Las mejores 296 Frases de Lágrimas - FrasesWiki.com

Encontramos 296 frases sobre Lágrimas

Las lágrimas que no brotan se depositan sobre el corazón, con el tiempo lo cubren de costras y lo paralizan como la cal que se deposita y paraliza los engranajes de la lavadora. " Donde el corazón te lleve " (1994), Susanna Tamaro
Autor:" Donde el corazón te lleve " (1994) Susanna Tamaro
Sé que tengo los ojos abiertos, a causa de las lágrimas que de ellos manan sin cesar. " El innombrable " (1953), Samuel Beckett
Autor:" El innombrable " (1953) Samuel Beckett
Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro que cesa de hacerlo. " Esperando a Godot " (1952), Samuel Beckett
Autor:" Esperando a Godot " (1952) Samuel Beckett
Sus lágrimas son tan tristes como las nuestras. " La reina descalza " (2013), Ildefonso Falcones
Autor:" La reina descalza " (2013) Ildefonso Falcones
Lloré en inglés, lloré en francés, lloré en todas las lenguas, porque las lágrimas son las mismas en todo el mundo. " Nadie es más de aquí­ que tú " (2007), Miranda July
Autor:" Nadie es más de aquí­ que tú " (2007) Miranda July
Bajó los ojos y luego quiso mirarme pero no pudo. Durante algunos minutos probó a dominar su emoción, pero de pronto me volvió la espalda, puso los codos en la barandilla del muelle y se deshizo en lágrimas. " Noches blancas " (1848), Fiódor Mijáilovich Dostoyevski
Autor:" Noches blancas " (1848) Fiódor Mijáilovich Dostoyevski
Casi muero por todas las lágrimas que no derramé. " El Caballero de la armadura oxidada " (1989), Robert Fisher
Autor:"El Caballero de la armadura oxidada" (1989) " El Caballero de la armadura oxidada " (1989) Robert Fisher
Cuando los hermosos ojos de una mujer se comienzan a velar con lágrimas, quien empieza a no ver claro es el hombre
Las desgracias son las lágrimas del alma.
Las lágrimas son la sangre del alma.
¡Ah, no, así no! Llorar es demasiado fácil. Eso ya lo he hecho yo mil veces y no sirve de nada. ¡No te pido lágrimas! ¡Lo que quiero son árboles!
Quisiera ser lágrima para salir de tus ojos y llegar hasta tu boca
Desprecia al hombre orgulloso que se avergüence de verter lágrimas.
Escribir poesía es hacer un trabajo exquisito, lleno de temor y de encanto, es hacer una perla de una lágrima.
Se cree en la sangre que corre y se duda de las lágrimas.
Una lágrima dice más que cualquier palabra. La lágrima tiene un gran valor, es la hermana de la sonrisa.
Después de la propia sangre, lo mejor que el hombre puede dar de sí mismo es una lágrima.
Después de su sangre, lo más personal que puede dar el hombre es una lágrima
Lagrimas que anuncian conclusiones, manos que no dan sin recibir
Ven, cálmate, no llores más, si cierras los ojos verás que sigo junto a ti, que no me iré sin besar una de esas lágrimas que van desde tu cara al mar, la vida viene y va y se vá...
Que tu recuerdo ponga lágrimas en los ojos de quien nunca te dijo que te amaba.
Elegiré al hombre equivocado tan naturalmente como canto, y guardaré mis lágrimas para ocultar mis miedos
No es bueno repetir lo que está dicho. Después de haber hablado, de haber vertido lágrimas, silencio y sonreíd: Nada es lo mismo.
Sus lágrimas se vieron detenidas de pronto por el terror. Una voz habló a su lado en el pabellón. Sintió un escalofrío.
Déjenme en paz, déjenme dormir una sola noche sin mojar de lágrimas mi almohada, sin sentir que mi cabeza está a punto de estallar y sin que ardan mis ojos. ¡Déjenme marchar, déjenme abandonarlo todo, y sobre todo este mundo!
El libro es fuente para la sed, almohada para el cansancio, tamiz sereno para la loca alegría, pañuelo para las lágrimas, y consuelo para el dolor
El verdadero amigo no es el que nos seca las lágrimas sino el que evita que las derramemos.
Si pudiera ser una parte de ti, elegiría ser tus lágrimas, porque nacen en tu corazón, arden en tus ojos y mueren en tus labios
Un día dejé caer una lágrima en el océano. El día que la encuentre será el día que deje de quererte
¡Es tan misterioso el país de las lágrimas!
No ves el río de llanto porque le falta una lágrima tuya.
¡No les concedas una lágrima! ¡Las lágrimas les placen! ¡Muestra tu honor, ahora, muestra un corazón de piedra y húndelos con él!
