Las mejores 386 Frases de Juego - FrasesWiki.com

Encontramos 386 frases sobre Juego

La vida es una partida y hay que vivirla de acuerdo con las reglas del juego. " El guardián entre el centeno " (1951), Jerome David Salinger
Autor:" El guardián entre el centeno " (1951) Jerome David Salinger
El juego de la pelota es uno de los mejores juegos infantiles porque origina una carrera saludable. En general los mejores juegos son los que, a más de desenvolver la habilidad, ejercitan también los sentidos. " Pedagogí­a " (1803), Immanuel Kant
Autor:" Pedagogí­a " (1803) Immanuel Kant
Amor: un juego en el cual hay dos que pierden, el hombre y la mujer, y uno sólo que gana: la especie
El juego de rol es una construcción colectiva del relato
La Naturaleza no conoce fronteras políticas: sitúa nuevos seres sobre el globo terrestre y contempla el libre juego de las fuerzas que obran sobre ellos. Al que entonces se sobrepone por su esfuerzo y carácter, le concede el supremo derecho a la existencia
Nuestro hijos tienen derecho a juzgarnos con el máximo rigor, sobre todo porque lo que está en juego es su futuro (y no solo el de ellos, sino el de toda la humanidad).
Jugamos el juego con determinación. Nos importa un carajo nuestra reputación. No es un juego, es una revelación. (Real World - 1992).
... cómo conseguir el éxito: A (éxito) = X (trabajo) + Y (juego)+ P (mantener la boca cerrada).
En Lenin admiro al hombre que ha puesto en juego todo su poder, con una completa negación de su persona, para la realización de la justicia social. Su método no me parece oportuno. Pero es cierto que hombres como él son centinelas y renovadores de la conciencia de la humanidad
La educación es como un arte, es una creación perpetua progresando siempre. (...) El sistema educativo se puede definir como el lugar donde se enseña y donde se practica el arte del juego.
Dios es tan grande que no se ofende por un chiste, un dibujito, un juego de palabras.
El amor es un juego, el casamiento un negocio.
El amor es un juego, el matrimonio, un negocio
Solamente es juego cuando se juega al dinero. Si se juega por dinero lo que se quiere es ganar. Y ganar no es jugar sino trabajar.
La disciplina no es el único instrumento formativo del carácter. Uno de los descubrimientos psicológicos más importantes de los tiempos modernos, fue el descubrimiento de que los juegos no sólo de los niños, sino también (lo que es más significativo) de los adolescentes y de los adultos, podían aprovecharse con propósitos educativos.
Echábamos hasta cien y más partidas en una tarde, y ello me ayudó a aprender al dedillo los rudimentos de la técnica del juego. La estrategia que empleábamos era aún muy primitiva: ambos contendientes nos arrojábamos inmediatamente con los peones adelante, al asalto de las posiciones enemigas, previo enroque de los reyes en diferentes lados.
El aprendizaje del juego del ajedrez produce auténtico placer, y los éxitos deportivos o de inventiva que se obtienen luego reportan plena satisfacción.
En los circuitos de ajedrez, donde se oye hablar a muchos fuertes jugadores, existe la común creencia graciosa de que ningún tipo de ejercicio puede cambiar la fuerza de un jugador. (...) Sin embargo, la experiencia de muchos jugadores de muy diferente fuerza de juego demuestra que lo contrario también es verdad.
La obtención del título de maestro fue para mi algo así como un resumen de las victorias obtenidas y derrotas sufridas, con ello se cancelaba la cuenta de la enorme cantidad de horas dedicadas a analizar partidas y aprender las leyes del juego.
Las partidas simultáneas de ajedrez son algo muy interesante. Contribuyen a que los ajedrecistas ordinarios sepan comprender la trama de juego de un maestro, les permite competir con él, adivinar sus planes y aprender la técnica del juego.
No sé si uso correctamente la palabra desde el punto de vista literario, pero estoy seguro que el lector me entenderá perfectamente cuando digo eduque su fantasía. Este es el consejo correcto que hay que dar a los estudiosos del juego, ya que la inventiva se puede perfeccionar con el entrenamiento y la experiencia.
Yo consideraba que mi principal misión consistía en pulir mi estilo de juego, en aprender a llevar al tablero planes de largo alcance, sutiles maniobras de posiciones, y jugar con mano firma complejas combinaciones.
¡Por eso amamos el ajedrez! Nos gusta el juego por sus ilimitadas posibilidades, por sus intrépidos arrebatos de imaginación, por el ancho campo que ofrece para la investigación y la inventiva. Esto es por lo que decimos que el ajedrez es un arte.
Perder, como de costumbre. He de admitir que no tengo suerte: juego sin subir las apuestas, nunca me acaloro, no hay modo de sacarme de quicio, ¡Y de todos modos sigo perdiendo!
Sólo quería informarle -dijo- que la confianza con que me honran los compañeros no me permite jugar con nada que no sea dinero en efectivo. Por mi parte, claro está, estoy seguro de que con su palabra basta, pero, para el buen orden del juego y de las cuentas, le ruego que coloque la suma sobre la carta.
Ese tipo debió nacer en fuera de juego (sobre Filippo Inzaghi)
Desde niño sentí dentro de mí este talento y ya entonces sentí esta profunda y urgente pasión por el juego.
El ajedrez no es para mí un juego sino un arte. Sí, considero que es un arte y me hago cargo de todas las obligaciones que eso implica. Todo ajedrecista destacado y con talento no es que tenga el derecho sino que tiene la obligación de considerarse artista
El éxito que tuve en el match contra Capablanca se debe, ante todo, a mi superioridad psicológica. Capablanca jugaba confiando casi exclusivamente en su extraordinario talento intuitivo. En general, hay que conocer bien al adversario antes de empezar a jugar. Así, la partida se convierte en el medidor del individualismo y del amor propio, que juega un papel enorme en el resultado del juego
El objetivo del juego no es la victoria, sino el arte
La organización de este torneo (Buenos Aires 1939), único en cuanto a sus proporciones en la historia ajedrecística, demuestra también que el gran sentido cultural de nuestro juego -que asocia tan felizmente los elementos del deporte y de las artes- es en la hora actual reconocido sin discusión por el mundo entero.
No juego al ajedrez, lucho en ajedrez. Por consiguiente, trato de combinar la táctica con la estrategia, lo fantástico con lo científico, lo combinativo con lo posicional, y trato de responder a las demandas de cada posición específica
El mundo es un salón del que es preciso salir cortés y honrosamente, es decir, saludando y pagando las deudas del juego.
El juego es la única pasión que puede competir con el amor.
Tu puedes poner a un asesino en un juego, y sigue siendo un asesino
Vamos a jugar al juego en el que yo era tu princesa
Resulta que la vida no era solo empujar, ni un juego de dudosos espejismos. No había que perderse dando vueltas en una puerta giratoria, ni desconfiar de todos los reflejos, ni creer cualquier cosa sólo porque la imagen parecía verdadera. Había que encontrar el punto justo donde azar y destino son lo mismo, el exacto momento en que la puerta giratoria te ofrece una salida.
Hacer del juego un negocio no puede compararse con el negocio del juego.
La vida es un juego del que nadie puede en un momento retirarse llevándose sus ganancias.
La vida es un juego del que nadie puede retirarse, llevándose las ganancias.
No juego para ganar balones de oro, juego para ser feliz
Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego vuelvo a empezar, sin vida, otra partida.
Las reglas del juego han cambiado: han llegado las descargas en Internet de la forma más intensa que podíamos imaginar, cada vez hay menos tiendas donde exhibir nuestros productos, también hay problemas de promoción, exhibición...
Todos sabemos la fascinación que ejerce el vicio del juego y qué difícil es también salirse de él.
