Frases de Semblante, descubrí las mejores 12 - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Semblante

Mientras ella me azota, el semblante de Wanda adquiere ese carácter cruel y burlón que a mí­ me embelesa de forma tan siniestra. " La Venus de las Pieles " (1870), Leopold Von Sacher-Masoch
Autor:" La Venus de las Pieles " (1870) Leopold Von Sacher-Masoch
Es extraño que os reconociera; pero supongo que será porque vuestro semblante refleja la bondad de vuestra alma.
(...) La belleza debe parecerlo; es la emoción que mejor le sienta a su semblante. Botticelli lo sabí­a cuando la pintó surgiendo de las olas entre los vientos y las flores. La belleza, que no parece sorprendida, que acepta su condición como algo que se le debe, nos recuerda demasiado a una prima donna.
Cuando, entre las demás, de mi señora viene, a veces, Amor en el semblante, cuanto en belleza va ella por delante, tanto crece el afán que me enamora.
(...) Cuando advirtió en su cordial semblante una cierta, aunque reprimida sonrisa, que le pareció advertir por primera vez. Apenas vio aquella sonrisa, en cierto modo burlona u hostil pese a su apariencia amistosa, recordó inmediatamente lo que estuvo buscando infructuosamente en su memoria... " Cuentos completos " (2005), Hermann Hesse
Lo que llamamos armoní­a en el estilo depende más del semblante de las palabras que de su sonido.
(...) Una figura tan escuálida que asustaba; un semblante de una repulsiva lividez, casi blanco, macilento. Parecí­a un cadáver accionado por un mecanismo.
Argos es siempre atento a su semblante, lince penetrador de lo que piensa, cí­ñalo bronce o mí­relo diamante, que en sus paladiones amor ciego, sin romper muros introduce fuego.
Le has dado a mi semblante sin saberlo una luz interior que me hace fuerte, para vencer mayores soledades.
Tal vez a ti y a mí­ dar larga vida puedo con el cincel o los colores, adunando mi amor y tu semblante. Y mil años después de la partida, se verán tus hechizos vencedores, y cuánta razón tuve en ser tu amante.
¿Qué defensa haré de la poesí­a? El arbusto, vací­o, está siseando cuando bajo, y ahí­ dentro, tu semblante ronda como la luna en vidrios rotos.
search