Las mejores 12 Frases de Relaciones de poder - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Relaciones de poder

(...) La verdad no pertenece al orden del poder y en cambio posee un parentesco originario con la libertad: otros tantos temas tradicionales en la filosofí­a, a los que una "historia polí­tica de la verdad" deberí­a dar vuelta mostrando que la verdad no es libre por naturaleza, ni siervo el error, sino que su producción está toda entera atravesada por relaciones de poder. La confesión es un ejemplo. " La voluntad de saber " (1976), Michel Foucault
Autor:" La voluntad de saber " (1976) Michel Foucault
(...) No existe relación de poder sin constitución correlativa de un campo de saber, ni de saber que no suponga y no constituya al mismo tiempo unas relaciones de poder. " Vigilar y castigar " (1975), Michel Foucault
Autor:" Vigilar y castigar " (1975) Michel Foucault
En cuanto al poder disciplinario, se ejerce haciéndose invisible; en cambio impone a aquellos a quienes somete un principio de visibilidad obligatorio. " Vigilar y castigar " (1975), Michel Foucault
Autor:" Vigilar y castigar " (1975) Michel Foucault
Por su parte, el magistrado tení­a el derecho de recibir denuncias anónimas, de ocultar al acusado la í­ndole de la causa, de interrogarlo de manera capciosa, de emplear insinuaciones. Constituí­a, por sí­ solo y en todo poder, una verdad por la cual cercaba al acusado, y esta verdad la recibí­an los jueces hecha, en forma de autos y de informes escritos; para ellos, únicamente estos elementos eran probatorios; no veí­an al acusado más que una vez para interrogarlo antes de dictar su sentencia. La forma secreta y escrita del procedimiento responde al principio de que en materia penal el establecimiento de la verdad era para el soberano y sus jueces un derecho absoluto y un poder exclusivo. " Vigilar y castigar " (1975), Michel Foucault
Autor:" Vigilar y castigar " (1975) Michel Foucault
Suele decirse que el poder cambia a los hombres. Excepto a los tontos.
Nuestros vecinos, ellos son el motivo: el poderoso Ibn Saud de Arabia Saudí­, el shah de Irán, el rey de Irak, el jeque de Omán, el sultán de Kuwait, los estados más pequeños que nos rodean, todos ellos están enriqueciendo sus cofres y aumentando en consecuencia su poder militar con la venta del petróleo; y a menos que hagamos lo mismo, no tardaremos en ser tragados por ellos como una liebre por una serpiente.
Lo que está en discusión en la transformación revolucionaria del mundo no es de quién es el poder sino la existencia misma del poder. Lo que está en discusión no es quién ejerce el poder sino cómo crear un mundo basado en el mutuo reconocimiento de la dignidad humana, en la construcción de relaciones sociales que no sean relaciones de poder.
Creo que las relaciones sociales entre ambos sexos,-aquellas que hacen depender a un sexo del otro, en nombre de la ley,-son malas en sí­ mismas, y forman hoy uno de los principales obstáculos para el progreso de la humanidad; entiendo que deben sustituirse por una igualdad perfecta, sin privilegio ni poder para un sexo ni incapacidad alguna para el otro.
Entre cada punto del cuerpo social, entre un hombre y una mujer, en una familia, entre un maestro y su alumno, entre el que sabe y el que no sabe, pasan relaciones de poder que no son la proyección pura y simple del gran poder del soberano sobre los individuos; son más bien el suelo movedizo y concreto sobre el que ese poder se incardina, las condiciones de posibilidad de su funcionamiento.
Quien quiera conocer la verdad sobre la vida inmediata tendrá que estudiar su forma alienada, los poderes objetivos que determinan la existencia individual hasta en sus zonas más ocultas.
Toda obra de arte es un instante; toda obra de arte conseguida es una adquisición, un momentáneo detenerse del proceso, al manifestarse éste al ojo que lo contempla. Si las obras de arte son respuestas a sus propias preguntas, también se convierten ellas por este hecho en preguntas.
search