¿Por qué he de ocultaros que el juego no es su único vicio? Parece que se ha inclinado por todos los placeres viciosos.
A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: ¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas? Pero en cambio preguntan: ¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre? Solamente con estos detalles creen conocerle
La arquitectura es la ordenación de la luz, la escultura es el juego de la luz.
En los Juegos Olímpicos no se corona a los más hermosos ni a los más fuertes, sino a los que compiten. También en la vida, los que actúan rectamente son quienes alcanzan el premio.
Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego.
Después de un cierto punto, el dinero no tiene sentido. Deja de ser el objetivo. El juego es lo que cuenta
Después por un juego de la fortuna me vi convertido en novelista, y comprendí que la fortuna tenía razón.
Todas las cosas se perdonan por una noche de tus juegos...
El logro supremo es borrar la línea entre el trabajo y el juego.
Las personas dicen que la felicidad es reírse todo el tiempo y disfrutar de una buena chuleta o de un filete de ternera e irse a gusto a la cama, ganar un juego y cosas así. Esto es estúpido. No hay nada de eso. Se necesita un contraste. No lo disfrutas. Eso no es la vida. La vida es: hincarle el diente, tomarla absolutamente tal como es.
Antes de todo yo me siento hijo de Dios... Hoy creo que todo es importante, pero como un bonito juego tiene una importancia y un valor relativo, seguramente no absoluto como la conversión.
El diálogo es un juego que tienen los comunistas. A mí no me interesa.
Ser todo tuyo...Intimidad divina...No son palabras, ni ficción o juego, sino lucha interior que a sangre y fuego se traba, y sólo con morir termina. O muere el propio amor, o lenta y triste se alarga de por vida la contienda, hasta que el alma a costa suya entienda que a tu exigencia en vano se resiste.
La vida es una especie de juego de azar, donde todo el mundo piensa que el de al lado sabe qué esta pasando.
Los derechos humanos son un repertorio de elementos normativos que se han sustraído al juego de las mayorías.
Las mujeres deberían vestir de blanco, para ir a juego con los electrodomésticos
Yo juego en un mundo de tres dimensiones, mientras que los demás se han quedado en un medio con sólo dos
El problema con los árbitros es que conocen las reglas, pero no el juego
Mucha gente piensa que el fútbol es un juego a vida o muerte, pero es mucho más importante que eso.
Me siento increíblemente honrada al habérseme pedido que escribiera una canción y la cantase en los Juegos Olímpicos. La canción está escrita desde el punto de vista del océano que rodea toda la tierra y observa a los humanos para ver cómo les está yendo después de millones de años de evolución. No ve fronteras, diferentes razas o religiones que siempre han estado en el centro de estos juegos
Creo que está casi claro que el juego son unas tablas teóricas.
El ajedrez demanda concentración total y amor por el juego.
El ajedrez es ciertamente un arte, pero yo no pensaba en ello. Sólo el juego preciso y fuerte puede ser bonito... La precisión, en primer lugar. En última instancia, todo se decide por la clase. Luego podemos aspirar a una partida preciosa. Pero para jugar con elegancia y precisión hay que saber mucho y ser capaz de utilizarlo.
Hay demasiados judíos en el ajedrez. Parecen haberlo tomado por asalto. Le han quitado toda su clase al juego. Eso no me gusta (...) ¿Si yo soy judío? Sólo por parte de mi madre.
Juego honestamente y juego para ganar. Si pierdo, sufro las consecuencias
Juego honestamente y juego para ganar. Si pierdo, tomo la lección.
Juego honestamente y juego para ganar. Si pierdo, tomo mi medicina.
Si gano un torneo, lo hago por mí mismo. Yo juego. Nadie me ayuda.
Sólo se puede jugar bien al ajedrez si se ama el juego.
Sólo se puede llegar a ser bueno en ajedrez si se ama el juego.
Dibujaba como hablaba. Y en cualquier parte. Porque el dibujo también era un juego. Así que dibujaba en la calle, en las paredes, dibujaba con la tiza de las demoliciones, con los ladrillos, con carbón.
-Lo que yo quiero -decía don Nicolás a su sobrino Pedrito, que hacía unos versos muy finos y estudiaba Filosofía y letras- es una cachonda con arrobas que me haga gozar, ¿me entiendes?, una tía que este apretada que tenga a donde agarrarse. Todo lo demás son monsergas y juegos florales.
En México no hay tragedia: todo se vuelve afrenta. Afrenta, esta sangre que me punza como filo de maguey. Afrenta, mi parálisis desenfrenada que todas las auroras tiñen de coágulos. Y mi eterno salto mortal hacia mañana. Juego, acción, fe, día a día, no sólo el día del premio o del castigo: veo mis poros oscuros y sé que me lo vedaron abajo, abajo, en el fondo del lecho del valle.
Casi todos los grandes caminos de la cultura occidental vienen de la Grecia clásica: los géneros literarios, la filosofía, la política y la democracia, incluso los juegos atléticos, pero sobre todo la libertad y la construcción del individuo como persona
En la selección yo juego por amor a la camiseta y no por el dinero. Amo esta camiseta, a mi país y a mi gente. Me importa un huevo la plata, porque la gano en Europa.
El dolor tiene un gran poder educativo, nos hace mejores, más misericordiosos, nos vuelve hacia nosotros mismos, nos persuade que esta vida no es un juego sino un deber.
Espantoso juego del amor, en el cual es preciso que uno de ambos jugadores pierda el gobierno de sí mismo.
El juego es hijo de la avaricia, pero también padre del despilfarro.
Aunque sé que me la juego un poco siendo natural, también creo que es más honesta mi actitud de ser como soy, a ponerme en un plan postizo que no me apetece
Un hombre furioso y bestial se dejará llevar hasta el asesinato, porque se hallará saturado de vino o furioso, inspirado por la ira o el alcohol. Es malo. Ignora el placer de matar, la caridad de dar muerte como una caricia, de hacerla intervenir en juegos que son como los de las fieras distinguidas: los gatos, los tigres, abrazan a sus presas lamiéndolas al mismo tiempo que las magullan.
En España el juego es más técnico, les gusta controlar el balón, juegan más al fútbol
Juego para el mejor técnico del mundo. Estoy rodeado de grandes futbolistas y de un entrenador fantástico
Adoro el juego y todo lo que le rodea y he aprendido mucho de todos los técnicos que tuve, en especial de Ferguson, que es el mejor que tuve, pero mi intención ahora es seguir jugando
Quisiera ser reconocido como un gran futbolista. Me gusta que la gente me mire cuando juego y piense: ¡Wow!
Zizou ha sido el mejor jugador que vi nunca en un terreno de juego. Se movía en el campo como una bailarina. Verle en acción era un auténtico espectáculo. Para mí no ha habido otro como él
Creo que mi mejor cualidad en el mundo del ajedrez radica en que nunca juego de forma rutinaria, sino que juzgo la posición una y otra vez antes de cada jugada, cambiando, si es preciso, mi estrategia al responder a las jugadas de mi contrincante.
Durante una larga carrera ajedrecística como la mía, todos hemos jugado muchas partidas aburridas y carentes de interés, con el objetivo de lograr un buen resultado, pero durante aquellos días de duro trabajo, a veces me satisfacía poder hallar una idea original en la apertura, una aguda combinación en el medio juego o demostrar una técnica depurada en el final.
Si un jugador tiene miedo a perder en una competición, nunca podrá tener un juego creativo.
Si usted quiere controlar el resultado de un juego, usted tiene que controlar ambos lados, pero para lograr esto usted debe engañar a las personas a creer que los dos lados tienen diferentes amos y objetivos.
Es en el juego y sólo en el juego que el niño o el adulto como individuos son capaces de ser creativos y de usar el total de su personalidad, y sólo al ser creativo el individuo se descubre a sí mismo
Necesitas saber la diferencia entre el viernes y un huevo frito. Es una diferencia bastante simple, pero importante. Se hace un juego de palabras en el original, entre Viernes (Friday) y Huevo frito (Fried egg), que suenan muy similar.
