Las mejores 292 Frases de Gloria - FrasesWiki.com

Encontramos 292 frases sobre Gloria

Nunca he sabido si es más duro no poseer jamás la gloria o haberla conocido por un momento y perderla después. " Contra el viento " (2009), íngeles Caso
Autor:" Contra el viento " (2009) íngeles Caso
La gloria sea con Aquel que no muere. " El Aleph " (1949), Jorge Luis Borges
Autor:" El Aleph " (1949) Jorge Luis Borges
La gloria también se paga con promesas vanas. " Los ángeles mueren por nuestras heridas " (2013), Yasmina Khadra
Autor:" Los ángeles mueren por nuestras heridas " (2013) Yasmina Khadra
Trabajando para conseguir el dinero o el poder o la gloria no se aperciben que se va acercando la muerte. " Los lanzallamas " (1931), Roberto Arlt
Autor:" Los lanzallamas " (1931) Roberto Arlt
No podí­a engañarse a sí­ mismo en el ambiente frí­o y sagrado de las iglesias. Su objetivo era la gloria de Dios, pero también le complací­a la gloria de Philip. " Los pilares de la Tierra " (1989), Ken Follett
Autor:" Los pilares de la Tierra " (1989) Ken Follett
Eres tú, soberana de mis noches, mi constante, perpetuo cavilar: ambiciono tu amor como la gloria... ¡Y todaví­a más! " Milongas clásicas, sonetos medicinales y Dios te salve. Discursos " (1919), Almafuerte
Autor:" Milongas clásicas, sonetos medicinales y Dios te salve. Discursos " (1919) Almafuerte
La inteligencia de su corazón le habí­a enseñado la inutilidad de la gloria. " El general en su laberinto " (1989), Gabriel Garcí­a Márquez
Autor:"El general en su laberinto" (1989) " El general en su laberinto " (1989) Gabriel Garcí­a Márquez
Éste será el paraíso terrenal anunciado, cuando toda la humanidad se reúna bajo la tienda de la unidad en el Reino de Gloria.
La gloria del hombre es la sabiduría, no la ignorancia, es la luz, no la oscuridad.
La justicia es una noble cualidad, y la injusticia una iniquidad. Es un deber de cada uno ser compasivo y no dañar a nadie, y evitar la envidia y la malicia a toda costa. La sabiduría es la gloria del ser humano, no la ignorancia. ¡Luz, no oscuridad!
Nada me había entristecido tanto en los agitados años de mi juventud como la idea de haber nacido en una época que parecía erigir sus templos de gloria exclusivamente para comerciantes y funcionarios
¿Y mi grito de ayer? Le puse al piano una sordina espiritual, y ahora sólo sabe quejarse con sonrisas que desdeñan la gloria.
Sólo vivo en la gloria de mirarte. / Sólo muero en la pena de no verte.
Nuestra lucha no es por gloria ni premios, luchamos para que los esclavos del mundo puedan comer un pan dignamente y gocen de la verdadera libertad, justicia y democracia.
Los actores son muy felices, porque tienen una gloria sin responsabilidad.
Eres tú, soberana de mis noches, mi constante, perpetuo cavilar: ambiciono tu amor como la gloria... ¡Y todavía más!
No turbes, pues, mi paz con tus discursos, amigo: mucho sabes, pero mi sueño sabe más... ¡Aléjate! No quiero gloria ni heredad ninguna: yo lo que tengo, amigo, es un profundo deseo de dormir
Después de esa batalla sólo un loco coronel renunciaría a una gloria que jamás él logro entender, eligió cargar su armaco en un clavel
La fortuna, el triunfo, la gloria, el poder pueden aumentar la felicidad, pero no pueden crearla. Sólo los afectos la dan
Le dije a mi corazón sin gloria pero sin pena, no cometas el crimen, varón, si no vas a cumplir la condena.
En el futuro todo el mundo será famoso durante quince minutos. Todo el mundo debería tener derecho a quince minutos de gloria.
