Las mejores 221 Frases de Orgullo - FrasesWiki.com

Encontramos 221 frases sobre Orgullo

El orgullo es la fuente de todas las enfermedades, porque es la fuente de todos los vicios
Yo tengo mucho cuidado con los pensamientos de orgullo propio porque conozco a tantos idiotas que se creen los reyes del corso que quién me asegura a mí que no soy uno más de ellos.
A mi orgullo lo encontré en un bar de mal beber, borracho.
El orgullo de quienes no pueden edificar es destruir.
El orgullo violento del hombre viene a ser, a menudo, como el gorro y los cascabeles de un loco.
Si eres orgulloso conviene que ames la soledad; los orgullosos siempre se quedan solos.
Después de cada batalla se encogía su corazón, el debía mostrar orgullo cuando sólo sentía horror. Preguntaba siempre al cielo que no había ganado que, pero nunca nadie supo responder
Sé orgulloso, porque en el orgullo va el respeto a la dignidad de tu persona y de tu labor
El orgullo divide los hombres, la humildad los une.
El orgullo quiere hacer más, el humilde quiere obedecer más.
Cuando exista un Día del Macho Ibérico o un Día de la Tía Salida me parecerá bien que haya un Día del Orgullo Gay
Enseño Gramática con orgullo en el estudio de Salamanca, el más lúcido de España, y por consiguiente de la redondez de todas las tierras
Sí, trataré de ser. Porque creo que es orgullo no ser.
Yo debería tener un infierno para mi cólera, un infierno para mi orgullo, y el infierno de las caricias, un concierto de infiernos.
La especie más barata de orgullo es el orgullo nacional. Pues denota en el que adolece de él la falta de cualidades individuales de las que pudiera estar orgulloso, ya que si no, no se aferraría a lo que comparte con tantos millones.
Mucho más que los intereses es el orgullo quien nos divide.
Ahora bien, el gran secreto del régimen monárquico y su máximo interés en mantener engañados a los hombres y en disfrazar, bajo el especioso nombre de religión, el miedo con el que se los quiere controlar, a fin de que luchen por su esclavitud, como si tratara de su salvación, y no consideren una ignominia, sino el máximo honor, dar su sangre y su alma para orgullo de un solo hombre.
... encuentro que el género humano es execrable en general y los hombres, por su orgullo y desmedida ambición, en particular.
El orgullo detesta el orgullo... en los demás.
El orgullo que se alimenta con la vanidad acaba en el desprecio.
La ociosidad y el orgullo imponen tributos más pesados que los reyes y los parlamentos.
El orgullo detesta el orgullo en los demás.
El orgullo es el complemento de la ignorancia.
El orgullo contrapesa todas las miserias. O bien las oculta o, si las descubre, se glorifica a sí mismo por haberlas conocido.
El orgullo contrapesa todas las miserias. O bien las ocultas o, si las descubre, se glorifica a sí mismo por haberlas conocido.
La falsa humildad equivale a orgullo.
El motivo de la lucha nunca lo comprendí pero aprendí a aceptarla, aceptarla con orgullo porque no se cuentan los muertos cuando Dios está de tu lado.
El orgullo y el querer, se pelean en mi mente, una guerra sin cuartel, donde no existe la muerte, sólo existe una mujer.
A través del orgullo nos engañamos a nosotros mismos.
De Itabira traje prendas diversas que ahora te ofrezco: este San Benito del viejo santero Alfredo Duval, esta piedra de hierro, futuro acero del Brasil, este cuero de anta, extendido en el sofá de la sala de visitas, este orgullo, esta cabeza baja...
La vanidad es la necedad del egoísmo, y el orgullo, la insolencia de la vanidad
He aquí la prueba de que todo en ti es orgullo. Ahora que has reconquistado el permiso de telefonearle y escribirle, no sólo no lo haces, sino que siquiera sientes la necesidad ardiente de hacerlo.
El orgullo es el primero de los tiranos, pero también el primero de los consuelos.
Todos los santos, de Mahoma a Francisco Javier, no han sido sino una mezcla de locura, orgullo y autodisciplina, esto último podía haber tenido mucha menos trascendencia, pero esos hombres se vengaron siempre de sus propios castigos imponiendo los máximos rigores a los demás.
