Las mejores 227 Frases de Jugar - FrasesWiki.com

Encontramos 227 frases sobre Jugar

Sabe jugar a todos los juegos de la Sociedad, incluido el que acaba de perder. Conoce sus cartas, y por eso pierde sistemáticamente. " Juntos " (2010), Ally Condie
Autor:" Juntos " (2010) Ally Condie
Quiero jugar a que me quiso quien no me supo y saber que me quiere quien me sabe. " La emoción de las cosas " (2013), íngeles Mastretta
Autor:" La emoción de las cosas " (2013) íngeles Mastretta
Cuando era pequeña el padre le enseñó a jugar al ajedrez. Le habí­a llamado la atención un movimiento que recibe el nombre de enroque: el jugador cambia en una sola jugada la posición de dos figuras: pone la torre junto al rey y desplaza al rey hacia la esquina, al lado del sitio que ocupaba la torre. Aquel movimiento le habí­a gustado: el enemigo concentra todo su esfuerzo en amenazar al rey y éste de pronto desaparece ante sus ojos; se va a vivir a otra parte. Soñaba toda su vida con ese movimiento y soñaba con él tanto más cuanto más cansada estaba. " La inmortalidad " (1988), Milan Kundera
Autor:" La inmortalidad " (1988) Milan Kundera
Cuando duele, tienes dos posibilidades (... ). O te sientas, o sigues jugando con dolor. " La promesa " (2006), Harlan Coben
Autor:" La promesa " (2006) Harlan Coben
A veces se trata de jugar bien una mala mano. " El jilguero " (2013), Donna Tartt
Autor:"El jilguero" (2013) " El jilguero " (2013) Donna Tartt
Todo el mundo está tan colgado en '¿Eres de pop?' o '¿Eres de rock?' Es como, 'Um, ¿tiene esta canción que deseas bailar, o tener sexo, o te recuerda algo? No es tan profunfo. Ser una estrella de rock es sólo jugar. Es Halloween, la fantasía. ¡No puedo creer que ahora puedan jugar a disfrazarse para ganarse la vida!
Soy un músico de estudio. Me consigues en el estudio que puedo jugar un acordeón. 4 bares y un bucle de nuevo. La percusión es mi campo principal.
Solamente es juego cuando se juega al dinero. Si se juega por dinero lo que se quiere es ganar. Y ganar no es jugar sino trabajar.
En mis partidas había muchas maniobras y muy pocas combinaciones, demasiados reagrupamientos y escasísimos ataques o asaltos impetuosos. Me hacía falta modificar decididamente la manera de jugar. Sólo un cambio rápido y audaz de todas mis concepciones sobre el arte del ajedrez me podría ayudar a perfeccionarme. Y ante todo, me hacía falta trabajar, trabajar más y otra vez trabajar.
No lograr un tanto de más a costa de lo que fuere, no dejarme llevar únicamente del ansia de vencer, sino jugar partidas artísticas, ricas de fondo, ese era el fin que yo me proponía en los torneos.
Yo consideraba que mi principal misión consistía en pulir mi estilo de juego, en aprender a llevar al tablero planes de largo alcance, sutiles maniobras de posiciones, y jugar con mano firma complejas combinaciones.
Sólo quería informarle -dijo- que la confianza con que me honran los compañeros no me permite jugar con nada que no sea dinero en efectivo. Por mi parte, claro está, estoy seguro de que con su palabra basta, pero, para el buen orden del juego y de las cuentas, le ruego que coloque la suma sobre la carta.
El éxito que tuve en el match contra Capablanca se debe, ante todo, a mi superioridad psicológica. Capablanca jugaba confiando casi exclusivamente en su extraordinario talento intuitivo. En general, hay que conocer bien al adversario antes de empezar a jugar. Así, la partida se convierte en el medidor del individualismo y del amor propio, que juega un papel enorme en el resultado del juego
La vida humana es una comedia donde uno tiene que jugar en serio.
Eramos muy niños cuando allí te conocí... te veo jugar, y en silencio hablar... como me gustaba tu carita al bostezar
Hoy quiero jugar a ser la fuerza del destino
Hoy quiero jugar todo el partido, hoy renunciaré al tiempo perdido
Vamos a jugar al juego en el que yo era tu princesa
La acción es lo único que tiene valor. Soñar que se juega al tenis no es nada. Leer libros de tenis no es nada. Jugar al tenis es un gran placer.
Porque vivir es jugar, y yo quiero seguir jugando.
Los hombres no dejan de jugar cuando se hacen viejos. Se hacen viejos cuando dejan de jugar.
