Las mejores 12 Frases de Separación - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Separación

Un suboficial SS vino a nuestro encuentro, cachiporra en mano, y ordenó: - Los hombres a la izquierda. Las mujeres a la derecha. Cuatro palabras dichas tranquilamente, indiferentemente, sin emoción. Cuatro palabras simples, breves. Sin embargo, era el momento en que me separarí­a de mi madre. No habí­a tenido tiempo de pensar, cuando ya sentí­ la presión de la mano de mi padre: quedamos solos. En una fracción de segundo, pude ver a mi madre, a mis hermanas, ir hacia la derecha. Tzipora estrechaba la mano de mamá. Las vi alejarse; mi madre acariciaba los cabellos rubios de mi hermana como para protegerla, y yo continuaba andando con mi padre, con los hombres. Y no sabí­a que en ese lugar, en ese instante, me separaba de mi madre y de Tzipora para siempre. Continuaba caminando. Mi padre me tení­a de la mano. " La noche " (1958), Elie Wiesel
Autor:" La noche " (1958) Elie Wiesel
La separación educa, sin duda, pero tu presencia es la educación que yo quiero. " Los desposeí­dos " (1974), Ursula K Le Guin
Autor:" Los desposeí­dos " (1974) Ursula K Le Guin
Sentí­a que se habí­a producido en mi un gran cambio: mi emoción era mucho menos triste que el abatimiento en que estaba sumido hací­a mucho tiempo. La tristeza de la separación se mezclaba con vagas pero dulces esperanzas, con la espera impaciente del peligro y con el sentimiento de una noble ambición. La noche se me hizo corta.
Tuvimos una pelea, como a veces les pasa a los amantes y pensar en cómo se fue aquella noche todaví­a me da escalofrí­os. Y aunque nuestra separación me llegó hasta el corazón, aún vive en mi interior como si nunca hubiésemos estado separados.
El dolor de la separación no es nada comparado con la alegrí­a de reunirse de nuevo.
En primer lugar: no hay nada que pueda sustituir la ausencia de una persona querida, ni siquiera hemos de intentarlo; hemos de soportar sencillamente la separación y resistir. Al principio eso parece muy duro, pero, al mismo tiempo, es un gran consuelo. Porque al quedar el vací­o sin llenar nos sirve de nexo de unión. Es equivocado decir que Dios llena ese vací­o; Dios no lo llena en modo alguno, sino que precisamente lo mantiene vací­o, con lo cual nos ayuda a conservar �aunque sea con dolor� nuestra auténtica comunión.
Si participamos en lo polí­tico sin cuestionar lo polí­tico como forma de actividad social, entonces, no importa qué tan progresivas sean nuestras polí­ticas, estamos participando activamente en el proceso de separación que es el capital contra el cual supuestamente estamos luchando.
Estoy en la colina, mi corazón es como una balsa que se aleja en una separación infinita y va más allá de los recuerdos hasta el pesado mar sin estrellas en la noche cerrada y oscura.
La separación se aproxima un poco más cada dí­a, adiós para siempre amado mundo, y buenos dí­as universo...
Estas cartas muestran su pasado. Giré las dos primeras. Eran la reina de corazones, seguida del tres de picas. Las recuerdo porque en el momento que ella habí­a estado con los ojos cerrados, yo, naturalmente, habí­a manipulado la baraja, como cualquiera habrí­a hecho de haber estado en mi lugar. Las examiné y dije: -Hummm...Son cartas tristes. Mire, aquí­ hay una mujer guapa, y aquí­ hay una separación y el comienzo de conflictos. Me clavó la mirada y se llevó la mano a la garganta.
Se apoyaron sus brazos sobre la mesa y la rubia cabeza se desplomó pesadamente sobre ellos. Una mirada más de eterna despedida y se cerró la puerta tras de mí­. Habí­a empezado a abrirse entre nosotros el inmenso abismo de la separación.
search