Preferible encontrar a tiempo la mitad del infierno, que esperar para siempre la gloria de lo que no existiría.
María, pues, o sea, el amor de la gloria celestial, con una libra de nardo genuino, o sea, con la fe de los doce apóstoles, ungió la cabeza de la divinidad y los pies de la humanidad, reconociendo que Cristo es Dios y Hombre, que nació y sufrió la pasión.
Estos hombres, cuando salían de sus cuarteles o de sus comisarías, siempre dirigían una postrera mirada a la bandera que presidía sus vidas, única representante de nuestras glorias y sacrificios y futura mortaja para nuestros mártíres. Sin embargo, en el proyecto de Constitución hay demasiadas banderas haciendo sombra a la Única, alguna de ellas creada expresamente por y para el separatismo
En realidad vivir como hombre significa elegir un blanco -honor, gloria, riqueza, cultura- y apuntar hacia él con toda la conducta, pues no ordenar la vida a un fin es señal de gran necedad.
La gloria rápidamente lograda, pronto se desvanece.
La riqueza es como el agua salada: cuanto más se bebe, más sed da, lo mismo ocurre con la gloria
En el día de mañana, la Escuadra chilena se cubrirá de gloria
Los cielos proclaman la gloria de Kepler y Newton.
Desdeñaba tanto la gloria que, generalmente, ni siquiera terminaba sus obras.
Como de gavilán pasó tu sombra, rápida por el suelo de mi alma, y te reconocí y estremecíme, que es gloria verte aun sólo de pasada, aun sólo en sombra rápida.
Cuidado, no sea que los velos de la gloria os impidan beber de las aguas cristalinas de esta Fuente viva. Tomad, en este amanecer, el cáliz de salvación en el nombre de Quien hace despuntar el Día, y bebed a plenitud en alabanza de Quien es el Todoglorioso, el Incomparable.
La humildad exalta al hombre al cielo de la gloria y poder.
Esclavos de ajenas pasiones y de su propia vanidad, sólo conciben la gloria en un carro triunfal arrastrado por adoradores. Prefieren una corona de cartón dorado, con tal que todos la tomen por oro buen a ley, a la inmortal corona del laurel sagrado que sólo resplandece en la obscuridad de la tumba.
Los hombres grandes por sí mismos, que no trafican con la gloria, para quienes el mando es un deber, la lucha una noble tarea, y el sacrificio una verdadera religión.
Aun aquellas proezas que inmortalizó la fama como últimos esfuerzos del celo por el bien público acaso fueron más hijas de la ambición de gloria que del amor de la patria.
El triunfo de la patria, que ha sido el objeto de sus nobles aspiraciones, será siempre su mayor título de gloria y el mejor premio de sus heroicos esfuerzos
La fortuna, el éxito, la gloria el poder pueden aumentar la felicidad, pero no darla. Sólo el cariño da la dicha.
¡Gloría al Salvador de Chile!
¡Soldados!: ¡Vivir con honor o morir con gloria! ¡El que sea valiente que me siga! iColumnas a la carga!
¡Vivir con honor, o morir con gloria!, ¡El que sea valiente que me siga!
La gloria humana no es otra cosa que un gran rumor de viento en los oídos.
Solamente hay una cosa que pueda seducir a ciertos espíritus superiores que no han llegado aún a la posesión perfecta de la virtudes, a saber, el deseo de la gloria.
Lucirse es una forma tonta de obtener gloria.
En muchas empresas para alcanzar la gloria no importa vencer, basta combatir.
Yo me siento muy feliz y satisfecho con el homenaje del pueblo. Porque es mi pueblo. Es el pueblo que sufre y ríe conmigo, y que me aplaude. El pueblo que ha formado el pedestal de mi prestigio y mi gloria.
