Las mejores 99 Frases de Indiferencia - FrasesWiki.com

Encontramos 99 frases sobre Indiferencia

¿Qué pasa entonces con esas criaturas? Parecen hombres y hablan como hombres. ¿No son hombres? -No lo sé. ¿Acaso el hombre mata a otro hombre, excepto en un ataque de locura? ¿Acaso mata la bestia a los de su especie? Sólo los insectos. Estos yumenos nos matan con la misma indiferencia con que nosotros matamos ví­boras. El que me enseñó a mí­ decí­a que se matan unos a otros, en disputas individuales, y también en grupos, como las hormigas cuando pelean. Eso yo no lo he visto. Pero sé que no escuchan a quienes piden clemencia. Asestan el golpe de gracia sobre la cabeza agachada, ¡Yo lo he visto! Hay en ellos la necesidad de matar, y por eso me pareció natural condenarlos a muerte. " El nombre del mundo es Bosque " (1972), Ursula K Le Guin
Autor:" El nombre del mundo es Bosque " (1972) Ursula K Le Guin
La indiferencia es el apoyo silencioso a favor de la injusticia. " Ideas vagas, sentimientos claros " (2005), Jorge González Moore
Autor:" Ideas vagas, sentimientos claros " (2005) Jorge González Moore
Nada hay tan raro cuando se está enamorada como la total indiferencia de los demás. " La señora Dalloway " (1925), Virginia Woolf
Autor:" La señora Dalloway " (1925) Virginia Woolf
La indiferencia endurece el corazón y es capaz de eliminar cualquier rastro de afecto. " Un dí­a particular " (2011), Jorge González Moore
Autor:" Un dí­a particular " (2011) Jorge González Moore
La familiaridad engendra la indiferencia
La indiferencia es una forma de pereza, y la pereza es uno de los síntomas del desamor. Nadie es haragán con lo que ama.
Conde de Montecristo:El primer sentimiento fue el de la repugnancia, el segundo fue el de la indiferencia, y el tercero la curiosidad.
El primer sentimiento fue el de la repugnancia, el segundo fue el de la indiferencia, y el tercero la curiosidad
La música es el arte de coordinar los sonidos de acuerdo con el egoísmo creador del artista y su completa indiferencia a toda ley extraña a su propia sensibilidad.
Cuanto menos se tiene más importante es tu voto. Los votos construyen hospitales. Con la indiferencia no se construye nada
Prefiero los errores del entusiasmo a la indiferencia de la sabiduría.
Se dice que el enamorado no ve, porque la pasión le ciega, yo afirmo que los indiferentes son los que no ven, porque les ciega la indiferencia
Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia.
La indiferencia actúa poderosamente en la historia. Actúa pasivamente, pero actúa
La indiferencia es abulia, parasitismo y cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes
La indiferencia es el peso muerto de la Historia.
La democracia como el amor, puede sobrevivir a cualquier ataque, menos al abandono y a la indiferencia.
De esta amistad con Jesús nacerá también el impulso que lleva a dar testimonio de la fe en los más diversos ambientes, incluso allí donde hay rechazo o indiferencia
La verdad de la religión estriba en su misma oscuridad, en la escasa luz que tenemos sobre ella y en nuestra indiferencia por esa luz.
Uno de los signos de los tiempos es la indiferencia por el mañana. Nadie sabe en qué consistirá mañana la vida. Esta incertidumbre perpetua agota los nervios, al punto en que no encontramos nada que valga la pena. Ante eso, (en tiempos modernos) Chaplin nos dice que no desesperemos, ya que aunque haya que andar por esos caminos, vale la pena hacerlo si son dos los que andan.
La guerra implica un esfuerzo físico y un sufrimiento. Para no verse desbordados por ellos se necesita cierta fortaleza de cuerpo y de espíritu que, de manera natural o adquirida, produzca indiferencia ante uno y otro.
...¿hasta qué punto es responsable de sus actos una persona abandonada, sin recursos ni capacidad específica, enloquecida por los malos tratos, la indiferencia y la imposibilidad de alimentar a los suyos?
Gracias por los cielos de indiferencia y tierras de amargura que tanto y mucho fueron. Gracias por las desesperaciones, soledades.
Habí­a mucha gente que iba hablando sola en el metro de Nueva York. Unos entre dientes, otros más alto y algunos incluso echando discursos como si fueran curas. Es tos últimos solí­an llevar las ropas en desorden y el pelo alborotado, pero, aunque decí­an de vez en cuando, con un tono altisonante, "hermanos" o "ciudadanos", sus palabras se estrellaban contra una muralla de silencio y de indiferencia. Nadie los miraba.
¡La fuerza de la indiferencia! es la que permitió a las piedras perdurar inmutables durante millones de años
¡La fuerza de la indiferencia! Es la que permitió a las piedras perdurar inmutables durante millones de años.
El aburrimiento es la suprema expresión de la indiferencia.
