Las mejores 87 Frases de Melancolía - FrasesWiki.com

Encontramos 87 frases sobre Melancolía

Si ves que mi canción acaso no resulta, avísame y recojo la melancolía.... Melancolía.
En la sombra, lejos de la luz del día, la melancolía suspira sobre la cama triste, el dolor a su lado, y la migraña en su cabeza
Todos los cambios, aún los más ansiados, llevan consigo cierta melancolía, porque aquello que dejamos es una parte de nosotros mismos: debemos morir una vida para entrar en otra.
Me refugio en la melancolía de mi pequeña habitación.
La melancolía, como la tristeza, es un sentimiento que mancha. La alegría me parece el don donde nos encontramos
En la desesperanza y en la melancolía de tu recuerdo, soria, mi corazón se abreva.
Yo creo que la melancolía es el estado de locura del arte. De revelación e inspiración. Es Hamlet con la calavera en la mano.
Una misma cosa puede ser al mismo tiempo buena, mala, e indiferente. Por ejemplo, la música es buena para la melancolía, mala para los que están de luto, y ni buena ni mala para el sordo.
Nada es tan insoportable para el hombre como estar en pleno reposo, sin quehaceres, sin distracciones, sin aplicación, sin pasiones. Le domina entonces una sensación de vacío, de impotencia, y cae en la melancolía y el aburrimiento.
¡Melancolía, deja de secarme la vida y desnuda tu labio de mujer!
¡No hagáis como esos exploradores sin pudor, espléndidos de melancolía a sus ojos, que encuentran cosas desconocidas en sus espíritus y en sus cuerpos!
Bajo los grandes cielos afelpados de sombras ó dorados de soles, arropada en el manto pálido y torrencial de mi melancolía, con una astral indiferencia miro pasar las intemperies...
Un aspecto de austera, profunda e irremediable melancolía se cernía y lo invadía todo.
Algunos supondrán que, por mi manera de ser, propensa a la melancolía y el pesimismo, estos 90 años con los que cargo encima acabarán por desalentarme, sin embargo, es todo lo contrario.
Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos, ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza.
Desechad tristezas y melancolías. La vida es amable, tiene pocos días y tan sólo ahora la hemos de gozar.
La armonía hecha carne tú eres el resumen genial de lo lírico. En ti duerme la melancolía, el secreto del beso y del grito
La melancolía de morir en este mundo, y de vivir sin una estúpida razón
En la historia caminamos entre las ruinas de lo egregio. La historia nos arranca a lo más noble y más hermoso, por que nos interesamos. Las pasiones lo han hecho sucumbir. Es perecedero. Todo parece pasar y nada permanecer. Todo viajero ha sentido esta melancolía.
Cada una de las canciones de alguna forma se convierten en pócimas para el alma, para el desasosiego, para aliviar la melancolía, el desánimo.
Mi única estrella ha muerto y mi laúd lleva el sol negro de la melancolía.
¿Quién dijo que la melancolía es elegante? Quitaros esa máscara de tristeza, siempre hay motivo para cantar, para alabar al santísimo misterio, no seamos cobardes, corramos a decírselo a quien sea, siempre hay alguien que amamos y nos ama
Escribir es una forma de terapia. A veces me pregunto cómo se las arreglan los que no escriben, o los que no pintan o componen música, para escapar de la locura, de la melancolía, del terror pánico inherente a la condición humana.
La escritura es una forma de terapia, a veces me pregunto cómo hacen todos los que no escriben, componen o pintan para escapar de la locura, melancolía, el pánico y el miedo que es inherente a las situaciones humanas.
En los estanques y en las charcas, Cuánto tiempo vivís, ¡Ah carpas! ¿Acaso la muerte os olvida, peces de la melancolía?
El dinero no crea ideas, sino melancolía.
Melancolía y utopía son cabeza y cola de la misma moneda
La melancolía no es más que un recuerdo que se ignora.
La melancolía no es más que una recordación inconsciente.
La sabiduría cura la melancolía, sólo con que seamos capaces de permitir que nuestro duelo y nuestro dolor se vean aliviados.