Jugar el Caracas - Magallanes es un clásico que nunca podrás olvidar como pelotero, pero vestir la camisa de las Águilas y jugar La Chinita es un privilegio
Al jugar al ajedrez entonces, podemos aprender: Primero, previsión...Segundo, prudencia...Tercero, cautela...Y al final, aprendemos del ajedrez el hábito de no ser desanimados por apariencias malas presentes en el estado de nuestros asuntos, el hábito de la esperanza por una oportunidad favorable y la perseveración de los secretos de los recursos.
Dejar tu mente jugar es la mejor manera de resolver los problemas.
Me encantaría hacer una comedia. Lo principal es la complejidad. La razón por la que jugar tanto con los personajes oscuros es porque no hay espacio para lo inesperado.
Corazón mío, no hables Puedes jugar con fuego, pero te quemarás.
Conozco a gente que tiene toda la fuerza de voluntad del mundo y aún así no es capaz de jugar buen ajedrez.
El ajedrez es ciertamente un arte, pero yo no pensaba en ello. Sólo el juego preciso y fuerte puede ser bonito... La precisión, en primer lugar. En última instancia, todo se decide por la clase. Luego podemos aspirar a una partida preciosa. Pero para jugar con elegancia y precisión hay que saber mucho y ser capaz de utilizarlo.
El punto de inflexión en mi carrera llegó al darme cuenta de que las negras deberían jugar a ganar, en lugar de sólo buscar igualar.
Me preparo bien. Sé lo que puedo hacer antes de jugar. Estoy siempre seguro.
Sólo se puede jugar bien al ajedrez si se ama el juego.
Todas las mujeres son débiles. Son estúpidas comparadas con los hombres. Nunca deberían jugar ajedrez.
Todo lo que quiero en la vida es jugar al ajedrez.
Sin jugar con la fantasía nunca a nacido ningún trabajo creativo. La deuda que tenemos a la obra de la imaginación es incalculable
La rutina no está tanto en las cosas como en nuestra incapacidad para crear a cada momento un vínculo original con ellas, en nuestra tendencia a leerlas por la falsilla de lo rutinario, de lo ya aprendido. Hay que seguir dejando siempre abierta la puerta al cuarto de jugar.
Es como jugar. Lo que es rodar, rodar, es divertidísimo, a mi me encanta
Sobre los pueblos de Latinoamérica caen todos los ciclones, prohibieron los frutos de la sangre joven. Pero nunca pudieron tapar la mirada, ni jugar con la voz del poeta.
Sobre los pueblos más ricos, caen con fuerza las cortes, los dueños de la tierra matan al que la siembra. Pero nunca pudieron tapar la mirada, ni jugar con la voz del poeta.
Me gustan las niñas de bajo mantenimiento, pero, al mismo tiempo elegantes... Ella tiene que cuidarse a sí misma. Pero también tiene que ser una chica que no tenga miedo de empezar a sudar y a jugar al baloncesto, así que es genial si es poco femenina
Es la forma de jugar lo que hace la diferencia. Juegue como piensa y lo que reciba será parte de usted, de su historia.
Quiero que la gente entienda que no vengo a jugar al guapo, al famoso.Lo único que busco en esta carrera es que la gente me quiera.
Desde niño sólo pensaba en ir a jugar con los amigos del barrio. Mi hermano también venía conmigo. Con una pelota en los pies ya no te preocupabas por nada. Luego fui creciendo, mejorando y mire, hasta hoy
En la escuela los colegas me llamaban Cristiano, pero para el fútbol siempre preferí ser Ronaldo. Me identifico con los dos, pero para jugar siempre seré Ronaldo
En realidad yo he elegido dónde quería jugar. Estuve seis años en el Manchester y le debo todo lo que soy ahora. En Manchester hice historia y gané muchos títulos
Fue un placer para mí jugar en Old Trafford, pero ahora en el Bernabéu empieza una etapa nueva en mi vida y nuevos desafíos. Yo quería jugar en este club y por eso estoy aquí
La experiencia te hace entender que jugar en equipo y siendo solidario se alcanzan mayores objetivos
Mi caso es un poco especial porque yo nunca tuve ídolos en la infancia. Yo jugaba en el barrio con los colegas por puro placer. Yo solo quería jugar, manejar la pelota, marcar goles
El destino juega con la vida de los hombres, los separa para reunirlos de nuevo cuando se le antoja y en el lugar más insospechado.