¿Quién podría ser tan arrogante como para saber cuáles son los actos que se unen y sostienen mutuamente y cuáles los que caerán en el ridículo y en el olvido fuera de lo que merece llamarse un patrimonio? En vez de insistir en esto, más vale que nos impongamos la única norma importante: mantenernos libres de tristeza y de indiferencia.
¿Quién podrí­a ser tan arrogante como para saber cuáles son los actos que se unen y sostienen mutuamente y cuáles los que caerán en el ridí­culo y en el olvido fuera de lo que merece llamarse un patrimonio? En vez de insistir en esto, más vale que nos impongamos la única norma importante: mantenernos libres de tristeza y de indiferencia.
La tolerancia y la paciencia son mucho más profundas y efectivas que la mera indiferencia
La tolerancia y la paciencia son mucho más profundas y efectivas que la mera indiferencia.
La pobreza, como ya he dicho, endurecía mi corazón y mi necesidad me hacía mirar con indiferencia la de los demás.
No somos perfectos, pero somos capaces de concebir lo que es la perfección. La acción es preferible a la inacción y el compromiso con la vida es preferible a la indiferencia apática
Bajo los grandes cielos afelpados de sombras ó dorados de soles, arropada en el manto pálido y torrencial de mi melancolía, con una astral indiferencia miro pasar las intemperies...
La indiferencia hace sabios, y la insensibilidad, monstruos.
Nada es tan fatal para la religión como la indiferencia
Nada es tan fatal para la religión como la indiferencia.
La indiferencia, para mí, es la personificación del mal
Lo contrario del amor no es odio, es la indiferencia. Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es herejía, es la indiferencia. Y lo contrario de la vida no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte
¿Cómo se llora a seis millones de muertos? ¿Cuántas velas se encienden? ¿Cuántas plegarias se oran? ¿Sabemos cómo recordar a las víctimas, su soledad, su impotencia? Nos dejaron sin dejar rastro, y nosotros somos ese rastro. Contamos estas historias porque sabemos que no escuchar ni desear saber lleva a la indiferencia, y la indiferencia nunca es una respuesta.
El poder impregna de indiferencia todo lo que no es poder
El amor por algo o por alguien puede tener una contrapartida siempre alejada de la indiferencia: desamor u odio hacia quien no piensa igual o no corresponde a esos sentimientos
Para llegar a aborrecer a los conquistadores, habría que saber todos los males que causan, habría que ser testigo de la indiferencia con la que se les sacrifican las más inofensivas criaturas en algún rincón del globo en el que ellos jamás han puesto los pies.
El peor pecado contra el prójimo no consiste en odiarle, sino en mirarle con indiferencia. Ésta es la esencia de la humanidad.
La imparcialidad es un nombre pomposo para la indiferencia, que es un nombre elegante para la ignorancia.
Nuestra sociedad no conoce prelación, codificaciones definitivas, centro, sólo estimulaciones y opciones equivalentes en cadena. De ello proviene la indiferencia posmoderna, indiferencia por exceso, no por defecto, por hipersolicitación, no por privación
Está loca por mí. ¡Qué mujer no lo está! Yo sé que va usted a preguntarme cuál es mi secreto... ¡Voto al diablo que sois osado! El secreto es no darles a entender que se las quiere. No ir nunca tras ellas. Que ellas vayan detrás de ti. Hay que avivar el cariño del amor con el abanico de la indiferencia.
El amor no puede soportar la indiferencia. Es necesario ser querido. Como una lámpara, que necesita ser alimentado por el petróleo del otro corazón.
La televisión construye la realidad, provoca el shock emocional y condena prácticamente al silencio y la indiferencia a los hechos que carecen de imágenes.
A veces, la indiferencia y la frialdad hacen más daño que la aversión declarada
Si la moderación es una falta, entonces la indiferencia es un crimen
Nos escondemos en la fría indiferencia al sufrimiento innecesario de otros, incluso cuando lo causamos.
Esa rápida alternancia de broma y seriedad, de interés e indiferencia, de pesar y alegría parece ser un rasgo típico del carácter irlandés.
Era neutral en cuanto a la religión, escéptico respecto a la libertad de expresión, simpatizaba con quienes protestaban contra los impuestos, sentía indiferencia para con los indios, temía a los negros, era duro con los pornógrafos, blando con los delincuentes y bastante persistente como protector del medio ambiente.
Hay en España una escasa curiosidad intelectual, mucha indiferencia. Lo conocido se acepta y explora, pero se ignora lo otro
La indiferencia endurece el corazón y es capaz de eliminar cualquier rastro de afecto
La indiferencia es el apoyo silencioso a favor de la injusticia
Terrible es que la gran mayoría de injusticias suceden por franca indiferencia.
Un mejor país se construye con buenas acciones, no con indiferencia ni derramando la sangre del conciudadano.
Cuando un escritor extrema sus teorías es casi siempre porque nota que la indiferencia crece a su alrededor.
El menor de los males de nuestra civilización es la indiferencia y el mayor la violencia y ahora nos movemos inevitablemente entre ambos polos negativos
Hay que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica, porque se empieza por el olvido y se termina en la indiferencia
El vino trueca la indiferencia en amor, el amor en celos y los celos en enajenación.
