Las mejores 126 Frases de Prejuicio - FrasesWiki.com

Encontramos 126 frases sobre Prejuicio

Muchas veces conocemos a una persona de la que no sabemos nada, la miramos, escuchamos lo que los demás dicen sobre ella, quizá nos obligamos a pensar si es adecuada o no para nosotros y no nos dejamos llevar sin más por el corazón... " Perdona pero quiero casarme contigo " (2009), Federico Moccia
Autor:" Perdona pero quiero casarme contigo " (2009) Federico Moccia
El prejuicio se basa no tanto en lo que uno odia o le desagrada, ya sean ideas, actividades o gente, sino en el hecho de que es más fácil y más seguro quedarse con lo conocido. " Tus zonas erróneas " (1976), Wayne Dyer
Autor:" Tus zonas erróneas " (1976) Wayne Dyer
El ser humano debe liberarse de todo prejuicio y de los productos de su propia imaginación, para que pueda investigar la verdad sin obstáculos
Un médico atendiendo al paciente con delicadeza, con ternura, libre de prejuicios y creyendo en la solidaridad de la raza humana, está alabando a Dios.
El ser humano debe liberarse de todo prejuicio y de los productos de su propia imaginación, para que pueda investigar la verdad sin obstáculos
Yo quería probar que los seres humanos son capaces de algo más grande que la guerra, el prejuicio y el odio. Quería lograr que la ciencia considerara todos los problemas que los no científicos han manejado: la religión, la poesía, los valores, la filosofía, el arte. Seguí con ellos intentando comprender a la gente grande, a los mejores especímenes de la humanidad que pudiera encontrar.
El sentido común es el conjunto de prejuicios acumulados a través de los siglos
El sentido común es la colección de prejuicios adquiridos a los dieciocho años de edad.
El sentido común es una colección de prejuicios adquiridos a los dieciocho años.
El sentido común no es más que un depósito de prejuicios establecidos en la mente antes de cumplir dieciocho años.
Es más fácil destruir un átomo que un prejuicio
Los grandes espíritus siempre han encontrado violenta oposición de parte de los mediocres. Estos últimos no pueden entender cuando un hombre no sucumbe impensadamente a prejuicios hereditarios sino que, honestamente y con coraje, usa su inteligencia
Pocas personas son capaces de expresar con ecuanimidad opiniones que difieren de los prejuicios de su entorno social. La mayoría incluso son incapaces de formarse tales opiniones
Pocas personas son capaces de expresar con ecuanimidad opiniones que difieren de los prejuicios de su medio ambiente. La mayoría de las personas son aún incapaces de formar tales opiniones.
¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio
El modo en que empleamos la inteligencia, depende de nuestra voluntad. Cuando la voluntad no es desinteresada, el intelecto tiende a emplearse (a no ser que se trate de los campos extrahumanos de las tecnologías, las ciencias o las matemáticas puras), meramente como un instrumento para la racionalización de las pasiones y los prejuicios y la justificación de los intereses personales.
Hacia donde miremos, encontraremos que los verdaderos obstáculos para la paz son la voluntad y los sentimientos de los hombres, las convicciones humanas, los prejuicios y las opiniones. Si queremos librarnos de las guerras, tendremos antes que librarnos de todas sus causas psicológicas.
Un prejuicio es una opinión vaga sin modos visibles de soporte
¿Qué es viajar? ¿Cambiar de lugar? No. Cambiar de ilusiones y de prejuicios.
Los sufrimientos de los demás, quienes quieran que fueran, despertaban de inmediato su compasión, disipando cualquier oscura nube que hubiera ocultado en su mente la bondad con la pasión o el prejuicio.
Te he dicho que yo no sentía miedo respecto a mi propia muerte, ni siquiera un prejuicio contra el suicidio. Pero sentía inmensa consideración por la vida de los demás.
La educación es el método por el cual uno adquiere más alto grado de prejuicios.
La gente con prejuicios sólo ve aquello que coincide con sus prejuicios.
Los prejuicios son lo más perdurable que existe en el espíritu humano.
No debemos tomar la terquedad de nuestros prejuicios como valor para defender nuestras opiniones.
