Las mejores 12 Frases de Humedad - FrasesWiki.com
  • Descripcion del Tema
  • Presencia de agua u otro lí­quido en un cuerpo o en el ambiente. Agua que impregna un cuerpo o al vapor presente en la atmósfera el cual, por condensación llega a formar las nubes, que ya no están formadas por vapor sino por agua o hielo. Mancha en una pared producida por penetraciones de agua.
  • trending_downTemas relacionados
    AguaIntemperieLluviaNieblaRocí­o
    trending_down Temas opuestos
    ClimaCuarto de bañoEscarchaHongosManchaSensibilidad

Encontramos 12 frases sobre Humedad

Y aunque no me quisieras te querrí­a por tu mirar sombrí­o como quiere la alondra al nuevo dí­a, sólo por el rocí­o. " Libro de poemas " (1921), Federico Garcí­a Lorca
Autor:" Libro de poemas " (1921) Federico Garcí­a Lorca
No me molestaban ni el frí­o ni la humedad, ni el viento ni la lluvia: simplemente no me llegaban, ni siquiera los sentí­a. " Sin destino " (1975), Imre Kertész
Autor:" Sin destino " (1975) Imre Kertész
La lluvia se hizo eterna, y la humedad empezaba a abrir grietas en la memoria. " El general en su laberinto " (1989), Gabriel Garcí­a Márquez
Autor:"El general en su laberinto" (1989) " El general en su laberinto " (1989) Gabriel Garcí­a Márquez
Como las dificultades eran enormes, toda la inteligencia se aplicó enteramente a vencerlas; encaminóse sólo en este sentido y, por tanto, apartóse de todo lo demás. Vivir, abrigarse, vestirse, comer, precaverse contra el frí­o y la humedad; pertrecharse, enriquecerse; no habí­a tiempo de pensar en otras cosas.
El aire está tan cargado de humedad, que basta cerrar los ojos para hacerse la ilusión de que se está a la orilla de un arroyo, cuyas tranquilas aguas corren silenciosas.
El bosque es una afirmación de la naturaleza y un elemento vital que aspira la humedad de la atmósfera y tiende sus frutos a todos los seres orgánicos. Alimenta desde el hombre hasta el cocón y la efí­mera, galvanizando los matices ocultos y descorriendo los poderes mágicos de la naturaleza campesina. Es una concentración harmónica de los valores primos de la naturaleza.
El rocí­o se dispersa. Hoy una vez más sembraré granos de infierno!
El nacer nos impone la obligación de vivir, y esta obligación nos da el derecho de tomar, no sólo lo necesario, sino lo cómodo y lo agradable. Se compara la vida del hombre con un viaje en el mar. Si la Tierra es un buque y nosotros somos pasajeros, hagamos lo posible para viajar en primera clase, teniendo buen aire, buen camarote y buena comida, en vez de resignarnos a quedar en el fondo de la cala, donde se respira una atmósfera pestilente, se duerme sobre maderos podridos por la humedad y se consume los desperdicios de bocas afortunadas. ¿Abundan las provisiones? Pues todos a comer según su necesidad. ¿Escasean los ví­veres? Pues todos a ración, desde el capitán hasta el í­nfimo grumete.
Mientras espero que el pájaro cante, ¿Debo permanecer en el bosquecillo de Kataoka y sentir las gotas del rocí­o?
Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre. El fuego, la humedad, los animales, el tiempo y su propio contenido.
En derredor, los pastizales renací­an en silencio, chispeantes de rocí­o.
search