Las mejores 12 Frases de Probabilidad - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Probabilidad

La guerra en relación a sus tendencias dominantes constituye una maravillosa trinidad, compuesta del poder primordial de sus elementos, del odio y la enemistad que pueden mirarse como un ciego impulso de la naturaleza; de la caprichosa influencia de la probabilidad y del azar, que la convierten en una libre actividad del alma; y de la subordinada naturaleza de un instrumento polí­tico, por la que recae puramente en el campo del raciocinio. " De la guerra " (1832), Carl Von Clausewitz
Autor:"De la guerra" (1832) " De la guerra " (1832) Carl Von Clausewitz
Hay probabilidad de que ocurran cosas inesperadas en cada segundo de nuestra frágil existencia. " Verónika decide morir " (1998), Paulo Coelho
Autor:"Verónika decide morir" (1998) " Verónika decide morir " (1998) Paulo Coelho
No debemos dejar pasar la probabilidad que al inculcar constantemente la creencia en dios en las mentes de los niños, ha producido, quizá, un efecto heredado sobre sus cerebros aún no desarrollados completamente, que será difí­cil para ellos deshacerse de esta creencia en dios, como si el mono tirara su miedo y odio instintivo hacia una culebra.
La desintegración de un solo átomo radiactivo es observable (emite un proyectil que produce un centelleo visible en una pantalla fluorescente). Pero, dado un átomo radiactivo individual, la probable longitud de su vida es mucho más incierta que la de un gorrión sano. En efecto, no puede decirse nada más que esto: mientras vive (y esto puede ser durante miles de años) la probabilidad, sea grande o pequeña, de estallar en el próximo instante, permanece la misma. Esta patente falta de determinación individual ocasiona, sin embargo, la ley exponencial exacta de desintegración de un gran número de átomos radiactivos del mismo tipo.
�Prosiga usted �indicó el eminente médico, sin dejar de balancear una pierna ni quitarle ojo a aquel hombre que tení­a ante su mesa, y el cual deseaba informarse si, desde el punto de vista clí­nico, existí­a alguna probabilidad de salvarse de la horca, por el feo y sucio delito de haberse devorado impunemente a un rollizo niño de pecho.
La vida es siempre un millón de probabilidades. Esto hace la garantí­a y la justificación del arte.
La probabilidad estadí­stica de que las estructuras orgánicas y las reacciones tan precisamente armonizadas que caracterizan a los organismos vivos se generen por accidente, es cero. Así­ es, cero.
Mi originalidad consiste en traer a la vida, de un modo humano, seres improbables y hacerlos vivir de acuerdo como las leyes de la probabilidad pero poniendo -tan lejos como sea posible- la lógica de lo visible al servicio de lo invisible.
No es nuestra ignorancia, la naturaleza posee la probabilidad como algo intrí­nseco a ella.
La vida es una escuela de probabilidad.
En el paraí­so perdido de la probabilidad. En otra parte. En otra parte. ¡Sonora expresión!
search