Conozco a muchos jugadores que han venido a jugar a España y me han hablado muy bien del Campeonato. Es una experiencia muy excitante jugar en el Real Madrid, y una oportunidad para jugar con los mejores jugadores del mundo. Creo que no había una forma mejor de abandonar el Manchester United
Llevo quince años jugando al máximo nivel y creo que eso me puede ayudar en el Real Madrid. Soy consciente de que todo el mundo me va a exigir lo máximo, pero estoy preparado para responder adecuadamente. Quiero aprovechar la oportunidad de jugar en este Club
Obviamente es una decisión muy difícil, porque siento que aún puedo jugar al máximo nivel y así lo he hecho durante los últimos meses
Si otros futbolistas ingleses tienen la oportunidad de jugar en el extranjero, les aconsejaría que lo hicieran, merece la pena. Nunca habría pensado en dejar el Manchester, pero estar donde estoy ahora, jugando el fútbol que estoy jugando y ser feliz, es muy especial para mí
Jugar una partida de ajedrez es pensar, elaborar planes y también tener una pizca de fantasía.
En semifinales contra Alemania, el rival quiso hacerse con la pelota, quiso jugar sus armas, pero se vio obligado a replegarse. Fuimos nosotros los que les echamos atrás. En la Copa del Mundo Sudáfrica 2010
Podemos jugar bien o mal, pero nunca cambiamos el estilo. Ese estilo es el que nos dio éxitos. Sobre la participación de España en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010
Tenemos ganas de jugar, de ganar, de que empiece el partido. Ahora mismo vamos a descansar y cuando llegue vamos a estar preparados al 100% para un partido histórico. Hablando un día previo a la final que le dió a España la Copa del Mundo Sudáfrica 2010
Jugar sin público es jugar adentro de un cementerio.
Al jugar, el bebé demuestra que ha construido en sí­ mismo algo que podrí­amos denominar material para el juego, un mundo interior de vida imaginaria, que se expresa en él.
Tocar bebop es como jugar a la sopa de letras faltándote todas las vocales
Jugar con lo que no podemos ocultar nos hace ser percibidos como personas con un alto grado de autoaceptación.
No centréis vuestros esfuerzos en ser unos cabrones...si bien es cierto que no va a veniros nada mal parecerlo. Mi consejo es proyectar cierta tendencia. Jugar con ello sin ser explícitos, pero sin olvidarnos de subcomunicar que, ante todo, tenemos la capacidad de velar por ellas si nos lo propusiéramos.
La bomba atómica es fundamental. No para jugar a nada, sino para ser respetados. Es lo que en geopolítica se llama disuasión estratégica. Esto quiere decir, déjennos en paz. Cuando se tiene la bomba atómica se sienta para conversar en igualdad de condiciones. Lo mismo pasa con las Fuerzas Armadas. Si soy elegido, triplicaré su efectivo. Ellas son el brazo armaddo del pueblo.
Se nos da bien jugar partidos en el extranjero, hoy en Mónaco, la otra vez en Hamburgo, la final en Barcelona...
Y cuando la imprudencia y la delación pusieron alguna vez al indio en la alternativa de batirse a muerte o entregarse, él no vaciló jamás en jugar serena y valientemente su vida, arremetiendo con tal pujanza y furia que todo que todo cedía a su paso, y siempre supo escapar dejando tras sí la admiración y la muerte.
Las experiencias lúdicas con un complemento fundamental para el desarrollo de la personalidad del niño. La adaptación al entorno del niño pequeño se realiza sobre todo a través del juego. Las zonas para jugar han de ofrecer variabilidad y diversificación, han de permitir que se satisfagan las necesidades de los pequeños.
Los niños no deben jugar con armas cuya peligrosidad no entiendan.
Estamos con una idea de fútbol parecida a lo que venía practicando en el Xerez y en otros equipos. Yo soy partidario de jugar bien porque así hay más posibilidades de ganar. El Hércules va a jugar siempre bien al fútbol, abriendo el campo y por las bandas
No me gustan las cartas que me han dado, pero me gusta el juego y quiero jugar.
No he venido a jugar, sino a ser campeón del mundo. Vosotros dadme un coche y yo me encargo del resto.
Siempre he sido del Atlético de Madrid, y siempre he querido jugar en este club. No me marcharía por nada, solo si el club lo necesita para sobrevivir.
Los estímulos de los sentidos no sólo son gustativos: se puede jugar igualmente con el tacto (contrastes de temperaturas y texturas), el olfato, la vista (colores, formas, engaño visual, etc.), con lo que los sentidos se convierten en uno de los principales puntos de referencia a la hora de crear.