La civilización es una terrible planta que no medra ni florece si no se riega con lágrimas y sangre.
La civilización es una terrible planta que no vegeta y no florece si no es regada de lágrimas y de sangre.
Las lágrimas se guardan para los entierros, y la vida hay que buscarla allí donde lo dejan a uno. En una casa buena de Cádiz, o en el infierno. Donde sea. Donde se pueda
Cuando inclino la cabeza para esconder una lágrima, estoy viviendo y muriendo lo que ordena la guitarra.
Llora lágrimas tan quedas que nadie las ha de oír: bien fino será quien logre su secreto descubrir...
No quiero ver lágrimas de drogas en esta banda.
Yo siempre había estado convencida de que no ocupaba un espacio demasiado grande en el mundo. Cuando alguien se va, todos, tarde o temprano, acaban por acostumbrarse. Eso es así, sin duda alguna. Pero cuando me imaginaba a las personas a las que yo amaba viviendo en un mundo sin mí, se me saltaban las lágrimas.
Que la mortalidad se rinda y se haga dulce
Escribir estos versos, cubrirlos de tachaduras y reescribirlos, era una necesidad profunda de mi ser y me provocaba un placer incomparable que llegaba a las lágrimas.
Lloraré mis lágrimas en algo que sea digno de ti, algo que quede, celebrando tu recuerdo en una composición que sea toda ternura, tan triste que oprima el corazón.
Me estremecía. Me encendía y me apagaba. Temblaba...Propuse matrimonio, demasiado tarde, fui tímido, y me negaron. Cómo me duelen sus lágrimas ¡Me siento feliz como un santo!
¿Para qué hacer cosas de las que luego tendrás que arrepentirte? No es necesario vivir con tantas lágrimas. Haz sólo lo que esté bien, aquello de lo que no tengas que arrepentirte, aquello cuyos dulces frutos recogerás con alegría
El humor es la gran coraza con la que uno se defiende en este valle de lágrimas
¿Cómo puedo imaginar una sociedad y mutua correspondencia de deberes sociales entre el hombre que gasta un millón al año y el hombre que no tiene la seguridad de comer pan cada día, una mísera cantidad de pan amasado con hiel y lágrimas?
La fuerza hidráulica más poderosa del universo, es la lágrima de una mujer.
Pero para las lágrimas de amor, los luceros son lindos pañuelitos lilas, naranjos, verdes, que empapa el corazón.
Nunca debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas, porque son la lluvia que limpia el polvo cegador de la tierra a que a veces cubre y mancilla nuestro endurecido corazón.
Desvió la mirada, pero no lloró, o si lo hizo, rechazó las lágrimas como lo haría un demonio, con sus zarpas ardientes, cuando ve llegar una nueva víctima para la tortura y, arrepintiéndose de su arrepentimiento, rechaza la mancha de la compunción y se apresta a su tarea con renovada diligencia.
No te rías nunca de las lágrimas de un niño. Todos los dolores son iguales.
Ama sin medida, sin límite, sin complejo, sin permiso, sin coraje, sin consejo, sin duda, sin precio, sin cura, sin nada. No tengas miedo de amar, verterás lágrimas con amor o sin él
Y cuando mas feliz estés, de la nada, te saldrá una lagrima por mi recuerdo
Una mujer puede darlo todo con una sonrisa y recuperarlo después con una lágrima.
Proteger el trabajo es enjugar lágrimas, consolar dolores, arrancar víctimas al vicio, al crimen y a la muerte
Nunca más me arrodillaré en mi pequeño país, junto a un río, Para que lo pétreo en mí se pueda disolver, Para que nada quede sino mis lágrimas, lágrimas.
El teatro es el lugar donde las lágrimas de virtuosos y malvados hombres se mezclaron por igual.
Cualquiera que sea su parentesco, la belleza, en su desarrollo supremo, induce a las lágrimas, inevitablemente, a las almas sensibles.
La belleza de cualquier clase en su manifestación suprema excita inevitablemente el alma sensitiva hasta hacerle derramar lágrimas.
El problema es que nunca he llorado, pues mis lágrimas se han transformado en pensamientos tan amargos como ellas.
Una vida en que no cae una lágrima es como uno de esos desiertos en que no cae una gota de agua: sólo engendran serpientes
¡Jajá, Marshall qué gracioso eres, deberías ser comediante! Por desgracia lo soy, porque me escondo tras las lágrimas de un payaso.
Mira, cuando llores por algo, procura mirar a través de tus lágrimas.
Nunca tengas miedo de tus lágrimas. Ningún cobarde llora. Sólo los hombres lloran. Además, hijo, las lágrimas siempre caen de rodillas.
La desmesura al madurar grana en la espiga del error, y la cosecha que se recoge sólo consiste en lágrimas
La lluvia es el llanto del cielo: en sus ojos de enamorado con la tierra, concluye como la cólera del hombre con su amada: con lagrimas copiosas.
