▷ Las mejores Frases de Matrimonio - FrasesWiki.com

Encontramos 298 frases sobre Matrimonio

Muchos matrimonios estarí­an mucho mejor si el marido y la mujer entendieran claramente que ambos están del mismo lado. " Grandes citas de Zig Ziglar " (2004), Zig Ziglar
Autor:" Grandes citas de Zig Ziglar " (2004) Zig Ziglar
El matrimonio es como las acciones de bolsa. Hay inflación y hay devaluación. " Los tontos mueren " (1978), Mario Puzo
Autor:" Los tontos mueren " (1978) Mario Puzo
El matrimonio era una democracia de dos, le gustaba decir a él. " Pulso " (2011), Julian Barnes
Autor:" Pulso " (2011) Julian Barnes
El matrimonio no es el cielo ni el infierno, es simplemente el purgatorio
Lo más razonable que se ha dicho sobre el matrimonio y sobre el celibato es esto: hagas lo que hagas te arrepentirás.
Cásate con un arqueólogo, cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará.
El PSOE y sus aliados apelan a un ficticio derecho de adopción, a través del cual las parejas homosexuales podrían adoptar en las mismas condiciones que los matrimonios, pero ese derecho no es tal.
Llamar matrimonio a una unión homosexual genera tensiones innecesarias y evitables.
El amor es un juego, el matrimonio, un negocio
El matrimonio es el amor domesticado.
Jorge.- El matrimonio es el amor domesticado
El matrimonio es el amor domesticado.
El amor es fí­sica, el matrimonio quí­mica.
El matrimonio es una cadena tan pesada que para llevarla hace falta ser dos, y a menudo tres.
El amor es física. El matrimonio, química.
El matrimonio es una cadena tan pesada que para llevarla hace falta ser dos y, a menudo, tres.
La cadena del matrimonio pesa tanto que es preciso sean dos para llevarla, y, a veces tres
Las cadenas del matrimonio son tan pesadas que para llevarlas son necesarias dos personas, y, a veces, tres.
El amor es física, el matrimonio, química.
El matrimonio es una cadena tan pesada que para llevarla hace falta ser dos, y a menudo tres.
El adjetivo debe ser la amante del sustantivo y no la mujer legítima. Entre palabras van bien ligámenes pasajeros y no matrimonios eternos. De esto se desprende si un escritor es original.
Cuando el amor ha sido una comedia, forzosamente el matrimonio tiene que derivar en drama
Al principio estuve en contra del matrimonio homosexual por una cuentión del origen de la palabra matrimonio pero luego me desdije viendo el mal uso que hizo la Iglesia de todo este asunto y ahora estoy a favor.
Matrimonio: Estado o condición de una comunidad que se compone de un señor, una concubina y dos esclavos, todo en solo dos personas.
Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta
El matrimonio no es una cosa por <>, sino también por <> sin cesar
Los hombres muy enamorados esperan del matrimonio una felicidad tan extraordinaria que a menudo se sienten defraudados
Un matrimonio dichoso es un edificio que debe rehacerse cada día
Un matrimonio exitoso es un edificio que se debe reconstruir diariamente.
Un matrimonio feliz es una larga conversación que parece siempre demasiado breve
Un matrimonio feliz, es una larga conversación que siempre parece demasiado corta.
Los Episcopales no le exigen mucho a sus creyentes en materia de creencias religiosas. Ellos tienen mujeres sacerdotisas, sacerdotes homosexuales, obispos homosexuales, matrimonios homosexuales -- muy parecido a lo que ves en el Consejo Editorial del New York Times... Si, ellos reconocen los Diez Mandamientos pero se apresuran a añadir que no hay que tomarlos literalmente.
Los homosexuales frecuentemente traen a colación el tema de que los matrimonios heterosexuales viven una vida de vergüenza. Pero no veo ningún objetivo en sacar a los Clinton a relucir en esto.
Cuídese del matrimonio
El amor es ciego, pero el matrimonio le devuelve la vista.
El amor es un jardín florido, y el matrimonio es el mismo jardín, en el que han nacido ortigas
El matrimonio es como la muerte, pocos llegan a él preparados.
El matrimonio es la trampa.
Si no fuera por el matrimonio algunos maridos no tendrían nada en común con sus esposas.
Que tienen su premio los que nunca pecan en contra de la estabilidad, aquellos que nunca juegan con el peligroso fuego del matrimonio, cuya vida y matrimonio son sólidamente firmes y al mismo tiempo no están desprovistos de emoción e interés, fundamentalmente porque su trabajo significa algo para la comunidad y para ellos mismos.
