Las mejores 12 Frases de Limosna - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Limosna

La amabilidad no es sonrisas ni buenas palabras mientras das una limosna. La amabilidad es hacer lo que más conviene a la otra persona, según lo que necesita en ese momento. " Autoliberación interior " (2008), Anthony De Mello
Autor:" Autoliberación interior " (2008) Anthony De Mello
Yo podí­a dar una limosna a su cuerpo; pero su cuerpo no le dolí­a; tení­a el alma enferma, y yo no podí­a llegar a su alma. " Bartleby, el escribiente " (1853), Herman Melville
Autor:" Bartleby, el escribiente " (1853) Herman Melville
En menos de media hora pasaron otras veinte personas, y a todas les pidió limosna Pinocho; pero respondieron: ¿No te da vergí¼enza? ¡En vez de hacer el vago por el camino, valí­a más que buscaras algún trabajo para ganarte el pan! " Las aventuras de pinocho " (1880), Carlo Collodi
Autor:" Las aventuras de pinocho " (1880) Carlo Collodi
Yo creo que el mejor medio de hacer bien a los pobres no es darles limosna, sino hacer que puedan vivir sin recibirla.
Los pobres aprecian la limosna de los niños porque no los humilla y porque los chicos, teniendo necesidad de todos, se parecen a ellos; por eso siempre suele haber pobres alrededor de las escuelas. La limosna de un hombre es un acto de caridad, pero la de los niños es a la vez caridad y una caricia ¿Me entiendes? Es como si de una mano cayeran juntas una mano y una flor.
Los hombres pierden todo lo que dejan en este mundo tan sólo se llevan consigo el premio de su caridad y las limosnas que practicaron, por las cuales recibirán del Señor la recompensa y una digna remuneración.
La relación entre la religión y el dinero nunca ha sido fácil. Siempre se habla del oro del Vaticano, pero eso es un museo. También hay que distinguir el museo de la religión. Una religión necesita dinero para manejar sus obras, y eso se hace a través de instituciones bancarias, no es ilí­cito. El tema es el uso que uno hace del dinero que recibe en calidad de limosna o contribuciones. El balance vaticano es público, siempre da déficit: lo que entra en donaciones o por visitas a museos va a leprosarios, a escuelas, a comunidades africanas, asiáticas, americanas.
(...) í‰sta debe ser una tristeza urbana. Los edificios no dialogan y el cansancio silba. Niños piden limosna y no huelen a gardenia. Allí­, secos.
Y ahora me habí­a rebajado hasta el punto de pedir limosna.
¡Has dejado que tu padre ande pidiendo limosna! Esa mancha no se quita ni con agua de Colonia.
¿Tú crees que sea pecado comulgar varias veces en un dí­a? Es un abuso, ya sé, pero igual lo emparejas dando más limosna.
search