El momento presente es el campo en el cual transcurre el juego de la vida. No puede jugarse en ningún otro lugar.
La corrupción del gusto forma parte de la industria de los dólares y hace juego con ella.
El juego no sólo es aprendizaje de tal o cual técnica, de tal o cual aptitud, de tal o cual saber-hacer. El juego es un aprendizaje de la naturaleza misma de la vida que está en juego con el azar
(...) El juego no sólo es aprendizaje de tal o cual técnica, de tal o cual aptitud, de tal o cual saber-hacer. El juego es un aprendizaje de la naturaleza misma de la vida que está en juego con el azar, con el alea.
Como el cazador que habla de los interesantes hechos del chacal y el jabalí, el pescador se exalta contando las finezas de la carpa y las astucias de la trucha, respetándolos casi como adversario, los combate con hábil juego y se irrita contra los indignos sujetos que destruyen la raza.
Yo bastante tengo con enterarme de si es gol o no, o fuera de juego, como para fijarme si un jugador es bueno o malo
Quien nos reduce a sombras en la sala de juego es una sombra él mismo menos libre que otras, una condensación de absurdos personajes algo como el horror de un álbum de familia.
El talento humano se atrofia cuando no puede introducir un elemento de juego en el ámbito del deber.
Sólo existen tres deportes: el toreo, las carreras de coches y el montañismo. El resto son simples juegos.
Yo que he tenido la mala suerte de que Dios se enamorara de mí. He quedado fuera del juego erótico
En el juego se obtienen experiencias sociales, los niños aprenden a valorar el alcance de su manera de actuar.
Las experiencias lúdicas con un complemento fundamental para el desarrollo de la personalidad del niño. La adaptación al entorno del niño pequeño se realiza sobre todo a través del juego. Las zonas para jugar han de ofrecer variabilidad y diversificación, han de permitir que se satisfagan las necesidades de los pequeños.
La política, bien entendida, se parece más al comercio que a la guerra. Tiene más de competencia que de confrontación. Necesita la concertación de voluntades. A mediano plazo, el juego limpio resulta más redituable que el golpeteo. La solidaridad vale más que la competitividad
No me gustan las cartas que me han dado, pero me gusta el juego y quiero jugar.
El amor es un juego en el que ambos jugadores pueden ganar
HB lo que tiene que hacer es denunciar y renunciar a la violencia, entonces podrá participar en la vida política, y si no es suficiente para ellos pues será su problema, las reglas de juego no se cambian a tiros.
El genio con ingenio contempla la vida como un juego.
Juego al ajedrez como si mi partida fuera a analizarla mi enemigo.
Es realmente impresionante qué porquería de sistema es el capitalismo, que no le puede garantizar ni a su propia gente empleo, no le puede garantizar salud, la educación adecuada, que no puede impedir que la juventud se corrompa con las drogas, con el juego, con los vicios de todas clases.
¡Ah! Tu corazón, desnudo mar abierto, no sopla el viento, todo resulto un juego, que quita el miedo.
¡Ah! Tu corazón, desnudo mar abierto, no sopla el viento, todo resulto un juego, que quita el miedo.
La mayorí­a de la gente considera la vida como una batalla, pero la vida no es una batalla sino un juego.
La mayoría de la gente considera la vida como una batalla, pero la vida no es una batalla sino un juego.
Juego lúdico en lo que tiene de aventurado el enfrentarse al enigma.
¡Juegos de reyes! Respetan un molino y roban una provincia.
Hacer una película es un acto intelectual porque implica hacer muchas cosas y tomar decisiones. Es también un hecho artístico porque el gusto nos dicta esas cosas y esas decisiones. Es igualmente un acto emocional porque entra en juego nuestra sensibilidad y nuestra intuición.
No te hagas el duro, es un mundo libre, lo único que tienes que hacer es enamorarte y jugar el juego del amor.
Dadme un estío más, oh poderosas, y un otoño, que avive mis canciones, y así, mi corazón, del dulce juego saciado, morirá gustosamente.
Vuélveme tu suspiro, y subiré y bajaré de tu pecho, me enredaré en tu corazón, saldré al aire para volver a entrar. Y estaré en este juego toda la vida
¿Quien ha dicho que la vida es un sueño? La vida es un juego.
La creatividad, imaginación e intuición más que la base del medio juego, son indispensables, así como el carácter firme, el triunfo llega solamente con la lucha.
No me gusta el juego de Tal, porque Botvínnik considera que no se puede ganar jugando como lo hace él, porque el ajedrez tiene sus leyes.
¡El ajedrez es inagotable! Se han jugado millones de partidas y se han escrito miles de obras, pero hasta ahora no existe fórmula universal ni método que garantice el triunfo. Al ir conociendo sus múltiples aspectos, uno empieza a sentir una gran atracción por este juego.
Me dan ganas de dejar el tenis, cada vez que juego me lleno de frustraciones y por más que entreno y entreno, las cosas no me salen y pienso que no me van a salir nunca más.
El juego es un tonto expediente, que hace creer a los necios que están haciendo algo muy inteligente cuando sólo están perdiendo el tiempo
Tres son los medios de atraerse la ruina: las mujeres, el juego y solicitar ayuda de los expertos
Hay tres maneras de arruinarse: las mujeres, el juego y los técnicos. La más placentera, las mujeres. La más rápida, el juego. Pero la más segura, los técnicos.
Lo que aprendí observando estas cinchadas es que el equipo que sólo intenta ganar generalmente no lo consigue, mientras que el que interviene para disfrutar del juego sin preocuparse mucho en ganar o perder frecuentemente emerge victorioso. Esta observación es tan válida para un combate de karate como para una cinchada.
El juego de ponerse límites a sí mismo es uno de los placeres secretos de la vida.
El juego de ponerse límites a sí mismos es uno de los secretos placeres de la vida.
Las personas son máscaras, las acciones son juegos de enmascarados, los deseos contribuyen al desarrollo normal de la farsa, los hombres denominan toda esta multiplicidad de seres y fenómenos, ¡Consumen el tesoro de sus días disfrazándose de muertos!
Demasiado juego para ser una ciencia y demasiada ciencia para ser un juego
Incluso en los juegos de niños hay cosas para interesar al matemático más grande.
Demasiado juego para ser una ciencia y demasiada ciencia para ser un juego.
El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido.
No permitiré injusticias, ni juego sucio, pero si se pilla a alguien practicando la corrupción sin que yo reciba una comisión, lo pondremos contra la pared... ¡Y daremos la orden de disparar!
¡Qué interesantes y encantadores son los juegos del cielo, el agua y la tierra..., precioso espejo donde se refleja ese otro mundo más alto que es la meta de nuestra fe y sueños!
En una economía sin trabas, en la que salarios, costos y precios quedan a merced del libre juego de la competencia, las perspectivas de beneficios deciden cuáles serán los artículos que se produzcan, en qué cantidades y cuáles los que no han de producirse en absoluto.
Los juegos de azar, con dados o cartas son la misma cosa. Se trata de ganar plata sin dar nada a cambio.
Cae la cabeza del rey, y la tiranía se vuelve libertad. El cambio parece abismal. Luego, pedazo a pedazo, la cara de la libertad se endurece, y poco a poco se vuelve la misma vieja cara de la tiranía. Después, otro ciclo, y luego otro más. Pero bajo el juego de todos estos opuestos hay algo fundamental y permanente: la ilusión básica de que el hombre puede ser gobernado y al mismo tiempo ser libre
La manera en que una sociedad organiza la vida de sus miembros implica una elección inicial entre las alternativas históricas que están determinadas por el nivel heredado de la cultura material e intelectual. La elección es el resultado del juego de los intereses dominantes. Anticipa modos específicos de transformar y utilizar al hombre y a la naturaleza y rechaza otras formas.