Yo he tenido que luchar para ser yo y que se me respete, y llevar ese estigma, para mí, es un orgullo. Llevar el nombre de lesbiana. No voy presumiendo, no lo voy pregonando, pero no lo niego
La ciencia aumenta nuestro poder de manera proporcional, ya que disminuye nuestro orgullo.
Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó
Es un orgullo para mí conseguir este premio. No lo habría logrado sin el apoyo de mis compañeros
Es arduo adivinar de dónde viene el orgullo de los poetas cuando tan a menudo quedan avergonzados por la revelación de su fragilidad.
El orgullo es una forma de egoísmo.
Intentaron superar esta deficiencia (habla del espíritu científico) por medio de fuerza espiritual y física aplicada a través de tácticas kamikazes. La mentalidad no científica de los militares japoneses era también común al resto del país. Esta táctica compensatoria estaba condenada a ser suicida. Lejos de ser motivo de orgullo, debe quedar como una mancha sobre el pueblo de Japón.
El enojo, el orgullo y la competencia son nuestros verdaderos enemigos
Orgullo, Envidia, Avaricia, éstas son las chispas que han prendido el fuego en el corazón de los hombres
Si no se modera tu orgullo, él será tu mayor castigo.
El orgullo es una forma de egoí­smo.
Si se ven obligados a actuar en el espíritu de esa dignidad, en el momento en el que vengan a la corte a juzgar las causas públicas, deben recordar que con el báculo y el cargo cada uno de ustedes recibe la confianza del ancestral orgullo de Atenas.
Todo el orgullo de un maestro son los alumnos, la germinación de las semillas sembradas
La ternura no es una de las cualidades que acostumbremos a asociar a la juventud. La vida nos la inculca a fuerza de golpes, nos hace más dulces y dúctiles de lo que nuestro orgullo juvenil nos había permitido.
Hombre del sol, sujétame con tus brazos fuertes, muérdeme con tus dientes de fiera joven, arranca mis tristezas y mis orgullos, arrástralos entre el polvo de tus pies despóticos. ¡Y enséñame de una vez, ya que no lo sé todavía, a vivir o a morir entre tus garras!
El hombre sólo pretende pretextos para vivir, es decir, elaborar una imagen de su orgullo.
Nosotros queremos un país de pie, porque somos herederos de un orgullo, no de una vergüenza
Lo que más aprecio en un verdadero escritor es aquello que omite por orgullo.
Podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, pero deberíamos estarlo mucho más de lo que no hemos hecho. Ese orgullo está por inventar.
Qué orgullo descubrir que nada te pertenece: qué revelación.
Podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, pero deberí­amos estarlo mucho más de lo que no hemos hecho. Ese orgullo está por inventar.
Cada época tiene una moneda que compra almas. En algunas la moneda es el orgullo, en otras, es la esperanza o una causa santa. Por supuesto, hay épocas que es más difícil comprar almas y lo notable es que esos momentos están marcados por la civilidad, la tolerancia y el buen funcionamiento de la vida cotidiana.
Nuestro carácter nos hace meternos en problemas, pero es nuestro orgullo el que nos mantiene en ellos.
El orgullo precede a la caída.
[Los indios] Me dieron una lección inolvidable, me enseñaron a no creerme importante, lo cual ha sido decisivo en mi vida. A pesar de mis arranques de orgullo, soy un hombre humilde.
La vergüenza, el amor, el orgullo, todo hablaba en mí al mismo tiempo.
He escrito sobre los niños, sobre mi país, sobre el continente, sobre los latinos, los viejos, la naturaleza, el maltrato de género. Le escribí hasta a una plaza y es una de las canciones que más orgullo me da. Todo que lo me rodea puede ser una canción. Ahora, cuándo la vas a escribir, no se sabe. Depende de lo que te va pasando en cada momento de tu vida. Las ideas están ahí y un día, afloran.
Cinco grandes enemigos de la humanidad están dentro de nosotros mismos: la avaricia, la ambición, la envidia, la ira y el orgullo. Si nos despojamos de ellos, gozaremos de la más completa paz
No vale el orgullo con quien amamos. Guárdatelo.
Ni la derrota en mi valor rehuyo... Mas, antes de rendirme fatigado, me encerraré en la torre de mi orgullo, y en sus escombros moriré aplastado
Al orgullo no le gusta deber, y al amor propio no le gusta pagar.
El orgullo es igual en todos los hombres, sólo varían los medios y la manera de manifestarlo.
