Hay personas que transforman el Sol en una simple mancha amarilla, pero hay tambien quien hace de una simple mancha amarilla el propio Sol
Conocerás la naturaleza etérea y, también en el éter todas las señales y los efectos destructivos de la pura y clara antorcha del sol y de dónde se han engendrado.
Eres el sol que me sube a la cabeza cuando estoy seguro de mí.
El invierno ha cesado: la luz es tibia y danza, del sol al firmamento claro. Es menester que el corazón más triste ceda a la inmensa alegría dispersa en el aire.
Abrí la ventana y el corazón. El sol inundó mi habitación y el amor inundó mi alma
Cada día el sol ilumina un mundo nuevo.
Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo.
Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices
Cuando el sol se pone en una serena tarde, es representativo de que un nuevo día lleno de virtud por haberlo vivido está por finalizar, pero lo más grandioso está por suceder, que otro nuevo día con nuevos retos y metas estará por comenzar, y el te recibirá para que continúes esparciendo la buena semilla que luego te compensará con todo un huerto de satisfacciones realizadas.
No me fío de la rosa de papel, tantas veces que la hice yo con mis manos. Ni me fío de la otra rosa verdadera, hija del sol y sazón, la prometida del viento. De ti que nunca te hice, de ti que nunca te hicieron, de ti me fío, redondo seguro azar.
Si lloras por no haber visto el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas
Sus pechos nadaron hacia mí como dos peces de morro rosado, y Brenda me permitió sostenerlos. Luego, en un instante, fue el sol quien nos besaba a ambos y ya estábamos fuera del agua, demasiado satisfechos mutuamente como para sonreír.
Alimenta un gallo, pero no lo sacrifiques, pues está consagrado a la Luna y al Sol.
Las mujeres, cuando aman, ponen en el amor algo divino. Tal amor es como el sol, que anima a la naturaleza.
Por un pequeño bocado de carne privamos a un alma del Sol y de la luz y del gozo de la porción de vida y tiempo por la que había nacido al mundo.
En Beirut, la incesante luz de la muerte lo ilumina todo, más intensa que el sol del Mediterráneo, más intensa que los misiles nocturnos rusos, más intensa que la sonrisa de un bebé. Una guerra interminable lo asola todo.
Mi corazón es joyero de tu beso, dijo la nube de ocaso al Sol
Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.
Si lloras porque no puedes ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.
Si por la noche lloras por no ver el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas
Yo sé que las nubes duran sólo un momento y que el Sol es para todos los días
Un sol eterno y puro me alumbra noche y día... ¡Porque en mi corazón está el amor!
Estamos en peligro, rosas, hombres, perfume, sol, materia, inteligencia, ciencia, fe, muerte, piedra, gracia, Dios. ¡Ahoguemos a los bárbaros en luces! ¡Avanzad, rosas, hombres! ¡Ocupad el mundo!
La alondra me despierta con un tímido ensayo de canción balbuceante y un titubeo de sol en el ala inexperta.
El sol es la ardiente fuente que provoca las ideas eternas en vaso mortal
Del otro lado del sol hay un mundo en decadencia, no es casualidad que tierra rime con guerra. Del otro lado del sol hay un mundo en decadencia no es casualidad que humano rime con tirano
Ten fe en el progreso. La madre Tierra se enorgullecerá dentro de poco al ser pisada por hombres en vez de rebaños. El sol comienza a besar sus frentes en lugar de quemar sus espaldas. ¡Ánimo, hermano!
A día de hoy, la teoría de la evolución está tan abierta a dudas como la teoría que sostiene que la Tierra gira alrededor del sol.
La gloriosa lámpara del cielo, el sol.
Y siempre a la vista de todos y cada uno, del sol en plenitud, del ocaso que dibuja siluetas, mostrándose ante las luces altas de los autos que pasan, luego desaparece, aprendo a vivir con la historia. ¿Qué es la historia? Aquello que no puedes tocar.
Deja que el sol golpee mi cara y las estrellas llenen mis sueños
Pero ¿Acaso es sensato expresarse con claridad? ¡Oh, cómo me tortura el sol en su cénit! Ella lleva ahora un sombrero de paja y camina algo inclinada, con paso indeciso. La gente insegura puede desconcertar a la gente segura. Es decir, la gente segura convierte en segura a la gente insegura. ¿Tiene de veras el arte la misión de hacer flaquear con las flaquezas? ¡San Sebastián!