Los muertos no tienen lágrimas y olvidan toda pesadumbre.
No desperdicies lágrimas frescas en dolores pasados.
No hay en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.
No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.
¡Oh lágrimas hermosas, gloria del alma mía y mi cuidado, que de mis penas fuisteis piadosas!
Se secan las lágrimas mezclándolas
El calor de un pedazo de hierro o de madera es para nosotros mucho más apasionante que la sonrisa o las lágrimas de una mujer.
Bajó los ojos y luego quiso mirarme pero no pudo. Durante algunos minutos probó a dominar su emoción, pero de pronto me volvió la espalda, puso los codos en la barandilla del muelle y se deshizo en lágrimas
En vano escarba el soñador en sus viejos sueños, como si fueran ceniza en la que busca algún rescoldo para reavivar la fantasía, para recalentar con nuevo fuego su enfriado corazón y resucitar en él una vez más lo que antes había amado tanto, lo que conmovía el alma, lo que enardecía la sangre, lo que arrancaba lágrimas de los ojos y cautivaba con espléndido hechizo.
La tristeza, el remordimiento y las lágrimas destruyen las células del cuerpo y envenenan la atmósfera del individuo.
Nunca dejes caer una lágrima por aquellas personas que no conocen el valor de tu sonrisa
Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a su víctima. He aquí su sabiduría.
Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría.
El dolor que no se desahoga con lágrimas puede hacer que sean otros órganos los que lloren.
A menudo un sólo placer en la vida cuesta al alma un millar de lágrimas.
Dichoso reino cuyo rey sabe llorar y enternecerse, se escandalicen los bravos, que el Rey de reyes sabemos que lloró y nos hizo venturosos en sus lágrimas y en sus dolores
Es simpleza o necedad llorar por lo que no se puede remediar. Dejemos llorar al que dolor tiene, que las lágrimas y suspiros muchos desenconan el corazón dolorido
En un beso muy largo y muy profundo nos bebimos las lágrimas del aire, y fueron nuestras vidas como un sueño y los minutos como eternidades...
Las lágrimas no sólo son indicio de una naturaleza sensible y compasiva, son también indicio de debilidad y astucia.
Las lágrimas son las madres de la virtudes.
Para borrar nuestras faltas a los ojos de los hombres son precisos torrentes de sangre, pero ante Dios una sola lágrima basta.
Las lágrimas son el sagrado derecho del dolor
Las lágrimas son tal vez los amigos más desinteresados de nuestra vida
...y tragó una saliva espesa y salada de lágrimas...
La palabra mestizaje significa mezclar las lágrimas con la sangre que corre. ¿Qué puede esperarse de semejante brebaje?.
Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien la merezca no te hará llorar.
Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.
Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos
Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.
Si las lágrimas son efecto de la sensibilidad del corazón, ¡desdichado de aquel que no es capaz de derramarlas!
Dios, que muestras nuestras lágrimas a nuestro conocimiento, y que, en su inmutable serenidad, nos parece que no nos tiene en cuenta, ha puesto él mismo en nosotros esta facultad de sufrir para enseñarnos a no querer hacer sufrir a otros.
Te quiero como gata boca arriba, panza arriba te quiero, maullando a través de tu mirada, de este amor jaula violento, lleno de zarpazos como una noche de luna y dos gatos enamorados discutiendo su amor en los tejados, amándose a gritos y llantos, a maldiciones, lágrimas y sonrisas (de esas que hacen temblar el cuerpo de alegría).
Adoro el arte, cuando estoy solo con mis notas, los latidos de mi corazón y las lágrimas caen, mi emoción y placer son inmensos.
Yo no soy, ni pretendo ser masoquista. Me adoro mucho para sufrir, aunque de vez en cuando, sin el afán de querer padecer un mal momento... He soltado alguna lágrima, sobre todo, cuando se ha roto una relación de amor.
Dios ha visto tus lágrimas y escuchó sus oraciones. No temas, el niño no va a morir.
Inclinó hacia atrás el blanco cuello que se dilataba con un suspiro y desfallecida, deshecha en lágrimas con una largo estremecimiento y tapándose la cara, se entregó.
Mi madre me esperaba en la estación. Lloró al verme regresar. Tú lloraste al verme partir. ¡Tan miserable es nuestra condición que no podemos desplazarnos de un lugar a otro sin que cueste lágrimas para ambas partes!
Asomaba a sus ojos una lágrima, y a mi labio una frase de perdón, habló el orgullo y se enjugó su llanto, y la frase en mis labios expiró. Yo voy por un camino, ella por otro, pero al pensar en nuestro mutuo amor, yo digo aún: ¿por qué callé aquél día? Y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?
Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar, dime mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú a donde va?