El orgullo interviene más aún que la bondad en nuestras represiones a quienes han cometido algún yerro, y les reprendemos más que para corregirles, para convencerles de que estamos exentos de él.
El orgullo se resarce siempre y no pierde nada, incluso cuando renuncia a la vanidad.
El orgullo, que nos inspira tanta envidia, a menudo nos sirve también para moderarla.
El orgullo, que tanto alienta nuestra vanidad, nos sirve a menudo para moldearla.
Parece como si la naturaleza, que tan sabiamente dispuso los órganos de nuestro cuerpo para hacernos felices, hubiera querido darnos también el orgullo para evitarnos el dolor de conocer nuestras imperfecciones.
Si no tuviéramos orgullo no nos lamentaríamos del orgullo ajeno.
Si no tuviéramos orgullo no nos quejaríamos del de los demás.
El orgullo se resarce siempre y no pierde nada, incluso cuando renuncia a la vanidad.
Pido pues a mi orgullo que siempre vaya del brazo con mi cordura. Y cuando me abandone mi cordura, pues le gusta alzar el vuelo, que mi orgullo vuele siquiera del brazo con mi locura.
En la mujer, el orgullo es a menudo el móvil del amor.
Nos equivocamos a menudo en el amor, a menudo herido, a menudo infeliz, pero soy yo quien vivió, y no un ser ficticio, creado por mi orgullo.
Si sólo tuviera un sermón que predicar sería un sermón contra el orgullo.
Mi mente esta covada para recibirte, para pensar tus ideas y darte a pensar las mías, te siento, mi compañero, hermoso juntos somos completos y nos miramos con orgullo conociendo nuestras diferencias sabiéndonos mujer y hombre y apreciando la disimilitud de nuestros cuerpos.
No se conoce a Albéniz si se prescinde del duende de su ritmo. Y no se puede interpretar a Albéniz si no se conoce a fondo la humanidad, el orgullo, la pasionalidad, el dolor del pueblo español.
A veces, cuando descubro que no he escrito una sola frase después de haber borroneado páginas enteras, me desplomo en mi sillón y allí me quedo, mareado, hundido en un pantano de desesperación, odiándome y culpándome por este orgullo demente que me hace encapricharme por una quimera. Un cuarto de hora después todo ha cambiado, el corazón me da saltos de alegría.
La naturaleza exterior nos avergüenza: es de una serenidad desoladora para nuestro orgullo.
Me detesto y me acuso por esa demencia de orgullo que me hace jadear en pos de la quimera. Un cuarto de hora después, todo ha cambiado, el corazón me late de alegría.
Para aguantar todo lo que precisas, ángel mío, hazte una coraza secreta compuesta de poesía y orgullo.
Asomaba a sus ojos una lágrima, y a mi labio una frase de perdón, habló el orgullo y se enjugó su llanto, y la frase en mis labios expiró. Yo voy por un camino, ella por otro, pero al pensar en nuestro mutuo amor, yo digo aún: ¿por qué callé aquél día? Y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?
¡Lástima que el Amor un diccionario no tenga donde hallar cuando el orgullo es simplemente orgullo y cuando es dignidad!
¡Lástima que el Amor un diccionario no tenga dónde hallarcuándo el orgullo es simplemente orgullo y cuándo es dignidad!
Nada se parece tanto al orgullo como el desánimo
No niego los derechos de la democracia, pero no me hago ilusiones respecto al uso que se hará de esos derechos mientras escasee la sabiduría y abunde el orgullo
Entre todos los vestidos que yo he visto poner al orgullo, el que más me subleva es el de la humildad.
La voluntad puede y debe ser un motivo de orgullo mucho más que el talento
Una cierta cantidad de orgullo es un ingrediente útil para el genio.
La fe comienza donde termina el orgullo.
Y no disculparse del exceso cometido en la embriaguez de la cólera, es más insensato aún que cometerlo. Es el orgullo sosteniendo la estupidez
Felices los que sufren si se sienten con una voluntad superior a los caprichos del destino. La humillación despierta su orgullo, el dolor despierta su inteligencia y en sus manos encallecidas encuentran fuerzas suficientes para imponer la ley a sus contrarios, para levantarse sobre las generaciones humanas y revelarse como nueva divinidad entre los pueblos asombrados
La ciencia heredada de cien generaciones y el orgullo fruto de cuatro mil años de historia huyen como esclavos cogidos en falta ante la amenaza tempestuosa de un sentimiento.