En ocasiones solemos coger la pluma y escribimos, sobre una hoja en blanco, signos que dicen esto y aquello: todos los conocen, es un juego que tiene sus reglas.
La existencia de los casinos es una ley surgida del peronismo cuando gobernaba Santa Fe, los socialistas no simpatizamos mucho con el juego
Lo más importante es crear una historia que involucre al jugador, que cuando apague la consola siga pensando en el juego
No creo que los juegos de acción sean lo mío, prefiero crear cuentos.
El gran atractivo del teatro, para el actor, sobre todo para el actor que tiene conciencia de que es actor, es esta especie de juego humanístico que es ser el mismo y al mismo tiempo muchos otros.
La aventura, la curiosidad por todo y el gusto por el juego, me llevaron a ser actor.
El juego de la pelota es uno de los mejores juegos infantiles porque origina una carrera saludable. En general los mejores juegos son los que, a más de desenvolver la habilidad, ejercitan también los sentidos.
El juego de la pelota es uno de los mejores juegos infantiles porque origina una carrera saludable. En general los mejores juegos son los que, además de desenvolver la habilidad, ejercitan también los sentidos
Y acaso queden por venir otros períodos de mutaciones más frecuentes, y quizá en el juego de la competencia evolutiva no figuremos siempre nosotros entre los ganadores.
Por juego, cargué a mi madre en la espalda sin poder contener el llanto ni avanzar más de tres pasos ¡Pesaba tan poco!
El ajedrez, interesantísimo, es juego de dioses: ¡manejar a nuestro antojo un mundo en pequeño con todas sus figuras! Quién sabe si el mundo no será en resumidas cuentas más que eso, un gran tablero de ajedrez al que unos seres superiores juegan con nosotros como nosotros jugamos con las figuras del ajedrez.
Cada uno debe sentir que es importante en el juego, pero ello no significa que se deba tratar a todos del mismo modo.
La política es el juego de la discriminación entre el amigo y el enemigo.
¿Qué son las palabras desprendidas de la vida? Naipes, juegos solitarios, pasatiempos mortales.
Podemos encontrar ejemplos de las más elevadas doctrinas de la ciencia en los juegos y la gimnasia, en los viajes por tierra y por agua, en las tormentas del cielo y del mar, y dondequiera que haya materia en movimiento
No hay niños, hay personas, pero con otra escala de ideas, otro bagaje de de experiencias, otro juego de emociones. Recuerda que nosotros no los conocemos.
Algunos de los momentos más emocionantes de mi vida los he vivido con el fútbol. Tiene un elemento de representación que le emparenta con el teatro y el cine, y la solidaridad y el empeño común que tiene el juego es un trasunto beneficioso y pacífico de las batallas. Si no existiera el fútbol probablemente habría más peleas.
La gente acaba por dejar marchar a los muertos, por mucho apego que les tenga, cuando nota que su propia supervivencia está en juego y que son un gran lastre.
El Barça siempre gana por el árbitro. Nunca gana por su juego, por haber tirado 19 veces al arco, por haber tenido 74 por ciento de posesión...
No tengo miedo de la muerte. Es el juego que uno acepta para poder jugar el juego de la vida
No tengo miedo de la muerte. Es el juego que uno acepta para poder jugar el juego de la vida.
Los Juegos Olímpicos muestran claras desigualdades entre las razas blanca y negra en cuanto a, por ejemplo, los atletas, y los corredores en particular. Es un hecho. Constato lo que veo. El igualitarismo es simplemente absurdo.
¿Nos damos cuenta que somos esclavos de la palabra? El comunista es esclavo de las palabras ‘Marx’, ‘Stalin’, etc. Y el llamado cristiano es esclavo del símbolo, la cruz, y todo el juego de las palabras relativas a eso. Id a Roma, id a cualquier parte, y todo lo que hay es la palabra
La emoción de desnudar...Y descubrir, despacio, el juego. El rito de acariciar prendiendo fuego
El agua apaga al fuego y al ardor los años. Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño.
El juego sencillo es el más precioso ¿Cuántas veces ves un pase de 40 metros cuando 20 son suficientes? La solución que parece más fácil es de hecho la más difícil.
Todos los entrenadores hablan sobre movimiento, sobre correr mucho. Yo digo que no es necesario correr tanto. El fútbol es un juego que se juega con el cerebro. Debes estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, ni demasiado pronto ni demasiado tarde.
El juego es más viejo que la cultura porque ésta presupone una sociedad humana.
En la gran mesa de juego que es la vida, el incómodo no es el tramposo -que se limita a jugar de una determinada manera, pero participa- sino el que rompe la baraja.
El amor es el único juego que pierdes, simplemente por rehusarte a jugarlo.
La música no es de los Juegos Olímpicos.
Quiero estar en la sala. Me encantan los juicios por asesinato, los juicios importantes en los que hay una vida en juego y la presión es tan enorme que se respira en el ambiente. Cuando la sala está abarrotada y se toman grandes medidas de seguridad. Donde la mitad del público odia al acusado y a sus abogados y la otra mitad reza para que se salve. Me encanta. Y éste es el juicio de los juicios.
Los que entonces repartían el juego -como Duhalde- tenían la obligación de saber que El Furia iba a Santacrucificar la Argentina.
Parece que éstas son las reglas del juego: el que se destaca tiene que pagar
Deporte: yo creo que habría que inventar un juego en el que nadie ganara.
El ajedrez es hoy reemplazado por el fútbol, el boxeo o el tenis, que son juegos de insensatos, no de intelectuales
El ajedrez es uno de los medios que tenemos para salvar la cultura, como el latín, el estudio de las humanidades, la lectura de los clásicos, las leyes de la versificación, la ética. El ajedrez es hoy reemplazado por el fútbol, el boxeo o el tenis, que son juegos de insensatos, no de intelectuales.
Que raro que nunca se le haya echado en cara a Inglaterra haber llenado el mundo de juegos estúpidos, deportes puramente físicos como el fútbol. El fútbol es uno de los mayores crímenes de Inglaterra
Falange Española no puede considerar la vida como un mero juego de factores económicos. No acepta la interpretación materialista de la historia. Lo espiritual ha sido y es el resorte decisivo en la vida de los hombres y de los pueblos
La poesía no es diferente, en esencia, a un juego de a escondidas en que el poeta la descubre y la denuncia, y entre ella y el, como en amor, todo lo que existe es la alegría de este juego
El capitalismo está hundido. Algo mucho más grande que la crisis está en juego y ese algo es la decadencia del sistema. Fue fantástico cuando empezó a crearse a principios del siglo XV, pero se creó para una situación del mundo, que hoy ha cambiado.
Hasta marzo de 2004 todos los Gobiernos de España cumplieron el pacto constitucional, ese acuerdo básico en las reglas de juego cuyo máximo objetivo es la lealtad a España y la lealtad a la ley y al Estado de Derecho, que debía estar por encima de las diferencias ideológicas
La guerra, con su luz de fusilería, nos ha abierto los ojos a todos: la idea de turno o juego político ha sido sustituida para siempre por la idea de exterminio o expulsión
Cristiano Ronaldo nunca alcanzará el nivel que pretende alcanzar si no acepta los hechos. Un futbolista que quiere ser el mejor del mundo, y que tal vez lo sea ya, debería tener la suficiente madurez para comprender que contra estos hechos no hay argumentos. Esto ni siquiera es un juego de palabras entre él y yo.
