Las mejores 12 Frases de Piernas - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Piernas

Teme que el barro crezca en un momento, teme que crezca y suba y cubra tierna, tierna y celosamente tu tobillo de junco, mi tormento, teme que inunde el nardo de tu pierna y crezca más y ascienda hasta tu frente. " El rayo que no cesa " (1936), Miguel Hernández
Autor:" El rayo que no cesa " (1936) Miguel Hernández
Los dos por un momento hemos pensado que estaban agotados los recursos, pero mis piernas son definitivas, y te hacen maquinar en un instante una historia de amor nocturna y loca.
A pesar del verdugón en el cuello y de los hombros crispados, pensé se ha dormido, ha fingido que se ahorcaba para intentar engañarme, y entonces me acerqué a él, le puse el pulgar en la frente y estaba frí­a y con manchas color de vino en la raí­z del pelo, y las botas en el extremo de las piernas, margarida, se me figuraron vací­as como los zapatos de los mendigos.
Reí­ de buena gana, mientras me temblaban las piernas y también el corazón.
Entras. Te sientas. Cruzas las piernas. Y los ojos se me caen como moneditas falsas, tintineando.
Cuando el sueño la abrazó, yo robé mi mano, cubrí­ sus sueños, vi la miel ocultarse tras sus párpados, recé por dos piernas milagrosas, me incliné sobre los latidos de su corazón, vi trigo sobre mármol y sueño. Una gota de mi sangre lloró, temblé... El jardí­n duerme en mi lecho.
¡Débiles son mis piernas! Pero está en flor el monte Yoshino.
Nunca confí­es en un hombre con piernas cortas. Su cerebro está cerca del piso.
Hay mujeres audaces y generosas que suben al tranví­a dejando una pierna al acaso, como simiente de alegres piernas en el vivero de las paradas.
¡Ahí­ vienen, ahí­ vienen! ¿No los veis? Las piernas oscilando, rí­tmicamente, como metrónomo. Merecen ser una invención prusiana.
Loco. Grabo tu adjetivo y tu risa, tus piernas en la lluvia y la comisura de tus labios tristes.
search