Las mejores 12 Frases de Samurái - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Samurái

Como prueba de que eres un samurái, estás sentado con las piernas cruzadas en la esterilla, al estilo de los guerreros, como si aún llevaras armadura
Con el misterioso lí­mite entre la vida y la muerte a sus pies, un samurái no podí­a dejar de pensar en lo que significaba vivir como un guerrero. Todos permanecí­an en actitud reverente, las manos unidas en una plegaria.
Hiyoshi, hijo de una familia humilde, ha jurado no regresar a su hogar hasta haber logrado abrirse camino en la vida. Se despidió de su hermana y su madre diciéndoles que regresarí­a cuando se hubiera convertido en un gran hombre. Habí­a probado un trabajo tras otro, pero no tení­a deseos de hacer de aprendiz para un mercader o un artesano. Deseaba poder servir a un samurái más que a ninguna otra cosa en el mundo.
Insultar a los demás no sirve de nada. Cada uno de vosotros debe elegir su lí­nea de conducta..., o se rinde al enemigo o muere conmigo. Ambos bandos tienen un deber moral. Nobunaga lucha para reconstruir la nación, yo lo hago en nombre del honor de la clase samurái.
í‰ste es el Camino del Samurái. Después de tus logros, debes resignarte a encontrar la paz en el otro mundo.
Un samurái no trabaja sólo para comer, no es un esclavo de la comida. Vive para su vocación, para el deber y el servicio.
Cuando un Samurái está constantemente dispuesto a morir, ha alcanzado la maestrí­a de la Ví­a y puede dedicar, sin cesar, la vida entera al servicio de su señor.
El Samurái debe obrar sin dudar, sin confesar el más mí­nimo cansancio ni el más mí­nimo desánimo hasta concluir su tarea.
El Samurái valiente no piensa en términos de victoria o derrota; combate fanáticamente hasta la muerte. Sólo de este modo realiza su destino.
Por esto un Samurái debe conocer sus debilidades y pasar su vida corrigiéndolas sin jamás tener el sentimiento de haber hecho ya lo suficiente. No debe, naturalmente, tener demasiada confianza pero tampoco sentirse inferior.
Reprender y corregir a alguien por sus errores es importante. Este acto esencialmente caritativo es la primera obligación del Samurái. Pero hay que esforzarse en hacerlo de la manera conveniente. En efecto, es fácil encontrar cualidades y defectos en la conducta del prójimo. También es igualmente fácil criticarlo.
search