La melancolía es una tristeza, un deseo sin nada de dolor, parecido a la tristeza en la misma medida en que la neblina se parece a la lluvia
Cada suicidio es un sublime poema de melancolía.
El mito global solo nos empuja a la era de la melancolía. El modelo de la codicia se balancea entre la ira y la codicia, mientras la aldea global es solo una esperanza ingenua.
La melancolía es la tristeza que ha adquirido ligereza.
Por ti, por ti brillo mi sol un día, y cuando pienso en ti brilla de nuevo, sin que lo empañe la melancolía de los fugaces amores eternos
¡De ahí, todos vuestros vanos deleites, tan cortos como lo son las noches donde pasáis vuestra insensatez! No hay nada dulce en esta vida sino la melancolía ¡Ah, la más preciada melancolía!
Cuando te sientes agobiado por la melancolía, lo mejor es salir y hacer algo amable por alguien.
Leyendo un libro, un día, de repente, hallé un ejemplo de melancolía: Un hombre que callaba y sonreía, muriéndose de sed junto a una fuente.
Dulce le ríe, dulce la espía la hermosa de melancolía.
El esfuerzo inútil conduce a la melancolía
Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía.
Tristeza y melancolía fuera de la casa mía.
Paul McCartney: ...Técnicamente no es ninguna maravilla, pero su voz es extremadamente interesante. Maneja un amplio espectro de tonalidades,... hay algo en su voz que traduce melancolía....
Era una pasión por la mirada, y en su mirada estaban los ojos antes del tiempo, dice su padre que el tiempo es melancolía, y cuando se para lo llamamos eternidad
La melancolía es un estado de ánimo situado entre el ombligo y la lágrima
Era una pasión por la mirada, y en su mirada estaban los ojos antes del tiempo, dice su padre que el tiempo es melancolía, y cuando se para lo llamamos eternidad.
Escribir sobre la melancolía solo tendría sentido para aquellos a quienes la melancolía satura o si el escrito viniera de la melancolía. Trato de hablarles de un agobio de tristeza, de un dolor intransmisible que nos absorbe a veces, y a menudo, perdurablemente, al punto de hacernos perder el gusto por toda palabra, por todo acto, el gusto mismo por la vida.
Cuando nos hayamos organizado bajo estos severos preceptos morales, y hayamos tomado el puesto que nos está señalado en la marcha del mundo, recién entonces podremos experimentar la dulce y retempladora melancolía que produce la conciencia del deber cumplido en su más alto concepto.
No es verdad que el político cesante se quede enfermo de melancolía y quiera volver al paraíso perdido. La púrpura del poder es pesada y deja más alivio que nostalgia cuando se pierde.
Los racionalistas envejecidos y con una melancolía fin de milenio comprobamos una vez más que los vicios, como los tópicos, no por absurdos son menos necesarios: necesitamos jefes para no creer en nosotros mismos y necesitamos peligros ya conocidos porque presentimos que son mucho peores los que aún no nos atrevemos a conocer
La melancolía es una manera, por tanto, de tener, es la manera de tener no teniendo, de poseer las cosas por el palpitar del tiempo, por su envoltura temporal. Algo así como una posesión de su esencia, puesto que tenemos de ellas lo que nos falta, o sea lo que ellas son estrictamente.
Melancolía: manera romántica de estar triste
Si no tome mi consejo, y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, sin otras manos que le acaben que las de la melancolía.
Sino tome mi consejo, y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, sin otras manos que le acaben que las de la melancolía.
Y en mi melancolía fría hoy le cuento al mundo que exististe un día
El hombre está solo
Hay días en que anida en mi un sentimiento más negro que la más negra melancolía, el desprecio a los hombres.
Hay días en que me invade un sentimiento más negro que la más negra melancolía — el desprecio a los hombres. Y para no dejar ninguna duda sobre qué es lo que yo desprecio, sobre quién es el que yo desprecio: es el hombre de hoy, el hombre del que yo soy fatalmente contemporáneo.