Es un juego donde un niño hizo algunas declaraciones sin demostrar madurez ni respeto, tal vez tiene que ver con una infancia difícil, sin la educación apropiada, tal vez sea una consecuencia de eso, por eso creí que tenía que darle una respuesta, después Sir Alex creyó que debía defender a su chico. Pero son cosas que pasan... No tengo ningún problema ni con Ferguson ni con su chico
Eso no fue un marcador de un partido de fútbol, fue un marcador de un partido de hockey... en los entrenamientos regularmente juego partidos de tres contra tres y cuando el marcador termina 5-4, envío a los jugadores de vuelta a los vestidores, porque no están defendiendo adecuadamente.
Esto lo saben muy bien los conquistadores de ambos sexos. Una vez que la atención de una mujer se fija en el hombre, es a este muy fácil llenar por completo su preocupación, Basta con un sencillo juego de tira y afloja, de solicitud y de desdén, de presencia y de ausencia.
Jamás he estudiado ajedrez. Sólo estudio ajedrez cuando juego una partida.
Se aprende más en los juegos que se pierden que en las partidas que se ganan.
Si Tartakower dedicase más atención a su juego en los torneos en vez de escribir sus artículos, sería acaso el más temible aspirante a los primeros lugares y un serio candidato al título mundial.
Al final es un juego, lo hemos pervertido, lo hemos convertido en parte en un negocio que todos vivimos de él. Y muchísima gente vive de él
Tampoco te he pedido que te guste. La filosofía no es un simple juego de mesa, ¿sabes? Se trata de quiénes somos y de dónde venimos. ¿Te parece que aprendemos suficiente sobre eso en el colegio?
Es una cuña, vuelvo y repito, que le pone picardía y alegría y humor a la campaña. Los que están ofendidos son los antiuribistas. Es parte del juego porque le pone picardía y humor. Cada persona hace su campaña como quiere.
El 10 es sólo un número: no me miro la espalda cuando juego
Ellos hicieron un partido inteligente: cortaron mucho el juego. El referí se los permitió también, pero bueno, así se dieron las cosas. Cada uno juega a su manera y hay que felicitarlos, nada más.
Seguramente Boca hará un gran partido. Después, bueno, yo siempre pienso que esto es un juego y el que mejor lo juegue lo va a ganar
El ajedrez es un juego que me apasionó de joven, pero un buen día me empezó a tomar demasiado tiempo y entonces lo eliminé
Ningún juego te hará olvidar: tu alma es una máquina fría, un lúcido registro
Vanidad de creer que comprendemos las obras del tiempo: él entierra sus muertos y guarda las llaves. Sólo en sueños, en la poesía, en el juego -encender una vela, andar con ella por el corredor- nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos
¿Hasta cuándo vamos a seguir creyendo que la felicidad no es más que uno de los juegos de la ilusión?
¿Hasta cuándo vamos a seguir creyendo que lo maravilloso no es más que uno de los juegos de la ilusión?
Es necesario dotar a todo niño de una casa. Un lugar que, aún perdido, pueda más tarde servirle de refugio y recorrer con la imaginación buscando su alcoba, sus juegos, sus fantasmas.
Creo que lo bello no es una sustancia en sí sino tan sólo un dibujo de sombras, un juego de claroscuros producido por yuxtaposición de diferentes sustancias.
Lo que se necesita más bien es un juego de argumentación, en el cual razones motivantes reemplacen argumentos definitivos
Lo mejor de mi naturaleza se revela en el juego, y el juego es sagrado
Lo mejor de mi naturaleza se revela en el juego, y el juego es sagrado.
La diplomacia es un juego de ajedrez en el que a los pueblos se les da jaque mate.
El gatito que pesamos en la balanza continúa con sus juegos.
La motivación para mí es el juego en sí, sólo jugar de la manera correcta y tratar de ganar, competir cada vez que salgo a la pista. Esa es motivación suficiente para mí para salir y jugar bien
La arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz
La arquitectura es el magistral, correcto y magnífico juego de masas reunidos en la luz. Nuestros ojos están hechos para ver las formas en la luz, la luz y la sombra revelan estas formas, cubos, conos, esferas, cilindros o pirámides son las grandes formas primarias que la luz revela.
¡La arquitectura es el juego de formas más genial, correcto y magnífico que existe!
El dinero te permite vivir mejor, pero no es lo que me inspira, yo vivo para jugar al fútbol no por sus beneficios económicos, además juego por el equipo y no para mí mismo
Creo que para el sábado por la noche habrán descubierto que todo juego y nada de trabajo es tan malo como todo trabajo y nada de juego.
La energía disponible es el objeto principal en juego en la lucha por la existencia y la evolución del mundo
La fe firme. (Por ejemplo, es una predicción). ¿Es menos cierta que la convicción de una verdad matemática? Pero ¿se hacen por ello más semejantes los juegos lingüísticos?.
No nos damos cuenta de la prodigiosa diversidad de juegos de lenguaje cotidianos porque el revestimiento exterior de nuestro lenguaje hace que parezca todo igual.
¡Ah, sí! Es preciso entender esta especial psicología de los locos, por la cual, fíjese, se puede estar incluso seguro de que un loco nota, puede notar perfectamente un disfraz delante de él, y tenerlo por tal, y, sí, señores, sin embargo, creer en él, igual que hacen los niños, para los cuales es a la vez juego y realidad.
La vida es un pañuelo, es un hermoso juego, es un instante de pólvora y colores y nada más.
Esto es lo que yo puedo llegar a hacer en la arquitectura de paisajes, si así quieres llamarla arquitectura hecha con muros, con juegos espaciales de dónde vas de una reja a otra reja, o de una fuente a otra.
Reconozco que no soy un santo, que me gusta la noche y que las ganas de juerga no me las quita ni mi madre. Sé que soy un irresponsable y un mal profesional, y puede que esté desaprovechando la oportunidad de mi vida. Lo sé, pero tengo una tontería en el coco: no me gusta tomarme el fútbol como un trabajo. Si lo hiciera no sería yo. Sólo juego por divertirme.
El ajedrez es un juego en que se desarrolla una inmensa actividad que no deja huella alguna
La fuerza creativa y expresiva de la pintura reside materialmente en el color y en la textura de los pigmentos, en las posibilidades de invención y de organización, y en el piso plano en el que estos elementos se ponen en juego
El ajedrez es un juego en que se desarrolla una inmensa actividad que no deja huella alguna.
El juego es la suprema sensación para aquéllos que no conocen el amor, ese otro juego en que se apuesta el alma. Pero el juego, en el hipódromo, es el juego hecho carne, la sensación de dos mil metros, el juego con peripecias y sobresaltos, el juego que hace a su víctima por los cabellos y la columpia en el espacio.
Para mí, éste es un juego colectivo y cuando se consigue eso, se consigue mucho
Allí donde la asociación campesina es poderosa, los juegos de azar han sido prohibidos y han desaparecido totalmente, y el bandolerismo se ha eliminado.
Las tres cosas más estrictamente prohibidas son: los juegos de fichas y naipes, los otros juego de azar y el opio.
¿Qué valoro de lo que me tocó vivir? Que despertó mi vocación, puso en juego los aspectos que tienen que ver con la vocación: uno lo hace por más que no sea necesario, lo hace porque le produce felicidad. Dirigir a Chile me despertó amor por la tarea, amor por la vocación. Valoro haber sido liderado por una conducción que despertó lo mejor que tiene este ser humano: el amor por la vocación.
Basta con la supresión de una sola generación. Una generación de lo que sea: escarabajos, árboles, microbios, científicos, francófonos, yo qué sé. Si se rompe el vínculo en el tiempo entre una generación y la siguiente, el juego concluye para siempre.
Creo que nada sustituye a la lectura de un texto, nada reemplaza la memoria de un texto, nada, ningún juego
El erotismo es un juego privado en el que sólo el yo y los fantasmas y los jugadores pueden participar, y cuyo éxito depende de su carácter secreto, impermeable a la curiosidad pública
El trabajo consiste en lo que un organismo está obligado a hacer, el juego consiste en lo que un organismo no está obligado a hacer.
