Las mejores 12 Frases de Indio - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Indio

Sangre de indio y sangre española es la mí­a. Pero soy un mexicano de pasiones serenas. Mi amor por la patria no me inspiró la profesión de polí­tico ni de soldado. Mi ideal fue el estudio, los libros, el arte, la filosofí­a.
(...) Se dirí­a que el indio gozaba con esta vida de inquietud y peligro, que su naturaleza fuerte y braví­a necesitaba de estas persecuciones violentas, en las que, mientras sus perseguidores desplegaban toda la habilidad de un cazador apasionado, él desplegaba toda la ferocidad del tigre y toda la astucia del zorro.
Aquel deseo le hablaba de la igualdad de las almas ante el amor; de la caprichosa razón de los prejuicios raciales; de la mentira de la animalidad del esclavo; de la libertad de elegir y de amar; del derecho, en fin, de disponer cada uno de sí­ mismo y de trazarse su destino propio, tal como lo estaban haciendo entonces en otras tierras una porción de hombres, desarrapados y famélicos, por su libertad, sin importarles que la sangre que regaban por ella fuese roja o azul; de blanco, negro e indio, ya que toda era de esclavos.
Y, repentinamente, maniatado y conducido por cuatro mozos corpulentos, apareció ante el tribunal un indio de edad incalculable, alto, fornido, ceñudo, y que parecí­a desear las injurias y amenazas de la muchedumbre. En esa actitud, con la ropa ensangrentada y desgarrada por las manos de sus perseguidores y las dentelladas de los perros ganaderos, el indio más parecí­a la estatua de la rebeldí­a que del abatimiento.
La solución del problema del indio tiene que ser una solución social. Sus realizadores deben ser los propios indios. Este concepto conduce a ver en la reunión de los congresos indí­genas un hecho histórico. Los congresos indí­genas, desvirtuados en los últimos años por el burocratismo, no representaban todaví­a un programa; pero sus primeras reuniones señalaron una ruta comunicando a los indios de diversas regiones. A los indios les falta vinculación nacional. Sus protestas han sido siempre regionales. Esto ha contribuido, en gran parte, a su abatimiento.
Ahora la palabra indio me parece que ya tiene un sustento más justo, un contenido más justo; indio ya quiere decir hombre, económica y socialmente explotado y, en ese sentido, no solamente todos somos indigenistas en el Perú, todos somos indios de un pequeño grupo de explotadores.
El indio recibió lo que le dieron: fanatismo y aguardiente.
El indio se redimirá merced a su esfuerzo propio, no por la humanización de sus opresores.
Entre tanto, y por regla general, los dominadores se acercan al indio para engañarle, oprimirle o corromperle.
No se escribe pero se observa el axioma de que el indio no tiene derechos sino obligaciones. Tratándose de él, la queja personal se toma por insubordinación, el reclamo colectivo por conato de sublevación.
Sudamérica es un pan para Eva y Adán, es un hombre de color que golpea un tambor, es el canto del indio en idioma español son los picos andinos elevándose al sol.
search