El orgullo de quien se cree hermosa daba a su andar un ritmo insolente.
Cultive las virtudes romanas: la dignidad, el orgullo, el estoicismo hasta la muerte.
El crimen tiene una historia respetable: el Londres de Shakespeare, la Florencia de los Medici. Nidos de asesinatos, venenos y ejecuciones con garrote. Dime una época en que haya florecido el orgullo cívico y las artes y no hubieran crímenes generalizados.
El más noble orgullo para una mujer, por mucho que la hayas ofendido, es poder perdonar siempre, sin tener que arrepentirse
El orgullo y la debilidad son hermanos gemelos.
La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos, la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros.
No soy un político de profesión. Nadie debe serlo, ya que nadie debe hacer prebenda y granjería del noble ejercicio del mandato parlamentario, pero sí soy -y con orgullo lo reconozco- político vocacional. Amo la política porque ella constituye un nobilísimo apostolado que le permite, a quien lo ejerce con decoro y patriotismo, servir a su pueblo y a su patria
Sería un necio si pensara que vengo aquí a jugarlo todo, hay que respetar a la gente que lo está haciendo bien y lo ha ganado todo. En las posiciones en las que puedo jugar yo hay tres campeones del mundo. Es un orgullo poder aprender de ellos y crecer con ellos
Los celos son una mezcla explosiva de amor, odio, avaricia y orgullo.
Los libros tienen su orgullo. Cuando se prestan, no vuelven nunca.
Soledad humana: nuestro orgullo tiene la misma fuente que nuestra angustia
Uno puede recobrarse del orgullo, la cólera, la gula y la pereza, pero es una especie de milagro que se corrija un corazón maligno y envidioso.
Aunque el orgullo no es una virtud, es padre de muchas de ellas
Cuando el orgullo comienza, el amor muere.
El orgullo más barato es el orgullo nacional, que delata en quien la siente la ausencia de cualidades individuales de las que pudiera enorgullecerse.
Aunque el orgullo no es una virtud, es padre de muchas virtudes.
Hace dos mil años era un orgullo decir civis romanus sum. Hoy, en el mundo de la libertad, uno puede estar orgulloso de decir Ich bin ein Berliner Todos los hombres son libres, donde quiera que vivan, son ciudadanos de Berlín, y, por ello, como un hombre libre, estoy orgulloso de decir Ich bin ein Berliner!
Hace dos mil años era un orgullo decir soy un ciudadano romano. Hoy, en el mundo de la libertad, uno puede estar orgulloso de decir soy un berlinés
Sean no salió de mi vientre, pero mi Dios, he hecho sus huesos, porque me he ocupado de cada uno de sus alimentos, de cómo duerme, y el hecho de que nada como un pez, porque lo llevé al mar. Estoy muy orgulloso de todas esas cosas. Pero es él quien es mi mayor orgullo.
De la rivalidad no puede salir nada hermoso, y del orgullo, nada noble.
Jamás de los jamases sobre nuestro suelo sagrado ha de pisar insolente la planta invasora porque nuestro orgullo lo impide porque las naves del invasor para llegar a la presa de sus designios tendrán que navegar sobre la púrpura encendida de nuestra sangre joven.
Es un orgullo ser del Real Valladolid.
Me parece ridículo decir el Estado español en vez de España, no hay razón para hacer innombrable el nombre de nuestra Historia, luchar para sentir el orgullo de vivir en una nación que es de las más viejas del planeta, que es justa y que quiere que el día de mañana nuestros hijos puedan no tener que exhibir el RH más que para que le hagan una transfusión.
La vulgaridad transforma el amor de la vida en pusilanimidad, la prudencia en cobardía, el orgullo en vanidad, el respeto en servilismo.
Su orgullo nunca excede de la vanidad de los imbéciles.
Es el orgullo de mi nepotismo.
La España de hoy mira a la España de la II República con enorme reconocimiento y, sobre todo, con satisfacción y orgullo por lo que hemos sabido hacer entre todos en esta etapa constitucionalista.
Mourinho es el mejor tecnico del mundo, para mi ha sido un orgullo trabajar con él
Me llena de orgullo y satisfacción...