He observado que después del matrimonio de personas dejan de ser curiosas.
He observado que después del matrimonio las personas dejan de ser curiosas.
No estoy de acuerdo con las relaciones antes del matrimonio, porque hacen llegar tarde a la ceremonia.
Si su amor fue una comedia, su matrimonio será un drama.
Dirigidos a una sola persona, y mutuos, caritas y amor, dan un matrimonio feliz.
El matrimonio es un lazo que la naturaleza nos tiende
El matrimonio es una celada que nos tiende la naturaleza
La fidelidad en el matrimonio es artificial para el hombre, y natural en la mujer.
Es muy duro enfrentarse al hecho de que el matrimonio con el hombre al que amas, se ha terminado. Es pura agonía.
Se piensa que el amor loco puede curarlo todo. Pues no. Si quieres que el matrimonio funcione, necesitas tener algo más en común. Me casé con tres hombres atractivos, de mucho talento, que sabían fascinar a las damas. Supongo que ellos podrían decir lo mismo de mí. Pero teniendo en cuenta que entre mis tres maridos han reunido una colección de veinte esposas, no creo todo fuera culpa mía.
Todo lo que saqué de mis matrimonios fueron mis dos años de psicoanálisis pagados por Artie Shaw.
El amor mismo es de corta duración, como una flor. En el hombre muere de muerte natural con el matrimonio, en la mujer sobrevive a menudo hasta el fin, transformado en puro cariño materno por el caído héroe de sus sueños.
Ante todo debemos tener un gran respeto por las personas homosexuales, que sufren y que intentan encontrar un modo adecuado de vivir. Pero la forma jurídica de matrimonio homosexual, en realidad no les ayuda.
Donde hay matrimonio sin amor, habrá amor sin matrimonio.
Donde se celebra matrimonio sin amor, habrá amor sin matrimonio.
Ten tus ojos bien abiertos antes del matrimonio y medio cerrados después de él.
Ten tus ojos muy abiertos antes del matrimonio, y medio cerrados después de él
Me estremecía. Me encendía y me apagaba. Temblaba...Propuse matrimonio, demasiado tarde, fui tímido, y me negaron. Cómo me duelen sus lágrimas ¡Me siento feliz como un santo!
El matrimonio y los hijos aportan más flexibilidad emocional y te permiten llevarte bien con la vida de otra gente.
¿No es profundamente doloroso que en España exista aún quien pueda creer que la solución al problema femenino está únicamente en el convento cuando falla el matrimonio? (Conferencia Ateneu Barcelonès, 1916, p. 33).
Matrimonios son los que han puesto en riesgo su intimidad y saben gracias a eso que la vida sin intimidad es imposible.
Ninguna mujer contrae matrimonio por interés: todas tienen la astucia, antes de casarse con un millonario, de enamorarse de él
El matrimonio es una cosa tan bella, que es preciso pensar en él toda la vida
El matrimonio es una cosa tan bella, que es preciso pensar en él toda la vida.
No es verdad que el matrimonio sea indisoluble. Se disuelve fácilmente en el aburrimiento.
El primer vínculo de la sociedad es el matrimonio, el siguiente, los hijos, y después, la familia.
El hombre contrae matrimonio con una dote, la mujer con una profesión.
El matrimonio es la escuela segura del orden, de la bondad, de la humanidad, que son cualidades mucho más necesarias que la instrucción y el talento.
Lo poco que conozco del matrimonio procede de lo mucho que sé del divorcio.
En este matrimonio éramos tres, demasiada gente
En este matrimonio éramos tres, demasiada gente.
Cuando se le preguntó si apoyaría el matrimonio gay, la leyenda del country declaró con una sonrisa: Como siempre digo: ¡Claro! ¿por qué no dejarlos que se casen? ¡qué sufran como lo hace el resto!
El matrimonio es tratar de solucionar entre los dos problemas que nunca hubieran surgido al estar solo.
Las amistades son como los matrimonios: de cada diez, uno se hace por amor.
Estamos en plena cultura del envase. El contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo y la misa más que Dios.
Si bien las personas son importantes, no sucede lo mismo con sus relaciones, y que, de manera más concreta, se hacían demasiadas alharacas en relación con el matrimonio, a pesar de siglos de abrazos carnales, el hombre no estaba más cerca que antes de entender a sus semejantes.
Un buen matrimonio es como una entrevista que nunca acaba.
El matrimonio es una gran institución.
El matrimonio es una gran institución.