Lo que se opone más al hallazgo de la verdad no es la falsa apariencia que surge de las cosas, llevando al error, ni tampoco inmediatamente la debilidad de la inteligencia, sino la opinión presupuesta, el prejuicio que se impone como impedimento a priori a la verdad.
Lo que se opone más al hallazgo de la verdad no es la falsa apariencia que surge de las cosas, llevando al error, ni tampoco inmediatamente la debilidad de la inteligencia, sino la opinión presupuesta, el prejuicio que se impone como impedimento a priori a la verdad.
Nos proponemos hacer un compendio de todo aquello en lo que los indagadores mantienen discrepancias, sin que en esta senda nos dejemos llevar por los prejuicios, el antojo, el hábito ni por los senderos y costumbres habituales.
... los indiduos, los cuales no se distribuyen en naciones, sino por la diversidad de lenguas, de leyes y de costumbres practicadas, y sólo de estás dos, es decir, de las leyes y las costumbres, puede derivarse que cada nación tenga un talante especial, una situación particular y, en fin, unos prejuicios propios.
Los prejuicios son mallas de hierro o de oropel. No tenemos el prejuicio republicano, ni el monárquico, no tenemos el prejuicio católico, socialista o antisocialista. Somos cuestionadores, activistas, realizadores. (Entrevista al Giornale d'Italia después de la fundación del Fascio de Combate de Milán).
Los prejuicios son mallas de hierro o de oropel. No tenemos el prejuicio republicano, ni el monárquico, no tenemos el prejuicio católico, socialista o antisocialista. Somos cuestionadores, activistas, realizadores.
El hombre que no tiene ningún barniz de filosofía va por la vida prisionero de los prejuicios que se derivan del sentido común, de las creencias habituales en su tiempo y en su país
Todavía hay esperanza, cuando nos enfrentamos sin prejuicios a un problema sin solucionar. Sin embargo, no hay esperanza si actuamos como si el problema no existiese.
El que no ha salido jamás de su país está lleno de prejuicios.
El que no sale nunca de su tierra está lleno de prejuicios.
Yo no analizo jamás, me limito a reaccionar...Yo ando con todos mis prejuicios. Jamás intento mejorarme o aprender algo. No soy uno que aprende, soy uno que evita.
El mayor amigo de la verdad es el tiempo, su más encarnizado enemigo, el prejuicio, y su constante compañera, la humildad
El mayor amigo de la verdad es el tiempo, su más encarnizado enemigo, el prejuicio.
Los prejuicios, y es bien sabido, son difíciles de erradicar del corazón de aquellos que nunca han fertilizado su educación. Crecen allí, firmes como malas hierbas entre rocas.
El tipo más noble de hombre tiene una mente amplia y sin prejuicios. El hombre inferior es prejuiciado y carece de una mente amplia.
La ignorancia está más cerca de la verdad que el prejuicio.
La ignorancia está menos lejos de la verdad que el prejuicio.
La ignorancia está menos lejos de la verdad que el prejuicio.
Llamad a vuestras conciencias, meditad un momento sin odio, sin pasiones, sin prejuicios, y esta verdad, luminosa como el sol, surgirá inevitablemente ante vosotros: la revolución es lo único que puede salvar a la República
Quiero que los hombres se comprometan para que así­ sus hijas, hermanas y madres se liberen del prejuicio y también para que sus hijos se sientan con permiso de ser vulnerables, humanos y una versión más honesta y completa de ellos mismos.
Yo diría sin lugar a dudas que no hay otra cosa más digna que ayudar al prójimo sin tener en cuenta banales prejuicios humanos. La única explicación que yo encuentro a tu cambio de actitud es la de que tú no quieres a este hombre como él tiene derecho a esperar de ti, y en tal caso no te queda otro remedio que decírselo francamente en cuanto puedas.
Echad los prejuicios por la puerta: volverán a entrar por la ventana.
Podeís expulsar por la puerta a los prejuicios, éstos volverán a entrar por la ventana.