Para poder poner ante tus plantas la ofrenda de mi vida y de mi amor, con alma, sueños rotos, risas, lágrimas, hice mis versos yo.
Triste cosa es el sueño que llanto nos arranca, mas tengo en mi tristeza una alegría... ¡Sé que aún me quedan lágrimas!
¡Los suspiros son aire y van al aire! ¡Las lágrimas son agua y van al mar! Dime, mujer, cuando el amor se olvida ¿sabes tú adónde va?
Hago canciones y las canto, y cuando hago mis canciones río, lloro, canto v murmuro, pues ello complace a Dios. Con mis risas, lágrimas, canciones y murmullos complazco al dios que es mi dios.
Me puse a llorar, cerró los ojos y con la nariz sorbí las lágrimas: enterró la cabeza entre mis manos porque ambos teníamos mucha pena que compartir. Me avergoncé de no tomar las cosas tan bien como él.
Existen en este mundo algunas almas benditas, cuyas penas se convierten en alegrías para los demás y cuyas esperanzas terrenales, colocadas en la tumba con abundantes lágrimas, son una semilla de la que brotan flores y bálsamos curativos para los desolados y los afligidos.
Las lágrimas más amargas que se derramarán sobre nuestra tumba serán las de las palabras no dichas y las de las obras inacabadas.
Había despertado una parte de mí que llevaba largo tiempo durmiendo. Al darme cuenta, me sentí tan triste que se me saltaron las lágrimas. Ella había sido una mujer excepcional. Alguien hubiera debido salvarla
Después de mis lágrimas la plenitud de mi soplo blanco.
El Museo Ghibli me hace sentir nostalgia, especialmente por las tardes, cuando atardece y el Sol se pone: las lágrimas bañan mis ojos
Las lágrimas son a menudo el telescopio por donde los hombres ven el cielo.
Las lágrimas son inútiles, a menos que esté el marido presente para verlas derramar.
Una lágrima tuya me moja el alma mientras gimen las cuerdas de mi guitarra.
La envidia no tiene nunca ni la franqueza de la risa, ni el arrebato de la cólera, no tiene más que sonrisas frías y lágrimas ocultas
Lágrimas, lágrimas ¡Extraño! Lavan mi corazón y siento ganas de bromear.
Por tu mejilla resbalaba una lágrima. Sin secarla, me mostrabas un puñado de arena. ¡Imposible olvidarla!
Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.
Las lagrimas son fuego que purifica el amor, haciéndolo nítido y hermosos por una eternidad
Si de noche lloras por el Sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.
Amo a mi país, ¡Por los arenques que lo amo! Quisiera que ver pudierais las lágrimas que sollozo al pensar en el barco, en el tren de los emigrantes.
Sea cual fuere el dolor del desgraciado asesino, éste sintió en aquel momento que las lágrimas lo habían aliviado.
La tierra se cubrió de lágrimas de gozo. El día se despertó en una mano de cristal.
Una hermosa deshaciéndose en lágrimas es doblemente hermosa.
Y mi cuerpo aun vestirá con tus caricias y mis ojos sin tus ojos son tan sólo esas lágrimas que empañan la sonrisa.
Las lágrimas de una mujer hermosa y amada son armas eficacísimas para vencer al hombre más circunspecto.
No soy un fulano con la lágrima fácil, de esos que se quejan solo por vicio... Si la vida se deja yo le meto mano y si no aún me excita mi oficio.
Los hombres ricos en lágrimas son buenos. Apartaos de todo aquel que tenga seco el corazón y secos los ojos.
Cuenta tu edad por amigos, no años. Cuenta tu vida por sonrisas, no por lágrimas
El Arte se debe sentir con lágrimas en los ojos, con el corazón compungido, con las manos apretadas. El arte no es simplemente una especie de especulación teorética o mental
¡Oh, dulce concupiscencia de la carne! Refugio de los pecadores, consuelo de los afligidos, alivio de los enfermos mentales, diversión de los pobres, esparcimiento de los intelectuales, lujo de los ancianos. ¡Gracias, Señor, por habernos concedido el uso de estos artefactos, que hacen más que palatable la estancia en este Valle de Lágrimas en que nos has colocado!
Nadie rebaje a lágrima o reproche
Nadie rebaje a lágrima o reproche esta declaración de la maestría de Dios, que con magnífica ironía me dio a la vez los libros y la noche
¡Una lágrima! ¿Es acaso de temor o de amargura? ¡Ay! A aumentar su tristura ¡Vino un recuerdo quizá!
¡Ponga dios una lenta lágrima de mujer en los ojos del mar!
Si el niño no estuviera tan profundamente dormido sentiría en su moflete de nardo la lágrima resbalada desde la vieja mejilla de cuero.