Las grandes glorias de las que se vanglorian muchos, palacios, factorías y monumentos, insignias con las que nos identificamos, no son más que cadávares, reliquias de una civilización extinguida
Anda y manifiesta a Pompeyo que a Catón no se le gana por ese lado, mas que con todo, aprecia su afecto, y en las cosas justas le dará pruebas de una amistad más leal que todos los parentescos, pero no dará prendas a la gloria de Pompeyo en daño de la patria
Nadie quiere escuchar, nadie aprende a gritar. Gloria al ser que despierta y ama en paz.
Cuanto más grande la dificultad, mayor la gloria.
Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria.
Del templo de la virtud se pasa al templo de la gloria.
El curso de la vida es breve, el de la gloria, eterno.
La verdadera gloria echa raíces y se expande, las vanas pretensiones caen al suelo como las flores. Lo falso no dura mucho.
La verdadera gloria echa raíces y se expande, los vanos pretendimientos caen al suelo como las flores. Lo falso no dura mucho.
Y, ¿Con qué aliciente? La gloria. ¡Oh! ¡La gloria, que casi siempre arroja sus laureles sobre el ataúd, donde han caído derribadas por el hambre del cuerpo ó los supremos dolores del alma! No importa. Con la planta herida por los abrojos del camino y la frente iluminada por los resplandores de la fe en los destinos humanos, ellas las obreras del pensamiento, continuarán laborando.
El ejército entiende mejor la idea de la gloria que la idea de la libertad
Nuestra mayor gloria no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caigamos.
Cuando más grande es vuestra gloria, más cerca estáis de vuestra declinación.
El hombre que quiere contemplar frente a frente la gloria de Dios en la tierra, debe contemplar esta gloria en la soledad.
Mi lealtad no será limitada por fronteras nacionales, o limitada por la historia de una nación, o limitada a la dimensión espiritual de una sola lengua o cultura. Yo comprometo mi lealtad a la maldita raza humana y mi amor eterno a las verdes columnas de la Tierra, y mis insinuaciones de gloria cantando a las estrellas hasta el fin del espacio y el tiempo
Nuestras glorias flotan entre el cielo y la tierra.
La fortuna de los ricos, la gloria de los héroes, la majestad de los todo acaba en un aquí yace.
Más allá de la historia de las vidas sin gloria, sin honor ni sustento, guardaré del que escribe su mejor pensamiento, quiero amar a quien vive con las alas del alma desplegadas al viento.
Quién sabe cómo fue ni cuándo y dónde me dijiste que sí, que me entregabas el huerto de ti misma, paraíso de magias y delicias y qué glorias.
El crimen en plena gloria consolida la autoridad por el miedo sagrado que inspira.
Un sólo hombre, con sus dilaciones, restableció nuestra situación, porque no antepuso las habladurías a nuestra salvación. Por eso ante la posteridad y más aún ahora resplandece la gloria de este hombre.
Si los que vienen alimentaran su nostalgia con una buena postal, al menos, del paseo nosotros seriamos capaces de recibirlos aquí en gloria y majestad pero ellos tienen su tambor y nosotros el nuestro.
¿Qué sería de Alemania sin cerveza? Pregúntale a la cebada y al lúpulo y ellos te contarán la historia de Alemania. La cerveza es la madre de sus teorías enrevesadas y acres, como arenque ahumado, y de su militarismo férreo, militarismo frío, rudo, mastodónico, geófago, que ve la gloria a través de las usinas y de los cascos guerreros.
Amor de cada instante... Duro amor sin delicias: cadena cruz, cilicio, gloria ausente, esperada, gozo y tortura a un tiempo.
Quiero gloria y por ella abandono hoy mi patria, mañana mi felicidad, un día la vida. Quiero que digan: En esa isla nació un hombre que amó la verdad, que anhelaba la justicia, que buscaba la ventura de los hombres.
El trabajo es el padre de la gloria y de la felicidad.
¿Quién quiere proponer al pueblo una decisión útil para la comunidad? El que quiere hacerlo se lleva la gloria, el que no se calla.