En el Real Madrid tienen que jugar varios de los mejores jugadores del mundo, incluidos los españoles y hay que potenciar la cantera
En Estados Unidos nos necesitan para enseñarles a jugar al fútbol
El espíritu trabaja y juega, jugar es vivir tanto como trabajar.
La gente tiene un gran apetito por involucrarse y jugar su rol. La labor del gobierno es la de ayudar, estimular, alentar, crear condiciones favorables... así pues, nos desharemos de viejas barreras que limitan y retrasan nuestro trabajo, nuestro desarrollo, nuestras vidas, para que todos podamos hacer y ser lo que deseemos en un clima de libertad y tolerancia.
No siento el menor deseo de jugar en un mundo en el que todos hacen trampa.
No siento el menor deseo de jugar en un mundo en el que todos hacen trampas
Llévame volando a la Luna, déjame jugar entre las estrellas. Déjame ver cómo es la vida en Júpiter y en Marte
No te hagas el duro, es un mundo libre, lo único que tienes que hacer es enamorarte y jugar el juego del amor.
El problema no es el pasto, ni nada. El problema es que no quiero jugar más
Ya a esta altura de mi carrera no creo que vaya a jugar mucho mejor sobre el pasto ni tampoco pretendo hacerlo, nunca me voy a adaptar a esta superficie Wimbledon 2006
¡A mí no me tendrían que dejar entrar más acá! ¡Es una vergüenza que me dejen jugar!
El hombre no deja de jugar porque se vuelve viejo. Se vuelve viejo porque deja de jugar.
Es un lujo jugar con Puyol. Con 5-0 me sigue echando bronca aunque sea el último minuto del partido
No soy tan y tan bueno, lo que ocurre es que tengo la fortuna de jugar en el Barça
La eternidad apenas es el ocio de jugar a los astros, de fumar nubes y de ignorarnos.
El que exige jugar con las cartas boca arriba, tiene todos los triunfos en la mano.
Escuchenmé muchachos, vamos a ir a jugar al fútbol, no a la cámara de gas.
Eras amable conmigo.... pero nuestra casa sólo era un salón de recreo. He sido una muñeca grande en tu casa, como fui muñeca en casa de papá. Y nuestros hijos, a su vez, han sido mis muñecas. A mí me hacía gracia verte jugar conmigo, como a los niños les divertía verme jugar con ellos. Esto es lo que ha sido nuestra unión, Torvaldo.
Alégrate de la vida porque ella te da la oportunidad de amar, de trabajar, de jugar y de mirar a las estrellas
Un emprendedor no puede limitarse a jugar sobre seguro. Su mentalidad tiene que ser, necesariamente, la de asumir un gran riesgo. Si teme que, en un determinado momento, se le vaya a estigmatizar por un fallo, estará cometiendo una equivocación dramática
Yo tengo que jugar un papel en la dirección —obviamente— por un tiempo, no sé por cuánto tiempo. Uno trata de dar, de desprenderse de casi todo y entregarse de lleno al pueblo. Entonces, ¿cuál es mi bálsamo? Mi bálsamo es el pueblo. Me voy a las calles y se me quita cualquier mal, y me tiro en brazos del pueblo.
Actuar es abandonarte. Dejar a un lado tu propia identidad para jugar con otra.
Sobre su traje de Senador Palpatine: Puedo llevar puesto el traje y jugar el personaje maravillosamente. ¿Los colores, las texturas?... la gente sigue preguntándome: Es caucho? Es cuero?' No sé exactamente de qué está hecho. Se siente como la piel de un reptil, lo cual dicho sea de paso es exactamente correcto.
No se puede jugar un papel constructivo sino en la medida en que se está seguro de sí mismo y consciente de las debilidades
Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe de las manos.
Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
Sería un necio si pensara que vengo aquí a jugarlo todo, hay que respetar a la gente que lo está haciendo bien y lo ha ganado todo. En las posiciones en las que puedo jugar yo hay tres campeones del mundo. Es un orgullo poder aprender de ellos y crecer con ellos
No tengo miedo de la muerte. Es el juego que uno acepta para poder jugar el juego de la vida
No podemos ser nada sin jugar a serlo
Al fútbol siempre debe jugarse de manera atractiva, debes jugar de manera ofensiva, debe ser un espectáculo.
Yo creo que la gente debería ser capaz de jugar en todas las posiciones del campo. Por eso es tan importante que todos escuchen durante las conversaciones tácticas. El extremo izquierdo no puede dormirse cuando el entrenador habla sobre el lateral derecho.
En la gran mesa de juego que es la vida, el incómodo no es el tramposo -que se limita a jugar de una determinada manera, pero participa- sino el que rompe la baraja.
