Las mejores 12 Frases de Insoportable - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Insoportable

El hombre necesita entregarse a todo tipo de ocupaciones, ya sean fí­sicas, intelectuales o emocionales, para evitar a todo precio preguntarse sobre sí­ mismo, su vida, el sentido de su existencia y verse enfrentado a la insoportable ausencia de respuestas y a la muerte. " Te llevare a un lugar donde todo es posible " (2012), Laurent Gounelle
Autor:" Te llevare a un lugar donde todo es posible " (2012) Laurent Gounelle
Es insoportable ver sólo ante sí­ la larga hilera de comidas, mirar la vida como una ceremonia y seguir a la solemne multitud, sin compartir con ella ni las opiniones generales ni las pasiones.
Esto es insoportable. Esto es nauseabundo. En este partido se tropieza por excepción con hombres sinceramente republicanos, con hombres que deseen el advenimiento de la República.
Un pensamiento no paradójico me resulta casi insoportable, un pensamiento cerrado en sí­ mismo, coherente, que no admite la paradoja.
La vida humana eterna serí­a insoportable.
Yo entiendo que la posibilidad de matarse constituye una válvula de seguridad. Teniéndola, el hombre no tiene derecho a decir que la vida es insoportable.
La muerte es parte de la vida, es el cierre biológico y necesario de un ciclo. Serí­a insoportable ser inmortal.
Misterios insondables, nos gritarán los teólogos. Tonterí­as insoportables, les responderemos nosotros.
Todas las cosas terribles de este mundo se debí­an a una combinación de causas. Pero todo el mundo querí­a reducirlas a una, y ni siquiera la verdadera. Era mucho mejor tener una sola causa: una persona a quien castigar. En ese caso podí­an soportar lo insoportable.
Después de la ducha, era preciso salir y ponerse en hileras de cinco, desnudos y mojados como estábamos, en la nieve y el frí­o. Tuvimos que esperar a ser cincuenta, en fila, antes de dirigirnos hacia el barracón que estaba al fondo, a la izquierda. Aunque hubiéramos estado vestidos, el frí­o habrí­a sido absolutamente insoportable. De modo que, desnudos, saliendo de la ducha, el dolor fue inimaginable. Pero el que nos acompañaba permaneció impasible, esperó y nos obligó a no andar demasiado deprisa hacia el barracón. Desde fuera era parecido a los que habí­a en Birkenau, salvo que, creo, habí­a que subir dos peldaños antes de entrar. En el interior, nada, no habí­a camas. Los únicos puntos positivos eran el linóleo en el suelo y las ventanas, que no estaban rotas y nos aislaban un poco del frí­o.
Ya que la vida os parece insoportable, ¿por qué no os imponeis la obligación de luchar contra ella?
search