Quiero decirles la verdad de una humilde mujer del pueblo ¡La primera mujer del pueblo que no se dejó deslumbrar por el poder ni por la gloria!
Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria
Un buen vino es como un buen film: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria, es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.
Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria, es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.
Y desde luego, ya has conseguido un minuto de gloria.
No merece la pena morir en un salto. Pero al menos matarse saltando desde la estatua de Jesús tiene algo de gloria
Gloria a Dios en las alturas, paz en la tierra a los hombres, Dios ha nacido en Belén en esta dichosa noche. Nació de una pura Virgen, buscadle, pues sabéis donde, que en sus brazos le hallaréis envuelto en mantillas pobres
¡Oh lágrimas hermosas, gloria del alma mía y mi cuidado, que de mis penas fuisteis piadosas!
Somos los hombres los que a veces hemos copiado sin necesidad de copiar, somos los hombres los que nos olvidamos con las glorias de las memorias, somos los hombres los que nos aburguesamos o nos dejamos aburguesar, somos los hombres los que nos confundimos o nos dejamos confundir
Yo te pido un favor, que no me dejes caer en las tumbas de la gloria.
Yo te pido un favor, que no me dejes caer en las tumbas de la gloria.
La envidia es el gusano roedor del mérito y de la gloria.
¡Qué mayor dicha ni qué mayor gloria que la de pertenecer a un país donde se respeten las leyes, la equidad y el juicio de la opinión pública!
El dinero provoca en la gente, y sobre todo en los profesionales, una admiración muy fina, muy inteligente, muy educada, mucho más que el talento o la gloria.
La gloria, la fama, la unanimidad es un espejismo. Siempre parecen más brillantes en otro.
Igual que en un sepulcro me he encerrado en tu eterno recuerdo, y en él vivo, la frente entre las manos, pensativo, evocando las glorias del pasado.
La gloria de los grandes hombres debe medirse siempre por los medios que han empleado para adquirirla.
El tiempo no se detiene para admirar la gloria, se sirve de ella y sigue adelante.
Tengamos fe en la religión y en la libertad, las dos únicas cosas grandes del hombre: la gloria y el poder son deslumbrantes, no grandes.
Fue el amor de su gloria toda mi infancia.
Desde ese momento, Florentino Ariza la vio con otros ojos. También para ella pasaban los años. Su naturaleza feraz se marchitaba sin gloria, su amor se demoraba en sollozos, y sus párpados empezaban a mostrar la sombra de las viejas amarguras. Era una flor de ayer
Había tenido que promover 32 guerras, y violar todos sus pactos con la muerte y revolcarse como un cerdo en el muladar de la gloria, para descubrir con casi cuarenta años de retraso los privilegios de la simplicidad.
Muriéndose de hambre, sobreviviendo a la rabia, pudriéndose de viejos en la exquisita mierda de la gloria.
A la gloria de los más famosos se adscribe siempre algo de la miopía de los admiradores.
Poseer la gloria y la juventud es demasiado para un mortal
Errar es natural, para rectificar el error es la gloria.
En el tiempo donde los culos postizos son mayoría, gloria a éste que dice toda la verdad.
Si yo no alcanzo la gloria, me conformo con una glorieta
¡Compatriotas! Vuestra estimación es el más dulce premio a que podría yo aspirar. Mi vida es vuestra, y rendirla por la gloria del país, es mi primer deber
Cuando uno vale algo, buscar el éxito es estropearse sin motivo, y buscar la gloria es quizá perderse completamente.
He vivido fuera de todo movimiento, de toda acción, sin hacer nada por la gloria, el placer, la ciencia o el dinero.
¿Qué es la gloria? Conseguir que se digan muchas majaderías a cuenta de un hombre.