El trabajo es todo lo que se está obligado a hacer, el juego es lo que se hace sin estar obligado a ello
La guerra es un juego serio en el que uno compromete su reputación, sus tropas y su patria.
¿Creéis que hay gran diferencia entre un banquero de una mesa de juego robándoos en el Palais-Royal, o Matasiete pidiéndoos la bolsa en el bosque de Bolonia? Es lo mismo, señora, y la única distancia real que puede establecerse entre uno y otro, es que el banquero os roba como cobarde, y el otro como hombre valiente.
En el hielo de la soledad es cuando el hombre, implacablemente, se siente como problema, se hace cuestión de sí mismo, y como la cuestión se dirige y hace entrar en juego a lo más recóndito de sí, el hombre llega a cobrar experiencia de sí mismo.
Nunca, nunca tengas miedo de hacer lo correcto, especialmente si el bienestar de una persona o animal está en juego. Los castigos de la sociedad son pequeños en comparación con las heridas que infligimos a nuestra alma cuando miramos para otro lado.
La guerra es el juego del estadista, la dicha del sacerdote, la burla del abogado y la profesión del asesino mercenario.
¡Qué soledad! Después de los juegos artificiales una estrella fugaz.
Terrible vicio es el juego, y como todas las corrientes de las aguas van a para al mar, así no hay vicio que en el jugador no se halle
Es importante que esto lo tomen como un juego, que se diviertan, siempre es fundamental estar contentos, porque es un juego que a veces tiene mucahs presiones, pero bueno...lo importante es siempre estar contento, siempre estar alegre y tratar de aprender.
Más que nervioso, estoy ansioso y con ganas de demostrar para poder disponer de más minutos de juego. Me siento muy bien de cara a todo aquello que venga, porque de hecho es lo que espero, la oportunidad
No sería una decepción si no juego. Si estoy a la disposición del técnico, puedo tener algunos minutos. Me estoy entrenando de la mejor manera posible, me tomo las cosas con calma e intento seguir aprendiendo
Todo era mucho más difícil al otro lado de la línea telefónica. Jim no sabía hacerse respetar, no tenía autoridad, y la natural tendencia de la niña a enfrentar a sus padres provocaba interminables discusiones a larga distancia como aquélla. Problemas triviales, pueriles juegos de poder.
Un catedrático debería ofrecer a su auditorio la indiscutible impresión de que ha puesto en juego todas sus energías para procurarle enseñanzas y gozo.
El juego es mi esposa. Exige lealtad y responsabilidad, y me devuelve sentirme realizado y paz
Juego para ganar, durante las practicas o en un juego real, y no voy a dejar nada en el camino, de mi o mi entusiasmo para ganar
No me gustan las comparaciones, creo que sólo hay un Michael Jordan y cada uno debe esforzarse al máximo por desarrollar su juego
Solo juega. Diviértete. Disfruta el juego
Cuando juego con mi gata ¿quién sabe si ella no me hace más deportista a mí que yo a ella?
Los juegos de los muchachos no son tales juegos, antes bien, deben considerarse como sus acciones más serias.
Los juegos infantiles no son tales juegos, sino sus más serias actividades.
Entre las marcas y las palabras no existe la diferencia de la observación y la autoridad aceptada, o de lo verificable y la tradición. Por doquier existe un mismo juego, el del signo y lo similar y por ello la naturaleza y el verbo pueden entrecruzarse infinitamente, formando, para quien sabe leer, un gran texto único.
La disciplina es un principio de control de la producción del discurso. Ella le fija sus límites por el juego de una identidad que tiene la forma de una reactualización permanente de las reglas.
Lo importante es que el sexo no haya sido únicamente una cuestión de sensación y de placer, de ley o de interdicción, sino también de verdad y de falsedad, que la verdad del sexo haya llegado a ser algo esencial, útil o peligroso, precioso o temible, en suma, que el sexo haya sido constituido como una apuesta en el juego de la verdad.
Soy una fan de los videojuegos. Juego desde hace mucho de convertirme en una actriz.
Brava comparación -dijo Sancho-, aunque no tan nueva, que yo no la haya oído muchas y diversas veces, como aquella del juego del ajedrez, que mientras dura el juego, cada pieza tiene su particular oficio, y en acabándose el juego, todas se mezclan, juntan y barajan, y dan con ellas en una bolsa, que es como dar con la vida en la sepultura.
Brava comparación -dijo Sancho-, aunque no tan nueva, que yo no la haya oí­do muchas y diversas veces, como aquella del juego del ajedrez, que mientras dura el juego, cada pieza tiene su particular oficio; y en acabándose el juego, todas se mezclan, juntan y barajan, y dan con ellas en una bolsa, que es como dar con la vida en la sepultura.
El aburrimiento es el fondo de la vida, y el aburrimiento es el que ha inventado los juegos, las distracciones, las novelas y el amor.
Yo he encontrado en la literatura el refugio que no encontraba tan perfecto en el cine o en el café o en la tertulia o en el juego
Hay mucho en juego, hay un destino nuevo y ollas para destapar. Hay ganas, hay onda, que nadie más se esconda por miedo a andar con la verdad.
Según las cosas que a uno le proporcionen la felicidad, éstas conducirán a un juego en el que la suma siempre será cero: como una adicción, que requiere constantes dosis de adquisiciones y, a menudo que se tenga más de algo que los vecinos, nada de lo que se tiene importa demasiado.
La infancia, no sólo dura menos sino que hay mucha competencia. Los juegos, las nuevas tecnologías... A los niños se les va el tiempo entre el teléfono, los mensajes y los nuevos juegos electrónicos
La empresa sólo tiene una responsabilidad social: usar su energía y sus recursos para actividades que aumenten sus utilidades, siempre y cuando respete la regla de juego... y se dedique a una competencia franca y libre, sin engaños ni fraudes.
Por supuesto, la existencia de un mercado libre no elimina la necesidad de un gobierno. Por el contrario, como hemos dicho, el gobierno es esencial como foro para determinar las reglas del juego y como árbitro para aplicar las reglas que se decidan
Las reglas del juego establecen que los hombres son mortales pero las corporaciones gigantes son sagradas hasta la eternidad.
Más puntos en el juego que El Quijote escrito en braile
El ajedrez es un juego sin par, regio e imperial.
A diferencia de lo bien definido, un juego preciso como la ruleta rusa, donde los riesgos son visibles para cualquier persona capaz de multiplicar y dividir por seis, no se observa el cañón de la realidad
Estoy muy contenta de aparecer junto a Sean Connery en la versión del juego de una de mis películas favoritas de James Bond. No todos los días tienes la oportunidad de convertirte en una Chica Bond, así que esto es un gran honor para mí
La mayoría de los expertos están de acuerdo en que la forma más probable en que el mundo sea destruido es por accidente. Y ahí es donde entramos en juego, nosotros somos informáticos. Nosotros causamos accidentes
¿Sabes de qué están hechos los sueños? ¿Hechos? Sólo son sueños. No. No lo son. La gente cree que no son reales porque no son materia, partículas. Son reales. Están hechos de puntos de vista, imágenes, recuerdos, juegos de palabras y esperanzas perdidas...
El miedo es parte del juego, pero el tráfico en Brasil es mucho más peligroso que un circuito de Fórmula 1.
Soy la más mala en la escuela, la más mala en los juegos.
Dos cosas anhela el hombre de verdad: el peligro y el juego, por eso quiere a la mujer, que es el juguete más peligroso.
Dos cosas quiere el hombre auténtico: peligro y juego. Por ello quiere a la mujer: el más peligroso de los juegos.
Dos cosas quiere el hombre de verdad: el peligro y el juego. Por eso quiere la mujer, que es el juguete más peligroso.
