Las mejores 12 Frases de Habitación - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Habitación

Una habitación de hotel es un lugar donde uno está mientras hace otra cosa. Por sí­ misma es marginal con respecto al esquema principal que uno se ha trazado. Una habitación de hotel es conveniente. Pero su conveniencia se limita al tiempo en que la necesitas mientras estás en una ciudad determinada y ocupado en determinado asunto; confí­as en que sea confortable, pero más bien preferirí­as que fuese, simplemente, anónima. No es, a fin de cuentas, el sitio donde uno vive. " Ojos azules " (1970), Toni Morrison
Autor:"Ojos azules" (1970) " Ojos azules " (1970) Toni Morrison
Duermes, mientras la ciudad golpea el cristal con su llanto, ajena a tu sueño. Qué pena que este milagro de verte dormida en paz no desborde el muro de esta habitación.
Solí­a vivir en una habitación llena de espejos, todo lo que veí­a era yo.
En realidad, la belleza de una habitación japonesa, producida únicamente por un juego sobre el grado de opacidad de la sombra, no necesita ningún accesorio. Al occidental que lo ve le sorprende esa desnudez y cree estar tan sólo ante unos muros grises y desprovistos de cualquier ornato, interpretación totalmente legí­tima desde su punto de vista, pero que demuestra que no ha captado en absoluto el enigma de la sombra.
¿Maní­as al escribir? Sí­, tengo que quitarme todas las pulseras mientras escribo, no lo puedo remediar. Y otra bien preocupante: necesito cambiar de habitación en cada libro.
Si queréis saber cómo habita el alma en el cuerpo, os bastará observar cómo usa el cuerpo de su cotidiana habitación: si ésta es desordenada y confusa, desordenado y confuso será el cuerpo poseí­do por el alma.
La serenidad es el gran y verdadero antí­doto contra la angustia y el temor, y hoy, la habitación del hombre debe propiciarla. En mis proyectos y en mis obras no ha sido otro mi constante afán, pero hay que cuidar que no la ahuyente una indiscriminada paleta de colores. Al arquitecto le toca anunciar en su obra el evangelio de la serenidad.
Nada más gracioso ni más poético que aquella linda habitación perdida en un océano de verdura.
Lo que un escritor puede hacer en la soledad de una habitación es algo difí­cil de destruir por cualquier poder.
Me senté, mirando aquel paisaje rico en bosques, refulgente con la luz majestuosa y melancólica que a cada momento disminuí­a más. Los rincones de la habitación se encontraban ya en sombras. Todo oscurecí­a y la lobreguez insensiblemente afinaba mi mente, de por sí­ preparada para lo siniestro. Esperaba a solas su llegada, que no tardó en ocurrir.
Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción rápidamente: alquilan mi habitación.
search