El orgullo excesivo es un pecado corriente, pero que un hombre puede, con la misma facilidad, frustrar la voluntad de Dios por una excesiva humildad.
A ojos del infinito, todo orgullo no es más que polvo y ceniza.
El orgullo es una pasión de los dioses, pero de los dioses falsos.
Y nuestros adversarios circunstanciales de hoy comprendan cual es la voluntad de Argentina. Aceptaremos el diálogo después de esta acción de fuerza. Pero en el convencimiento que la dignidad y el orgullo nacional han de ser mantenidos a toda costa y a cualquier precio
Todo está bien, ya soy un poco dios en esta soledad, con este orgullo que ha tendido a las horas una ballesta de palabra.
Mi palabra es mi orgullo.
El amor desecha el temor, y la gratitud vence el orgullo.
Para todos nosotros, afiliados y simpatizantes del Partido Popular de Santa Brígida, es un auténtico orgullo vivir en nuestro municipio. Sigamos juntos trabajando por mejorarlo
El Chimborazo me tomó de la mano para ascender con orgullo los altísimos estamentos ideales, de la belleza y la verdad.
Esta es mi soledad, a donde no alcanza la envidia, sí, mi orgullo, tan simple como desnudarme ante el sol...
El orgullo del pasado, el esfuerzo del presente y la esperanza del porvenir es lo que constituye una Nación
Al indio no se le predique humildad y resignación sino orgullo y rebeldía. ¿Qué ha ganado con trescientos o cuatrocientos años de conformidad y paciencia? Mientras menos autoridades sufra, de mayores daños se liberta.
Obligarse uno mismo a hacer lo que sabe que es correcto e importante, aunque difícil, es el mejor camino hacia el orgullo, la autoestima y la satisfacción personal
¿Donde está la soberanía? ¿Donde está el ORGULLO con el cual los venezolanos iniciamos la independencia en éste continente?
La modestia no es otra cosa que el orgullo vestido de máscara.
Usted ama se transfigura y ama por una eternidad tan provisoria que hasta el orgullo se le vuelve tierno y el corazón profético se convierte en escombros
Nadie podrá decir el día de mañana que los argentinos no supimos cumplir con nuestros deberes de patriotas y revolucionarios. Las nuevas generaciones, por cuya felicidad daremos todo de nosotros, recordaran con orgullo a sus mayores, como nosotros recordamos a los patriotas que fundaron la patria
Para el orgullo constituye una especie de placer el burlarse de los defectos que no se tienen y ese tipo de satisfacciones resultan tan gratas al hombre y especialmente a los imbéciles, que es muy raro ver que renuncien a él.
La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.
¡Tiembla, desorbitado hipócrita, inhumano parricida, incestuoso violador! ¡Tiembla ante la magnitud de tus crímenes! ¡Y tú eras el que se consideraba a prueba contra las tentaciones, absuelto de las fragilidades humanas y libre de los errores y el vicio! ¿Entonces el orgullo es una virtud? ¿La inhumanidad no es un pecado? ¡Sabe, hombre vano, que hace tiempo te señalé como mi presa!
Soy un americano negro, me siento orgulloso de mi raza. Estoy orgulloso de quien soy. Tengo un montón de orgullo y dignidad
Con el nombre de dios creen poder establecer la fraternidad entre los hombres, y al contrario, crean el orgullo, el desprecio, siembran la discordia, el odio, la guerra, fundan la esclavitud.
La gente me dice, 'Tienes solo 13, no te presionan tanto '. Pero en realidad si me presionan. La vida que llevo es bastante loca. Pero uno tiene que tener valores, y orgullo en uno mismo.
Tengo el orgullo de lucir este uniforme de preso con ustedes, porque prefiero morir en una cárcel podrido y no estar perfumado y bien vestido con el cartel de traidor a la Patria y al Ejército
Encontrarse despreciado en el amor es un golpe en el orgullo, haz todo lo que puedas por olvidarlo, pero si no lo lograras, aparenta que lo has logrado
Los mismos vicios pueden engendrar orgullo desmedido o humildad excesiva
Los ingleses de primer rango tenían orgullo, por desgracia los nuestros sólo tenían vanidad, ahí reside la gran diferencia que caracteriza a los dos pueblos.
El mal genio es lo que nos mete en líos. El orgullo es lo que nos mantienen en ellos.
El mal genio es lo que nos mete en lí­os. El orgullo es lo que nos mantienen en ellos.
