Las mejores 56 Frases de Misericordia - FrasesWiki.com

Encontramos 56 frases sobre Misericordia

Hijo, Dios es infinito en su capacidad de misericordia -me dijo-. Dí­selo a El de la mejor manera que conozcas y desde el fondo de tu corazón. " Entrevista con el vampiro " (1976), Anne Rice
Autor:" Entrevista con el vampiro " (1976) Anne Rice
Misericordia es una de esas palabras que hay que tratar con guantes de seda y sólo cuando no hay otra capaz de expresar lo que sientes. " Los niños de los cuidadores de elefantes " (2010), Peter Hoeg
Autor:" Los niños de los cuidadores de elefantes " (2010) Peter Hoeg
¡Oh, amantes del poder! ¡Oh, aspirantes mitrados a los reinos de este mundo! Algún dí­a vuestros corazones -deteniéndose exhaustos después de cada latido entrecortado- se alegrarán de que exista una Misericordia mayor que la compasión humana; un Amor más fuerte que la poderosa muerte a la que incluso vosotros tendréis que enfrentaros antes de que os derrote; una Caridad más vigorosa que cualquier pecado, incluso vuestro; una Piedad que redime mundos... " Villete " (1853), Charlotte Brontí«
Autor:" Villete " (1853) Charlotte Brontí«
Hijo, Dios es infinito en su capacidad de misericordia -me dijo-. Díselo a El de la mejor manera que conozcas y desde el fondo de tu corazón.
Ante los jueces puedes mostrar misericordia. Pero en contra de las leyes de la naturaleza, no hay apelación.
Ante los jueces puedes mostrar misericordia. Pero en contra de las leyes de la naturaleza, no hay apelación.
El verdadero amante ansía la tribulación como el rebelde anhela el perdón y el pecador la misericordia.
Confiemos siempre en el poder de la misericordia de Dios. Todos somos pecadores, pero su gracia transforma y renueva nuestra vida.
La perla de la justicia brilla mejor en la concha de la misericordia
Entrego mi alma a la misericordia de Dios, a través de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, y exhorto a mis queridos hijos a tratar humildemente de conducirse por las enseñanzas del Nuevo Testamento.
Tomemos unos pinceles y pintemos nuestros corazones y el mundo con más amor, tolerancia, paciencia, misericordia, felicidad y risas
El Señor te bendiga y te guarde, te muestre su rostro y tenga misericordia de ti. Vuelva a ti su mirada y te conceda la paz.
Luchamos contra el infortunio, reanimemos nuestra fe, y esperemos en el porvenir, que si es a veces engañador, y si es imposible conocerlo, el velo que lo oculta está tejido por la mano de la misericordia.
Aureliano Segundo resolvió que había que llevarla a la casa y protegerla, pero su buen propósito fue frustrado por la inquebrantable intransigencia de Rebeca, que había necesitado muchos años de sufrimiendo y miseria para conquistar los privilegios de la soledad, y no estaba dispuesta a renunciar a ellos a cambio de una vejez perturbada por los falsos encantos de la misericordia.
Tal vez existía en los hombres un instinto para la preservación de la vida que, si no era tan fuerte como el instinto de matar, al menos siempre estaba presente para equilibrar la destrucción: una necesidad de afirmar, por un hecho tan objetivo como un acto de misericordia, la importancia del gesto personal frente al generalizado e inevitable conocimiento de la muerte.
No se puede concebir, ni puedo, la terrible extrañeza de la misericordia de Dios.
No se puede concebir, ni puedo, la terrible extrañeza de la misericordia de Dios.
La misericordia es una parte integrante de la justicia.
La misericordia es una parte integrante de la justicia.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia
Felices son los misericordiosos, puesto que a ellos se les mostrará misericordia.
Los cobardes son crueles, el amor y la misericordia sólo acompañan al valiente.
Los cobardes son crueles, el amor y la misericordia sólo acompañan al valiente.
Lo que más me impresiona de Jesús es su ternura, su misericordia. Jesús perdona siempre, te está esperando para perdonarte, para volverte a ubicar. Jesús no se cansa de perdonar. Si nosotros nos apartamos mucho de Jesús se nos va endureciendo el corazón.