Si quiere trabajadores creativos, dales tiempo suficiente para jugar.
Si quieres trabajadores creativos, dales tiempo suficiente para jugar.
Se me enseñó tan temprano a trabajar como a jugar
Se me enseñó tan temprano a trabajar como a jugar. Mi vida ha sido como una fiesta larga y feliz repleta de trabajo y diversión, desprendida de preocupaciones y cada día bendecida por Dios
(Jealous guy) Mi canción escrita en la India. La letra la explica claramente, yo era un tipo muy celoso y posesivo, hacia todo, muy inseguro. Un tipo que quiere poner a su mujer en una pequeña caja, encerrarla y sacarla solo cuando sienta ganas de jugar con ella. A ella no le es permitido de comunicarse con el mundo fuera -fuera de mi- porque lo hacía sentir inseguro
Encontrar para todo fracaso un chivo expiatorio: el secreto para ganar dinero con el fútbol, sin jugar al fútbol.
Jugar contra un equipo que se defiende es como hacer el amor con un árbol.
Leer un libro no sirve para jugar mejor al fútbol ni jugar un partido sirve para hacer mejor literatura.
No puedes jugar con Riquelme sin jugar para Riquelme.
Siempre hay que procurar jugar con los mejores y tener la decisión de llamarles.
Algunos equipos tienen la vida más fácil. Parece que escogen cuándo quieren jugar
Bonito, bonito no es jugar en el Real Madrid, no lo es entrenar en el Real Madrid, es ganar con el Real Madrid
Estoy cansado de jugar contra el Barcelona con diez
Aprendí a jugar al ajedrez antes que a leer.
Dos cosas serían capaces de entretenerme toda mi vida: ver correr el agua y ver jugar a los niños.
Tenemos que ser audaces, salir al campo y hacer las cosas, no sentarnos y esperar a que suceda. Tenemos que demostrar lo que podemos hacer y que merecemos ganar el título. Tenemos que ser valientes y salir a jugar
La vida consiste no en tener buenas cartas, sino en jugar bien las que uno tiene.
Uno de mis hobbies es ser un listillo. Me gusta jugar con el lenguaje, así que nunca me preocupo de eso. Sólo hablo. Es siempre en la interacción con alguien, e intentar encontrar una forma de decir algo que ya has dicho antes.
Con todo el respeto que me merecen los otros equipos, uno tenía la esperanza de que la final fuera Boca-Milan, pienso que siempre es bueno jugar contra grandes equipos.
La Bombonera es como el jardín de mi casa: no puedo jugar en otro lado
Mi manera de jugar no cambió. Trato de ser igual siempre. Jugar al fútbol me hace feliz
Mi padre desde chico me enseñó a jugar al fútbol para divertirme
Riquelme siempre te puede sacar algo de la galera, hace jugar a todo el mundo
Cuando termine de jugar, quiero que la gente diga, lo manejó bien, mantuvo la calma
Es duro jugar contra Pau. Los dos somos muy competitivos. Es duro verle perder
La motivación para mí es el juego en sí, sólo jugar de la manera correcta y tratar de ganar, competir cada vez que salgo a la pista. Esa es motivación suficiente para mí para salir y jugar bien
Puede que nos ganaran, sí. Llevo sin jugar 20 años y estamos ya todos muy viejos
En el fondo, los científicos somos gente con suerte: podemos jugar a lo que queramos durante toda la vida.
El dinero te permite vivir mejor, pero no es lo que me inspira, yo vivo para jugar al fútbol no por sus beneficios económicos, además juego por el equipo y no para mí mismo
La vida es demasiado corta para jugar al ajedrez
El niño tiene cien lenguajes, cien manos, cien pensamientos, cien formas de pensar, de jugar y de hablar, cien siempre cien formas de escuchar, de sorprender, de amar, cien alegrías para cantar y entender.
Todo lo que quiero es que me caven un hoyo y que mi tumba diga: aquí cayó un loco del ajedrez. No jugaba bien, pero le gustaba jugar. Nunca pudo enfrentarse a un campeón. Murió como vivió: esperando.
Una luna en tu noche tiene tiempo, una figura de tus manos tiene mucho más. Yo no tengo un solo signo tuyo en mi, ya no sé si quizá hay que jugar.
A nadie le gusta jugar al ajedrez mientras cae por un abismo.
Yo no sé jugar a empatar.
Con mucha sabiduría, en el siglo XIX los políticos se dividían en moderados y exaltados. Entonces estaba claro que el destino de una sociedad dependía del carácter de sus gobernantes. Después de todo, un político, un juez, un obispo o un militar traslada al ejercicio del cargo las mismas pasiones que utiliza para jugar al tute o a la garrafina.