Acompañado de sus dos animales simbólicos: el águila, que representa el orgullo, y la serpiente, la inteligencia.
El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.
En estas circunstancias existe un deber contra el cual se rebelan en el fondo mis hábitos y aún más el orgullo de mis instintos, a saber, el deber de decir: ¡Escuchadme, pues yo soy tal y tal. ¡Sobre todo, no me confundáis con otros!
Hay casos en que es indecoroso seguir viviendo. Se debe morir orgullosamente cuando ya no no es posible vivir con orgullo.
La fe cristiana es el sacrificio de toda libertad, de todo orgullo.
La vanidad es el temor de parecer original, significa, pues, falta de orgullo, pero no supone falta de originalidad.
Nuestro orgullo es el que nos hace cumplir con nuestro deber
Pido pues a mi orgullo que siempre vaya del brazo con mi cordura. Y cuando me abandone mi cordura, pues le gusta alzar el vuelo, que mi orgullo vuele siquiera del brazo con mi locura.
Sólo puede ser intrépido quien conoce el miedo pero lo supera, quien ve el abismo con orgullo. Quien ve el abismo con ojos de águila, quien con garras de águila se aferra al abismo, ése tiene valor.
Pero nuestra generación se ríe, y arrastrada por el orgullo y la vanidad, empieza una serie de nuevos errores, de los que con el tiempo se reirán asimismo nuestros descendientes.
Los países fascistas siempre exhiben un gran orgullo por su bandera. Las banderas me ponen incómodo.
A veces pensamos que hemos escogido el camino correcto y cuando observamos que no es así, no somos capaces de parar y volver al camino. ¿Sabes por qué? Por los egos y el orgullo. Es muy dificil aceptar una equivocación. Además la mayoría de los seres nos dejamos engañar por nuestros pensamientos que se transforman en deseos de alcanzar lo que no tenemos o de estar en otro lugar.
No había modo de escapar de mi orgullo personal mientras permaneciera en contacto con quienes estaban dispuestos a adularme.
No habí­a modo de escapar de mi orgullo personal mientras permaneciera en contacto con quienes estaban dispuestos a adularme.
¿Quieren saber qué es lo único que siento frente a la pelea? Orgullo. Si alguien tiene que sentir miedo, es el negro (antes de la pelea con Alí).
Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas.
El orgullo humano sabe inventar los nombres más serios para ocultar su propia ignorancia.
El orgullo humano sabe inventar los nombres más serios para ocultar su propia ignorancia.
La gente con dinero para construir hoy día son las corporaciones - son nuestros papas y nuestros Médicis. El orgullo es lo que les motiva a construir.
Como dice la fantasía de nuestro orgullo desmesurado, estamos hechos a imagen de Dios, de acuerdo, pero no del nuestro..., sino del de los antiguos griegos. Dios vicioso. Dios corrompido. Un dios de la vida si jamás ha existido. Dios a imagen del hombre.
¡Que se rompa el espejo en que se mira llenándose de orgullo tu hermosura!
Juega como un ángel. Corre tras todo lo que se mueve. Descansa sólo cuando ve cumplido su objetivo: ganar. Tiene orgullo lleno de deseo de victoria, de desafíos gigantes, tiene un gen de más, el ganador. Es Raúl
Un orgullo el haber jugado contra Raúl, el mejor jugador del mundo
Allí donde no hay riesgo no puede haber orgullo en el logro a realizar, y, en consecuencia, tampoco felicidad
Todo el dinero significa para mí un orgullo en los logros
Me gusta la gente con modales, algo de intuición social, una educación ligeramente por encima del Readers Digest, gente cuyo orgullo de vivir no se exprese en sus aparatos de cocina o sus automóviles.
El orgullo no es más que estupidez apoyada con razonamientos
Cuando manda el orgullo siempre reina la desgracia
Me llena de emoción y orgullo la distinción que se me hace al otorgarme el Premio Nobel... Emoción personal y orgullo por mi Patria de cultura milenaria
Definitivamente creo que un niño merece los dos padres. Sería egoísta de mi parte, a causa de mi orgullo y la independencia para decir, Oh, sólo quiero un donante de esperma, porque yo misma lo puedo hacer. Puedo hacerlo yo misma, pero eso no es justo. Sólo estoy diciendo que todo lo que venga en mi camino voy a ser capaz de manejarlo, pero en un libro perfecto, habría matrimonio e hijos
Un hombre no se siente orgulloso de las alegrías y del placer. En el fondo lo único que da orgullo y alegría al espíritu son los esfuerzos superados con bravura y los sufrimientos soportados con paciencia.