Lo que teme un hombre cuando piensa en el matrimonio no es atarse a una mujer, si no separarse de todas las demás
Puesto que la conjunción del bien con la verdad es como un matrimonio, es evidente, que el bien ama á la verdad y la verdad al bien, y que éste y aquélla desean unirse mutuamente. La conjunción del mal con la falsedad, interiormente mirada, no es matrimonio, sino adulterio.
Patrimonio es un conjunto de bienes, matrimonio es un conjunto de males
Tengo deberes que cumplir y carezco de posición para contraer matrimonio. Sin embargo, eso no sería imposible: uno puede casarse siempre que al hacerlo sea capaz de cumplir con su deber: yo, por ejemplo, me casaría y dejaría a mi mujer por correr a cumplir con mi deber.
El matrimonio es un envase. Todo depende de lo que se ponga adentro.
El matrimonio es como darse un baño de agua helada en tiempo de frío, métete de un golpe, porque si lo piensas mucho, no le entras.
Un hombre representa siete años más al día siguiente del matrimonio.
El matrimonio es una mujer más y un hombre menos
El matrimonio es una institución que no funciona como es debido.
El matrimonio, como la vida entera, es algo terriblemente difícil que hay que volver a empezar desde el principio todos los días, y todos los días de nuestra vida. El esfuerzo es constante, e inclusive agotador muchas veces, pero vale la pena. Un personaje de alguna novela mía lo dice de un modo más crudo: También el amor se aprende
El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.
Quien no tiene lo preciso para mantenerse solo, ¿buscará en el matrimonio la multiplicación de sus necesidades?
El 49% de los matrimonios terminan en divorcio. ¿Saben por qué? Porque el 51% de los hombres entran en razón
El amor es ciego, pero el matrimonio le restaura la vista.
El matrimonio, al contrario de la fiebre, comienza con calor y termina con frío.
El matrimonio debe ser una relación ya de simpatía o ya de conquista
El matrimonio debe ser una relación ya de simpatía o ya de conquista.
Los niños son aún el símbolo del matrimonio eterno entre el amor y el deber
Los niños son aún el símbolo del matrimonio eterno entre el amor y el deber.
Las mujeres son siempre autoritarias: siempre están por encima o por debajo, por eso el matrimonio viene a ser una suerte de poético balancín.
Solamente el bígamo cree de verdad en el matrimonio.
Yo he conocido muchos matrimonios felices, pero ni uno solo compatible. Toda la mira del matrimonio es combatir durante el instante en que la incompatibilidad se hace indiscutible y sobrevivirlo.
Dos tiernísimos amantes que se unen en matrimonio, rara vez se encuentran, al cabo de muy pocos días, aquella plenitud de felicidad que su fantasía les prometía, porque son muy pocos los tiernísimos amantes que sepan o puedan descubrir en el alma de su amado aquella variedad que es imposible hallar en su cuerpo
El Matrimonio es un sinfí­n de momentos formados de un todo hermoso o detestable.
Casi siempre que un matrimonio se lleva bien, es porque uno de los esposos manda y el otro obedece.
El enamoramiento es el peor consejero del matrimonio.
-¿Por qué y cómo ha llegado usted a tener veinte hijos en su matrimonio? :-Amo a mi marido. :-A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca.
Conozco a centenares de maridos que volverían felices al hogar si no hubiera una esposa que les esperara. Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún divorcio.
Dos semanas más tarde, el plancha pantalones mágico estaba instalado. Fuera, en un letrero colgante, los nombres de Marx y de Jefferson se balanceaban orgullosamente. En la actualidad, estos nombres representan teorías políticas tan distanciadas como la mayor parte de los matrimonios, pero para aquellos Marx y Jefferson concretos sólo significaban la fama y la fortuna
El matrimonio es la principal causa del divorcio.
El matrimonio es una gran institución para quien admira las instituciones.
El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.
No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio.
Nunca me voy a casar. No creo en el matrimonio. Soy un dictador y la vida en común es imposible, aunque eso no significa que no conviva en pareja
Es mejor ser infeliz en el amor que infeliz en el matrimonio, pero algunas personas logran las dos cosas.
Los hombres y las mujeres a veces descubren que es difícil encontrar a la pareja deseable para el matrimonio. Puede ser cierto. Pero hay otro componente en la situación: no es suficiente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada.
El matrimonio es una alta mar para la que no se ha inventado todavía brújula alguna.
Matrimonio: alta mar donde no se ha inventado una brújula para orientarse.
Todavía no se ha descubierto la brújula para navegar en la alta mar del matrimonio.
