Las mejores 363 Frases de Perder - FrasesWiki.com

Encontramos 363 frases sobre Perder

Cuando las cosas no tení­an marcha atrás, no valí­a la pena perder el tiempo preguntándose si hubiera sido preferible que no ocurrieran. Mejor tratar de enrumbarlas por el buen camino. " El sueño del celta " (2010), Mario Vargas Llosa
Autor:" El sueño del celta " (2010) Mario Vargas Llosa
Lo que la humanidad estaba a punto de perder, sin embargo, excepto una minúscula colonia en Santa Rosalí­a, era lo que el mar sin senderos no perderí­a nunca, en tanto estuviera hecho de agua: la capacidad de curarse. " Galápagos " (1985), Kurt Vonnegut
Autor:" Galápagos " (1985) Kurt Vonnegut
Si no sabes perder, nunca sabrás ganar, y si no sabes no juegues. " Hablando claro " (2001), Jack Welch
Autor:" Hablando claro " (2001) Jack Welch
- ¿Tiene que ser así­? ¿Tengo que perderlo todo? -Nada se pierde -dijo ella-. Todo se transforma. " La historia interminable " (1979), Michael Ende
Autor:" La historia interminable " (1979) Michael Ende
Demasiado tiempo para pensar. Demasiado tiempo para sentir cómo el dolor retorcí­a cada uno de sus nervios. Tiempo para pensar en todo lo que habí­a perdido... lo que iba a perder. " Los gritos del pasado " (2004), Camilla Lí¤ckberg
Autor:" Los gritos del pasado " (2004) Camilla Lí¤ckberg
En la vida es más importante perder que ganar. La simiente no germina si no muere. Hay que vivir sin dejarse llevar, mirar hacia adelante y alimentarse de aquellas provisiones vivas que tanto el olvido como el recuerdo elaboran. " Yo recuerdo " (1957), Borí­s Pasternak
Autor:" Yo recuerdo " (1957) Borí­s Pasternak
Quienes no tienen nada que perder jamás piensan en la vida eterna. " El demonio y la señorita Prym " (2000), Paulo Coelho
Autor:"El demonio y la señorita Prym" (2000) " El demonio y la señorita Prym " (2000) Paulo Coelho
Sin fe se puede perder un juego cuando ya casi está ganado. " El peregrino de Compostela " (1987), Paulo Coelho
Autor:"El peregrino de Compostela" (1987) " El peregrino de Compostela " (1987) Paulo Coelho
Las vidas de la mayorí­a de la gente están dirigidas por el deseo y el miedo. El deseo es la necesidad de añadirte algo para poder ser tú mismo más plenamente. Todo miedo es el miedo de perder algo y, por tanto, de sentirte reducido y de ser menos de lo que eres. Estos dos movimientos oscurecen el hecho de que el Ser no puede ser dado ni quitado. El Ser ya está en ti en toda su plenitud, ahora. " El silencio habla " (2003), Eckhart Tolle
Autor:"El silencio habla" (2003) " El silencio habla " (2003) Eckhart Tolle
Las lamentaciones no sirven para nada, entregarse a ellas es perder el tiempo presente por un pasado que ya no nos pertenece
La probabilidad de perder en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos que es justa.
El robot va a perder. No por mucho. Pero cuando se anote el resultado final, la carne y la sangre derrotarán al monstruo maldito.
Yo he llorado la noche del domingo (día de las Elecciones Regionales y Municipales 2006) porque jamás pensé que se pudiera perder la cuna y la tumba de Haya de la Torre, es una puñalada al corazón, te lo digo como hijo de Haya de la Torre, una puñalada al corazón y en algún momento voy a recuperar Trujillo aunque tenga que ser candidato a la alcaldía personalmente.
Es muy, muy peligroso perder el contacto con la naturaleza viva
El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.
Nada más intenso que el terror de perder la identidad.
A veces perder es ganar y no encontrar lo que se busca es encontrarse
No me gusta explicar el significado de mis letras, porque le echo a perder una historia a alguien
Perder, como de costumbre. He de admitir que no tengo suerte: juego sin subir las apuestas, nunca me acaloro, no hay modo de sacarme de quicio, ¡Y de todos modos sigo perdiendo!
Hay en ti una fuerza tan fascinante que me apresto a acusarte yo también de perder a los seres candorosos seduciéndolos con tu esplendidez.
La causa real y determinante que ha hecho perder el poder a los hombres ha sido siempre el haber llegado a ser indignos de ejercerlo.
Al procurar nuestras legítimas ventajas personales no hemos de perder de vista lo que debemos al país, ni a la sociedad humana en conjunto. Y en caso de conflicto, el bien más amplio debe triunfar sobre el bien más particular y limitado.
La vida es demasiado corta como para perder una parte preciosa fingiendo.
La ausencia es un ingrediente que le devuelve al amor el gusto que la costumbre le hizo perder.
Cuando el mar no tenga sed, y el amor sepa a perder, venderé mi corazón para darte algo mejor...
Sé que me he vuelto a perder, que he vuelto a desenterrar todo aquello que pasé
La gente no puede descubrir nuevas tierras hasta que tenga el valor de perder de vista la orilla.
No se descubren nuevos continentes si no se tiene el valor de perder de vista las viejas orillas.
Se puede ganar, se puede perder, pero recuperar lo perdido es imposible
Y en el fondo es tan hondo mi dolor porque me voy, y no se puede cambiar de corazón como de camisa sin perder la sonrisa.
Vida alegre es la que está llena de amigos. Imagina perder tu trabajo, tu dinero o tu flamante auto. Sin duda, saldrías adelante. Pero perder a tus mejores amigos es mucho peor.
Perder es tan importante como el saber ganar... También hay partes bonitas cuando uno pierde
Hay que perder la mitad del tiempo, para poder emplear la otra mitad.
Nunca eches a perder una disculpa con una excusa
Quien lucha, puede perder, quien no lucha, ya perdió.
Si un amigo te pide dinero, reflexiona bien cual de los dos quieres perder, sí el amigo o el dinero.
No se puede perder de vista el hecho de que somos un país dependiente, colonizado también en materia cultural. Tampoco se debe olvidar el grado absurdo de oscurantismo y de quedantismo que nos regía a nosotros, y que nos sigue rigiendo, en verdad.
No me quiero perder la batalla en Brasil entre Fernando y Alonso
En preguntar lo que sabes el tiempo no has de perder... Y a preguntas sin respuesta ¿quién te podrá responder?
Quien busca lo no perdido, lo que tiene debe perder
Creo que lo más difícil es perder peso. Esa es la cosa más difícil, más que nada.
