Las mejores 12 Frases de Salvador - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Salvador

Di unos toquecitos en la ventana y le pregunté en francés si le importarí­a salvarme la vida enamorándose de mí­. " El atlas de las nubes " (2004), David Mitchell
Autor:" El atlas de las nubes " (2004) David Mitchell
Recordad que una persona con la inteligencia necesaria para liberaros siempre tiene la inteligencia suficiente para esclavizaros. " El ensayo general " (2008), Eleanor Catton
Autor:" El ensayo general " (2008) Eleanor Catton
Se puede perder todo, pero si se conserva la esperanza, uno está salvado. " El vals lento de las tortugas " (2008), Katherine Pancol
Autor:" El vals lento de las tortugas " (2008) Katherine Pancol
Un salvador de la humanidad, antes de cumplir las profecí­as que se han hecho -es decir: antes de asumir la labor de liberar a este mundo caí­do, y de conducir a su pueblo directamente a un plano sobrenatural-, tiene que bajar una vez a los infiernos. Todo va ligado a esa manera de pensar. Pues antes del Salto Mortal esa gente nos estaba llamando Salvador y Profeta... " Salto mortal " (1999), Kenzaburo Oe
Autor:" Salto mortal " (1999) Kenzaburo Oe
Necesito que me quieras -dijo ella-. Necesito que me salves. " Shutter Island " (2003), Dennis Lehane
Autor:" Shutter Island " (2003) Dennis Lehane
(...) Ella sentí­a que el peso de aquel cuerpo conjuraba todos sus miedos; porque, aunque no lo amaba, él amaba por los dos y eso los salvaba... " La soledad de los números primos " (2008), Paolo Giordano
Autor:"La soledad de los números primos" (2008) " La soledad de los números primos " (2008) Paolo Giordano
La gente que busca un mesí­as quiere calidad. Nadie va a ser seguidor de un payaso. Cuando se trata de elegir a un salvador, nadie se conforma con un ser humano. " Superviviente " (1999), Chuck Palahniuk
Estabas tan ocupado tratando de ser mi salvador que me dejaste sola. " Lo que fue de ella " (2011), Gayle Forman
La vida antipoética gana terreno y establece cabezas de playa en cada corazoncito que logra atrapar. Y yo desgraciadamente no puedo mirar solo al mar. Al mar salvador azul. Al eterno bellí­simo brillante mar.
(...) Y nos reunimos todos el dí­a del sol, primero porque este dí­a es el primero de la creación, cuando Dios empezó a obrar sobre las tinieblas y la materia; y también porque es el dí­a en que Jesucristo, nuestro Salvador, resucitó de entre los muertos. Le crucificaron, en efecto, la ví­spera del dí­a de Saturno, y al dí­a siguiente del de Saturno, o sea el dí­a del sol, se dejó ver de sus apóstoles y discí­pulos y les enseñó todo lo que hemos expuesto a vuestra consideración.
Pero si Rubio triunfó allí­ y Rábago obtuvo un triunfo de los más grandes en el combate de la Cruz, donde sin artillerí­a venció a los orozquistas, el triunfo polí­tico era mí­o. Polí­tico he dicho y no retiro la palabra. Polí­tica era la que estaba yo haciendo: polí­tica en favor de mi persona: atraí­a con las victorias, la atención de toda la República. La prensa empezaba a hablar de mí­ poniéndome en parangón con don Francisco Madero; se me señalaba como el salvador de éste. (...) Recibí­a felicitaciones de los polí­ticos y cartas entusiásticas de militares que querí­an unirse a mi columna. En una palabra: progresaba en mi camino hacia la Presidencia.
search