Las lágrimas fueron puestas por Dios en los ojos para deshacer las penas del corazón
Hay un límite para las lágrimas que podemos derramar ante las tumbas de los muertos
Los grandes derechos no se compran con lágrimas, sino con sangre.
No es amigo quien ríe mi risa, sino quien llora mis lágrimas.
Si lucho por tu libertad, si canto, no canto porque te quiero. Tampoco por enjugar tus lágrimas, sino porque te necesito felizmente libre. Porque en tu libertad, en tu felicidad, veo las mías.
Lo que no se va en lágrimas se va en suspiros, amigo.
Mamá se sujetaba ambas manos, apretándolas, y unas lágrimas limpias empezaban a rodarle por las mejillas. Mirándola, José quiso consolarla: esa es la guerra, doña, no hay remedio...O se mata o lo matan. Pero esas palabras ni a él le satisfacían porque bien claro se le veía el dolor.
No riegues con lágrimas mi sepulcro, que las lágrimas son agua, y el agua no es de mi gusto.
La melancolía es un estado de ánimo situado entre el ombligo y la lágrima
El Ejecutivo desea que el estado sea feliz por la paz, fuerte por la unión y que sus hijos corten cada día una espiga más y lloren una lágrima menos
Porque ninguna lágrima rescata nunca el mundo que se pierde ni el sueño que se desvanece.
La risa ella sola ha cavado más túneles útiles que todas las lágrimas de la tierra
Uno es capaz de llorar a cántaros hasta en una miserable obra de teatro. Las lágrimas no prueban de ninguna manera la honestidad o el afecto.
La cura para todo es siempre agua salada: el sudor, las lágrimas o el mar.
Las lagrimas no tienen horario
Las lagrimas no tienen orarios.
Su comprensión hizo que las lágrimas asomaran a sus ojos. Poco después, sintió que sus brazos la rodeaban amorosamente. Entonces apoyó la cabeza sobre su hombro y dio rienda suelta a sus lágrimas.
No sé si alguna vez habéis visto llorar a un ángel. Si no es así, es una experiencia que no os recomiendo. Las lágrimas de un ángel son mucho más perturbadoras que la risa de un demonio.
Colombia es el país del mundo donde más milagros se dan por metro cuadrado. Bajan del cielo todas las vírgenes, derraman lágrimas los Cristos, hay médicos invisibles que operan de apendicitis a sus devotos y videntes que predicen los números ganadores de la lotería.
No rías nunca de las lagrimas de un niño. todos los dolores son iguales.
Al fin todo se hundió...Y tu mirada se torció y se deshizo en un cielo turbio y revuelto... Y ya no vi más que mis lágrimas.
Luz... Cuando mis lágrimas te alcancen la función de mis ojos ya no será llorar, sino ver.
Búsquenme donde se detiene el viento donde haya paz o no exista el tiempo, donde el sol seca las lágrimas de las nubes en la mañana.
Cerradas las puertas de la razón ya no hay lágrimas ni religión.
Las lágrimas manan también a través del oro.
Sin embargo, pronto comprendió que estaba en el charco de lágrimas que había derramado cuando medía casi tres metros de estatura. ¡Ojalá no hubiera llorado tanto! -dijo Alicia, mientras nadaba a su alrededor, intentando encontrar la salida-. ¡Supongo que ahora recibiré el castigo y moriré ahogada en mis propias lágrimas!
En esta vida hay lágrimas, y lo que importa, después de todo, es ante lo que lloramos
Brillan tanto las lágrimas en los ojos de una niña que nos da lástima besarlas cuando están secas.
Cuando pases por la tumba donde mis cenizas se consumen, ¡oh!, humedece su polvo con una lágrima
La prueba de un afecto puro es una lágrima.
Las sonrisas excavan los canales para las lágrimas futuras.
Lágrimas, no fluyan más, y si vuestro anhelo es fluir, hacedlo con suavidad.
La música debe brotar de la sangre del corazón del hombre, y las lágrimas de los ojos de la mujer
La música debe hacer brotar sangre del corazón del hombre, y lágrimas de los ojos de la mujer.
La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre, y lágrimas de los ojos de la mujer.
El León se enjugó una lágrima con su zarpa. Es mi pena más grande, y lo que me produce mi mayor desdicha. Pero cuando quiera que hay algún peligro, se me aceleran los latidos del corazón. Puede ser que lo tengas enfermo -aventuró el Leñador. Podría ser asintió el León. Si es así, deberías alegrarte, pues ello prueba que tienes corazón -manifestó el hombre de hojalata.
Lágrimas no son argumentos.
Uno mira al presente con todas sus lágrimas y nostalgias, otro indaga el futuro con todas las auroras.