En nuestros países monógamos, casarse significa perder la mitad de los derechos propios y doblar los propios deberes
Para la inmensa mayoría, la vida es solamente una lucha por la mera existencia, con la certidumbre de que han de perder ésta al cabo.
El amor es como el agua, si algo no lo agita, se echa a perder.
Ignoran que la multitud no odia, odian las minorías, porque conquistar derechos provoca alegría, mientras perder privilegios provoca rencor.
Lo bueno cuando arde Troya es que nada tienes que perder, pues nada esperas. Casi todo lo que cuento gira en torno a eso. Mis personajes siempre tienen una Troya ardiendo a sus espaldas.
No queremos nosotros aceptar plazos ni parlamentos, que significa diálogo, significa debilidad. Todo ese montón de jetones que hay ahí, el señor Tohá, el otro señor Almeyda, todos estos mugrientos que estaban echando a perder el país, debes pescarlos presos y el avión que tienes dispuesto tú, arriba, y sin ropa, con lo que tienen, pa' fuera.
Nunca tuve intención de desmentir las falsedades que se han escrito sobre mí, ya que con eso lo único que haría es perder un tiempo maravilloso que necesito para mí misma.
Es mejor consultar las cosas con la almohada a tiempo que perder el sueño por su causa después.
Nunca contiendas con quien nada tiene que perder.
Nunca pelees con quien nada tiene que perder.
Creo que un escritor debe transmitir un sentimiento de esperanza a todo el mundo, sea cual sea la situación. No quiero dejar de sonreír, bajo ninguna circunstancia, ni perder la libertad para pensar, y quiero enfrentarme a cualquier dificultad con valentía.
Mi caballo era ligero como la luz del lucero que corre al amanecer, cuando al galope partía al instante se veía en los espacios perder.
El fascismo italiano no ha sido tan solo una revuelta política contra los gobiernos débiles e incapaces que habían dejado perder la autoridad del Estado y amenazaban detener a Italia en el camino de su mayor desarrollo, sino que ha sido una revolución espiritual contra todas las viejas ideologías que corrompían los sagrados principios de la religión, de la Patria y de la Familia
Templanza: no comáis hasta el hastío, ni bebáis hasta perder el sentido.
El que tiene un buen perder es que es un buen perdedor y punto
El éxito es un pésimo maestro que seduce a la gente a pensar que no puede perder
Vete con él ahora que te llama, no puedes negarte, cuando no tienes nada, no tienes nada que perder, ahora eres invisible, no tienes secretos que guardar.
Ni siquiera me mencione la palabra perder. No soporto pensar en ello.
En la vida es más importante perder que ganar. La simiente no germina si no muere. Hay que vivir sin dejarse llevar, mirar hacia adelante y alimentarse de aquellas provisiones vivas que tanto el olvido como el recuerdo elaboran.
Todos tenemos tiempo para aprovechar o para perder y es nuestra decisión qué es lo que hacemos con él. Pero ten en cuenta que una vez pasado, jamás se recupera.
La pureza no se puede perder nunca cuando uno la lleve dentro de verdad.
Demasiado tiempo para pensar. Demasiado tiempo para sentir cómo el dolor retorcía cada uno de sus nervios. Tiempo para pensar en todo lo que había perdido... lo que iba a perder.
El espíritu de un guerrero no está orientado a consentirse o quejarse, ni está orientado a ganar o perder. El espíritu de un guerrero sólo está orientado a la lucha, y cada lucha la vive como si fuera su última batalla en la tierra.
... la apuesta por la transformación política encuentra su mayor aliado en el campo de lo cultural. Si no se da la batalla cultural se puede perder la batalla política.
El tiempo me ha enseñado a no perder las esperanzas, pero a no confiar demasiado en ellas, son crueles y vanidosas, sin conciencia
No podemos perder el dominio de la Ñ, que casualmente es la letra que está la palabra español
Los cuentos bonitos siempre hacen perder la noción del tiempo y, gracias a ellos, nos salvamos del agobio de lo práctico El Cuarto de Atrás.
Si algo he aprendido en la vida es a no perder el tiempo intentando cambiar el modo de ser del prójimo.
La pacateria es una enfermedad muy contagiosa. Y, si no aparece alguien, te hace perder mucho tiempo en la vida ¿Y sabes que pasa? La vida, absolutamente, es tiempo. Nada mas.
Morir es perder la costumbre de vivir
El hombre ha nacido para morir. ¿Qué quiere decir eso? Perder el tiempo y esperar. Esperar el colectivo. Esperar que canten los ratones. Esperar que a las serpientes le crezcan alas. Perder el tiempo.
La diferencia entre una democracia y una dictadura es que en una democracia, primero votas y después recibís órdenes. En una dictadura no tenes que perder el tiempo votando.
Si estás perdiendo el alma y lo sabes, entonces tenés otra alma para perder.
Si estás perdiendo el alma y lo sabes, entonces tienes otro alma para perder
Perder con clase y vencer con osadía, por que el mundo pertenece a quien se atreve, y la vida es mucho más para ser insignificante
Tuve miedo de perder a alguien especial y termine perdiéndolo ¡pero sobreviví! ¡Y todavía vivo! No paso por la vida. Y tú tampoco deberías sólo pasar
Lo peor de la fama es perder mi libertad.
Endurecerse sin perder la ternura jamás.
Me preocupa más perder ética que nivel adquisitivo. Me apaño bien: el otro día arreglé yo misma la lavadora y así no tuve que tirarla
La mejor manera de echar a perder tu vida es tomar notas. La forma más fácil de evitar vivir es limitarte a mirar. Buscar detalles. Informar. No participar. Dejar que el gran hermano cante y baile para ti. Ser un reportero. Ser un buen testigo. Un miembro agradecido del público.
Aunque italiano de nacimiento, soy un arquitecto argentino, que vive y proyecta en Argentina sin perder los lazos con la tierra de mi padre.
Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ello me ayudara a perder un par de kilos.
Por mirar la pequeñez de un gusano podemos perder la grandeza de un eclipse.
¿No hay un solo cristiano aquí dispuesto a perder la cabeza?
Si, dijo. Yo le jodí y el me jodio, Es lo justo, ¿no?. El chico aún estaba callado, serenamente incrédulo. No, continuó Sylder, no he olvidado la cárcel. Crees que porque me arrestaran eso echa todo a perder, ¿no?. Yo no. Es su trabajo. Es por lo que les pagan. Arrestar a gente que rompe la ley. Pero yo no bromeo sobre romper la ley, yo he hecho un modo de vida de ello.