Rechaza enérgicamente toda sombra de melancolía. Nunca es más apropiada la palabra «sombra». Sí, la melancolía es una sombra que nos impide gozar de una luz y del calor del sol
Tómese dos docenas de besotes. Añádase una dosis de mantequilla del Deseo. Agréguese tres gramos de tapioca de los Celos. Échese cuatro cucharadas de azúcar de la Melancolía. Colóquese dos huevos. Agítese con el brazo de la Fatalidad y tómese de dos en dos horas marcadas en el reloj de una sola aguja.
Mariposa de ensueño, te pareces a mi alma y te pareces a la palabra melancolía.
Me piden lo profético que hay en mí, con melancolía y un golpe de objetos que llaman sin ser respondidos hay, y un movimiento sin tregua, y un nombre confuso.
Todo hombre considera su condición humana con cierto aire de melancolía
Pero hacia el ensueño navegando un día, escuché lejano canto de sirenas y enfermó mi alma de Melancolía.
Lo tuyo fue la intermitencia y la melancolía, lo mio fue aceptarlo todo por que te quería
La principal causa de la melancolía es el ocio, no hay mejor remedio que la actividad.
A la vuelta de la esquina, enrejados, cinco ábsides de piedra festoneados por cortinas de hiedra, calados por largos ventanales sin cristales. Melancolía de muerte. No he visto jamás ruinas tan delicadas ni siniestras.
Dudó, y pensó, sin decidirse, durante varios años, y tantas veces como retomaba el proyecto, lo abandonaba, arrastrado sin cesar por el torbellino de sus pasiones y de sus melancolías.
La vida paga sus cuentas con tu sangre y tu sigues creyendo que eres un ruiseñor Cógele el cuello de una vez, desnúdala, túmbala y haz de ella tu pelea de fuego, rellénale la tripa majestuosa, préñala, ponla a parir cien años por el corazón. Pero con lindo modo, hermano, con un gesto propicio a la melancolía.
Y en este titubeo de aliento y agonía, cargo lleno de penas lo que apenas soporto. ¿No oyes caer las gotas de mi melancolía?.
Si un tal objeto sexual es resignado, porque parece que debe serlo o porque no hay otro remedio, no es raro que a cambio sobrevenga la alteración del yo que es preciso describir como erección del objeto en el yo, lo mismo que en la melancolía, todavía no nos resultan familiares las circunstancias de esta sustitución
Oh melancolía, amante dichosa, siempre me arrebata tu placer
Las gentes propensas a la melancolía son las mejor dotadas para el amor.
Las gentes propensas a la melancolía son las mejores dotadas para el amor
Tristeza y melancolía no las quiero en casa mía
Cuando el sentimiento de melancolía bovina, de irremediable fatalismo se transforma en un lacerante sentido del horror, el arbusto del opio del optimismo acude en ayuda de los hombres
La melancolía acomete a los holgazanes
La melancolía es el placer de estar triste.
La melancolía es la dicha de estar triste.
La melancolía es la dicha de ser infeliz
La melancolía es la felicidad de estar triste.
A menudo siento el mismo sentimiento, no sólo en lo financiero, sino en mi arte y mi vida en general. ¿Pero crees que es algo excepcional? ¿No crees que todo hombre con un poco de espíritu y energía tiene esos momentos? Momentos de melancolía, de angustia, en mayor o menor medida y creo que son momentos de toda persona consciente. Parece que algunas personas no tienen conciencia de sí mismos
Estoy muy triste y me siento más desgraciado de lo que puedo decir, y no sé hasta dónde he llegado... No sé qué hacer ni qué pensar, pero deseo vehementemente dejar este lugar... Siento tanta melancolía
MAPA ANTIGUO. En un amor, la mayoría busca una patria eterna. Otros, aunque muy pocos, un eterno viajar. Estos últimos son melancólicos que tienen que rehuir el contacto con la madre tierra. Buscan a quien mantenga alejada de ellos la melancolía de la patria. Y le guardan fidelidad. Los tratados medievales sobre los humores saben de la apetencia de viajes largos de este tipo de gente.
No hay melancolía sin memoria ni memoria sin melancolía
Esta melancolía Londres. A veces me imagino que las almas de los perdidos se ven obligadas a caminar por sus calles perpetuamente.
search