Antes del matrimonio se considera el amor teóricamente, en el matrimonio se pasa a la práctica. Ahora bien, todos saben que las teorías no siempre concuerdan con la práctica.
Pero he visto innumerables matrimonios del género opuesto. Y he tenido ocasión de comprobar de cerca el daño que esa clase de uniones puede causar a una pareja de seres humanos.
La máxima felicidad del matrimonio, cosa que los jóvenes ignoraran siempre, es la de envejecer juntos.
Los que se proponen como objeto supremo de su vida la felicidad personal, es natural que no tengan inclinación hacia el matrimonio.
El matrimonio debe combatir sin tregua un monstruo que todo lo devora: la costumbre.
El matrimonio es un combate a ultranza, antes del cual los esposos piden la bendición de Dios, porque amarse para siempre es la más temeraria de las empresas.
El matrimonio es una costumbre a ultranza, antes del cual los esposos piden la bendición de Dios, porque amarse para siempre es la más temeraria de las empresas
El matrimonio une de por vida a dos personas que no se conocen
El matrimonio une de por vida a dos seres que no se conocen.
... como pasa fatalmente con todos los matrimonios jóvenes que se han amado intensamente una vez siquiera, la reconciliación llegó, tanto más efusiva cuanto más infames fueran los agravios.
Los ritos hogareños y eróticos del matrimonio no resultan fáciles de eliminar.
El matrimonio es como la moda, todo el mundo habla mal de ella, pero todo el mundo la acepta para sí y su familia
En el matrimonio, la mujer es igual al varon y tiene derechos que reclamar, que la ley debe asegurarle.
¡Nunca más! No veo ninguna razón para el matrimonio, una vez más. Tres veces es suficiente.
Los matrimonios jóvenes no se imaginan lo que deben a la televisión. Antiguamente había que conversar con el cónyuge.
Primero intentaría matarlo, pero si fallaba lo alimentaría y se daría a él, lo amamantaría devolviéndolo a un primitivo estado infantil y hasta era posible que llegara a tenerle afecto. Luego, en cuanto se durmiese, lo degollaría. La sinopsis del matrimonio ideal.
Transcurrieron dos años, durante los cuales la discordia se introdujo en el matrimonio, y vino aquella situación, que hacía a la Marquesa víctima en la casa donde debía ser señora.
La felicidad en el matrimonio depende enteramente de la suerte.
La imaginación de una mujer es excesivamente rápida. En un momento salta de la admiración al amor y del amor al matrimonio
Siempre es incompresible para un hombre ver como una mujer rechaza una oferta de matrimonio
Aunque no existiera el divorcio, el matrimonio siempre acaba mal: uno de los cónyuges muere. Incluso, más tarde, también muere el otro
Aunque no existiera el divorcio, el matrimonio siempre acaba mal: uno de los cónyuges muere. Incluso, más tarde, también muere el otro.
Aunque no existiera el divorcio, el matrimonio siempre acabará mal: uno de los cónyuges morirá. Incluso, más tarde también morirá el otro.
El matrimonio es el único caso conocido en Física en que dos cuerpos pueden permanecer unidos sin que se atraigan.
Para tener un matrimonio feliz se necesita tener madurez intelectual, económica y emocional.
La verdadera unidad de los matrimonios y aún de las parejas la traen las palabras, más que las palabras dichas -dichas voluntariamente-, las palabras que no se callan -que no se callan sin que nuestra voluntad intervenga.
Se llama matrimonio de conveniencia a la unión entre personas que no se convienen mutuamente
Se llama matrimonio de conveniencia a un matrimonio entre personas que no se convienen en absoluto.
Lo que le falta a él es con toda probabilidad necesario para lo que te falta a ti. No admitamos intenciones en un matrimonio de auténticas limitaciones.
Un buen matrimonio sería aquél en que olvidaríamos de día que somos amantes y de noche que somos esposos.
El matrimonio es la única forma legal y honorable de complicidad que reconoce a nuestra sociedad.
El amor es una cosa ideal, el matrimonio, una cosa real, la confusión de lo real con lo ideal jamás queda impune.
Es menester aclarar de una vez si el matrimonio es uno de los siete sacramentos o uno de los siete pecados capitales.
Un viaje es como el matrimonio. Uno se equivoca si piensa que tiene todo controlado.
Los que pretenden obligar a la mujer al matrimonio cerrándola las demás salidas, se exponen a igual réplica. Si piensan lo que dicen, su opinión significa que el hombre no hace el matrimonio lo bastante apetecible para la mujer, a fin de tentarla por las ventajas que reúne.