A veces nos declaramos indignos de una alabanza, con la esperanza de provocar una discusión que nos encantaría perder.
Para tener sabiduría es necesario tener fuerza interior. Sin un desarrollo interno, podemos perder la confianza en nosotros mismos y el valor. Lo imposible puede ser posible con fuerza de voluntad.
Aún cuando tengamos razón y la otra persona esté claramente equivocada, sólo haremos daño si le hacemos perder prestigio.
A quien más sabe es a quien más duele perder el tiempo
Si un jugador tiene miedo a perder en una competición, nunca podrá tener un juego creativo.
El deseo de algo más echa a perder lo que se tiene, con el mismo resultado que el perro de Esopo.
Beber es todo medida, como hablar en público. Saber como empezar es menos importante que saber como terminar. Alegrar el corazón, y sin perder la razón, darle sentido a la vida.
No importa lo bueno que sea, no importa lo bien que crea que conoce su negocio, tiene que permanecer vigente todo el tiempo. No sobrevivirá solo con la experiencia o la habilidad. Incluso los mejores cirujanos tienen que ponerse al día sino quieren perder el ritmo. No importa lo que dirija, no puede dormirse en los laureles. Trabaje para hacer que su época no se acabe nunca
Estuvo difícil. Es la forma en que está todo cuando hay guerra. Se puede ganar o perder, vivir o morir y la diferencia es justo una pestaña.
Hay dos tipos de preocupaciones: las que puedes hacer algo al respecto y las que no. No hay que perder el tiempo con las segundas
Hay dos tipos de preocupaciones: las que usted puede hacer algo al respecto y las que no. No hay que perder tiempo con las segundas.
Las vidas de la mayoría de la gente están dirigidas por el deseo y el miedo. El deseo es la necesidad de añadirte algo para poder ser tú mismo más plenamente. Todo miedo es el miedo de perder algo y, por tanto, de sentirte reducido y de ser menos de lo que eres. Estos dos movimientos oscurecen el hecho de que el Ser no puede ser dado ni quitado. El Ser ya está en ti en toda su plenitud, ahora.
La cámara, ya sea por sus propios movimientos o por los de los planos sucesivos, puede permitirse no perder nunca de vista, encuadrar siempre, el elemento emotivo. Puede siempre enfocar en función de la mayor intensidad.
La división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder.
Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen
La esperanza vieja es la más dura de perder
No podemos perder con papelitos lo que hemos ganado con fusiles
La obsesión del nacimiento, al transportarnos más acá de nuestro pasado, nos hace perder el gusto por el futuro, por el presente y hasta por el pasado.
¿Quién abusaría de la sexualidad sin la esperanza de perder en ella la razón algo más de un segundo, para el resto de sus días?
Siempre te da rabia perder un derbi, pero más este derbi, porque siempre se pierde
Lo que tenemos que hacer es crear un mundo mejor, sin lamentarse de lo que pasó. Los recuerdos sólo me sirven para no repetir el mal hecho, no quiero perder el tiempo en repetir lo que ya pasó, sin fijarme en el futuro que está en mi mano.
Si puedes enriquecerte conservando el honor, la buena fe, la magnanimidad, no lo excuses, pero teme perder los verdaderos bienes por adquirir los falsos
Mejor es ser engañado hasta el fin, que perder la bendita esperanza de la verdad
Me gusta la gente inteligente, la gente sensible, perceptiva, pero la inteligencia es una parte más, no una particularidad en especial. Hay mucha gente que cree que atender el cuerpo es una cosa estúpida, que bailar es perder el tiempo. Yo creo que atender el cuerpo es igual que atender la mente: es tan elevado lo uno como lo otro.
El euro. Llevo una semana guardando el mismo euro para el que me preguntara por las armas de destrucción masiva, pero como he sabido que empiezan a perder interés, se lo ha ganado usted, luego se lo doy
Sé ganar, pero también sé perder. Ha sido un día más de mi vida, del que voy a aprender mucho. Hoy todo ha ido perfecto, pero desafortunadamente no ha sido suficiente. Durante el campeonato hemos tenido altos y bajos, y hemos pagado por estos últimos. Y pese a todo, creo que todos en el equipo han trabajado muy bien. Debemos estar muy contentos con el título de Constructores que hemos ganado
Durante unos segundos pensé que iba a perder el sentido, debido a la violencia de la caída por la velocidad de 1.173 kilómetros por hora en los primeros 40 segundos
Nada teme perder quien nada tiene
Si algo he aprendido en la vida es a no perder el tiempo intentando cambiar el modo de ser del prójimo. Lo tomas o lo dejas.
No hay nadie en el espejo que me pueda responder, no hay nada en ningún lado y eso lo sabes muy bien por eso lo que amamos lo volvemos a perder.
Sin mirar atrás ni a los lados, no hay que perder el tiempo
Cuando luchamos con quien no tiene nada que perder, luchamos con gran desventaja
Es un estraño propósito perseguir el poder y perder la libertad.
Es un extraño propósito perseguir el poder y perder la libertad.
Representa un extraño deseo buscar el poder y perder la libertad
No hay amor sin temor de ofender o perder lo que se ama.
No hay cosa que más avive el amor que el temor de perder al ser amado.
No sólo los hombres tienden a perder el recuerdo de los beneficios y de las injurias, sino que incluso odian a sus benefactores y dejan de odiar a quien los ofendió. La perseverancia en recompensar el bien y vengarse del mal les parece una servidumbre demasiado gravosa.
Para ser un hombre superior en los negocios no se trata de adquirir cualidades, sólo se trata de perder algunas.
Mi pasatiempo favorito es dejar pasar el tiempo, tener tiempo, tomarme mi tiempo, perder el tiempo, vivir a contratiempo.
Cuando la ley y la moral se contradicen una a otra, el ciudadano confronta la cruel alternativa de perder su sentido moral o perder su respeto por la ley.
Cuando la ley y la moral se encuentran en contradicción, el ciudadano se encuentra en la cruel disyuntiva de perder la noción de lo moral o de perder el respeto a la ley, dos desgracias tan grandes una como la otra y entre las cuales es difícil elegir.
Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar.
Solo eres libre cuando no tienes nada que perder.
En el boxeo, como en cualquier deporte y en la vida, lo importante es desarrollarte. El deporte es importante, pero la imagen que yo quiero dejar a los niños es la de saber enfrentarse a la vida. Ganar o perder forma parte del deporte.
Si desea perder su fe, haga amistad con un sacerdote.
