Las mejores 12 Frases de Reconciliación - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Reconciliación

No intentes siempre allanar las cosas. ¡Deja ya de una vez de querer ser el gran reconciliador del género humano! " Arte " (1994), Yasmina Reza
Autor:" Arte " (1994) Yasmina Reza
No fueron unas idí­licas vacaciones de reconciliación, fueron unas armoniosas vacaciones de costumbre. En la escala de las buenas vacaciones, ésas son las dos posibilidades más distantes entre sí­ desde el punto de vista emocional. " Cada siete olas " (2009), Daniel Glattauer
Autor:" Cada siete olas " (2009) Daniel Glattauer
Si te sientes propenso a la reconciliación, pregúntate, ante todo, qué es lo que te ha hecho tan manso: la mala memoria, la comodidad o la cobardí­a.
La reconciliación está unida a la democracia, ya que es un sistema que acepta las diferencias y además incluye la responsabilidad de todas las partes para resolverlas pací­ficamente.
Dios es un Dios que lleva. El Hijo de Dios llevó nuestra carne, llevó la cruz por ello, llevó todos nuestros pecados y, con este acto de llevar, trajo la reconciliación. El que sigue es llamado igualmente a llevar. Ser cristiano consiste en llevar. Lo mismo que Cristo, al llevar la cruz conservó su comunión con el Padre, para el que le sigue, cargar la cruz significa la comunión con Cristo.
La ciencia es un elemento de la cultura. Veo mi trabajo como una reconciliación, porque demuestra que el problema del tiempo puede ser abordado por la ciencia y desemboca en la filosofí­a.
Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones.
Pues la paz mundial -que ha existido muchas veces- significa la renuncia privada de la enorme mayorí­a a la guerra; por lo cual esta mayorí­a, aunque no lo declare, está dispuesta a ser el botí­n de los otros, de los que no renuncian. Comienza con el deseo -mortí­fero para los estados- de una reconciliación universal y termina no moviendo nadie el dedo cuando la desgracia cae sobre el vecino.
Al margen de lo que la otra persona pueda hacer, tú debes realizar todo lo que te sea posible, has de darte al cien por cien. Todo lo que puedas hacer por ti, lo haces también por ella. No lo dejes para más tarde, no pongas condiciones diciendo: "Si no te esfuerzas por reconciliarte, yo tampoco lo haré", ya que entonces no funcionará. La paz, la reconciliación y la felicidad empiezan, en ti.
La práctica de la paz y la reconciliación es una de las acciones humanas más esenciales y artí­sticas.
El perdón no te exige confiar en quien perdonas. Pero si finalmente esa persona confiesa y se arrepiente, descubrirás un milagro en tu corazón que te permitirá empezar a construir entre ustedes un puente de reconciliación.
search