La razón de que haya tan pocos matrimonios felices consiste en que las jóvenes casaderas consagran su tiempo a tejer redes en lugar de construir jaulas.
En la cama de un matrimonio (en opinión del doctor Teodoro), el deseo no impide el pudor, el amor no se opone al recato, pues el deseo y el amor de los esposos están hechos de materias puras, aun en la secreta intimidad conyugal.
El matrimonio entre personas del mismo sexo no debe tener la misma protección por los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada
En el matrimonio se incluye el sexo, pero no hace falta el sexo para ser feliz.
Soy uno de los pocos mortales que disfruta del matrimonio hasta tal extremo que, de repetir, jamás lo haría por si acaso.
Si este... tampoco me como la pastilla, no caigo en la poesía, porque hay una izquierda que se olvidó de discutir en la lucha por el poder y ahora se entretiene discutiendo el matrimonio igualitario
El matrimonio es para la clase de tropa y no para el estado mayor de Cristo.
El matrimonio es una vocación divina.
¿Qué es el matrimonio? El mito te dice qué es. Es la reunión de la diada separada. Originalmente eras uno. Ahora eres dos en el mundo, pero el reconocimiento de la identidad espiritual es lo que es el matrimonio. Es muy diferente de un amorío.
La edad, sobre todo cuando la vida ha sido pura, importa poco en el matrimonio.
Hoy buscas matrimonio.
Alguien ha dicho, no sin razón, que el primero y el último día del matrimonio son deseables, pero que el resto son terribles
El matrimonio es la comunión de vida. Es la casa. Es el trabajo. Es el cuidado de los hijos. Es también alegría y esparcimiento comunes.
El matrimonio y la familia cristiana edifican la Iglesia. Los hijos son fruto precioso del matrimonio.
Mi esposa y yo tenemos el secreto para un matrimonio feliz: dos veces a la semana vamos a un restaurante y disfrutamos de una rica comida y un buen vino. Ella va los martes y yo, los viernes
El matrimonio debe ser abierto a cualquier pareja de adultos que quieran entrar en ese contrato, sin fijarse en su orientación sexual. Es un asunto de igualdad de derechos civiles.
El matrimonio es una cena que comienza con el postre.
La progresía es, ni más ni menos, el sumidero por donde se han ido las ideas de la izquierda. La progresía es quedarse en la reforma de una serie de aspectos sociales, como los matrimonios homosexuales o las medidas de discriminación positiva de la mujer, mientras que se deja intacta una realidad económica injusta
El matrimonio es una serie de argumentos desesperados de gente que se siente con pasión.
Si desea sacrificar la admiración de muchos hombres por las críticas de uno, contraiga matrimonio.
El médico apoyó las manos en sus sienes y tanteó suavemente con los dedos. - ¿Se siente confusa? -El amor y el matrimonio me confunden, pero no es por eso por lo que me duele la cabeza.
Lo que hacía al matrimonio algo tan difícil en ese entonces era, una vez más, el instigador de tantos otros abrumadores dolores: el exceso de tamaño del cerebro.
El matrimonio es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso, si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde.
El matrimonio es una barca que lleva a dos presonas por una mar tormentoso, si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde.
Los flamencos y la mostaza pican. Y la moraleja de esto es: Pájaros de igual plumaje, hacen buen matrimonio.
El matrimonio es el resultado del amor, como el vinagre del vino.
El matrimonio es una de las formas de odiarse unos a otros en las personas de todas las clases sociales
Si el matrimonio es al amor lo que el vinagre al vino. El tiempo hace que pierda su primer sabor.
Todas las tragedias concluyen en una muerte, todas las comedias terminan en un matrimonio
Dos talentos en un solo matrimonio son mucho talento para una sola casa.
Con frecuencia, el matrimonio no es más que el encuentro de una necesidad de terminar y un deseo de comenzar.
Esa palabra, la del matrimonio y la de los hijos no están en mi lenguaje. Estoy concentrado en mi carrera. Lo que sucede es que en el amor tal vez pido más de lo que puedo dar. De hecho, cuando estoy enamorado disfruto mi soledad.
El matrimonio es una gran institución, pero yo no estoy preparada para las instituciones.
La juventud está cansada de los que les dicen que se disuelven sus familias, que ya no pueden contar con sus padres, y que va a haber matrimonios de personas del mismo sexo, que yo no tengo nada en contra de ellos: Si nacen así pues qué se le va a hacer pero que no digan encima que se ponen orgullosos de funcionar al revés.