El verdadero hombre quiere dos cosas: el peligro y el juego. Por eso ama a la mujer, el juguete más peligroso.
Quien buscase signos de que una divinidad irónica mueve sus dedos tras el gran juego del mundo, encontraría un apoyo no pequeño en el enorme signo de interrogación que se llama cristianismo.
Siempre que lo que se disputa en el juego no es ni el amor ni el odio, las mujeres juegan torpemente.
En el juego es muy importante saber perder, pero es mucho más importante saber hacer perder a los otros
El tema del aprendizaje, y en particular de las máquinas que aprenden a jugar, podría parecer un poco alejado de la religión. Sin embargo, hay un problema religioso para el que esas nociones son relevantes. Es el problema del juego entre el Creador y una criatura.
Es curioso este juego del matrimonio. La mujer tiene siempre las mejores cartas y siempre pierde la partida.
Nuestro arte actual es un largo juego de formas muertas en las que querríamos mantener la ilusión de un arte vivo.
Hicimos los Juegos Olímpicos, hicimos aprobar y refrendar el Estatut y ahora iremos a por el alzhéimer, y tengo la certeza de que esta enfermedad será dentro de 10 ó 15 años vencible y vencida.
El ajedrez es eminentemente y enfáticamente el filósofo del juego.
El ajedrez ha de ser primordialmente una recreación y no debe practicarse en detrimento de otras y más serias actividades. Como un simple juego, como un descanso de actividades importantes en la vida, merece la más alta recomendación.
Un dólar ganado en el juego es el doble de dulce que un dólar ganado en tu sueldo.
Tú crees en el ron del café, en los presagios, y crees en el juego, yo no creo más que en tus ojos azulados.
Sin fe se puede perder un juego cuando ya casi está ganado
La alfabetización no es un juego de palabras, sino la conciencia reflexiva de la cultura, la reconstrucción crítica del mundo humano, la apertura de nuevos caminos, el proyecto histórico de un mundo común, el coraje de decir su palabra.
Zico fue el más próximo a mi estilo de juego. Pateaba tiros libres, daba pases, hacía goles, entraba regateando en el área
La guerra es el juego del estadista, el placer del sacerdote, la broma del abogado, el comercio del asesino empleado.
Soy incapaz de existir simultáneamente en dos universos espirituales: la literatura y la ciencia. Esta es mi debilidad fundamental: no puedo mantenerme a la vez despierto y en el sueño, en el juego. En cuanto hago literatura, me encuentro en otro universo, le llamo onírico porque tiene otra estructura temporal y porque mis relaciones con los personajes son de naturaleza imaginaria y no crítica.
El fútbol no es un juego perfecto. No comprendo por qué se quiere que el árbitro lo sea
Es un gran fuego envuelto en poco hielo, un bello juego relleno de falacias, es un despecho, una guerra, una tregua, un largo pensamiento, una palabra breve.
La vida debe ser vivida como un juego.
Afortunado en el juego, desgraciado en amores.
Una vez terminado el juego el rey y el peón vuelven a la misma caja.
¿Para qué convertir a los niños en malos fonógrafos, para qué profanar su tierna inteligencia? Basta excitar su curiosidad libre, mantener la elasticidad de su ingenio nativo, tan fácilmente asfixiado bajo las idiotas lecciones de texto, basta conservar el juego de su salud mental.
Reorganiza el juego en el que estás, vamos a comenzar desde el inicio, con confianza vencerás, es por eso que naciste...
Al primer signo de juego o de truco en una narración, sea trivial o elaborado, cierro el libro.
Lo mejor de mi técnica en mis juegos y lo mejor de mi corazón para ustedes.
Descubrí que la vida es un juego de azar donde pierde el que gana
Quiero ser el truco en tus trampas, quitarme el miedo, jugar tu juego, hacer lo que no puedo... Para que me quieras como quiero.
El juego es tan exacto en el fútbol como en el ajedrez.
El lenguaje es una ordenación de voces, la economía, una ordenación de intereses, el derecho, una ordenación de conductas, el juego, una ordenación de jugadas.
No veo al trabajo como trabajo, y al juego como juego. Lo veo como un todo, como la vida
La felicidad se apoya en los pilares fundamentales: tomar la vida como un juego y prodigar amor a los demás.
Nuestro método de formación es educar desde dentro, en lugar de instruir desde fuera: ofrecer juegos y actividades que además resulten atractivos para el muchacho, lo eduquen seriamente en el aspecto moral, mental y físico.
El arte es un juego pero hay que jugar con la seriedad de un niño que juega.
Un hombre que quiere la verdad se hace científico, un hombre que quiere dar libre juego a su subjetividad se hace, posiblemente, escritor, pero, ¿Qué debe hacer un hombre que quiera algo de intermedio entre los dos?
Juego con un pequeño equipo de fútbol y colaboro en la comunidad donde resido, llevando la vida de un tipo normal, sintiéndome siempre listo y dispuesto
¿Porqué todos hablan de lo que pasó ayer? Todo lo que importa es el juego de mañana
Me asombro a mí mismo por la increíble manera en la que utilizo mi talento para ganar. Los que me seguían cuando era más joven sabían que tenía potencial, pero no creo que nadie pensara que llegaría a dominar así el juego
Yo no creo que podamos permitirnos cambiar nuestro juego sólo por un oponente en particular con el que jugamos
El amor es lo contrario de la justicia. Porque la justicia consiste en tratar a cada uno según lo que es, es decir, según su pasado, según lo que ha hecho. El amor rompe estas reglas del juego, estas reglas de orden. El amor es un factor de desorden. Es una apuesta sobre el futuro del hombre. Toda una vida puede ser subvertida por esta apuesta
En cuanto se rechaza la alternativa (en cuanto se enturbia el paradigma), comienza la utopía: el sentido y el sexo se convierten en el objeto de un juego libre dentro del cual las formas (polisémicas) y las prácticas (sensuales), liberadas de la prisión binaria, van a ponerse en un escajo de expansión infinita. Así pueden nacer un texto gongorino y una sexualidad dichosa.
Me voy con el corazón roto pero seguro que si juego en el fútbol español volveré a ser considerado el mejor del mundo
La vida es una partida y hay que vivirla de acuerdo con las reglas del juego.
Para el estúpido el ocuparse en conducta relajada es como un juego, pero la sabiduría es para el hombre de discernimiento.
Variante: Como un juego es para el necio cometer el crimen, la sabiduría lo es para el hombre inteligente.
El juego es altamente moral, sirve para arruinar a los idiotas
El juego es altamente moral. Sirve para arruinar a los imbéciles.
Como cualquier programador de juegos sabe, los 3 tipos básicos de alimento son Fritos, Cheetos y Doritos
En mi tarjeta de visita, soy un presidente de empresa. En mi mente soy un programador de juegos. Pero en mi corazón soy un jugador.
Estoy ocupado, más ocupado que nunca y si tengo que esperar 30 o 40 segundos o más para cargar un juego, me desespera. Y, a veces simplemente no puedo esperar
Expandiendo la audiencia del juego con Wii significa incrementar el número de personas en cualquier sitio que están involucradas con los videojuegos. Hoy en día, hay gente que juega, y gente que no. La Wii ayudará a destruir la barrera que los separa
No desarrollaremos juegos para móviles si hiciéramos eso, Nintendo dejaría de ser Nintendo
Os dimos la Nintendo DS, una nueva Game Boy y más juegos con los que jugar, y ahora decís queremos una revolución. Bueno, pues tenemos una
Juego dos horas al tenis por la mañana con un entrenador. Me gusta mucho. Además, ando mucho en bicicleta, y en invierno, cuando puedo, me gusta ir a la nieve a hacer snowboard. Hay ciertos deportes que practicaba mucho de chico, como el skate, pero ya mis rodillas no me lo permiten.
