Las mejores 12 Frases de Gobernantes - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Gobernantes

Resulta totalmente imposible gobernar un pueblo si éste ha perdido la confianza en sus gobernantes. " Analectas "
Autor:" Analectas " Confucio
Si le vas a quitar la vida a un hombre, tienes un deber para con él, y es mirarlo a los ojos y escuchar sus últimas palabras. Si no soportas eso, quizá es que ese hombre no debe morir. El gobernante que se esconde tras ejecutores a sueldo olvida pronto lo que es la muerte. " Juego de tronos " (1996), George R. R. Martin
Autor:" Juego de tronos " (1996) George R. R. Martin
Solamente los débiles eluden la confrontación con hombres que no piensan como ellos. Ninguno de los estadistas de las grandes naciones occidentales rehúsan hablar con los dirigentes de los paí­ses comunistas. Nosotros no querí­amos ser jamás gobernantes de un pueblo que tiene miedo de confrontar sus ideas con otras ideas.
El poder de la palabra tiene para los gobernantes un valor sin lí­mites. Ahora, que debe variarse constantemente. A la multitud hay que hablarle poderosamente, con lógica a una asamblea, familiarmente a grupos pequeños. í‰se es el error de muchos polí­ticos: emplear siempre el mismo tono.
Un escritor nunca debe comprometerse con los poderosos, con los gobernantes. Debe criticarles. Ese es su deber.
Decí­a también que era grande fealdad que uno que no sabe se ponga a ejercitar alguna arte ni oficio mecánico sin vergí¼enza, ni aun una canasta se da a hacer a quien no la sabe hacer, ni que sean admitidos y recibidos por gobernantes o regidores de la república aquellos que nunca supieron letras ni ciencia, sin la cual cosa no se puede gobernar ni tener oficio alguno en la república. Y decí­a que si alguno se asentase a gobernar el timón en algún naví­o no sabiendo el arte de navegar serí­a detestado y maldecido, cuanto más los que se llegan a gobernar la república ignorantes y poco sabidos.
(...) El misterio del contrasentido de la conducta de nuestro pueblo, aún de los gobernantes, reside en la ignorancia de las masas que las hace indiferentes a cuestiones vitales.
¡El Estado! Siempre el gobierno y sus gobernantes y los funcionarios se han considerado en general por encima de la ley moral. Los "Papeles del Pentágono" son sólo un ejemplo reciente entre los innumerables casos en la historia de los hombres, la mayorí­a de los cuales son perfectamente honorable en su vida privada, que se encuentran con sus dientes ante el público. ¿Por qué? Por "razones de Estado". El servicio para el Estado se supone que excusa todas las acciones que podrí­an considerarse inmorales o penales si fuesen cometidas por ciudadanos "privados".
Como la dicha de un pueblo depende de ser bien gobernado, la elección de sus gobernantes pide una reflexión profunda.
Es muy natural en los pueblos democráticos, que sus gobernantes se cambien con frecuencia.
Cuanto más personas estén dominadas por las religiones y más ignorantes sean es mucho mejor para los gobernantes.
search