Las mejores 60 Frases de Sentencia - FrasesWiki.com

Encontramos 60 frases sobre Sentencia

Entonces mi madre se enfrascó en una explicación de las leyes del universo. Dijo que, en este mundo, habí­a personas muy malas y, en efecto, muy seductoras. Afirmaba que, si querí­a ser amada por alguna de ellas, sólo existí­a una solución: yo también tení­a que portarme como una malvada con ella. -Debes comportarte con ella igual que ella se comporta contigo. -Pero eso es imposible. Ella no me ama. -Si eres igual que ella, te amará. La sentencia era inapelable. " El sabotaje amoroso " (1993), Amélie Nothomb
Autor:" El sabotaje amoroso " (1993) Amélie Nothomb
La adrenalina, al parecer, habí­a empezado a enfocar mi visión y a aguzarme el oí­do. No podí­a imaginar una sentencia de muerte más cruel que esa: pasar mis últimos momentos contemplando la destrucción de las mujeres a las que más querí­a. Y entonces oí­ el ladrido de un perro y se me ocurrió algo peor: ver morir también a mis amigos. " La biblioteca de las almas " (2015), Ransom Riggs
Autor:" La biblioteca de las almas " (2015) Ransom Riggs
Una sola sentencia será suficiente para el hombre moderno: fornicaba y leía periódicos.
Que ningún juez declare mi inocencia, porque, en este proceso a largo plazo buscaré solamente la sentencia a cadena perpetua de tu abrazo
Las necedades del rico son aplaudidas, cuando las sentencias del pobre no son escuchadas.
Son verdades célebres las sentencias cuando son universales.
Cuando se instituyó la squadristi fascista,quedo firmada la sentencia de muerte del antiguo sistema democrático
Es sorprendente que el hombre, el instigador, inventor y vehículo de todos estos acontecimientos, el autor de todas las sentencias y decisiones y la planificación del futuro, sea tan negligente.
Si las leyes fueran constituidas por los hombres, o por las sentencias de los jueces, serían derechos matar, robar, adulterar, etcétera.
La dudosa moralidad de la sentencia de que vale más malo conocido se aplica con harta frecuencia aquí. Quizá por eso se hable tanto de relevo generacional, de aporte de sangre joven y tanto otro infatigable lugar común, que por descontado, alude a una realidad que no se da
Ni aún permaneciendo sentado junto al fuego de su hogar puede el hombre escapar a la sentencia de su destino.
No conozco la sentencia, y yo hace mucho tiempo que tomé la decisión, como tantos españoles, de tener el buen gusto de no hablar de ese personaje, de Bono.
Hay besos que pronuncian por sí solos la sentencia de amor condenatoria, hay besos que se dan con la mirada hay besos que se dan con la memoria
Tembláis más vosotros al pronunciar la sentencia que yo al recibirla.
Tembláis más vosotros al pronunciar la sentencia que yo al recibirla.
Las estadísticas no son un sustituto de la sentencia.
Las estadí­sticas no son un sustituto de la sentencia.
La sentencia de muerte no significa nada para mí, pero mi reputación histórica significa mucho. Por eso me alegro tanto de que fuera Doenitz quien firmara la rendición. No hubiera querido que mi nombre estuviera relacionado con eso en el futuro. Un país nunca piensa nada bueno de los líderes que aceptan la derrota. Y sobre la muerte... no he temido a la muerte desde que tenía doce o catorce años.
Me alegro que no sea una sentencia a cadena perpetua, por que los sentenciados a cadena perpetua no se convierten en mártires
Su sentencia, sin embargo, le tenía reservado mayor despecho, porque el doble pensamiento de la felicidad perdida y de un dolor perpetuo le atormentaba sin tregua.
El periodo durante el que cualquier pueblo alcanza la cima del arte, es precisamente aquél en que parece firmar la sentencia de su propia ruina.
Aún queda el recuerdo de la biblia arrojada por Atahualpa que determinaría su sentencia a muerte, y con él, el recuerdo de toda una civilización indígena obligada a aceptar la cruz y la espada como elementos de vida a seguir...
El que sentencia una causa sin oír la parte opuesta, aunque sentencie lo justo es injusta esa sentencia.
Sin el dogma, la moral no es otra cosa que un conjunto de máximas y sentencias, con el dogma, conviértese en mandamiento, obligación y necesidad
Los conductores son solamente hombres, con todas las miserias, aun cuando con todas las virtudes de los demás hombres. Cuando un conductor cree que ha llegado a ser un enviado de Dios, comienza a perderse. Abusa de su autoridad y de su poder, no respeta a los hombres y desprecia al pueblo. Allí comienza a firmar su sentencia de muerte.
Amenazas, extorsiones, ilegalización de fuerzas políticas, sentencias judiciales que de jurídicas tienen poco y de impulso político tienen mucho, dispersión de presos, muerte de sus familiares en accidentes cuando van a visitarlos a las cárceles. Negación del diálogo como fórmula para resolver los problemas... Nuevamente la espiral sin fin.