Si no se puede hacer trampas con los amigos, no vale la pena jugar a las cartas.
Lo más fome era jugar con los gallos grandes, que sacan bien, que no te dan posibilidad de nada, son tipos que viven de puro sacar, de fuerza.
Siempre estaré dispuesto a jugar por Chile.
Siempre estoy esperando jugar campeonatos, eso me gusta. Entrenar es fome.
Siempre me gustaba jugar con gente que tenía más ranking que yo. Era como entretenido ganarle a alguien que estaba arriba tuyo. Eran los triunfos que más me gustaban.
Quizás los españoles deberían jugar un poco más a las cartas, al menos así se relajan. Pero 'da por culo' perder también a las cartas. Pero yo creo que los españoles deberían hacerse un examen de conciencia y pensar que si van detrás y no están delante en la clasificación no es por culpa mía, por mi adelantamiento, sino porque quizás deberían hacer menos tonterías y dar un poco más de gas.
Sólo me interesaba que los chicos se animaran a jugar con el lenguaje, a abordar la realidad de una manera creativa. Que gozaran de una estética de la música y de la letra. Los segundos y terceros sentidos vinieron después: es posible que a nivel inconsciente haya reflejado los problemas que se intuían en el país, pero no fue mi intención contrabandearlos en medio de la poesía.
En dos ocasiones no debería jugar el hombre, cuando no tiene dinero y cuando lo tiene.
Hay dos ocasiones en la vida en las que el hombre no debería jugar: cuando no tiene dinero propio para ello y cuando juega su propio dinero
No tendría problema de jugar en River.
Para los animales basta comer, jugar y dormir. Sería un gran logro si los seres humanos también pudiesen disfrutar con un alimento nutritivo, un simple paseo diario y un sueño reparador.
En la actualidad, hablar con un periodista era como jugar una decisiva partida de ajedrez: una tenía que pensar con antelación, imaginar todas las maneras en que el reportero podía tergiversar una declaración. Se respiraba un clima inevitablemente hostil.
Siempre pensaba que habría alguna persona en la grada que era la primera vez que me veía jugar en directo y simplemente no quería defraudar a esa persona ni a mis fans ni a mi equipo
Nosotros les enseñamos a jugar con la idea de que siempre puedes jugar.
No puede defender igual los colores del Racing un brasileño que Munitis, que ha nacido en el barrio pesquero. Pero nosotros no somos como el Bilbao, no somos xenófobos, aquí puede jugar cualquiera.
El ajedrez procura una suerte de inteligencia que sirve únicamente para jugar al ajedrez.
Ven, ven a mí, mejores cosas se dan sin pensar, ven, tócame, hoy solo quiero jugar y no pensar.
Jugar contra mí es jugarse el pellejo
La televisión puede enseñarnos, inspirarnos, incluso hacernos soñar... pero solo lo hará mientras nosotros estemos dispuestos a usarla de la manera adecuada, de lo contrario, se convertirá en el arma más destructiva de la humanidad. Capaz de manipular y de mentir, de controlar y de jugar con nuestras mentes.
Sin jugar es imposible ganar
Mientras, el crecimiento del trabajo inmaterial, la expansión de la educación media y superior, el acceso a la sociedad y economía del conocimiento, van gestando un nuevo proletariado intelectual que no requiere subordinarse a medios de producción ajenos y que presiente que la burguesía está dejando de jugar un papel progresivo.
Creo que es muy fácil jugar al lado del mejor del mundo. Estoy aquí porque quiero ayudarle para que siga siendo el mejor y ganando más FIFA Balones de Oro
Hablo en serio, no estoy de broma, yo lo que quiero es jugar siempre
La madurez del hombre es haberse reencontrado, de grande, con la seriedad que de niño tenía al jugar.
El tema del aprendizaje, y en particular de las máquinas que aprenden a jugar, podría parecer un poco alejado de la religión. Sin embargo, hay un problema religioso para el que esas nociones son relevantes. Es el problema del juego entre el Creador y una criatura.
Los hombres no dejar de jugar porque envejecen, sino que envejecen, porque dejar de jugar.
Los seres humanos no dejan de jugar porque envejecen, envejecen porque dejan de jugar
La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse.
Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez.
Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez.
Me enamoré de mi mujer y nunca más me volví a enamorar. La fidelidad te la propones inconscientemente: tienes una familia, unos hijos. ¿Cómo vas a jugar al amor por ahí?