Ella lo idolatró y Él la adoraba... ¿Se casaron al fin? No, señor, Ella se casó con otro ¿Y murió de sufrir? No, señor, de un aborto. ¿Y Él, el pobre, puso a su vida fin? No, señor, se casó seis meses antes del matrimonio de Ella, y es feliz.
Adoro el teatro y soy un pintor. Creo que los dos están hechos para ser un matrimonio con mucho amor.
El divorcio es la fe de erratas del matrimonio.
El matrimonio es como la historia de los países coloniales, primero viene la conquista y luego se sueña con la independencia.
¿Cómo podré hacerte comprender estas cosas? ¡Eres tan joven e irreflexiva, que no sabes lo que significa el matrimonio! —Sé que te amo. —El amor no basta para hacer un matrimonio feliz, y más cuando se trata de dos personas tan diferentes como nosotros.
En la vida llega un momento, y creo que es fatal, que no se puede escapar, en que todo se pone en duda: el matrimonio, los amigos, sobre todo los amigos de la pareja... Y esa duda crece alrededor de uno
En el matrimonio es preciso contar con cualidades que resistan, que duren, y las grandes pasiones pasan pronto, al paso que una condición apacible en todos tiempos es buena.
El matrimonio es, sin duda alguna, el estado de perfección social
Los días, que en un matrimonio por conveniencia sólo traen consigo espinas, hubieran dejado que se abrieran rosas de primavera. Cómo hubiese recogido esos días que ahora aborrezco.
¿Qué beneficios rinden los matrimonios a la sociedad? En lugar de consolidar una unión, la rompen.
No hay más hermosa, amable y encantadora relación para la comunidad que un buen matrimonio.
No hay una relación, comunión o compañía más amorosa, encantadora y amistosa, que un buen matrimonio
El matrimonio no es dado ni recibido: la pareja perfecta existe por sí misma.
El matrimonio es un viaje con rumbo desconocido, en el que los integrantes deben compartir no sólo aquéllo que cada uno ignora del otro, sino también lo que desconocen de sí mismos.
El matrimonio es como una jaula, uno ve a los pájaros desesperados por entrar, y los que están dentro igualmente desesperados por salir.
El mejor matrimonio sería aquél que reuniese una mujer ciega con un marido sordo.
Para un buen matrimonio hay que enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona.
Los mejores goles, los hice con el Deportivo Cali y con el Pachuca. Pero el mejor gol que recibí, fue olímpico y lo anotó Sandra, mi esposa, con mis dos hijos: Miguel Ángel y Juan José. El matrimonio es lo mejor que le puede pasar a un ser humano
Una cosa he aprendido acerca del matrimonio —dijo después—. Te pone a prueba. Descubres quién eres, quién es la otra persona, y de qué manera te adaptas o no te adaptas.
El amor es a menudo fruto del matrimonio.
El matrimonio es una cadena a la cual no se debe ligar a nadie violentamente
Leer y el matrimonio no se llevan bien
En el matrimonio la mujer toma el apellido del hombre, como un vencedor el nombre de una batalla ganada
Lo bueno de Sebastián Piñera es su matrimonio, lo malo es su patrimonio
El matrimonio es el máximo de soledad con la mínima privacidad.
Lo importante es el matrimonio.
El amor gusta más que el matrimonio, porque las novelas gustan más que la historia.
...A partir de ahora todas las cosas de la vida están ordenadas de tal modo que el sacerdote resulta indispensable en todas partes, en todos los acontecimientos naturales de la vida, en el nacimiento, el matrimonio, la enfermedad, la muerte, para no hablar del sacrificio (la cena), aparece el parásito sagrado para desnaturalizarlos: dicho en su lenguaje, para santificarlos...
El matrimonio acaba muchas locuras cortas con una larga estupidez.
Llamo yo al matrimonio la voluntad de dos de crear el uno que sea superior a los que lo crearon.
Muchas breves tonterías: eso se llama entre vosotros amor. Y vuestro matrimonio pone fin a muchas breves tonterías en la forma de una única y prolongada estupidez.
Si los cónyuges no vivieran juntos abundarían más los buenos matrimonios.
También el concubinato ha sido corrompido: por el matrimonio.
Una mujer soltera es un enigma que no se explica hasta después del matrimonio.
El hombre no es menos partidario del matrimonio que la mujer, las estadísticas demuestran que el cincuenta por ciento de los casados son hombres.
El único matrimonio que hace feliz al hombre es el de sus hijos.
El único matrimonio que siempre hace feliz al hombre es el de sus hijos.
He aquí un gran argumento a favor del matrimonio: los que se arrepienten de haberse casado nunca son más que los que se casan.