Cantigas..., mujeres..., glorias..., felicidad..., mentiras todo, fantasmas vanos que formamos en nuestra imaginación y vestimos a nuestro antojo, y los amamos y corremos tras ellos, ¿para qué?, ¿para qué? Para encontrar un rayo de luna
Todo es mentira: la gloria, el oro. Lo que yo adoro sólo es verdad: ¡la Libertad!
¡Ay, con qué frescura, con qué solemnidad y belleza, nace cada nuevo día! Como si dijera al hombre insensato ¡Mira, tienes otra oportunidad! ¡Lucha por conseguir la gloria inmortal!.
La bondad -no el genio, ni la gloria, ni el amor- es lo que refleja la grandeza del alma humana
La gloria es un veneno que pasa también a través del bronce de los corazones más equilibrados.
Antes que el amor, que el dinero, que la gloria, dadme la verdad
La virtud es la ruta más corta hacia la gloria.
Pero aunque el mundo desdeña a los balleneros, sin embargo, y sin tener conciencia de ello, nos rinden el más encendido homenaje. Pues casi todos los cirios, lámparas y bujías que arden en los confines del globo lo hacen, para gloria nuestra, con aceite de ballena
La estabilidad de la patria sobre sus tradiciones de honor y sus bases constitutivas, su prosperidad creciente y sus glorias inmaculadas, fueron los impulsos, las iluminaciones de mi voluntad.
La señal del genio, su única gloria, la obligación hereditaria de los espíritus geniales estriba en inventar formas nuevas fuera de lo convencional y acostumbrado.
Y el Pelida deseaba alcanzar gloria y tenía las manos manchadas de sangre y polvo.
La gloria es el sol de la muerte
La gloria es un veneno que hay que tomar en pequeñas dosis.
La virtud, la gloria, el honor, todas las cosas humanas y divinas, son esclavas de las riquezas
Está amaneciendo. Me ha sido dado un nuevo día. Otro día para oír, y leer, y oler, y caminar un nuevo día para el amor, para la gloria. Estoy vivo un nuevo día.
En ser indio mi vanidad se funda, porque el indio socorre en su miseria a los vasallos de Isabel Segunda. ¡Fortuna y gloria al hombre que se precia de respeto infundir hasta la muerte! Dios, por invulnerable, la desprecia, y, por su dignidad, el varón fuerte
¡Adiós mis amigos, yo voy a la gloria!
Morir es el destino común de los hombres, morir con gloria es el privilegio del hombre virtuoso.
Gloria no es sinónimo de fama.
La gloria es la sombra de una pasión situada en la luz.
Los espíritus melancólicos reposan al reunirse con otros espíritus afines. Se unen afectuosamente, como un extranjero al ver a un compatriota suyo en tierras lejanas. Los corazones que se unen por la tristeza no serán separados por la gloria de la felicidad
Escribir bien es gloria y mérito de algunos hombres, de otros sería gloria y mérito no escribir nada.
Ningún camino de flores conduce a la gloria.
Vivir sin ruido es un gran consuelo para el que vive sin gloria
El evangelio simboliza la verdadera libertad de los pueblos, contiene en sí la paz del mundo, el esplendor de la ciencia y la gloria de la virtud.
Cuando el Hijo del hombre llegue en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará sobre su glorioso trono. Y todas las naciones serán reunidas delante de él, y separará a la gente unos de otros, así como el pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha, pero las cabras a su izquierda.
El que se avergüence de mí y de mis palabras, el Hijo del hombre también se avergonzará de él cuando llegue en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
El único propósito y razón final de toda la música debería ser la gloria de Dios y el alivio del espíritu
Los caminos de la gloria sólo llevan al sepulcro.
La más alta, la gloria más trascendental de la Revolución Americana fue - que conecta, en un vínculo indisoluble, los principios del gobierno civil con los preceptos del cristianismo.
Comprendo que un sistema construido sobre un molde determinado trate de destruir el espíritu libre, porque éste representa una amenaza para su supervivencia. Por supuesto que lo comprendo, pero lo detesto, y lucharé contra ello para preservar lo único que nos diferencia de las bestias incapaces de crear. Si la gloria puede ser aniquilada, estamos perdidos.