Si tuviera que cambiarme el nombre, escogería mi nombre de confirmación: Verónica. La elegí porque fue quién enjugó las lágrimas de Cristo, creo que es muy romántico
Día a día, la infancia crece en mí y deseo vivir porque si muero, sentiré vergüenza de las lágrimas de mi madre.
La música se vuelve tan emocionante que a él se le llenan los ojos de lágrimas. Y eso es lo más lindo de la escena, porque ella al verlo conmovido, se da cuenta que él tiene los sentimientos de un hombre, aunque parezca invencible como un dios.
Las desgracias ajenas pueden incluso desarrollar nuestras lágrimas, pero en el fondo ayudan a soportar el infortunio que todo el mundo arrastra, y aunque la castástrofe de otros despierta nuestra compasión, también nos provoca una secreta alegría morbosa por habernos librado esta vez.
¿Ingenio? ¿En el dolor? Puede ser, pues hay sal en las lágrimas
La revolución beneficia al pobre, al ignorante, al que toda su vida ha sido esclavo, a los infelices que ni siquiera saben que si lo son es porque el rico convierte en oro las lágrimas, el sudor y la sangre de los pobres.
...Por la pérdida de mis manuscritos he llorado lágrimas teñidas de sangre
¡Placeres crueles! ¡Cuántas lágrimas me habéis costado y cuántos remordimientos han de desgarrar todavía mi alma hasta el postrer instante de mi vida!
Helando mi vientre los remos golpean las olas. Noche de lágrimas.
Mis lágrimas chisporrotean apagando las brazas Ahora.
Se va la primavera quejas de pájaros lágrimas en los ojos de los peces.
A veces no nos dan a escoger entre las lágrimas y la risa, sino sólo entre las lágrimas, y entonces hay que saberse decidir por las más hermosas.
Todas las madres son ricas cuando aman a sus hijos. No hay pobres, no hay feas, no hay madres viejas. Su amor es siempre la más bella de las Alegrías. Y cuando parecen tristes, basta un beso que reciban o que den para que todas sus lágrimas se conviertan en estrellas en el fondo de sus ojos.
Tejamos en el día un hueco de verdad, el libro de poemas toma apenas lo que el show o la serial y brinda todo aquello que un hombre puede dar, su lágrima, su dicha, su secreto sin horarios ni canal.
Y yo soy del parecer / y la experiencia lo enseña, / que ablandaran una peña / lágrimas de una mujer.
El alma es un manantial que solo se revela en lágrimas.
No lloro. Me aguanto pero lo siento, tengo un sentimiento hondo pero sin llegar a la lágrima
Mientras observo los descendentes cielos nublados para siempre, ¿cómo es que ellos llueven lágrimas de amor?
Las lágrimas se han secado, pero nos queda la risa. La risa es más fuerte que las lágrimas, y su resultado más positivo. Reíros desde el fondo del corazón, reíros hasta que nos oigan los dueños de las tiendas de nuestra calle feliz.
Siempre que leo cartas de fans de algún lugar lejano, lloro con lágrimas de alegría. Me llena el corazón y me hace decir: A partir de mañana viviré mi vida al máximo.
Tengo corazón, mas corazón de soberano, no me apiado de las lágrimas de una duquesa, pero me afectan los males de los pueblos.
Llorar a lágrima viva, llorar a chorros...Llorarlo todo, pero llorarlo bien. (...) Llorar de amor, de hastío, de alegría...
Lloremos. ¡Ah! Lloremos purificantes lágrimas, hasta ver disolverse el odio, la mentira, y lograr algún día -sin los ojos lluviosos- volver a sonreírle a la vida que pasa.
El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos.
La gente enseña para disimular su ignorancia, lo mismo que sonríe para ocultar sus lágrimas.
Las lágrimas son el refugio de las mujeres feas, pero la ruina de las bonitas
Todos los hombres matan lo que aman...Unos matan su amor cuando son jóvenes y otros cuando son viejos, unos lo ahogan con manos de lujuria, otros con manos de oro... Unos aman muy poco, otros demasiado, algunos venden y otros compran, unos dan muerte con muchas lágrimas y otros sin un suspiro, pero aunque todos los hombres matan lo que aman, no todos deben morir por ello.
El alma descansa cuando echa sus lágrimas, y el dolor se satisface con su llanto
Es un alivio llorar, las penas se desahogan y son arrastradas por las lágrimas
Las lágrimas pesan a veces tanto como las palabras
Nacemos con lágrimas, entre lágrimas transcurre nuestra vida y con lágrimas cerramos nuestro último día
Las lágrimas que no se lloran, ¿esperan en pequeños lagos?, ¿o serán ríos invisibles que corren hacia la tristeza?
Cuando lleguen las lágrimas: aguanta, sufre y …. Sigue adelante
Tus risas a la multitud de las mujeres y tus lágrimas a quien no las quiere.