En noches oscuras mis nostalgias persiguen tus pasos, mi cama te guarda un espacio, mi orgullo exige no quererte tanto. Frases sueltas.
Las masas han estado a la altura, ellas han hecho de esta derrota una pieza más de esa serie de derrotas históricas que constituyen el orgullo y la fuerza del socialismo internacional. Y por eso, del tronco de esta derrota florecerá la victoria futura.
Fui, en la infancia, terriblemente feliz (...) Nunca me gustaron las muñecas. Para mis cumpleaños me hacía regalar arcos, flechas, hachas, rifles, cañones, soldados de plomo y esa magnífica carpa de indios que era mi gran orgullo.
El título de Libertador es superior a todos los que ha recibido el orgullo humano
El orgullo divide a los hombres, la humildad los une.
El orgullo engendra al tirano. El orgulllo, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad de salir.
El orgullo engendra al tirano. El orgullo, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad de salir.
El orgullo lleva consigo un castigo: la necedad
El orgullo lleva consigo un castigo, la necedad.
Una mujer sacrificará mil veces la vida por el que ama y se enemistará para siempre con él por una cuestión de orgullo a propósito de una puerta cerrada o abierta: se trata de un punto de honor.
La gente perdona los errores, porque los errores suelen ser cosas de la mente, del juicio. Pero no se perdonan fácilmente los errores del corazón, la mala intención, los malos motivos, la justificación que por orgullo pretende encubrir el error.
Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón.
Dejemos con toda tranquilidad a la gente sabia el orgullo de no caer nunca en contradicción.
Mi orgullo caballeresco encuentra despreciable el hacer promesas.
La amargura y el orgullo son hermanos gemelos,el mal humor y la irritabilidad son sus inseparables acompañantes.
Las críticas no son otra cosa que orgullo disimulado. Un alma sincera para consigo misma nunca se rebajará a la crítica. La crítica es el cáncer del corazón.
Los libros tienen su orgullo: cuando se prestan, no vuelven nunca
... que cada hombre reconozca a su prójimo como a su igual por naturaleza. El quebrantamiento de este precepto es el orgullo.
Cada vez que abandonamos un poco de nuestro orgullo, damos un paso más para convertirnos en bestias.
Si se oxida, ya nunca más podrá volver a ser blandido. Si se echa a perder, su esencia quedará hecha pedazos. Así es el orgullo, muy parecido a la hoja de una espada.
Lo ultimo que compre fue una bicicleta. Es una muy buena, es una Kona. Es una buena bicicleta, mi orgullo y diversión.
¿Podrá el barro tener orgullo contra el que lo plasmó?
Cada día, cada hora, año tras año, es necesario librar una lucha por el derecho a ser un hombre, ser bueno y puro. Y en esa lucha no debe haber lugar para el orgullo no la soberbia, sólo para la humildad. Y si en un momento terrible llega la hora desesperada, no se debe temer a la muerte. No se debe temer si se quiere seguir siendo un hombre
Es un orgullo jugar junto a cualquiera de ellos. Todos tienen un nivel espectacular y me ayudan muchísimo en mi trabajo. Cualquier entrenador querría contar con jugadores como ellos. Es un orgullo jugar con esta selección. En la Copa del Mundo Sudáfrica 2010
Yo no tengo orgullos de campanario.
Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande.
El orgullo de los humildes consiste en hablar siempre de sí mismos, el orgullo de los grandes, en no hablar de sí nunca
El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos, el orgullo de los grandes hombres en no hablar nunca de ellos.
El orgullo de los pequeños consiste en hablar siempre de sí, el de los grandes en no hablar de sí nunca.
El orgullo de madre, la alegría de padre.
El orgullo del pavo real es la gloria de Dios.
Villanía, máscara de la astucia. Pudor, máscara del orgullo.
Lo que más irrita a los orgullosos es el orgullo ajeno.
Lo que más irrita a los orgullosos es el orgullo de los demás
La urbanidad (es) como un juego. Pero se trata de un juego en el que se entrelazan complejas cuestiones de orgullo.
search