De los argentinos que vi jugar Di Stéfano ha sido el mejor
Dios me dio el don de jugar al fútbol, y el resto lo conseguí porque me cuidaba y me preparaba
No podemos cambiar las cartas que nos han dado, sólo decidir cómo jugar con ellas. Voy a disfrutar al máximo cada día, y voy a jugar con mis chicos hasta que ya no pueda hacerlo.
Si quieres conseguir tus sueños, debes trabajar duro y jugar bien con los demás.
A cualquier jugador le gustaría jugar al lado de Raul, es un futbolista grandioso
El Balón de Oro se lo hubiera dado a Raúl.Es un delantero completo. No sólo hace goles importantes sino que uno se queda admirado con algunos de ellos. Además, también sabe jugar en el centro del campo siendo ahí también desequilibrante.
Es una persona excelente y un jugador extraordinario. Mete goles con facilidad, aunque también dependes un poco del factor suerte, ya que veces puedes jugar un gran partido y luego no marcas. Pero de todas maneras, a pesar de haber jugado en posiciones más atrasadas, siempre ha destacado por su faceta goleadora. Tiene mucho futuro y, a pesar, de su juventud, tiene una gran experienca.
Mentalmente Raúl es muy fuerte. Es un jugador muy listo que sabe aguantar la presión. Si es elegido mejor jugador del mundo de la FIFA, yo estaré de acuerdo. No es fácil jugar en el Real Madrid y menos al nivel que demuestra Raúl cada partido. Su progresión es absoluta. Yo sigo con atención los partidos de España en la televisión y siempre aporta algo diferente. Raúl es un gran jugador
Para mí es una gran alegría jugar a su lado. Son la prensa y los entrenadores los que deciden quien debe recibir los premios, pero creo que Raúl se merece ampliamente el Balón de Oro
Raúl consigue lo que muy pocos se animan a hacer : entrar a un estadio con cien mil personas y jugar como si estuviera en el barrio...
Su partido ante el AC Milán? - No me sorprendió porque en él es normal. Está ahí siempre que el equipo le necesita. Jugó un gran partido, y cada día se supera. Nos entendemos perfectamente y estoy encantado de jugar con él. Se merece el Balón de Oro y, si sigue a este nivel, tiene muchas posibilidades de conseguirlo
Quiero ser el truco en tus trampas, quitarme el miedo, jugar tu juego, hacer lo que no puedo... Para que me quieras como quiero.
Narrar, decía mi padre, es como jugar al póker. Todo el secreto consiste en parecer mentiroso cuando se está diciendo la verdad.
A la pista de tenis se va a jugar al tenis, no a ver si las líneas son rectas.
Escribir en verso libre es como jugar al tenis con la red abajo.
Como te dije, viajar es bueno, y a mí me gusta jugar con las cámaras y estar al aire libre. La realidad no es exactamente lo que era la canción al comienzo, pero la canción no es mala.
El arte es un juego pero hay que jugar con la seriedad de un niño que juega.
Lo que hay, es que esas cosas uno no se las puede decir a la gente. Lo tomarían por loco. Y yo me digo: ¿Qué hago de esta vida que hay en mí? Y me gustaría darla...Regalarla...Acercarme a las personas y decirles: ¡Ustedes tienen que ser alegres!, ¿Saben?, tienen que jugar a los piratas...Hacer ciudades de mármol...Reírse...Tirar fuegos arficiales.
Tengo dos problemas para jugar al fútbol. Uno es la pierna izquierda. El otro es la pierna derecha.
Me gusta jugar contra tipos que me han derrotado al principio de mi carrera, tratar de vengarme. Creo que será interesante ver cómo ambos hemos mejorado
El PSV depende de mí, todos saben que el equipo no tiene condiciones para jugar sin Romário
Me gusta jugar en Italia. Fue un reto que yo quería desde muy temprano en mi carrera
Yo sólo voy a jugar si estoy al 100% en forma.
Si Ryan Giggs hubiera nacido en Francia, yo nunca habría sido capaz de jugar un solo partido en la Selección Nacional de Francia
Jugar la vida gozando en perderla, si a las cartas les dieran su sombra tus pestañas negras.
Quiero a ese jugador, cueste lo que cueste, ese argentino tiene que jugar en el Madrid
Os dimos la Nintendo DS, una nueva Game Boy y más juegos con los que jugar, y ahora decís queremos una revolución. Bueno, pues tenemos una
La jugada está ahí­, pero necesitas verla.
Yo estoy aquí para jugar al tenis de las mujeres. Soy una dama. Principalmente, la mayoría del tiempo me gusta jugar a las damas.
