Las mejores 12 Frases de Jinete - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Jinete

A Max le gustaba inventar los cargamentos de los barcos: -Veo una lancha con un caballo de galleta y un jinete de chocolate. - ¡Ay, papá! �comentaba Marí­a. " La gota gorda " (2010), Juan Villoro
Autor:" La gota gorda " (2010) Juan Villoro
El desierto por el que cabalgaba era rojo y rojo el polvo que levantaba... El polvo de color rojo sangre bajaba soplando desde el sol. Y caballo, jinete y caballo y sus largas sombras pasaban en tándem como la sombra de un solo ser. Pasaban y palidecí­an en la tierra oscurecida... El mundo venidero. " Todos los hermosos caballos " (1992), Cormac McCarthy
Autor:" Todos los hermosos caballos " (1992) Cormac McCarthy
Y así­ apareció el miedo, un caballo sin jinete asolando las vidas, espectral y al cabo silencioso compañero de tantos dí­as y noches del futuro. " Un largo silencio " (2000), íngeles Caso
Autor:" Un largo silencio " (2000) íngeles Caso
El escritor, muchas veces, es como un caballo de carreras que ha perdido su jinete y ya no sabe porque está corriendo ni dónde está la meta y, sin embargo, se le exige seguir corriendo aunque no sepa ni hacia dónde ni por qué razón.
Todo el mundo sabe -continuaba su razonamiento- que si los caballos fuéramos capaces de imaginar a Dios lo imaginarí­amos en forma de jinete.
Por un clavo se perdió una herradura, por ésta un caballo, y por éste el jinete, que fue capturado y muerto por el enemigo.
Los jinetes, dispersándose por todo el terreno que era seguro, lo iban quemando, y los peltastas, que iban en paralelo por las cimas, incendiaban todo cuanto veí­an que era combustible, y el ejército, también, si topaba con algo que quedaba a un lado, de manera que el paí­s entero parecí­a arder y el ejército ser muy grande.
La niebla blanco grisácea es espesa; blanquea los bosques. No llevamos candiles por miedo a que las criaturas vean nuestra luz, así­ que avanzamos de memoria. Los gritos de los jinetes y los feroces aullidos de las gárgolas en batalla flotan entre la niebla de tal manera que nos es imposible saber dónde están: si cerca o lejos, si detrás o delante. Todo lo que sabemos es que caminamos hacia el combate.
El caballo pasea con arrogancia dentro de la pista, como una hermosa en el salón del baile. Sabe que es bello y sabe que le miran. Y el caballo puede matar a su jinete en el steeplechase, como la dama, por casta y angelical que os parezca, puede también poner en vuestra mano el vibrante florete del duelista o el revólver del suicida. Todo amor da la muerte.
El caballo galopaba libremente, la confianza del jinete depositada en instinto seguro.
Los Cuatro Jinetes cuya Cabalgada presagia el fin del mundo son conocidos como Muerte, Guerra, Hambre y Peste. Pero hasta los acontecimientos menos importantes tienen sus propios jinetes. Por ejemplo, los Cuatro Jinetes del Resfriado Común son Moquera, Congestión De Pecho, Napia y Falta de Pañuelos. Los Cuatro Jinetes cuya aparición anuncia cualquier fiesta del calendario son Tormenta, Ventolera, Aguanieve y Carril Habilitado En Sentido Contrario. " Tiempos interesantes " (1994), Terry Pratchett
search