No es culpa de la sociedad que la mayoría de los hombres parecen perder su vocación. La mayoría de los hombres no tienen vocación.
No creo que volvamos al podio en el 2007 Es mejor empezar enseguida con el automóvil para el 2008 que perder tiempo tratando de arreglar un coche que ya nació mal Renault tiene algo malo o defectuoso
Lo que aprendí observando estas cinchadas es que el equipo que sólo intenta ganar generalmente no lo consigue, mientras que el que interviene para disfrutar del juego sin preocuparse mucho en ganar o perder frecuentemente emerge victorioso. Esta observación es tan válida para un combate de karate como para una cinchada.
El único modo de estar seguro de coger un tren es perder el anterior.
Y recuerden: si parpadean, se lo van a perder... porque esto es la Fórmula 1 en estado puro
La emancipación de las mujeres les ha hecho perder su misterio
Las pasiones son buenas, pero no en exceso, hacen perder mucho tiempo.
Hay que recordar que hubo una vez una disciplina llamada filosofía natural. Por desgracia, esta disciplina parece no existir en la actualidad. Se ha cambiado el nombre por el de ciencia, pero la ciencia de hoy está en peligro de perder gran parte de los aspectos de la filosofía natural
Para mí, escribir una novela es enfrentarse a escarpadas montañas y escalar paredes de roca para, tras una larga y encarnizada lucha, alcanzar la cima. Superarse a uno mismo o perder: no hay más opciones. Siempre que escribo una novela larga tengo grabada esa imagen en mi mente
Me gusta la expresión posibilidades perdidas. Nacer significa estar obligado a elegir una época, un lugar y una vida. Existir aquí, ahora, significa perder la posibilidad de ser otras innumerables personalidades potenciales.
Resulta más bello dejarse engañar diez veces que perder una sola vez la fe en la humanidad
La inconstancia lo echa todo a perder- ella no deja que ninguna semiente germine
La inconstancia lo hecha todo a perder, ella no deja que ninguna semilla germine.
La esperanza ha contribuido a perder al género humano.
Perder el tiempo soñando con la persona que uno quisiera ser es desperdiciar la persona que uno es
Existe el peligro de que nos veamos tan obsesionados por la táctica que nos haga perder de vista nuestra meta.
Debes perder una mosca para pescar una trucha.
Podrás perder mil batallas pero solamente al perder la risa habrás conocido la auténtica derrota
Ni la muerte, ni la fatalidad, ni la ansiedad, pueden producir la insoportable desesperación que resulta de perder la propia identidad.
Uno recuerda el deporte, yo aprendí a perder desde niño, a reconocer a un bateador cuando no pude y me sacó la pelota de jonrón. A mí me gusta, incluso, darle la mano y un abrazo. Ah, pero también aprendí a ganar y a ser humilde en la victoria y aspirar a un adversario que reconozca con honor nuestra victoria
¡Siguiéndoos, Jesús, no me puedo perder!
Yo asumo el riesgo de una manera muy sencilla. Sé que la vida la voy a perder igualmente, un dia u otro, así que no me compensa cambiar de dirección supuestamente para ganar más días
El peligro es que un hijo nacido en el trono casi con seguridad se echa a perder. Recibe demasiados halagos y demasiado poder, y confunde el accidente del nacimiento con las realizaciones de valor. (refiriéndose al Emperador romano Cómodo en su libro El Imperio Romano).
No tengo evidencia para probar que Dios no existe, pero sospecho tanto que no existe que no quiero perder el tiempo.
Soy ateo y punto. No tengo evidencia para probar que dios no existe, pero sospecho tanto que no existe que no quiero perder el tiempo.
Si no sabes perder, nunca sabrás ganar, y si no sabes no juegues.
El cine refleja la cultura y no hay daño en la adaptación de la tecnología, pero no a costa de perder su originalidad.
Por sobre todas las cosas, detesto perder
Nadie acepta ya que las cosas pasan a veces sin que haya un culpable, o que existe la mala suerte, o que las personas se tuercen y se echan a perder y se buscan ellas solas la desdicha o la ruina.
El participar en este concurso (Chica Miércoles) me abrió muchas puertas, me ayudó a foguearme y a perder el miedo al público
Es un maricón y será recompensado en su afición pederasta (se lo dijó al árbitro francés Michel Vautrot despúes de perder un partido europeo).
Neblina púrpura en mis ojos. No sé si es de día o de noche. Me has hecho perder, perder la cabeza. ¿Hay futuro o se ha acabado el tiempo?
Prefiero querer a poder, palpar a pisar, ganar a perder, besar a reñir, bailar a desfilar y disfrutar a medir. Prefiero volar a correr, hacer a pensar, amar a querer, tomar a pedir. Antes que nada soy partidario de vivir
Los italianos no pueden ganar, pero sí puedes perder frente a ellos
Es peligroso aquel que no tiene nada que perder.
Peligroso es el hombre que ya no tiene nada que perder.
Sobre la gran balanza de la fortuna, raramente se detiene el fiel, debes subir o bajar, debes dominar y ganar, o servir y perder, sufrir o triunfar, ser yunque o martillo.
Sobre la gran balanza de la fortuna, raramente se detiene el fiel, debes subir o bajar, Debes dominar y ganar o servir y perder, sufrir o triunfar, ser yunque o martillo
Perder a viejos amigos por acumulación de pequeñas faltas es uno de los más dolorosos sucesos.
La adrenalina y el miedo te hacen perder la noción del tiempo
Tal vez suceda que una vez cada siglo la alabanza eche a perder a un hombre o lo haga insufrible. Pero es seguro que una vez cada minuto algo digno y generoso muere por falta de elogio.
Antes que perder la libertad es mejor quedarse ciego para no tener que sufrir el triste espectáculo que nos iba a ofrecer nuestro triste espejo
Perder el dinero es a menudo un delito, adquirirlo por malas artes es aún peor, y malgastarlo es lo peor de todo.
¿Quieres perder a tu enemigo? Adúlale.
Crecer sin que la altura me haga perder de vista lo importante. Y lo importante... Es la vida.
No digas mentiras delante mío, ni me pidas que las diga por vos, ni siquiera para sacarte de un apuro. Me hace sentir mal y perder la fe en lo que decís
No me grites. Te respeto menos cuando lo hacés, y me enseñás a gritar a mí también, y yo no quiero perder el respeto por ninguno de los dos
Sólo hay dos cosas que podemos perder: el tiempo y la vida, la segunda es inevitable, la primera imperdonable
Lo peor no es perder: es la cara de gilipollas que se te queda
Soy católico a pesar de la Conferencia Episcopal. Porque la fe no la voy a perder pero me han quitado la afición.