Algunas veces en la noche, yo pensaba en la belleza con que los poetas estremecieron al mundo, y todo el corazón se me anegaba de pena como una boca con un grito. Pensaba en las fiestas a que ellos asistieron, las fiestas de la ciudad, las fiestas en los parajes arbolados con antorchas de sol en los jardines florecidos, y de entre las manos se caía mi pobreza.
Pero el sol tiene su utilidad, eso a nadie con dos dedos de frente se le escapa, dijo Seaman. De cerca es el infierno, pero de lejos es útil y hermoso, sólo un vampiro sería incapaz de reconocerlo.
Busco entre tus piernas la fe y hundo mi sol mojado en tu piel.
Dame algún motivo para decirle al sol que sigo estando vivo.
Era primavera, el sol salió ese día por ponerse a tu vera.
Necesito saber, dime tu nombre... ¿De dónde sale el sol, y de qué se esconde?
Ni tú, ni yo, ni perro que nos ladre, ni el calor del sol.
No se atreve la luz, si no estás tú, a pasar por aquí, si oye mi voz... Desde que no estás tú en este rincón, no se atreve a pasar la luz del sol, si oye mi voz se queda fuera.
Para contarte, que quisiera ser un perro y oliscarte, vivir como animal que no se altera, tumbado al sol lamiéndose la breva, sin la necesidad de preguntarse si vengativos dioses nos condenarán, si por Tutatis el cielo sobre nuestras cabezas caerá...
Sin nada mejor, que andar por dentro hurgándome, sin nada mejor que hacer, tostándome al sol, hurgando en el recuerdo y no lo entiendo mejor que ayer.
¡Sol, déjame en paz! La luna me ilumina en esta ruina entra la claridad!
Esto no significa que sea imposible que el sol brille, hay que tomar el camnio hacia la luz, no hacia la oscuridad.
Es el trabajo del artista crear luz cuando el sol falla.
La razón es un sol severo: ilumina pero ciega.
Entre las piedras y el fuego, frente a la tempestad o en medio de la sequía, por sobre las banderas del odio necesario y el hermosísimo empuje de la cólera, la flor de mi poesía busca siempre el aire, el humus, la savia, el sol, de la ternura.
Siempre recordaré tu desnudez entre mis manos, tu olor a disfrutada madera de sándalo clavada junto al sol de la mañana, tu risa de muchacha, o de arroyo, o de pájaro, tus manos largas y amantes.
Es más fuerte, si es vieja la verde encina, más bello el sol parece cuando declina, y esto se infiere porque ama uno la vida cuando se muere.
Dame tiempo, dame ganas y amaneceré bajo un sol de madrugadas descubriéndote.
Sabes que el amor se nos alborota, libre como las gaviotas que hasta el corazón vuela al son, es el firmamento que ven dos locos que se miran a los ojos y del corazón brilla el sol.
El sol que estaba entonces en su punto más bajo del horizonte daba al agua una coloración purpúrea con destellos de oro en las crestas de las grandes olas adquiriendo tonos azules y verdosos en sus puntos más profundos. Parecía como si cada embarcación de pesca atrajese hacia sí sus propios botes mediante invisibles cadenas.
Cierra tus labios y podrás oír del que posee el Aliento, todo lo que no cabe ni en palabras ni en definiciones. Cierra tus labios y podrás oír del Sol lo que no viene ni en libros ni en discursos. Cierra tus labios y hablará el Espíritu por ti. Únete a los amigos en el arca de Noé.
Tú eres una sombra: ¡aniquílate en los rayos del Sol! ¿Cuánto tiempo seguirás contemplando tu sombra? ¡Contempla también Su luz!
En romerías de bizkaínos rara vez ocurren riñas, y si acaso se inicia alguna reyerta, oiréis sanar una media docena de puñetazos y todo ha concluido, asistid a una romería española y sino veis brillar la traidora navaja y enrojecerse en el suelo, seguros podéis estar de que aquél día el sol ha salido por el Oeste.
Interrogad al bizkaíno que no es lo que quiere y os dirá trabajo el día laborable e iglesia y tamboril el día festivo, haced lo mismo con los Españoles y os contestarán pan y toros un día y otro también, cubierto por el manto azul de su puro cielo y calentando al ardiente sol de Marruecos y España.