Dar a sentir lo hermoso es obra de misericordia
Señor, si he obrado bien, tú lo sabes, y si mal, yo me acojo a tu infinita misericordia.
Lo que excusa la mezquindad de nuestros actos es que cuando los vivimos, padecemos, y es el caudal del dolor sufrido lo que al cabo determina la misericordia y liquida la expiación
Dios detesta el pecado y aborrece a quien lo comete, pero... su bondad y misericordia es sin límites
Dios detesta las faltas, porque son faltas. Pero, por otra parte, ama, en cierto sentido, las faltas en cuanto le dan ocasión a Él de mostrar su misericordia y a nosotros de permanecer humildes y de comprender también y compadecer las faltas del prójimo
A través de la oración, Dios se revela en primer lugar como Misericordia, es decir, como Amor que va al encuentro del hombre que sufre. Amor que sostiene, que levanta, que invita a la confianza
Tened hijos de la prostitución. Al primero llamadle Tú no eres mi pueblo y al segundo, Se acabó la misericordia
¿Por qué, vuelvo a preguntar, esa misericordia tan grande conmigo, más miserable que todos, mientras que, sin dejar de ser misericordioso, has negado tu conocimiento por tantos siglos a los pobres infieles?
Dios es misericordioso con aquellos que muestran misericordia hacia los demás
Donde no hay justicia, misericordia ni benevolencia, no hay civilización.
Donde no hay justicia, misericordia ni benevolencia, no hay civilización.
Un viernes, en la Sagrada Comunión, dijo estas palabras a su indigna esclava: Te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor omnipotente concederá a todos los que comulguen Nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final, no morirán en mi desgracia y sin haber recibido los Sacramentos, mi Divino Corazón será su asilo seguro en el último momento.
Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.
Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia.
Si acaso doblares lavara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia
¡La misericordia se otorga, no se gana! Se concede a los mendigos: ¡no la compra la virtud!
No tenía motivos para quejarse, sino para dar gracias a Dios, que con sus palabras tranquilizaba su corazón y con su misericordia dirigía el camino de su vida.
No tení­a motivos para quejarse, sino para dar gracias a Dios, que con sus palabras tranquilizaba su corazón y con su misericordia dirigí­a el camino de su vida.
Siempre he sabido que en el fondo del corazón de todos los seres humanos hay misericordia y generosidad. Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su procedencia o su religión. El odio se aprende, y si es posible aprender a odiar, es posible aprender a amar...
ETA militar es una siniestra camada que España necesita exterminar. Todos los medios represivos al alcance del poder deben ser empleados en una batalla sin misericordia. La lucha contra ETA debe plantearse como una campaña de desratización, aplicando una serie de técnicas tan viejas como la historia del mundo. 15 de abril de 1981
Misericordia es una de esas palabras que hay que tratar con guantes de seda y sólo cuando no hay otra capaz de expresar lo que sientes.
Si hay algo que he aprendido, es que la piedad es más inteligente que el odio, que la misericordia es preferible aún a la justicia misma, que si uno va por el mundo con mirada amistosa, uno hace buenos amigos.
Os bendigo en mi vida y después de mi muerte, en cuanto puedo y más aún de lo que puedo, con todas las bendiciones con que el Padre de las misericordias bendijo a sus hijos e hijas y los bendecirá en el cielo y en la tierra. El Señor esté siempre con vosotras y vosotras estéis siempre con Él
Justicia sin misericordia es crueldad.
Especie de misericordia es matar de súbito.
Harta misericordia nos hace a todos los que quiere Su Majestad entendamos que es El, el que está en el Santísimo Sacramento. Mas que le vean descubiertamente y comunicar sus grandezas y dar de sus tesoros, no quiere sino a los que entiende que mucho desean, porque estos son sus verdaderos amigos
Justicia sin misericordia es crueldad y misericodia sin justicia genera disolución.
Justicia sin misericordia es crueldad.
¡Oh! Santo temeroso ¡anímate! Las nubes que tanto temes, llenas de misericordia están y sobre ti bendiciones derramarán.
¡Oh! Santo temeroso ¡aní­mate! Las nubes que tanto temes, llenas de misericordia están y sobre ti bendiciones derramarán.
El don de la misericordia... Es doblemente bendecido. Bendice a quien la da y a quien la recibe.
search