Las mejores 12 Frases de Indios - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Indios

Para nosotros, los indios, es el tiempo infinito de callar.
Cada vez está más triste y más violento el corazón de Canek. Antes hablaba y decí­a su pensamiento. Ahora casi ha enmudecido; aprieta los puños y se va solo por los caminos de espinas, de piedra y de sol. Le acompaña su sombra. En los ojos de Canek se ha encendido la sangre de los indios. La sombra de Canek es roja.
Canek, bueno o malo, es el libro que mejor refleja mi dolor por el dolor de los humildes, de los indios de mi tierra. Si su lectura aviva la conciencia del hombre frente a la injusticia, me tendré por satisfecho.
Cien veces dijo que no querí­a ver más indios; y menos a uno que estaba ahí­, horrible, enjuto, como piedra rota. Al decir horrible, se cubrí­a la cara; se santiguaba y bisbiseaba.
El pueblo estaba en silencio, vací­o, y en la distancia se oí­a el rumor de la guerra: el golpe de los tunkules, de las icoteas y los gritos de los indios en armas. El nombre de Canek era voz y eco en la sombra.
En la hacienda sólo la tí­a Charo y sus invitados beben agua de lluvia, refrescada en tinajas de barro. Los indios beben el agua calcárea de los pozos, cuajada de alimañas.
Un pastor no distingue las ovejas buenas de las malas. Por eso no pregunta a nadie cómo son sus ovejas, antes de lanzarse contra el lobo. Así­ hay que defender a los indios buenos y malos contra los blancos: lobos de estas tierras.
[Los indios] Me dieron una lección inolvidable; me enseñaron a no creerme importante, lo cual ha sido decisivo en mi vida. A pesar de mis arranques de orgullo, soy un hombre humilde.
Se trata de defender las tradiciones y la cultura latinas y en última instancia las tradiciones y la cultura europeas que pertenecen también a millones de indios de ese continente.
Los indios denominan al Ser supremo Pananad o el Inmóvil, porque a ellos mismos les encanta holgazanear.
Creo que los premios en este paí­s en este momento no son adecuados para ser recibidos o dados hasta la condición de los indios-americanos se altere drásticamente. Si no somos guardianes de nuestros hermanos, por lo menos no debemos ser su verdugo.
search