El demonio entiende. ¡Es un ángel! El que no entiendes eres tú. Que no entiendes ni de gracia, ni de pecado, ni de infierno, ni de gloria. No entiendes una palabra. Aceptas la tentación creyendo que eso merece la pena. Has hecho el primo de la manera más lamentable y más vergonzosa.
La gloria es una incomprensión y quizá la peor.
Pero no olvido aquel deslumbramiento, aquella gloria del primer momento, al ver tus ojos por primera vez.
¡No dejaron al pasar más huellas, con sus glorias, sus luchas y sus duelos, que la que deja el pájaro que cruza el azul transparente de los cielos!
Deja que inquieten al hombre que loco al mundo se lanza, mentiras de la esperanza, recuerdos del bien que huyó, mentiras son sus amores, mentiras son sus victorias, y son mentiras sus glorias, y mentira su ilusión
No sabemos rendirnos, y nuestras carnes sólo se cubren de gloria.
Al Ejército de los Andes queda la gloria de decir: en 24 días hicimos la campaña, pasamos las cordilleras más elevadas, concluimos con los tiranos y dimos libertad a Chile.
Los soldados de la patria no conocen el lujo, sino la gloria.
El cantar mi gloria labra y poniéndome a cantar, cantando me han de encontrar aunque la tierra se abra.
Mi gloria es vivir tan libre, como el pájaro del cielo, no hago nido en este suelo, ande hay tanto quen sufrir, y naides me ha de seguir cuando yo remuento el vuelo.
Hay que poner más lejos la intención y la esperanza, resistiendo las tentaciones del aplauso inmediato, la gloria es más difícil, pero más digna.
Hay que poner más lejos la intención y la esperanza, resistiendo las tentaciones del aplauso inmediato; la gloria es más difí­cil, pero más digna.
Sublime sueño de amor, acuno en mi sentimiento, y el murmullo de tu aliento me sabe a gloria de Dios.
El ideal de la gloria, de la piedad y la ternura, la suprema virtud de humanidad, todo está en este amor, siempre lejano porque es infinito de belleza y bondad.
De amar las glorias pasadas, se sacan fuerzas para adquirir las glorias nuevas.
El dolor es la sal de la gloria.
Ni la política ha de ser arte de escarceos, retazos y tráficos, ni es digno de confianza de su país el que mira más a parecer bien a sus adversarios -por sus seguridad y gloria de hombre hábil-que a intentar y realizar todas las mejoras que crea beneficiosas a su pueblo.
No hay más que una gloria cierta: y es la del alma que está contenta de sí.
Sin sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre.
Toda la Gloria del Mundo cabe en un grano de maíz...
De amar las glorias pasadas, se sacan fuerzas para adquirir las glorias nuevas.
No hay más que una gloria cierta: y es la del alma que está contenta de sí­.
Vosotros compatriotas, que sabéis burlaros del mar con denuedo y bizarría, vais a cubriros de gloria, salvando al país y escarmentando el atrevimiento insolente de los malvados.
Si sabes que tu cuerpo es tu enemigo, y enemigo de la gloria de Dios, al serlo de tu santificación, ¿Por qué le tratas con tanta blandura?
¡Denle gracias, todas Sus maravillosas obras! ¡Canten Su honra, canten Su gloria, bendigan y engrandezcan Su Nombre! ¡La alabanza de Jehová perdura para siempre jamás! ¡Amén, Amén!
Entre la estima y el desprecio hay, en literatura, un intervalo y un camino bordeado de éxito sin gloria que se obtiene también sin mérito.
Los griegos aspiraban a la gloria, los romanos a la elocuencia.
Si voy a perder una batalla que sea con gloria.
Caballeros: Hora es de montar, hora es de internarnos en nuestros montes, hora es de lamer nuestras heridas. Volveremos, y cuando volvamos seremos millones. Fuerza y Honor para todos. Gloria eterna a La Rosa de los Vientos. Hasta siempre amigos.
