Las mejores 6 Frases de Invasión cultural - FrasesWiki.com

Encontramos 6 frases sobre Invasión cultural

Importamos la estructura de un Estado nacional democrático, sin previa consideración de nuestro propio contexto. Tí­pica y normal posición de alienación cultural. Volveremos mesiánicamente a las matrices formadoras o a otras consideradas superiores en búsqueda de soluciones de problemas particulares, sin saber que no existen soluciones prefabricadas y rotuladas para tal o cual problema, dentro de tal o cual condición especial de tiempo y espacio cultural. " La educación como práctica de la libertad " (1967), Paulo Freire
Autor:" La educación como práctica de la libertad " (1967) Paulo Freire
En la invasión cultural, es importante que los invadidos vean su realidad con la óptica de los invasores y no con la suya propia. Cuanto más mimetizados estén los invadidos, mayor será la estabilidad de los invasores. " Pedagogí­a del oprimido " (1970), Paulo Freire
Autor:" Pedagogí­a del oprimido " (1970) Paulo Freire
La invasión cultural, indiscutiblemente enajenante, realizada discreta o abiertamente, es siempre una violencia en cuanto violenta al ser de la cultura invadida, que o se ve amenazada o definitivamente pierde su originalidad. " Pedagogí­a del oprimido " (1970), Paulo Freire
Autor:" Pedagogí­a del oprimido " (1970) Paulo Freire
Menos mal que el imperialismo no existe. Ya nadie lo menciona: por tanto, no existe. " Ser como ellos " (1992), Eduardo Galeano
Autor:" Ser como ellos " (1992) Eduardo Galeano
Tu riqueza es fabulosa. Tus cofres se desbordan. ¿Qué necesidad tienes de agregarles la riqueza de la Franja? -Hay una razón más perentoria: si nos negamos a admitir a los extranjeros en la Franja como amigos, tendremos que admitirlos como enemigos. - ¿Por qué? -Más pronto o más tarde, los estadounidenses, los británicos, los rusos o alguna otra potencia extranjera encontrarí­an la manera y el motivo de armar a sus árabes y hacerlos invadir las negras praderas que ambicionan. Y con las botas de sus askaris profanando nuestra pení­nsula sagrada, ¿Cómo podrí­amos proteger a los verdaderos creyentes de la corrupción de las costumbres extranjeras?
search