Prefiero perder una vez 5-0 que no cinco veces por 1-0
Yo no he logrado sus títulos, pero he logrado ascensos, y hay triunfos, y sobre todo hay muchos amigos atrás, y muchos compañeros. He sabido perder y he sabido ganar. Él, de momento, gana casi siempre. No sé si está sabiendo ganar, no me parece que mucho... pero alguna vez perderá, ¿eh? Y aquí al que escupe para arriba, al final le acaba cayendo... Y ahí le quiero ver...
Perder una ilusión, hiere. Perderlas todas, mata.
Ha habido momentos en mi vida en los que estuve muy cerca de pensar que no podía perder ni una sola partida. Entonces resultaba vencido, y la derrota me obligaba a descender a tierra desde el mundo de los sueños.
Espero morir como he vivido, respetándome a mí mismo como condición para respetar a los demás y sin perder la idea de que el mundo debe ser otro y no esta cosa infame
No me pongas al sacerdote en el trance de perder su gravedad. Es virtud que, sin envaramiento, necesita tener.
No podemos mirarnos siempre en el espejo y decir lo buenos que somos. Cuando las cosas van bien es cuando hay que estar más atentos. El miedo a perder es la razón fundamental para competir bien
No soy un perfeccionista en absoluto. Me encantan los fallos. Me encantan los errores. Me encanta lo bizarro. Me encanta la gente con carácter. Me encanta perder dientes. Amo la belleza porque tus ojos están descentrados. ¿Y cómo puedes notar eso en el bullicio de la ciudad? Por eso me gusta el vacío.
Si voy a perder una batalla que sea con gloria.
Cuando tenéis 50 empezáis a pensar cosas en las que no habías pensado antes. Yo solía pensar que envejecer tenía que ver con la vanidad, pero en realidad tiene que ver con perder gente que queréis. Tener arrugas es trivial.
Como bien se ha dicho, la aprobación de la reforma constitucional que permite la reelección inmediata del Presidente cambia radicalmente el escenario político. Lo primero que hay que reconocer es que los contradictores de la reelección perdimos en franca lid. De nada sirve rasgarse las vestiduras, ni ponernos a llorar. En la democracia, como en la vida, hay que saber perder.
Hay personas que no saben perder su tiempo solas y se convierten en el flagelo de las personas que trabajan.
Escribir sobre la melancolía solo tendría sentido para aquellos a quienes la melancolía satura o si el escrito viniera de la melancolía. Trato de hablarles de un agobio de tristeza, de un dolor intransmisible que nos absorbe a veces, y a menudo, perdurablemente, al punto de hacernos perder el gusto por toda palabra, por todo acto, el gusto mismo por la vida.
El que al perder el coche oficial sienta que ha perdido su vida, es tonto químicamente puro. Un indigente moral y, si se me permite la palabra, un gilipollas
Los amigos desarrollan en nosotros nuestras virtudes potenciales. Cada amigo crea en nosotros una zona de contacto, un campo propicio al desarrollo de un determinado tipo de amistad. Es por ello que podemos tener dos amigos íntimos que no lleguen jamás a comprenderse entre sí. Perder un amigo significa muchas veces neutralizar un sector de nuestra personalidad.
Con cada cosecha, el suelo comienza a perder amoniaco, ácido fosfórico, calcio, potasio, y mucho más. La fertilización a base de estiércol no es suficiente para suplir todas las carencias, y entonces se deben adquirir fertilizantes y construir fábricas para producirlos
Debes estimar como cosa torpísima el anteponer la vida al honor, y por salvar la vida perder la razón de vivir
El mayor crimen es preferir la vida al honor y, por vivir la vida, perder la razón de vivir.
Los trabajadores no tienen nada que perder, salvo sus cadenas. Tienen un mundo por ganar
Que tiemblen las clases dominantes ante la Revolución Comunista. Los proletarios nada tienen que perder sino sus cadenas, y tienen un mundo a ganar. ¡Proletarios de todos los países, uníos!.
Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar
Trabajadores del mundo, uníos, no tenéis nada que perder excepto vuestras cadenas.
Quiero la tierra y sus maravillas: el mar, el sol. Quiero penetrar en él, ser parte de él, vivir en él, aprender de él, perder todo lo que es superficial y adquirido en mí, volverme un ser humano consciente y sincero.
Es duro jugar contra Pau. Los dos somos muy competitivos. Es duro verle perder
Lo que la humanidad estaba a punto de perder, sin embargo, excepto una minúscula colonia en Santa Rosalía, era lo que el mar sin senderos no perdería nunca, en tanto estuviera hecho de agua: la capacidad de curarse.
Prefiero perder un buen pendiente que ser fotografiada sin maquillaje.
Me asustaba el hecho de que iba a morir y me asustaba perder mi carrera deportiva. No estoy seguro de lo que pensé primero: nunca correré más o voy a morir
El hombre corriente, cuando emprende una cosa, la echa a perder por tener prisa en terminarla.
El hombre vulgar cuando emprende una cosa, la echa a perder por tener prisa en terminarla.
El hombre vulgar, cuando emprende una cosa, la echa a perder por tener tanta prisa en terminarla.
Ganar o perder da lo mismo si no tiene un significado
Hay hombres que hacen revoluciones, otros que las buscan, aquellos que le huyen, y otros que intentan vivir su vida sin ver a su alrededor, pero en lo único en lo que no se puede perder un hombre, es en su sentido de vivir
Realmente, perder de vista la lucha de clases evidencia la más burda incomprensión del marxismo. (Escrito durante la primavera y el verano de 1894).
Realmente, perder de vista la lucha de clases evidendencia la más burda incomprensión del marxismo.
El humor hace reír y llorar sin perder su indiferente, nihilista relación con el mundo.
No quiero un corazón roto, porque voy a perder las piezas.
Perdón, pero se me ha caído un pendiente enorme. Bueno, ustedes me lo vais a devolver porque mi trabajito me costó. Muchas gracias de todo corazón pero el pendiente, Íñigo, no lo quiero perder, eh, por favor
Lo único bueno que tienen esos días de miedo y tensión (exámenes) es que consiguen que te olvides de cualquier otro problema. Durante esa semana cada estudiante está demasiado preocupado por salvar el pellejo como para perder el tiempo con otras preocupaciones
Trabajar con los niños quiere decir tener que hacer las cuentas con poca certeza y muchas incertidumbres. Lo que nos salva es buscar y no perder el lenguaje de la maravilla que perdura, en cambio, en los ojos y en la mente de los niños.