Sic transit gloria mundi, o sea, que estamos jodidos
No hay muerte más gloriosa que la del campo de batalla, cuando se combate, por la honra de la patria. Si triunfa, merecerá el perdón de los buenos ecuatorianos, y su gloria no tendrá ya un insuperable obstáculo
Por la Cruz, por la Patria y su gloria denodados al campo marchemos: si nos niega el laurel la victoria, del martirio la palma alcancemos.
Cuando un hombre hace dejación de su egoísmo en bien de sus semejantes, siente una infinita alegría, recibe un infinito consuelo, cree que Dios lo corona de gloria y vive más amplia y dignamente
Personas que sueñan cuando duermen en la noche conocen un tipo especial de felicidad que el mundo de hoy no conoce, un plácido éxtasis, y la facilidad de corazón, con miel en la lengua. También saben que la verdadera gloria de los sueños reside en su atmósfera de ilimitada libertad.
Soy un pastor de gloria y desamores soy el odio, la memoria y el dolor de los dictadores
No podía engañarse a sí mismo en el ambiente frío y sagrado de las iglesias. Su objetivo era la gloria de Dios, pero también le complacía la gloria de Philip.
Mi memoria existe, mi recuerdo vivirá siempre y mi música en la gloria será la salvación del maldito infierno donde habitamos
Me enseñaron que el cerebro humano es la gloria de la evolución hasta el momento, pero creo que es un sistema muy pobre para la supervivencia
Mirado desde la sensación del orgasmo que se logra, una mujer parece quemar con gloria angelical.
El renombre del rico termina con su vida, se recuerda el tesoro, pero no al atesorador. Muy otra es la gloria de la virtud de los mortales que la de sus tesoros.
¿Kurt Cobain? Fue un imbécil que no pudo soportar la gloria.
El arte, la gloria, la libertad se marchitan, pero la naturaleza siempre permanece bella.
¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.
Riobamba, la bella, grande y noble, ha sido y es gloria y fortuna, para quienes nacieron en ella
(...) el amor por la gloria era lo más verdaderamente humano que hay en el hombre, y, consecuentemente, su cara más genuina.
Aquel que para amigos y adversarios guarda igual corazón, aquel que permanece igual ante la gloria como ante la vergüenza, a ése bien lo amo.
La poesía debería ser un himno a la gloria de la vida, debería luchar contra lo feo con la belleza, y contra la guerra a través de la paz.
La materia, inmortal como la gloria cambia de formas, pero nunca muere.
Cuando los españoles puedan emplear en cosa mejor este extraordinario caudal de energías (...) sustituirán la gloria siniestra y dolorosa de la guerra. Y entonces se comprobará, una vez más, lo que nunca debió ser desconocido por los que lo desconocieron: que todos somos hijos del mismo sol y tributarios del mismo río
Nadie me separara de los principios que adopté cuando me decidí a buscar la libertad de la patria amada, y como éste solo es mi objeto, no las glorias, no los honores, no los empleos, no los intereses, estoy cierto de que seré constante en seguirlos.
No busco glorias si no la unión de los americanos y la prosperidad de La Patria.
No busco glorias sino la unión de los americanos y la prosperidad de la patria
El templo de la gloria es tan grande que no se ha llenado todavía ni se llenará jamás.
La ambición embriaga más que la gloria.
Ahí lo veo a... (nombra viejas glorias del club, ante una pelota parada) Ej. Ahí lo veo en el área a Fabbri, a Meléndez, Roma se prepara para despejar...
A mi me estimula muchísimo más la lucha por evitar la humillación y la vergüenza que la lucha por obtener el reconocimiento y la gloria, porque como no creo en el segundo aspecto, tengo muy claro a donde ubicar las energías, cómo ubicarlas, y saber qué tipo de entusiasmo hay que poner en cada una de las situaciones que a uno le toca enfrentar.