El tenis es solo un juego, la familia es para siempre.
Al igual que con la escritura, con la creación de música, juegos de habilidad, gráficos complejos, o cualquier cosa: La computadora no es una cultura en sí misma, sino que puede servir para hacer avanzar muy diferentes puntos de vista filosóficos y culturales.
El vampiro está propenso a ser víctima de vehementes pasiones, parecidas a las del amor, ante determinadas personas. Para obtener su sangre, pone en juego una paciencia infinita y recurre a toda clase de estratagemas a fin de superar los obstáculos que le separan del objeto deseado. No desiste de su empresa hasta que su pasión ha sido colmada y ha podido sorber la vida de la codiciada víctima.
Los adultos son niños, pero con la barrera social de no comportarse como ellos, con más moral y ética. Ningún juego sin ética ni moral podrá ser jamás un juego adulto
Yo podría crear Halo. No es que no pueda diseñar ese juego. Es simplemente que no lo intento. Una cosa sobre mi diseño de juegos es que yo nunca busco lo que la gente quiere y luego intento hacer el juego a medida. Yo siempre intento crear nuevas experiencias que son divertidas de jugar
Es cierto que los niños de corta edad siempre me parecen dementes, los diálogos, los juegos que practican, las palabras que profieren son indudables ejemplos de locura. Atravesar la infancia es una severa prueba para la razón
El ajedrez es un juego útil y honesto, indispensable en la educación de la juventud
Tenemos todo el tiempo del mundo para ganar este juego y también para destruir a los españoles. (Al avistar la Armada española, el 20/7/1588 mientras jugaba a los bolos)
La mentira gana bazas, pero la verdad gana el juego.
Este juego pertenece a todos los pueblos y a todas las épocas y nadie puede saber de él qué divinidad lo regaló a la Tierra para matar el tedio, aguzar el espíritu y estimular el alma.
Ya no se trataba de dos rivales que quisieran medir en el juego sus propias fuerzas, eran ahora dos enemigos que se habían jurado aniquilarse mutuamente..
Este juego pertenece a todos los pueblos y a todas las épocas y nadie puede saber de él qué divinidad lo regaló a la Tierra para matar el tedio, aguzar el espí­ritu y estimular el alma.
Juego casi en cualquier parte del campo, soy un poco así en la cama
Cuando termina el himno y la pantalla se oscurece, la habitación guarda silencio. Mañana al alba nos levantarán y nos prepararán para el estadio. Los juegos en sí no empiezan hasta las diez, porque muchos de los habitantes del Capitolio se levantan tarde, pero Peeta y yo tenemos que empezar temprano. No se sabe lo lejos que estará el campo de batalla elegido para este año.
Les diré cómo sobreviví. Les diré que en las malas mañanas, se siente imposible encontrar placer en algo porque tengo miedo de que pueda serme arrebatado. Ahí es cuando hago una lista en mi cabeza de cada acto de bondad que he visto a alguien hacer. Es como un juego. Repetitivo. Incluso un poco tedioso después de más de veinte años. Pero hay juegos mucho peores que jugar.
Me pregunto al instante si será su estrategia en los juegos: parecer débil y asustado para que los demás crean que no es competencia y después dar la sorpresa luchando.
No. Cuando llegue el momento estoy seguro de que mataré como todos los demás. No puedo rendirme sin luchar. Pero desearía poder encontrar una forma de...De demostrarle al Capitolio que no le pertenezco, que soy algo más que una pieza de sus juegos.
La vida de un hombre es como un juego de dados, si no puedes hacerte con aquel que más te conviene, debes con astucia procurar sacar ventaja del que acaso te tocó
La vida es un juego, juegalo.
La vida es un juego, participa en él. La vida es demasiado preciosa, no la destruyas.
Las cosas de este mundo son tan vanas que parecen juegos de niños.
Se trataba de una regla importante en cualquier juego: que a la gente siempre le resulte fácil darte dinero.
—¡Maestre, protesto! ¡La banca no es un juego!
El pesimismo es un juego seguro. Así no puedes perder nunca, solo puedes ganar. Es el único punto de vista desde el que nunca te sentirás decepcionado.
El tablero es el mundo, las piezas son los fenómenos del Universo, las reglas del juego constituyen lo que conocemos como leyes de la naturaleza.
La vida es un juego de probabilidades terribles, si fuera una apuesta no intervendrías en ella.
El juego debía de ser jugado y jugado al modo de ellos, aunque fueran ellos los que estipularan las reglas y los que contaran con toda la destreza. No importaba su ineptitud. Sí su honestidad. Se jugaba entero a esta creencia: que un hombre honesto no puede ser engañado, que la verdad, si el juego se jugaba hasta las últimas consecuencias conduciría a la verdad.
En un rincón una pareja se entretenía en las preliminares de un juego sexual. Shevek miró para otro lado, con repugnancia. ¿Hasta en el sexo eran egoístas? Acariciarse y copular en presencia de gente sin pareja era tan grosero como comer en presencia de un hambriento.
Era fácil compartir cuando había comida suficiente, o apenas la suficiente, para seguir viviendo. ¿Pero cuando no la había? Entonces entraba en juego la fuerza, la fuerza se convertía en derecho, en poder, y la herramienta del poder era la violencia, y su aliado más devoto, el ojo que no quiere ver.
Esta magia no es un juego al que nos dedicamos por placer o por halago. Piénsalo: en nuestro Arte, cada palabra que pronunciamos, cada acto que ejecutamos es para bien o para mal. ¡Antes de obrar o hablar hay que conocer el precio!
En los Juegos de Pekín tuve la impresión de ser el David Beckham del atletismo
¿Crees que esto es un juego?
El futbol americano es un juego espartano que exige cualidades de sacrificio y esfuerzo. Es un juego también de encuentros violentos y por ese violento contacto, requiere una disciplina personal que poco se encuentra en otras situaciones en este mundo moderno
Si no importa quién gana o pierde en el juego, ¿entonces por qué llevan la cuenta en el marcador?
Suele ser el equipo mejor preparado el que gana el juego
La vida es un juego de azar
Ese liberador encantamiento de que el cuento dispone no sólo pone en juego de forma mítica a la naturaleza, sino que alude a su complicidad con el ser humano liberado.
Para las masas en su existencia más honda, inconsciente, las fiestas de alegría y los incendios son sólo un juego en el que se preparan para el instante enorme de la llegada de la madurez, para la hora en la que el pánico y la fiesta, reconociéndose como hermanos, tras una larga separación, se abracen en un levantamiento revolucionario.
El ajedrez es demasiado para ser un juego y demasiado poco para ser una ciencia.
En la actual inadecuación de la ley y el sentimiento internacionales, una nación tiene que estar lista en cualquier momento para defenderse, y cuando están implicados sus intereses fundamentales, se le tiene que permitir usar cualquier medio que considere necesario para su supervivencia. Los Diez Mandamientos tienen que mantenerse callados cuando está en juego la propia conservación
La guerra es un juego que los reyes, si sus súbditos fueran inteligentes, no jugarían jamás
Los niños tienen que jugar más con herramientas y juegos, dibujar y construir, tienen que sentir más emociones y no tantas preocupaciones por problemas de su tiempo.
Mi lengua es una lengua viva. Utilizo frases hechas, lengua coloquial, juegos de palabras, que no necesariamente funcionan en otras lenguas...La suerte de los poetas en el exterior depende de los traductores.
El juego no se acaba hasta que se termina.
La urbanidad (es) como un juego. Pero se trata de un juego en el que se entrelazan complejas cuestiones de orgullo.
Una promesa es un concepto vago hasta el momento en que entra en juego el concepto de lealtad.
No debemos dejarnos ir de curso, cueste lo que cueste debemos atenernos a nuestro juego natural.
search