No puedo perder tiempo en ganar dinero.
Hay personas que no saben perder su tiempo completamente solas. Son el azote de las personas ocupadas
Una palabra afable nada hace perder.
Hoy que acaso el río azul se meció por tu piel. Es entonces tiempo de vagar hasta perder, hasta perder la sensación. Y así después amar...
En realidad no me preocupa perder o hacer dinero, lo que no quiero es perder mi capacidad de construir. Eso es lo que me gusta: Construir...
Sería una torpe Iglesia del silencio la que callase por miedo a perder el último resto de sus antiguos privilegios, si callase por cobardía y falsa prudencia. Por fidelidad a Cristo, la Iglesia no puede callar. Una religión que no tenga la valentía de hablar a favor del hombre, tampoco tiene derecho a hablar a favor de Dios
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias.
Perder la propia individualidad y convertirse en un mero engranaje de una máquina está por debajo de la dignidad humana
Me molesta perder, como a todos. Pero separo las cosas. No me como la cabeza por tonterías. La filosofía es clara: mañana empieza el día de nuevo
Como gran deportista está acostumbrado a competir, a ganar y a perder. Su figura es tan importante aquí como fuera de nuestro país y todo eso hace que yo me sienta muy orgulloso de él
El arte tiene la bonita costumbre de echar a perder todas las teorías artísticas
En Argentina, lo que le pasa al equipo incide mucho en la vida del hincha, ¿entendés? Si el cuadro gana, el hincha se euforiza en su vida personal, particular. Si el equipo pierde, se deprime proporcionalmente, afectando todas sus actividades. Entonces, eso hace que perder o ganar sea muy importante y esa presión se acumula finalmente encima del entrenador. Cuando vivís presionado por esa vorágine resulta que vos, como técnico, terminas pagándolo con algún desequilibrio en tu vida personal.
No permitan que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganás, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando perdés sucede todo lo contrario, hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo porque perdiste. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados, eso sí es lo importante, lo importante es el tránsito, la dignidad con que recorrí el camino en la búsqueda del objetivo. Lo otro es cuento para vendernos una realidad que no es tal.
Si tuviera opinar sobre una virtud, me referiría a esta virtud: adaptarse a la exigencia, no desmoronarse, no quebrarse, persistir a pesar de la adversidad, enfrentar las dificultades sin pervertirse, pudiendo ser siempre el mismo, estar dispuesto a poner en riesgo lo que poseo, aceptar el reto, el desafío, el cambio, el ritmo, tolerar los picos de dolor, saber sufrir, volver a empezar aun cuando la interrupción se produce cerca del final, recobrar el estado original sin perder salud en la búsqueda de efectividad. No pueden quedar excluidos aquellos que no se convencieron: a aquellos que no se convencieron, hay que admitirles la diversidad, que es muy difícil, admitir que el otro no es como deseamos.
Se llama aplomo la capacidad de enfrentarse a la guillotina sin perder la cabeza
Quizás los españoles deberían jugar un poco más a las cartas, al menos así se relajan. Pero 'da por culo' perder también a las cartas. Pero yo creo que los españoles deberían hacerse un examen de conciencia y pensar que si van detrás y no están delante en la clasificación no es por culpa mía, por mi adelantamiento, sino porque quizás deberían hacer menos tonterías y dar un poco más de gas.
De todos los bienes que pueda perder un pueblo, ninguno como el de la libertad
Me llama la atención la energía que pone mucha gente en denostar la tecnología. ¿Para qué? Ya llegó, está aquí, usémosla en lo que nos conviene y listo, qué tanto perder el tiempo hablando de la vieja máquina de escribir.
La izquierda está colgando de un concejal y Mendiluce va a hacerle perder entre 20.000 y 30.000 votos
Lo importante ahora es no perder el rumbo ni bajar la intensidad del cambio.
Para hacer la guerra hacen falta tres cosas: dinero, dinero y más dinero. Hay guerras más baratas pero se suelen perder
El que es celoso de su gloria sufre tantos tormentos como el que la olvida, el uno siempre teme perder este precioso bien, el otro tiembla por su propio descuido.
El sentimiento de mi amor es tan vivo que incluso al perder a la que es su objeto, me resulta imposible truncar una vida que ella anima y que inflamará hasta el último momento... Haré mucho más que morir, viviré.
Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca debemos perder la esperanza infinita
... no cabe sino esperar que ahora cuando la humanidad tiene mucho más que perder de lo que posiblemente pueda ganar con la guerra, otros medios de resolver los conflictos entre grupos la reemplazarán.
Con los de malas costumbres nunca trato has de tener, que un hombre malo y vicioso a ciento suele perder.
Muchas veces es mejor perder la viña que pleitear por ella.
Toda persona honrada prefiere perder el honor antes que la conciencia.
Toda persona honrada prefiere perder su honor a perder su conciencia
Cada vez que ganamos nos tienen en vilo, porque se creen los inventores del remo y al perder la bandera de La Concha actúan como si les arrebataran el Árbol de Guernica dan ganas de decirles que remen ellos
El regadío hay que utilizarlo como a las mujeres, con mucho cuidado, que le pueden perder a uno
El nacionalismo es la chifladura de exaltados echados a perder por indigestiones de mala historia.
No hay que tener miedo a perder. De hecho, yo he perdido mucha más carreras de las que he ganado.
Una Europa débil va a perder su papel de vanguardia del desarrollo mundial. Nos hemos dormido en los laureles.
La esperanza y la Fé es lo último que hay que perder
Nunca debemos perder nuestra identidad,eso es lo que nos hace únicos y especiales
Si un intercambio entre dos partes es voluntario, no tendrá lugar a menos que ambas partes crean que se beneficiarán de él. La mayoría de las falacias económicas derivan del perder de vista esta simple reflexión
En batallas del amor siempre les toca perder a los tímidos.
Oponerse directamente a las opiniones es el medio de echarlo todo a perder.
Muamar Gadafi no es el presidente, es el líder de la revolución, no tiene nada que perder.
Muamar Gadafi no tiene un cargo oficial del que pueda dimitir, no tiene nada que perder. Muamar Gadafi es el Guía de la revolución, sinónimo de sacrificios hasta el fin de los días. Este es mi país, el de mis padres y el de mis antepasados.
Los horizontes del amor son tan inmensos, que a veces no hay más remedio que aprender a perder y aceptar sin más lo que el corazón decida hacer.
No tengo nada que perder ni que ganar, por eso, viajo sin rumbo hacia ningún lugar
Negarse a perder. Negarse a ser derrotado. Negarse a lamentar.