Indudablemente la época más feliz del matrimonio es la luna de miel, lo malo es que para repetirla, han de suceder cosas muy desagradables.
A veces he pensado en contraes matrimonio, y entonces he pensado de nuevo.
Hay cuatro etapas para el matrimonio. En primer lugar está el noviazgo, entonces viene el matrimonio, los hijos como tercera etapa y el divorcio.
Cristianismo aplicado, hecho vivo, fue la antigua fe católica, la última de estas formas. Su omnipresencia en la vida, su amor al arte, su profunda humanidad, la indisolubilidad de sus matrimonios, su comunicabilidad, amiga de los hombres, su alegría en la pobreza, la obediencia y la fidelidad, la hacen inconfundible como auténtica religión y contienen los fundamentos de su constitución
El encanto del matrimonio es que provoca el desencanto necesario por las dos partes.
El matrimonio es un 97 por 100 de conversación.
Es curioso este juego del matrimonio. La mujer tiene siempre las mejores cartas y siempre pierde la partida.
La mejor base para un matrimonio feliz es la mutua incomprensión.
La mejor base para un matrimonio feliz es la mutua incompresión.
Las mujeres se han vuelto tan instruídas que nada las sorprende, excepto los matrimonios felices.
Lo único que hace emocionante el matrimonio es la infidelidad.
Los niños son siempre el símbolo del eterno matrimonio entre el amor y el deseo.
Se llama matrimonio de conveniencia a un matrimonio de personas que no se convienen en absoluto.
Veinte años de aventuras dan a una mujer el aspecto de una ruina, pero veinte años de matrimonio hacen que parezca algo así como un edificio público.
El amor es el mejor padrino del matrimonio y la estimación recíproca su más fiel amigo
Para que un matrimonio sea feliz, el acuerdo entre los caracteres es más necesario que el acuerdo entre inteligencias.
En nuestra región eclesiástica hay presbiteros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio. Estos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación
En nuestra región eclesiástica hay presbí­teros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio (...) Estos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación
El matrimonio es la traducción en prosa del poema del amor.
El matrimonio es la única aventura integral
Las mujeres han inventado el amor, y los hombres el matrimonio y la fidelidad
Un buen matrimonio es el que permite un cambio y el crecimiento en las personas y en la forma de expresar su amor.
No estoy a favor del matrimonio entre hermanos porque como usted sabe existiría en ese caso el impedimento de consanguinidad.
Un matrimonio continúa unido mientras se ame. Cualquier otra unión fuera del amor sería una tiranía intolerable y la más indigna de tolerancia
La dificultad del matrimonio no es enamorarse de una personalidad, sino vivir con un personaje.
La importancia del matrimonio no se deriva de que los adultos produzcan niños, si no de que los niños produzcan adultos.
Entre todas las cosas serias, el matrimonio es la más divertida.
FÍGARO- Por lo visto todos los tontos de Andalucía se han desencadenado contra mi pobre matrimonio
El matrimonio es un contrato de afectividad que no garantiza nunca su cumplimiento, pues el cariño se revisa cada mañana.
...la posesión de las mujeres, los matrimonios y la procreación de los hijos deben, conforme al proverbio, ser todos comunes entre amigos en el mayor grado posible.
La mujer llora antes del matrimonio, el hombre después.
Matrimonio: amor enjaulado.
Hay matrimonios que se dan la espalda mientras duermen para que el uno no le robe al otro los sueños ideales.
La familia es como el vino de solera. Es uno de los servicios seguros que la Iglesia puede ofrecer a la sociedad, porque el matrimonio y la familia son centros neurálgicos de la sociedad
Definitivamente creo que un niño merece los dos padres. Sería egoísta de mi parte, a causa de mi orgullo y la independencia para decir, Oh, sólo quiero un donante de esperma, porque yo misma lo puedo hacer. Puedo hacerlo yo misma, pero eso no es justo. Sólo estoy diciendo que todo lo que venga en mi camino voy a ser capaz de manejarlo, pero en un libro perfecto, habría matrimonio e hijos
El matrimonio es para toda la vida, y el amor también, solo que algunos creen que se fundamenta en sentimientos, se fundamenta en el amor de Dios
En todo matrimonio que ha durado más de una semana existen motivos para el divorcio. La clave consiste en encontrar siempre motivos para el matrimonio.
El matrimonio, como el dinero, todavía está con nosotros, y, como el dinero, se devalúa progresivamente.
El matrimonio es como la vida real, un campo de batalla y no un lecho de rosas.