¿Cómo será posible que nada te conmueva, que no haya lluvia que te estruje ni sol que rinda tu fatiga?
Hendido por un rayo de sol todo hombre está solo sobre el corazón de la tierra, de pronto, la noche que cierra.
Un poco de sol, un estrellón de ángel, y luego la niebla, y los árboles, y nosotros hechos de aire en la mañana.
El buey Apis es el buey de Isis, la piedra filosofal. El hombre y la mujer deben trabajar en su laboratorium oratorium con esa materia filosofal, transformar la luna en Sol
El sol brilló, al no tener otra alternativa, sobre lo nada nuevo.
La esperanza es como el sol, a medida que nos acercamos, arroja la sombra de nuestra carga detrás de nosotros.
La esperanza es como el sol, que arroja todas las sombras detrás de nosotros.
Es lo que sé de la crueldad de la paciencia. No hay paciencia más terrible que la paciencia de las trastornadas. He visto a dementes afanarse en tareas interminables: trasvasar arena de una taza perforada a otra, contar las puntadas de un vestido raído o las motas en un rayo de sol, rellenar con las sumas resultantes libros invisibles de contabilidad.
Cuando el sol se eclipsa para desaparecer, se ve mejor su grandeza
El Sol luce incluso para los malvados.
Y un día después de la tormenta, cuando menos piensas sale el sol.
No me lo creo. Que al despegar tu puño de sus caras no sientas tú el dolor. Que al quitarte el casco no te ciegue la luz del Sol. Que al volver a tu casa te quede corazón suficiente, como para besar a tu mujer, como hacen las personas. Como si fueras de los nuestros.
Los años pasan, sí, el fuego no, el fuego volverá en los hijos del sol
Por otra parte detener amores es pretender parar el universo. Quien lleva amor asume sus dolores y no lo para el sol ni su reverso
Somos prehistoria que tendrá el futuro, somos los anales remotos del hombre, estos años son el pasado del cielo, estos años son cierta agilidad con que el sol te dibuja en el porvenir, son la verdad o el fin, son Dios
El hecho de la evolución está tan bien establecido como cualquier otro en la ciencia (tan seguro como la traslación de la Tierra alrededor del Sol)
Me asusté porque la abuela ignoraba que yo estaba enamorada de un vampiro -nadie lo sabía- y no se me ocurría la forma de explicarle el hecho de que los brillantes rayos del sol se quebraran sobre su piel en miles de fragmentos de arco iris, como si estuviera hecho de cristal o de diamante.
Y había otro problema adicional a raíz de lo que recordaba de las pocas películas de terror que había visto y que se reforzaba con aquellas lecturas: los vampiros no podían salir durante el día porque el sol los quemaría hasta reducirlos a cenizas.
Cuelgue con cuidado una luna llena en occidente, digamos a tres cuartas sobre el horizonte respectivo. Sobre oriente inicie, lentamente, el ascenso de un sol brillante y poderoso
Tome su idea y luche con paciencia por ella y el sol se elevará para usted.
Soy yo quien no busco la riqueza, el mando militar lo rechazo, la fornicación la aborrezco, no me dedico a la navegación llevado por codicia insaciable, huyo de la vanagloria. Veo que uno solo es el sol para todos, una sola también la muerte, ora a través del placer, ora de la indigencia
El Sol saldrá sin tu ayuda
Es tal la fuerza irresistible de la verdad, que lo único que pide y lo único que necesita es libertad para mostrarse. El sol no necesita ningún rótulo para que se le distinga de la oscuridad.
La religión Cristiana es una parodia de la adoración del sol, en la cual se puso a un hombre al que llamaron Cristo en el lugar del sol, y le ofrecieron la adoración que originalmente se ofrecía al sol
Sí se puede fiar el que es prudente, del sol de enero y de mujer ausente.
Y esto aparece más claramente en las estrellas y los mundos que siempre son iluminados por el Sol
Habían pasado tres meses, no, dos, y todavía le inquietaba el silencio que invadía la casa por las noches. La puesta de sol, tres minutos de azul Tiziano y luego la noche cerrada. Y con ella un sólido silencio pegado a la tierra. Ni grillos, ni ranas, ni mosquitos había allí arriba. Sólo los ruidos, oídos o imaginarios, que hacían los humanos.