Si lloras de alegría, no seques tus lágrimas: las robas al dolor.
Las lágrimas caen en el corazón como la lluvia en el pueblo.
Si lloras por no haber visto el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas
Dos especies de lágrimas tienen los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho.
Dos tipos de lágrimas brotan de los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho.
Economizad las lágrimas de vuestro hijos, para que puedan regar con ellas vuestra tumba.
Economizad las lágrimas de vuestros hijos a fin de que puedan regar con ellas vuestra tumba.
El hilo de la vida se aflojaría si no fuera mojado con algunas lágrimas.
Nunca mojes tu pan en la sangre de los animales ni en las lágrimas de tus semejantes.
Cada lágrima enseña a los mortales una verdad
Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.
Sus dedos exploraron felices toda mi espalda con delicadeza, suavemente, y poco a poco convirtieron mi piel en una barra libre de sensaciones deliciosas. Estaba conmovida. Hundí la cara en la almohada para ocultar mi éxtasis y mis lágrimas.
Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.
Si lloras porque no puedes ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.
Si por la noche lloras por no ver el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas
La brisa viene fresca y perfumada, no sé qué pasa en mí, la noche tiene para mi corazón todas las lágrimas, y yo siento un vacío sobre el pecho y una paz infinita sobre el alma.
La paciencia comienza con lágrimas y, al fin, sonríe.
Yo vivo de lo poco que aún me queda de usted, su perfume, su acento, una lágrima suya que mitigó mi sed.
La primera vez que vi el Rin, con cálidas lágrimas en mis ojos, yo, pobre artista, juré fidelidad a mi patria alemana.
El lenguaje noble de los ojos es una lágrima
Se sentó la niña junto a un río taciturna y sus lágrimas hicieron que fuese profundo.
Me encontré a mí mismo en la esquina de una calle, sopesando doce años de mi vida con un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos, y no sabiendo hacia dónde ir
En los cuchillos y tenedores se habían pegado las lágrimas de mis enemigos ajusticiados, y al tintineo de los vasos se unían los sollozos de innumerables desgraciados, sin embargo, las estelas de las lágrimas me daban risa, mientras que los sollozos de desesperación adquirían un sonido musical a mis oídos. Necesitaba música para amenizar el banquete, y la tenía.
También mi sangre bulle y río por los ojos que han conocido el brote de las lágrimas. Creo que el mundo es bello, que la poesía es como el pan, de todos.
Y, sin embargo, amor, a través de las lágrimas, yo sabía que al fin iba a quedarme desnudo en la ribera de la risa.
Creo en las distancias porque me hacen más humano. Las lágrimas aprenden a reír.
Creo en los dibujos que aparecen en las nubes, creo en el negro con el blanco, que un amigo es un hermano, y en los dos primeros meses de mi calendario. Las lágrimas aprenden a reír.
Creo en los silencios cuando la palabra aturde. Las lágrimas aprenden a reír.
Hay que dar vuelta un mundo. Pero cada lágrima que corre allí donde podría haber sido evitada es una acusación, y es un criminal quien, con inconsciencia brutal, aplasta una pobre lombriz.
Como un día me la diste viva tu imagen poseo, que a diario lavan mis ojos con lágrimas tu recuerdo.
Las lágrimas corren por mis mejillas sin que experimente la necesidad de entornar los ojos. ¿Qué me hace llorar así? De tanto en tanto. No hay nada aquí que pueda entristecer. Tal vez se trate de cerebro licuado. En todo caso, la felicidad pasada se me ha ido completamente de la memoria, si es que alguna vez estuvo presente en ella.
Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro que cesa de hacerlo.
Sé que tengo los ojos abiertos, a causa de las lágrimas que de ellos manan sin cesar.
Yo, que no sé nada, sé que mis ojos están abiertos, porque las lágrimas no dejan de caer.
Yo, que no sé nada, sé que mis ojos están abiertos, porque las lágrimas no dejan de caer.
Las lágrimas no piden perdón, lo merecen.
Ni tengo la piel tan dura ni lágrimas de cocodrilo
Lo peor fue limpiar las arañas de cristal. La semana pasada, la señorita Caroline le hizo limpiar cada maldita lágrima. Disculpe mi lenguaje, doctor. Pero esas arañas habría que echarlas abajo.
Las lágrimas del heredero son risas encubiertas.
No permanezcan secos tus ojos ante la muerte de un amigo, pero tampoco se conviertan en un mar. Las lágrimas sí, llanto no
Las lágrimas del heredero son risas encubiertas.
Quien no ha vertido lágrimas en la soledad no sabe cuáles son las lágrimas verdaderamente amargas.
Si yo pudiera amar con reglas matemáticas, si todo fuera un cálculo elevado a nuestras lágrimas.
Muy a menudo, las lágrimas son la última sonrisa del amor.