Creo en la bisectibilidad del hombre, y siempre recordé una lección hermosa de Cristo: El espíritu está pronto pero la carne es débil, y una sentencia de Voltaire: El hombre es átomo atormentado sobre un montón de barro...
Es un vuelo limpio, entre túneles de luz, que se estremecen con la noche, y alguien oye la nada, y sus oídos inventan, y solo enfrentan, la sentencia: la de su corazón.
Es un vuelo limpio, entre túneles de luz, que se estremecen con la noche, y alguien oye la nada, y sus oí­dos inventan, y solo enfrentan, la sentencia: la de su corazón.
Sentencias latinas, dichos históricos, versos célebres, máximas jurídicas, máximas, es de buen aviso llevarlas contigo para los discursos de sobremesa, de felicitación o de agradecimiento.
El futuro se presentaba ante él como una sentencia, pero no de cárcel sino de palabras interminables, plagada de subordinadas innecesarias, como solía decir con ácida ironía en los bares y los pubs del campus que frecuentaba. No es que el futuro que le esperaba le entusiasmara precisamente.
Más vale saber que haber, dice la común sentencia, que el pobre puede ser rico y el rico no compra ciencia.
Más vale saber que haber, dice la común sentencia; que el pobre puede ser rico y el rico no compra ciencia.
Todo se resume en una sentencia muy sencilla: existen buenas y malas maneras de hacer las cosas. Usted puede practicar el tiro ocho horas diarias, pero si la técnica es errónea, sólo se convertirá en un individuo que es bueno para tirar mal
Del mismo papel en que el juez ha escrito una sentencia contra un adúltero rasgará un pedazo para escribir unas líneas amorosas a la esposa de un colega.
El refrán que no viene a propósito, antes es disparate que sentencia.
Las necedades del rico por sentencias pasan por el mundo.
Las sentencias cortas se derivan de una gran experiencia.
Parece, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.
Parece, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la misma experiencia, madre de todas las ciencias
Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.
Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la misma experiencia, madre de las ciencias todas.
...El aforismo, la sentencia en que yo soy maestro y el primero entre los alemanes, son las formas de la eternidad, mi ambición es la de decir en diez frases lo que otro dice en un libro, lo que ningún otro dice en un libro...
Quien escribe con sangre, y escribe sentencias, ha de ser no leído, sino aprendido de memoria.
A mí no me gusta hacer referencias a mi penosa biografía, pero yo fui condenado en sentencia firme por atentado al honor de toda la magistratura (de toda, incluida tú) por decir que en la Justicia española hay corrupción
Hay delitos tales, que atentas las leyes se los dejaron sin pronunciarles sentencia, por no prevenir que habría quien los cometiese.
Hay delitos tales, que atentas las leyes se los dejaron sin pronunciarles sentencia, por no prevenir que habrí­a quien los cometiese.
Contra la sentencia mis amigos son los mejores, oponer esta aspiración permanente Que los mejores sean mis amigos.
Cuando el ser humano examina la religión desde un punto de vista crítico y en lugar de obediencia y temor ciego busca convicciones basadas en la razón, esa condición no puede mantenerse mucho tiempo. La contradicción interna es una sentencia de muerte para toda ética, un gusano que roe la energía del hombre
La revolución proletaria debería arrojar un rayo de bondad para iluminar la triste vida de las prisiones, disminuir las sentencias draconianas, abolir los bárbaros castigos -las cadenas y azotes- mejorar en lo posible la atención médica, la alimentación y las condiciones de trabajo. ¡Es una cuestión de honor!
Hase de menospreciar la facundina, que antes envuelve la sentencia que la declara.
Nunca me avergonzaré de citar una buena sentencia porque sea de un autor malo
Esa mujer propone que salte y me estrelle contra un muro de piedras que alza en el cielo, y como combustible me llena de anhelos, de besos sin promesa y sentencia sin leyes
La Constitución es una norma de obligado cumplimiento y no una lista de sugerencias y cuando hay una sentencia del Tribunal Constitucional compete acatarla a todos y no buscar mecanismos para intentar sortearla
Si no hemos perdonado nosotros, demos sentencia contra nosotros, que no merecemos perdón.
Guarde para su regalo esta sentencia un autor: si el sabio no aprueba, ¡Malo! Si el necio aplaude, ¡Peor!
Guarde para su regalo esta sentencia un autor: si el sabio no aprueba, ¡Malo! Si el necio aplaude, ¡Peor!
Solo juzga bien aquel que pesa y compara, y cuando su voz ha de pronunciar la sentencia mas dura, no abandona la caridad.
Sólo juzga bien quien sopesa y compara, y cuando pronuncia su sentencia más dura nunca abandona la caridad.
search