Toda nuestra sabiduría consiste en prejuicios serviles, todas nuestras costumbres no pasan de servidumbres, molestias y cohibiciones
¿No resulta cruel cargar al recién nacido con el fardo de prejuicios que le harán difícil la vida?
Se censura la justicia, no por la aversión que hacia ella se siente, sino por el prejuicio que de ella se recibe
Hay que vencer los prejuicios. Lo que les pido es acaso imposible, pues nos obliga a superar nuestra historia y, sin embargo, si no la superamos, señoras y señores, se impondrá una regla: ¡El nacionalismo es la guerra! La guerra no es sólo el pasado, puede ser nuestro futuro. ¡Y ahora son ustedes, señoras y señores diputados, los guardianes de nuestra paz, de nuestra seguridad y de ese futuro!
El inconsciente colectivo, sin que sea necesario recurrir a los genes, es simplemente el conjunto de prejuicios, de mitos, de actitudes colectivas de un grupo determinado
Dadme un prejuicio y moveré al mundo.
Cuando se presenta a la cultura científica, el espíritu no es nunca joven. Es incluso muy viejo, pues tiene la edad de sus prejuicios.
Lo que me sorprende es que, debajo de esas críticas se note un odio contra mí, contra mi persona, un prejuicio denigrador.
Lo que me sorprende es que, debajo de esas crí­ticas se note un odio contra mí­, contra mi persona, un prejuicio denigrador.
Nunca es tarde para abandonar los prejuicios
Prejuicio es él hijo de la ignorancia.
Es interesante y significativo el que un historiador, sin prejuicio teológico alguno, descubra que no puede describir el progreso de la humanidad honradamente sin dar un lugar de prominencia a un maestro pobre de Nazaret. Un historiador como yo, que ni siquiera se llama cristiano, descubre que el cuadro va girando irresistiblemente en torno a la vida y al carácter de este hombre tan significativo
El más peligroso de nuestros prejuicios reinado en nosotros contra nosotros mismos.
Mediante una revolución acaso se logre derrocar un despotismo personal y la opresión generada por la codicia o la ambición, pero nunca logrará establecer una auténtica reforma del modo de pensar, bien al contrario, tanto los nuevos prejuicios como los antiguos servirán de rienda para esa enorme muchedumbre sin pensamiento alguno.
La ciencia, casi desde sus inicios, ha sido realmente de carácter internacional. Los prejuicios nacionales desaparecen por completo en la búsqueda de la verdad del científico. La medicina también hace caso omiso de las fronteras nacionales
Me fastidian mucho los prejuicios. La gente que ve en mis películas lo que quiere ver, pero no lo que está en ellas. Me fastidia que se diga constantemente que me influye la publicidad.
Prefiero ser un hombre de paradojas que un hombre de prejuicios
La disciplina sólo puede edificar muros a nuestro alrededor, es siempre exclusiva, y siempre provocadora de conflictos. La disciplina no conduce a la comprensión, porque a la comprensión se llega mediante la observación, mediante el estudio, sin prejuicios de ninguna especie.
Tira los prejuicios junto a la cama, hoy tienes una oportunidad de demostrar que eres una mujer, además de una dama.
La Nueva Frontera está ante nosotros, lo queramos o no: áreas todavía no exploradas de la ciencia y del espacio, problemas no resueltos de la paz y la guerra, restos inconquistados de ignorancia y prejuicios, cuestiones no solucionadas de pobreza y excedentes.
Por eso estoy hablando con usted. Usted es una de esas raras personas que son capaces de separar sus observaciones de sus prejuicios. Usted ve lo que es, mientras que la mayor parte de la gente ve lo que espera ver.
La pasión y el prejuicio gobiernan el mundo, pero bajo el nombre de la razón.
Mis momentos de inteligencia ocurren cuando escucho sin prejuicios a los demás.
Todos los que están agobiados por la injusticia son nuestros protegidos. Todos los que están cegados por el prejuicio nos esperan.
Los prejuicios son creencias anteriores a la observación, los juicios, exactos o erróneos, son consecutivos a ella
Los prejuicios, son creencias previas a la observación.