No hay nada más duro que la suavidad de la indiferencia
La habitual indiferencia de que alardeaban los detectives de homicidios quedaba superada por la emoción del momento. Me sorprendió su apasionamiento. No comprendía exactamente si aquella atrocidad por sí sola había conmovido sus sentimientos o si la naturaleza religiosa del ofensivo objeto contribuía a su reacción.
La habitual indiferencia de que alardeaban los detectives de homicidios quedaba superada por la emoción del momento. Me sorprendió su apasionamiento. No comprendí­a exactamente si aquella atrocidad por sí­ sola habí­a conmovido sus sentimientos o si la naturaleza religiosa del ofensivo objeto contribuí­a a su reacción.
Prefiero la gente que me ama o me odia que la que no tiene ninguna opinión de mí. La indiferencia da miedo
A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa.
Todo escritor, por el hecho de serlo, ya está comprometido: o comprometido en una religión, o comprometido en una ideología político-social, o comprometido en una traición a su pueblo, o comprometido en una indiferencia o sonambulismo individual, culpable o no culpable.
Más que los actos de los malos, me horroriza la indiferencia de los buenos.
Una de las manifestaciones del burocratismo es el relajamiento en el trabajo debido a la indiferencia o a la negligencia.
Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos.
No me duelen los actos de la gente mala, me duele la indiferencia de la gente buena
El fracaso asola a aquellos que se resignan a él con indiferencia
Un deseo ardiente de ser y de hacer es el punto inicial desde el que el soñador debe lanzarse. Los sueños no están hechos de indiferencia, pereza, ni falta de ambición
La indiferencia del mexicano ante la muerte se nutre de su indiferencia ante la vida
Con la misma indiferencia que corren las aguas por los ríos y pasa el viento del desierto, así un nuevo día se ha ido de mi existencia. Hay dos días por los cuales mi corazón jamás ha languidecido: ese que no ha llegado aún y ese que ya pasó
Uno jamás debería escuchar. Escuchar es un signo de indiferencia hacia los que nos escuchan.
Viajar es el paraiso de los necios. Nuestro primer viaje nos descubre la indiferencia de los lugares.
Soy estrictamente del tipo de los que se quedan al fondo, y mi carácter es una mezcla no llevadera de indiferencia exterior y arrogancia interior.
No tildemos de mala suerte, a lo que sólo es indiferencia y flojera
El aburrimiento es la suprema expresión de la indiferencia
En contraste, paradójicamente, fue precisamente en mi país donde encontré de parte de algunos las mayores objeciones, reservas e indiferencia respecto al otorgamiento del Nobel
Cultiva el hábito de la atención y trata de conseguir la oportunidad de escuchar hablar a hombres y mujeres sabios. La indiferencia y la falta de atención son los dos monstruos más peligrosos que nunca encontrarás. El interés y la atención te asegurarán una educación
Lo que ningún ojo humano es capaz de atrapar, lo que ningún lápiz, pincel o pluma es capaz de fijar, tu cámara lo atrapa sin saber qué es y lo fija con la escrupulosa indiferencia de una máquina.
El amor y la violencia, hablando con propiedad, son los opuestos polares. El amor permite al otro ser, pero con afecto y preocupación. La violencia intenta limitar la libertad del otro, para obligarlo a actuar de la forma que ella desea, con falta de preocupación e indiferencia.
Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia.
- ¿Cree usted que hay alguna distinción entre la ignorancia y la indiferencia?- Ni lo sé, ni me importa
El mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación, corrupción, pobreza y enfermedad.
La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis sino más bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos. El mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación, corrupción, pobreza y enfermedad
He leído con profunda emoción el libro y su documentación sobrecogedora. No puedo describir el sentimiento de aversión y odio que embarga mi corazón al leer estos relatos de degradación humana y crueldad abominable. El silencio solo serviría para fomentar la indiferencia moral del mundo, ustedes han cumplido con su deber al publicar este libro y sacar a la luz pública estos hechos
¡Quiero amor y todas las atenciones que sabes darme, y quiero indiferencia si solo quieres herirme!
La fiesta de los toros es la indiferencia del hoy, nostalgia del ayer y esperanza del mañana
Nada hay tan raro cuando se está enamorada como la total indiferencia de los demás
Las cosas fabricadas han perdido la noble indiferencia por las esferas de la riqueza y la pobreza. Cada cosa hoy deja su impronta sobre su propietario, que no tiene ya otra elección que presentarse como un pobre diablo o, al contrario, como especulador.
Las cosas fabricadas han perdido la noble indiferencia por las esferas de la riqueza y la pobreza. Cada cosa hoy deja su impronta sobre su propietario, que no tiene ya otra elección que presentarse como un pobre diablo o, al contrario, como especulador.
El peor pecado hacia nuestros semejantes no es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia, esto es la esencia de la humanidad.
La tolerancia es otra palabra para la indiferencia.
search