La inteligencia no consiste en encontrar soluciones sino en no perder de vista los problemas.
...cuando se conquista por segunda vez un país que se había rebelado anteriormente es más difícil volverlo a perder...
Por lo general tenemos todo para llegar a nuestras metas pero hay quienes nos llenan de comentarios que nos crean inseguridad y nos hacen perder la confianza en nosotros mismos.
Hay que mantener sujeto el corazón, pues cuando se lo suelta no se tarda en perder la cabeza.
La Biblia en general no consiente ninguna comparación. Estamos entre judíos: primer punto de vista para no perder aquí completamente el hilo.
Quien siempre da corre peligro de perder la vergüenza.
En el juego es muy importante saber perder, pero es mucho más importante saber hacer perder a los otros
A los 18 años la gloria no me cayó del cielo. Pasé por un montón de cosas antes de Oasis, sé lo que es vivir con 30 libras por semana. Así que no voy a perder la cabeza, eso se lo dejo a los otros
No es como si hubiera riqueza infinita. Hay miles de productos de lujo nuevos que llegan al mercado, y la pregunta es, ¿quién los comprará? Si la gente comienza a perder sus puestos de trabajo, ¿quién puede permitirse el lujo de pagar 2, 3, 4 o 5 millones de dólares? ¿Conoces a los 10.000 nuevos banqueros de inversión de Wall Street?
Perder nuestro nombre es como perder nuestra sombra, ser sólo nuestro nombre es reducirnos a ser sombra
No era una inquietud política, sino la de un hombre cuyo único entretenimiento en la vida es discutir todas las noches durante horas con sus hijas y sus invitados sobre política y sobre la existencia o no de Dios y que teme perder su lugar a la cabecera de la mesa.
Mejor perder a lo macho que ganar a lo cobarde
Preferiría perder a mi mejor amigo antes que a mi peor enemigo. Ya sabe usted que para tener amigos sólo se necesita ser bondadoso, pero cuando a un hombre no le queda un enemigo es que debe de haber en él algo mezquino.
Sólo se echa a perder aquella vida cuyo desarrollo se estanca.
Para no perder, el jugador no cesa nunca de perder
Las malas compañías echan a perder los hábitos útiles.
¿Cuál será la diferencia entre tener paciencia para nada y perder el tiempo?
Es normal tener noches malas, perder partidos y cometer errores, porque todos somos humanos, pero lo importante es saber levantarse lo más rápido posible
Ganar el campeonato sería increíble, un grandísimo sueño. No quiero ni pensar en la posibilidad de perder la final: sería un desastre, una catástrofe
Cuántas cosas perdemos por miedo a perder
El hombre es el único ser en la naturaleza que tiene conciencia de que va a morir. No se da cuenta de que, con la conciencia de la Muerte, sería capaz de ser más osado, de ir mucho más lejos en sus conquistas diarias, porque no tiene nada que perder, ya que la Muerte es inevitable
Existen derrotas, pero nadie está a salvo de ellas. Por eso es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños que ser derrotados sin siquiera saber por qué se está luchando
Nadie está a salvo de las derrotas. Pero es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños, que ser derrotado sin saber siquiera por qué se está luchando.
Quienes no tienen nada que perder jamás piensan en la vida eterna.
Sin fe se puede perder un juego cuando ya casi está ganado
Cuántas cosas perdemos por miedo a perder.
Para no perder el tiempo, no leas más que los anales de un sólo pueblo: todos los pueblos se parecen.
El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber) para correr sin perder el equilibrio.
Causa es de perder lo seguro ir en busca de lo incierto
El honor que se gana durante décadas se puede perder en un momento.
Quien pierde su fe no puede perder más.
Orfeo era humano, pero tocaba como un dios, y eso le hizo perder parte de su humanidad y convertirse en semidivino. Lo único que importaba era el tono perfecto, la nota última. Y entonces, como debe sucederles a todos los dioses, él... Se enamoró y volvió a ser humano.
Todos los que practicamos deportes sabemos que salimos para ganar o perder. Hay que aceptar las dos cosas. Uno no se puede venir abajo para perder un partido o muy arriba para ganarlo. Nadie se acuerda de las victorias, sólo de las derrotas.
Si se rastrea el miedo a la muerte hasta el objeto cuya pérdida le dio origen, se verá que ese objeto no es el cuerpo, sino la mente que funciona en él. Lo que el ser humano teme perder es la conciencia, no el cuerpo. Él ama la existencia, que es su propio Yo. ¿Por qué no apegarse a la conciencia pura ahora mismo, mientras estamos en el cuerpo, y quedar libres de todo miedo?
¡Prensa omnipotente, señora del mundo, tú que dispones de la paz y de la guerra, tú que posees, como Dios, el don de cegar a los pueblos a quienes quieres perder, continúa impertérrita tu marcha!
Me estás vedada tú... Soy un fracaso de confesor y médico que siente perder a la mejor de sus enfermas y a su más efusiva penitente.
Nosotros venimos a afirmar que no creemos esto de que la sociedad se haya derechizado. La sociedad estuvo confundida y está cada vez más clara, pero si se hubiera derechizado, lo que tiene que hacer la Union Cívica Radical en todo caso, es prepararse para perder elecciones, pero nunca para hacerse conservadora.
Ganar delicadeza sin perder fuerza, ése es el problema.
Quiero perder el valor que gané por miedoso
¿Saben quién es el que fracasa? El que no busca los retos. Solo no logré un objetivo, fracaso es para los que no hacen nada. Aunque ya en mi carrera lo había logrado (con México, ir al Mundial). El que busca en la vida algo, puede perder una batalla, pero no una guerra. Esa es mi vida, yo no pierdo guerras.
Lo que hoy no hago, definitivamente, es perder el tiempo acudiendo a lugares si no es fructífero para las causas que represento. Hay que centrar las fuerzas. Una iluminación propia nos guía para el futuro.
La educación es la capacidad de escuchar casi cualquier cosa sin perder el genio o confianza en ti.
La prueba más grande de valor en este mundo es saber sobrellevar una derrota sin perder el ánimo
Con cierta crudeza que ni la vulgaridad, ni el humor, ni la exageración pueden extinguir del todo, el físico ha comprendido el pecado, y esto es un conocimiento que no puede perder.
Para escribir poesía, debes estar dispuesto a perder el tiempo.
Porque yo estaba tan feo que cuando jugábamos a las escondidillas los demás niños preferían perder antes que encontrarme.
Soy yo el guionista de mi única novela, y siempre gano y me caso con la buena, me va perder, no encontrar mi papel.