Para crear una partícula de Verdad, de Virtud o de Belleza, se requiere un esfuerzo original y violento contra alguna rutina o prejuicio, como para dar una lección de dignidad hay que desgoznar algún servilismo.
Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales, se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
Bienvenida sea cualquier crítica inspirada en un juicio científica. Contra los prejuicios de la llamada opinión pública, a la que nunca hice concesiones, mi divisa es, hoy como ayer, la frase del gran florentino: Sigue tu curso y deja que la gente hable.
Bienvenida sea cualquier crítica inspirada en un juicio científico. Contra los prejuicios de la llamada opinión pública, a la que nunca hice concesiones, mi divisa es, hoy como ayer, la gran frase del gran florentino: segui el tuo corso, e lascia dir la genti. (sigue tu curso y deja que la gente hable).
Bienvenida sea cualquier crítica inspirada en un juicio científico. Contra los prejuicios de la llamada opinión pública, a la que nunca hice concesiones, mi divisa es, hoy como ayer, la gran frase del gran florentino: segui el tuo corso, e lascia dir le genti
Me gusta ver prejuicios ante la gente con prejuicios
El prejuicio más grande que existe es el de querer ser moderno a toda costa.
Hay que tener una actitud de sinceridad y de necesidad ante lo que se escribe, sin otros prejuicios.
El prejuicio más grande que existe es el de querer ser moderno a toda costa.
Aquellos hombres que están libres de prejuicios comunes, adquieren otros
Para escribir historia hace falta ser más que un hombre, pues quien agarra la pluma de esta gran justiciera, debe estar libre de intereses, vanidades y prejuicios.
Así, la conciencia es pura y simplemente obra de los prejuicios que se nos han infundido, o de los principios que nostros nos formamos.
La falsa virtud que llamamos castidad es seguramente el más ridículo de todos los prejuicios.
No hay cosa más mediocre en el mundo que la posesión de una mujer, amigo mío, quien ha tenido una, ha tenido ciento: la única forma de alejar la monotonía de esos triunfos insípidos, es deberlos sólo a la astucia y únicamente sobre los restos de un tropel de prejuicios vencidos pueden encontrarse algunos encantos.
Vamos a darnos indiscriminadamente a todo lo que sugieren nuestras pasiones, y siempre seremos felices... La conciencia no es la voz de la naturaleza, sino sólo la voz de los prejuicios.
Cuando no se encontraba oscurecido por los prejuicios, cosa que, por desgracia, muy pocas veces ocurría, su entendimiento era sólido y excelente. Sus pasiones eran violentas, no escatimaba fatigas para satisfacerlas y perseguía con furor a quienes se oponían a sus deseos.
¿Sabe cómo llamamos a una opinión en ausencia de pruebas? Lo llamamos prejuicio.
¿Sabe cómo llamamos a una opinión en ausencia de pruebas? Lo llamamos prejuicio.
Ambición es, pero ambición generosa, la del que pretende mejorar su estado sin prejuicio de tercero.
Es una suerte que la sociedad libre sea más productiva, porque de no haberlo sido jamás se habría tolerado. El prejuicio en su contra es tan poderoso que es necesario tener una ventaja de cinco a uno para vencerlo.
Es una suerte que la sociedad libre sea más productiva, porque de no haberlo sido jamás se habrí­a tolerado. El prejuicio en su contra es tan poderoso que es necesario tener una ventaja de cinco a uno para vencerlo.
Aquel que arrebata la libertad a otro es prisionero del odio, está encerrado tras los barrotes de los prejuicios y la estrechez de miras. Nadie es realmente libre si arrebata a otro su libertad, del mismo modo que nadie es libre si su libertad es arrebatada. Tanto el opresor como el oprimido quedan privados de su humanidad.
Cualquiera que haya destruido un prejuicio, un solo prejuicio, es un bienhechor de la humanidad
Ya es tiempo de que los prejuicios acaben, de que la sociedad se establezca sobre bases más sólidas, más naturales, más sabias, más justas y más nobles.
La posición del padre o de la madre es la de quien, sin ningún prejuicio o disminución de su autoridad, humildemente, acepta el papel de enorme importancia de asesor o asesora del hijo o de la hija. Asesor que, aunque batiéndose por el acierto de su visión de las cosas, nunca intenta imponer su voluntad ni se exaspera porque su punto de vista no fue adoptado.