El ojo a velocidad reducida mastica fragmentos de sueño, mastica dientes de sol, dientes cargados de sueño.
Preguntarnos porque vamos de mal en peor Es ignorar aquello de dónde venimos Veras, no preguntarías por que la rosa que creció en el asfalto tenia pétalos marchitos Al contrario Celebraríamos su tenacidad Amaríamos su voluntad de alcanzar el sol Bueno Somos rosas Esto es concreto Y estos son mis pétalos marchitos No me preguntes porque Pregúntame como.
Este día de invierno hace calor al sol. Pero frío.
Tuve mucha prisa y ahora no me queda tiempo. Cambié toda la luz del sol, y las ciudades y las tierras lejanas por un puñado de poder, por una sombra, por la oscuridad.
En estos pensamientos he puesto un rayo de sol, para la noche infinita que me espera.
La impotencia del sol y la expansión incontenible de la noche.
Sólo para vosotros viven todas las cosas bajo el sol.
La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.
La verdad es como el sol. Lo hace ver todo y no se deja mirar.
El sol morirá morirá, la noche vendrá vendrá, envuélvete en mi cariño deja la vida volar tu boca junto a mi boca paloma, palomita hay. Envuélvete en mi cariño.
Maria, abre la ventana y deja que el sol alumbre por todos los rincones de tu casa. Maria, mira hacia afuera nuestra vida no ha sido hecha para rodearla de sombras y tristezas.
El hambre, la humillación y la sorda cólera ante la injusticia se hacen tolerables a través de las imágenes entrañables de las personas amadas, de la religión, de un tenaz sentido del humor, e incluso de un vislumbrar la belleza estimulante de la naturaleza: un árbol, una puesta de sol.
Nada renace antes de que se acabe. Hasta el sol que deslumbra tiende a oscurecerse
Una mujer al sol es todo mi deseo, viene del mar, desnuda, con los brazos en cruz y la flor de los labios abierta para el beso y en la piel refulgente el polen de la luz
El sol no había nacido todavía. Hubiera sido imposible distinguir el mar del cielo, excepto por los mil pliegues ligeros de las ondas que le hacían semejarse a una tela arrugada
La vida misma, cada momento de ella, cada gota de ella, aquí en este instante, ahora, en el Sol, en Regent's Park, fue suficiente, de hecho, demasiado.
Todo lo que pudo visualizar fueron visiones fugaces de rasgos sin relación entre sí: el contorno suave de sus pómulos en el sol, la ambarina oscuridad de sus ojos vivos, sus labios en forma de sonrisa amistosa que siempre estaban prontos a cambiarse en un beso ardiente.
Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo
El amor alivia como la luz del sol tras la lluvia.
El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.
Quien se eleva demasiado cerca del sol con alas de oro las funde.
Un filósofo es un tipo que sube a una cumbre en busca del sol, encuentra niebla, desciende y explica el magnífico espectáculo que ha visto.
No era ficción de tiempos remotos: una piedra de azul celeste, al fondo del barranco sin sol, muestra aún claramente las pisadas que los pequeños elfos, en la escena pulida dejaron, al danzar con brillante cortejo (... ).
Intimidad necesitamos todos, el Sol pone nubes a modo de cortinas porque quiere estar solo
Los puntos son sólidos e infinitos. Son una forma de vida. Sol, luna, estrellas son cientos de millones de puntos. Cada ser humano es también un punto. Los puntos no pueden existir por sí mismos, solo pueden existir cuando se reúnen unos con otros. Admiro completamente su infinitud y estoy profundamente conmovida por la grandiosa presencia del universo, que está lleno de un poder misterioso.
No precisa agua de manantiales, pues tiene mis ojos, ni sol, con la belleza de su figura.
Esta mañana El sol salió de la cabeza de una sardina.
Flores rojas de ciruelo, el sol poniente ataca pinos y robles.
La puesta del sol en primavera camina sobre la cola del faisán dorado
No hay puente. El sol se acuesta en aguas primaverales.
Salte si me escuchas pocos valen lo que tú vales, sabes que me tienes con solo pulsar el play, ley como que la luz del sol resurge cada día, mira hacia las nubes supe que me encontrarías
search