Vivir a la deriva, sentir que todo marcha bien, volar siempre hacia arriba y pensar que no puedo perder.
Muchacha, inventemos el amor con lo que queda es necesario buscar no perder tiempo.
La espera es un encantamiento: recibí la orden de no moverme. La espera de una llamada telefónica se teje así de interdicciones minúsculas, al infinito, hasta lo inconfesable: me privo de salir de la pieza, de ir al lavabo, de hablar por teléfono incluso, sufro si me telefonean, me enloquece pensar que a tal hora cercana será necesario que yo salga, arriesgándome así a perder el llamado.
Llevo tiempo buscándote, en mi alma y mi piel, llevo tiempo soñándote, no te quiero perder.
Quédate ahí en medio de las prisas, envuélveme en caricias, los besos que te di y déjame perder el equilibrio jugando a darte el mundo y a hacerte sonreír.
Tristeza vete muy lejos, para no perder la fe
El equipo me hizo perder la carrera, no voy a hablar con ellos porque todo sería bla bla bla... lo único que quiero es subirme a un avión e irme a casa
Preferiría perder el Mundial a ganarlo porque me hubieran cedido el paso
Toma a uno que no lleva sus cuentas Que no quiere ser rico, ni tiene miedo a perder, que no tiene interés alguno en su personalidad: es libre.
Ella no tenía tiempo que perder, yo no tenía nada que perder, con tal de conocer el amor lo habría hecho con una cabra.
Los celos iracundos de algunas hembras significan, antes que el temor de perder un amante, el recelo de que se cierre un bolsillo
Al que una vez perdió el crédito, nada le queda que perder.
Doloroso es perder la patria, más doloroso temer esta desgracia, y dolorosísimo los dos infortunios juntos.
Menos se siente perder lo que nunca pudo alegrar.
Sola es loable la ambición por no perder el tiempo.
Menos se siente perder lo que nunca pudo alegrar.
Ser un canal significa vivir plena y apasionadamente en el mundo, tener relaciones profundas, jugar, trabajar, crear, disfrutar del dinero y de las posesiones materiales, ser tú mismo, y sin embargo no perder ni por un momento tu conexión profunda con el poder del universo que hay dentro de ti.
Pero lo que me ha estremecido hasta perder casi el sentido, lo que a mí más me ha estremecido, son tus ojitos, mi hija, son tus ojitos divinos
Caballo viejo no puede perder la flor que le dan, porque después de esta vida no hay otra oportunidad
Me han enseñado a creer que el Dios de los cristianos no era este servidor cobarde y ambiguo de la gente, sino el creador y defensor sin piedad de la verdad. Se conoce que esto me ha echado a perder. ¡Siempre he tomado a mis maestros tan en serio!
El verdadero arte de la diplomacia consiste en no perder el cargo.
Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón.
Recordar que se va a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder
Recordar que uno va a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que hay algo que perder. Ya se está indefenso. No hay razón alguna para no seguir los consejos del corazón.
A veces tenemos que perder las cosas para entender la importancia que tienen.
Perder cinco o seis cuerpos no tiene ninguna importancia, pero sería una lástima perder el bote.
Nunca me he tomado esto como una cuenta atras hasta los 21. No se. No soy mucho de, 'Si! vamos a salir y a echarnos a perder. tengo 21!'. Será bueno porque voy a poder ir a una gran cantidad de conciertos que mis amigos siempre van, dijo, aparte de eso, no creo que me vaya a dar un repentino enamoramiento con la idea de ir a clubs
Tu deseo sea de ver a Dios, tu temor, si le has de perder, tu dolor, que no le gozas, y tu gozo, de lo que te puede llevar allá, y vivirás con gran paz.
¡Fantasmas del mundo, en pie! No tenéis nada que perder, solo las cadenas.
El pesimismo es un juego seguro. Así no puedes perder nunca, solo puedes ganar. Es el único punto de vista desde el que nunca te sentirás decepcionado.
Si se oxida, ya nunca más podrá volver a ser blandido. Si se echa a perder, su esencia quedará hecha pedazos. Así es el orgullo, muy parecido a la hoja de una espada.
La luna está saliendo, no hay tiempo que perder. Es hora de empezar a beber. Dile a la banda que toque un blues y yo pago los tragos.
¡La vida sin libertad! Era una enfermedad. Perder la libertad es como perder la salud La vida estaba llena de acontecimientos, pero al mismo tiempo seguía siendo vacía, irreal. Vivían en el cauce de un río seco
Que manden los que tienen qué perder
Si te gusta ganar, pero crees que no puedes vencer, es casi un hecho que vas a perder
Es necesario haber amado, después perder el amor y luego volver a amar todavía
Por eso consciente de lo que les esperaba – ambiciones, amores, desgarradora soledad en lugares sin aliciente-, se preguntaba tantas veces porqué tendrían que crecer y perder todo aquello... qué tontería, serían totalmente felices
Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui
Sólo espero nunca perder de vista una cosa: que todo empezó por un ratón.
La información tiene interés tan sólo en el breve instante en el que es nueva. Sólo está viva durante ese instante, y a él se entrega por completo sin tener ningún tiempo que perder. Pero la narración jamás se entrega, sino que, al contrario, concentra sus fuerzas, y, aún mucho después, sigue siendo capaz de desplegarse.
Como dice el jugador de dados: amar y ganar es lo mejor, amar y perder es lo mejor luego de eso.
Comprarla a cambio de demasiadas preocupaciones es perder la vida.
No pidas ni des prestado a nadie, pues el prestar hace perder a un tiempo el dinero y al amigo.
Nuestras dudas son traidores que con frecuencia nos hacen perder el bien, que habríamos podido ganar, con el temor de intentarlo.
Nuestras dudas son traidores que muchas veces nos hacen perder el bien que podríamos ganar si no temiéramos buscarlo.
Nuestras dudas son traidores que nos hacen perder lo que a menudo podríamos ganar, al temer intentarlo
¡Perder el sueño, que desteje la intrincada trama del dolor, el sueño, descanso de toda fatiga, alimento el más dulce que se sirve a la mesa de la vida.
Se trata, mas bien, de un vértigo mental, la conciencia de estar a punto perder el equilibro interno (...), era un impulso de suicidio, un impulso sutil y misterioso al que las personas se entregan muchas veces sin darse cuenta.
En Francia era igual ganar que perder, casi daba lo mismo, nadie se hacía problemas.
Con menos que perder en este atardecer camino, quizá cansado pero más feliz que nunca con la calma y la paciencia del que sabe lo que busca
search