A veces el carisma de una persona es de tal índole que se infiltra, atravesando nuestras defensas, nuestros prejuicios y nuestras necesarias inhibiciones y se adentra directamente en nuestras entrañas.
El contagio de los prejuicios hace creer muchas veces en la dificultad de las cosas que no tienen nada de difíciles.
La juventud se emancipa poco a poco, arroja los prejuicios por la borda, la crítica vuelve. El pensamiento despierta desde luego en algunos, pero insensiblemente el despertar gana la mayoría, dado el impulso, la revolución surge.
Todo lo que ella hizo o deshizo, por disparatado que pareciese a un observador con prejuicios, fue hecho con lo que se deben hacer las cosas, es decir, con valor y sin temor a las consecuencias. Es esta forma, cada quien tiene el derecho de obrar cono le parezca. Pero echarse al agua a nadar y no querer al mismo tiempo mojarse la ropa, esto, Gerardo, es imposible.
El hombre no asocia ideas de acuerdo a la lógica o verificable exactitud, sino de acuerdo a su gusto e intereses. Es por esta razón que la mayoría de las verdades no son nada más que prejuicios.
Abrigamos muchos prejuicios si no dudamos, alguna vez, de todo en lo que hallemos la menor sospecha de incertidumbre.
Abrigamos una multitud de prejuicios si no nos decidimos a dudar, alguna vez, de todas las cosas en que encontremos la menor sospecha de incertidumbre.
Conviene tener en cuenta que muchas creencias se apoyan en el prejuicio y en la tradición
Los viajes sirven para conocer las costumbres de los distintos pueblos y para despojarse del prejuicio de que sólo es la propia patria se puede vivir de la manera a que uno está acostumbrado.
Me compré unos cuantos amigos, una novia, y un perro. Los amigos y la novia se fueron, sólo me quedó el perro que no tiene prejuicios... y me acepta como soy
...Se espera del resto de nosotros que defendamos nuestros prejuicios. Pero pedirle a una persona religiosa que justifique su fe, infringe la libertad religiosa.
La mayoría de los hombres siente un poderoso y activo prejuicio en favor de su propia vocación
Hay que limpiar la mente de prejuicios y de imágenes ajenas hacer el firme propósito de ver y juzgar por nosotros mismos, como si el objeto hubiera sido creado expresamente para regalo y deleite de nuestro intelecto.
La simpatía es muy frecuentemente un prejuicio sentimental basado en la idea de que la cara es el espejo del alma. Por desgracia, la cara es casi siempre una careta.
El mundo, prosiguió tras una breve pausa, no tiene fe en la conversión de cualquier hombre, nunca se olvidará de lo que era, nunca le creerá que pueda cambiar, son prejuicios implacables y estúpidos.
El mundo, día de un año, cuantos amantes se dan la mano sin ver distancias ni cercas, ni mares, ni largos años frente a los prejuicios se ven hermosos y dicen que al fin nunca llegan tarde para que un amor los haga dichosos y así dan cuenta de un buen amor
Es absolutamente imposible encarar problema humano alguno con una mente carente de prejuicios.
Libérate de la esclavitud del prejuicio que embota el intelecto y ofusca los pensamientos.
Los prejuicios son superados raramente por el razonamiento, no estando fundados en la razón no pueden ser destruidos por la lógica.
Cada marco moral tiene sus prejuicios, sus condenas y sus miedos, creer que el nuestro no es sólo uno más, es estar condenado a respetarlo
Los prejuicios son la razón de los tontos
El prejuicio se basa no tanto en lo que uno odia o le desagrada, ya sean ideas, actividades o gente, sino en el hecho de que es más fácil y más seguro quedarse con lo conocido
Estoy libre de prejuicios. Los odio a todos por igual
Estoy libre de todo prejuicio: odio a todos por igual
El prejuicio es el hijo de la ignorancia
Un gran número de personas piensan que están pensando cuando no hacen más que reordenar sus prejuicios
search