Muy fecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor
Muy frecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor.
Gale, a quien nunca he visto llorar, tiene lágrimas en los ojos. Para evitar que se derramen, me inclino hacia delante y presiono mis labios contra los suyos. Sabemos a calor, cenizas y miseria. Es un sabor sorprendente para un beso tan suave.
Mientras trabajaban en cubierta, veían a menudo un destructor que cruzaba la línea del horizonte hacia el sur. La bandera japonesa ondeaba en su popa. Los pescadores, emocionados y con lágrimas en los ojos, saludaban blandiendo sus gorras. Nuestros protectores, pensaban. ¡Mierda! Cuando los veo, se me saltan las lágrimas.
Cuídate mucho de hacer llorar a una mujer, pues Dios cuenta todas sus lágrimas
Una mariposa roja como la sangre se le posó, cual un pétalo de rosa, sobre las rodillas y, mientras la miraba, sus ojos se llenaron de lágrimas. No era sólo la belleza del insecto lo que aceleraba los latidos de su corazón. Era su misma existencia, y el enigma de su existencia. La dominaba un ansia de adoración, pero no sabía por qué.
De aquí aquellas lágrimas.
En cuanto empecé a caer en la cuenta de la pérdida que había sufrido, comencé a entristecerme sobremanera, entonces me dirigí a una imagen de Nuestra Señora y le rogué con muchas lágrimas que me tomase por hija suya.
Se metió entre lágrimas, en una conversación calentada por su móvil.
Sus lágrimas son más bellas que su sonrisa.
Le dio a la miseria todo lo que tenía: una lágrima.
Mis lágrimas deben cesar, porque cada gota es como aguja punzante.
No quiero lágrimas ni flores, hoy me despido: el 20-N me inmolo en el Valle de los Caídos.
Más lágrimas se derraman por las plegarias respondidas que por las no respondidas
Las lágrimas enseñan a arrepentirse de las faltas propias y a compadecer a los demás, y a verter un poco de la miel y el aceite que se tiene en el corazón sobre las heridas de la humanidad
Toda lágrima enseña a los mortales una verdad.
El ojo ve bien a Dios solamente a través de las lágrimas.
Los ojos no pueden ver a Dios, sino a través de las lágrimas
Los ojos no pueden ver bien a Dios, sino a través de lágrimas.
El ojo ve bien a dios solamente a través de las lágrimas.
Los ojos no pueden ver bien a dios, sino a través de lágrimas.
En tus telares, Angelita, hay tiempo, lágrima y sudor están las manos ignoradas de éste, mi pueblo creador.
Con las lágrimas del tiempo, las del día a día, yo hice los cimientos de mi poesía
Cuando viajo y me quedo delante de lugares maravillosos, me cae una lágrima por no estar conmigo, compartiendo ese placer
La felicidad es como una gota de rocío en un pétalo de flor, brilla tranquila, después de vacilar cae como una lágrima de amor
Las lágrimas son el lenguaje silencioso del dolor.
Por cada risa, debe haber una lágrima.
La rosa es más bella bañada por el rocío de la mañana, y el amor es más hermoso humedecido por las lágrimas.
Hay algo sagrado en las lágrimas. No son señal de debilidad sino de poder. Son las mensajeras de una pena abrumadora y de un amor indescriptible
Las lágrimas transmiten con mayor elocuencia que mil estrofas juntas, un mensaje de dolor indecible, de profundo arrepentimiento o de amor inefable.
Las lágrimas corrieron por su rostro. Su mano temblorosa buscó el apoyo de la mesa para poder sostenerse, mientras me tendía la otra. La tomé entre las mías, estrechándola con firmeza. Cayó mi cabeza sobre aquella mano fría. Mis lágrimas la humedecieron y mis labios se apretaron contra ella. No fue un beso de amor. Fue una contracción de agonía desesperada.
Fray Lorenzo: Allí en el suelo, borracho de sus propias lágrimas
Romeo: ...El amor es un humo que sale del vaho de los suspiros, al disiparse, un fuego que chispea en los ojos de los amantes, al ser sofocado, un mar nutrido por las lágrimas de los amantes, ¿qué más es? Una locura muy sensata, una hiel que ahoga, una dulzura que conserva.
Si tienes lágrimas no dejes de verterlas.
Con el persuasivo lenguaje de una lágrima
No tengo nada más que ofrecer que, sangre, ímprobo esfuerzo, sudor y lágrimas
No tengo nada que ofrecer aparte de sangre, sudor y lágrimas.
Hay entre nosotros un mar de lágrimas con rugientes olas y no puedo llegar hasta ti.
Si peleas cuando yo he desfallecido, y estás llena de fuerza cuando a mí ya me han vencido, eres un hombro en que llorar lágrimas que no han caído, aún
search