Las mejores 12 Frases de Pecadores - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Pecadores

Soy el mayor de los pecadores, y también el que más sufre de todos. " El extraño caso del doctor Jekyll y mí­ster Hyde " (1886), Robert Louis Stevenson
Autor:" El extraño caso del doctor Jekyll y mí­ster Hyde " (1886) Robert Louis Stevenson
Los predicadores han convencido a todo el mundo de que "sois pecadores". Esto es bueno para ellos, porque a no ser que estéis convencidos, su profesión carece de sentido. Debéis ser pecadores; sólo entonces pueden seguir prosperando las iglesias, los templos y las mezquitas. Tu condición de pecador es su éxito. " El libro de los secretos " (1974), Osho
Autor:" El libro de los secretos " (1974) Osho
La Iglesia es santa, pero, sin duda, sus miembros son muy pecadores. " El último catón " (2001), Matilde Asensi
Autor:" El último catón " (2001) Matilde Asensi
Hay mucho que aprender todaví­a de los pecadores. " Intenciones " (1891), Oscar Wilde
Autor:" Intenciones " (1891) Oscar Wilde
Cuando la paz invade las almas pecadoras es como cuando el agua cae sobre los barbechos, que fecunda lo seco y hace fructificar al erial. " La familia de Pascual Duarte " (1942), Camilo José Cela
Autor:" La familia de Pascual Duarte " (1942) Camilo José Cela
Por alguna curiosa fatalidad, así­ como se nota a menudo de los filibusteros de ciudad que siempre acampan en torno a los palacios de justicia, igualmente, caballeros, los pecadores suelen abundar en las cercaní­as más sagradas. " Moby Dick " (1851), Herman Melville
Autor:" Moby Dick " (1851) Herman Melville
La iglesia salva a los pecadores, pero la ciencia busca acabar con su manufactura.
Muchas de las ideas de los santos se derivan de sus experiencias como pecadores.
La religión dice que el infierno es un lugar donde las almas de los pecadores son torturadas a perpetuidad. En ese inframundo, ardemos en un lago de fuego que nunca se extingue. ¡Qué estupidez! En 1944 (soy buena recordando fechas) Sartre dijo que "el Infierno son los otros". Le doy toda la razón.
Muchas veces los más grandes pecadores, señor marqués, llegan a ser los santos más excelsos.
No somos pecadores, no somos culpables; la mayor y la más estúpida de las culpas serí­a castigarnos o castigar al prójimo. No somos reos ni jueces; somos obreros.
search