El matrimonio es la consecuencia lógica de un gran amor.
El secreto de un matrimonio es perdonarse mutuamente el haberse casado.
El secreto de un matrimonio feliz es perdonarse mutuamente el haberse casado.
Lo más importante en el matrimonio es que el hombre no debe permitir que la mujer se sienta oprimida por el simple hecho de que ella es mujer y él hombre.
Los celos destruyen los matrimonios, los celos destruyen las amistades, los celos provocan guerras religiosas, odios fratricidas, asesinatos y sufrimientos de toda especie.
El matrimonio tiene muchos sinsabores, pero la soltería no goza de ningún placer.
El matrimonio debe ser como el gobierno de un Estado: una serie de acomodamientos.
Llegan incluso a contraer matrimonio con ella, prorrogando su placer criminal con el refinamiento de un epicúreo. Pero con más frecuencia se encamina directamente a su objetivo, vence por la fuerza y devora a su víctima en un festín.
Ya fuera de trabajo, del matrimonio o de la familia, siempre he sido una pifia avanzada.
El gran secreto del éxito de un matrimonio es tratar a todos los desastres como incidentes y ningún incidente como un desastre.
Si uno quiere tener un matrimonio feliz, tiene que ser el tipo de persona que genera energía positiva y elude la energía negativa en lugar de fortalecerla.
Los más bellos matrimonios son aquellos que no han sido determinados por ningún porqué, cuanto menos porqués, tanta más sinceridad, tanto más amor.
Los finales felices están muy bien siempre que resulten felices por sí mismos,pero no los puedes fabricar para los demás. Es como pensar que la única manera de garantizar un matrimonio feliz es cortar la cabeza a los novios en cuanto dicen Sí,quiero.
Hay que Llegar lo más Virgenes posible al matrimonio.
Un matrimonio aceptable sería sólo aquel en que ambos tuvieran su propia vida independiente sin nada de aquella fusión producto de la comunidad de intereses determinada por factores económicos, pero que asumieran libremente una responsabilidad recíproca.
..., la enseñanza de que el matrimonio es un sacramento, da al clero la capacidad de juzgar acerca e la legalidad de los matrimonios y, consecuentemente, la de decidir cuáles saon los hijos legitimos, y, de ahí, la de decidir también sobre el derecho de sucesión en las monarquías hereditarias.
El matrimonio puede ser a menudo un lago tempestuoso, pero el celibato es siempre un fangoso abrevadero
Bueno, mi amor, compañero, es amplio y total por las dos o por los dos acuerdos de libre comercio, por el MERCOSUR y por el ALCA. Y si no existe ese amor o no existe ese sí a mi propuesta de matrimonio seguiré insistiendo y seguiré haciéndole más el amor al MERCOSUR y más el amor al ALCA.
El amor abre un paréntesis, el matrimonio lo cierra.
El matrimonio, como los injertos, prende bien o prende mal.
El divorcio probablemente se remonta a la misma época que el matrimonio. Yo creo, sin embargo, que el matrimonio es algunas semanas más antiguo.
La amistad es el matrimonio del alma y este matrimonio está sujeto al divorcio.
Llegué a Nueva York por un milagro, cuando tenía trece años me escapé. Mi padre iba a casarme con un viejo de sesenta años porque le daba cinco camellos. Yo era especial, rebelde. Las niñas son educadas para trabajar y ser ofrecidas en matrimonio. Eso quieren los padres para sus hijas
El matrimonio es el tormento de uno, la felicidad de dos, los conflictos y la ememistad de tres.
Necesitamos un mejor gobierno, sin duda alguna de ello. Pero también necesitamos una mejor idea, mejores amistades, matrimonios y comunidades.
El matrimonio monógamo de por vida es el núcleo de la familia coercitiva, ésta, a su vez, como ya lo hemos visto, es el centro de formación ideológica de todo miembro de la sociedad autoritaria: de ahí, la significación e importancia política del matrimonio
La institución del matrimonio es la columna vertebral de la familia autoritaria y ésta es, a su vez, el centro de formación de la ideología autoritaria y de la estructura síquica humana
El matrimonio y la horca son hechos fatales.
El matrimonio es como las libretas de ahorro: de tanto meter y sacar se pierde el interés.
El matrimonio es el fin de la esperanza.
El matrimonio es la muerte de la esperanza.
En realidad, el matrimonio podía ser para mí algo de extrema importancia, de una importancia capaz de ponerme los pelos de punta...
Muchos matrimonios serían felices si el marido y la mujer entendieran claramente que están en el mismo lado
search