Estoy encantado de ir a jugar a Alicante para jugar contra el Levante UD
Ser un canal significa vivir plena y apasionadamente en el mundo, tener relaciones profundas, jugar, trabajar, crear, disfrutar del dinero y de las posesiones materiales, ser tú mismo, y sin embargo no perder ni por un momento tu conexión profunda con el poder del universo que hay dentro de ti.
Es imposible que alguien emule mi forma de jugar.
Es inaceptable, he fallado 13 tiros libres y si quiero que Chamberlain, Kareem y Russell me acepten tengo que jugar mejor. Ahora mismo estoy como Olajuwon y David Robinson y eso no es lo suficientemente bueno para mí.
Estoy harto de que sólo me hablen de dinero, dinero, dinero, dinero y más dinero. Tíos, sólo quiero jugar a baloncesto, beber Pepsi y calzar unas Reebok.
Yo podría crear Halo. No es que no pueda diseñar ese juego. Es simplemente que no lo intento. Una cosa sobre mi diseño de juegos es que yo nunca busco lo que la gente quiere y luego intento hacer el juego a medida. Yo siempre intento crear nuevas experiencias que son divertidas de jugar
¿Sabes lo que es tener la vida de alguien en tus manos? Es como jugar a ser Dios. ¿Puedes pensar en algo que asuste más que eso?
No basta con ser buen jugador, además hay que jugar bien.
El problema no es repetir el ayer como fórmula para salvarse. El problema no es jugar a darse. El problema no es de ocasión. El problema, señor, sigue siendo sembrar amor
Si tu signo es jugar, juégalo todo: tu camisa, tu patio, tu salud, si tú debes jugar de cualquier modo juega bien, con virtud. Pero, ay amor, ay amor, no te juegues el corazón
Querer, es tener el valor de exponerse a un inconveniente, exponerse así es tentar al acaso y es jugar.
La vida, por naturaleza, es interdependiente. Tratar de lograr la máxima efectividad por la vía de la independencia es como tratar de jugar al tenis con un palo de golf: la herramienta no se adecúa a la realidad.
Les diré cómo sobreviví. Les diré que en las malas mañanas, se siente imposible encontrar placer en algo porque tengo miedo de que pueda serme arrebatado. Ahí es cuando hago una lista en mi cabeza de cada acto de bondad que he visto a alguien hacer. Es como un juego. Repetitivo. Incluso un poco tedioso después de más de veinte años. Pero hay juegos mucho peores que jugar.
Tengo un hermano pequeño. Le gusta jugar a Chernóbil. Construye un refugio, cubre de arena el reactor...O se viste de espantapájaros y corre detrás de la gente y los asusta: ¡O-o-o...! ¡Soy la radiación! O-o... ¡Soy la radiación! Aún no había nacido cuando ocurrió aquello.
Claro, cuando era niño nadie quería jugar conmigo. Y ahora me vengo con mis películas.
Hay que jugarse el todo por el todo
Es un orgullo jugar junto a cualquiera de ellos. Todos tienen un nivel espectacular y me ayudan muchísimo en mi trabajo. Cualquier entrenador querría contar con jugadores como ellos. Es un orgullo jugar con esta selección. En la Copa del Mundo Sudáfrica 2010
Igualito que otros tantos de niño aprendí a sudar, no conocí las escuelas ni supe lo que es jugar.
La ciudad lo encierra jaula de metal, el niño envejece sin saber jugar. Cuántos como tu vagarán, el dinero es todo para amar, amargos los días, si no hay.
Aún el jugador veterano deberá empezar igual que el novato, como si nunca lo hubiéramos visto jugar antes
Cuando el impulso de jugar repentinamente invade a un adulto, esto no significa recaída en la infancia. Por supuesto jugar siempre supone una liberación. Al jugar los niños, rodeados de un mundo de gigantes, crean uno pequeño que es el adecuado para ellos, en cambio el adulto, rodeado por la amenaza de lo real, le quita horror al mundo haciendo de él una copia reducida.
El terrible engaño del amor consiste en que empieza haciéndonos jugar, no con una mujer del mundo exterior, sino con una muñeca interior a nuestro cerebro.
Los niños tienen que jugar más con herramientas y juegos, dibujar y construir, tienen que sentir más emociones y no tantas preocupaciones por problemas de su tiempo.
El sexo es como jugar al bridge. Si no tienes un buen compañero, más vale que tengas una buena mano.
El árbitro favoreció al equipo que no quiso jugar al fútbol
Tengo la confianza del señor Alexander y la oportunidad de jugar en Houston
search