Que las obras que han de sobrevivirte empiecen también a vivir por ti: tarde les llega la gloria a las cenizas.
Si la gloria viene después de la muerte, no tengo prisa.
¡Si pudierais comprender cuánto mérito y gloria hay en honrar a este amable Corazón del adorable Jesús, y cuál sería la recompensa de aquellos que después de habérsele consagrado no pretenden sino honrarle! Sí, me parece que esta sola intención dará más méritos a sus oraciones y las hará más agradables delante de Dios que todo lo que pudieran hacer por otra parte, sin esta aplicación.
A menudo he pensado con tristeza que un alma verdaderamente hermosa no alcanzaría la gloria, porque no la desearía
La costumbre nos hubiera llevado a ese fin sin gloria pero también sin desastres que la vida procura a los que no rehúsan su dulce embotamiento por el uso
Es gloria el rendimiento y no flaqueza y es dichoso el que puede obedeciendo obedecer al menos a una hermosa.
Los autores han dicho siempre en sus prólogos y se lo han llegado a creer ellos mismos, que escriben para el público, no sería malo que se desengañasen de este error. Los no leídos y los silbados escriben evidentemente para sí, los aplaudidos y celebrados escriben por su interés, alguna vez por su gloria, pero siempre para sí.
Mi gloria fue en un tiempo su firmeza, y hoy su inconstancia vil me hace penar.
La gloria no consiste en no caer nunca, sino más bien en levantarse las veces que sea necesario
Una de mis grandes ideas había sido la unión, la concentración de los mismos pueblos geográficos que se disuelven y dividen. Me hubiera gustado hacer de estos pueblos un solo y mismo cuerpo nacional, con un cortejo tal hubiera sido bello avanzar hacia la bendición de los siglos. Yo me sentía digno de tal gloria
La guerra civil no da gloria
El que es celoso de su gloria sufre tantos tormentos como el que la olvida, el uno siempre teme perder este precioso bien, el otro tiembla por su propio descuido.
La gloria seduce la imaginación, mas no procura la menor voluptuosidad a los sentidos.
Mi vida podría haber sido fácil y llena de lujos, pero he preferido la gloria a la seducción que la riqueza depositaba en mi camino.
En las flores silvestres de verano se estremece aún el sueño de gloria de los guerreros.
Las glorias de este mundo son transitorias, pues duran mientras pasan por la memoria.
Yo no pretendo tener ni barco ni aviones como otros artistas, mi gloria es estar con amigos
Señor, hazme ver tu gloria en todo lugar
Por eso juzgo y discierno / por cosa cierta y notoria, / que tiene el amor su gloria / a las puertas de infierno.
Y nunca a los amantes aconsejes / cuando tienen por gloria sus cuidados, / que es como quien predice a los herejes, / en sus vanos errores obstinados.
De todos los despotismos, el de los doctrinarios o de los inspirados religiosos es el peor. Son tan celosos de la gloria de su dios y del triunfo de su idea, que no les queda corazón ni para la libertad, ni para la dignidad, ni para el sufrimiento de los demás hombres vivientes, de los hombres reales.
Luchar, luchar, luchar, ese es el precio por conquistar la Libertad y al mismo tiempo, los laureles de gloria, para quienes están dispuestos a vivir con dignidad
Cuanto más fuerte es el obstáculo, más grande es la gloria que podremos alcanzar al vencerlo
Nosotros no participamos de la gloria de nuestros antepasados, sino cuando nos esforzamos en parecérnosles
Sólo participamos de la gloria de nuestros antepasados cuando nos esforzamos por parecernos a ellos
Yo soy la gloria y si tuviera un cargo os habría dimitido en la cara. Pero no tengo ningún cargo sino mi fusil.
Y a los que quiero les digo que aguanten, no desfallezcan, que nuestros días de gloria se acercan, que sólo quien lo merezca será libre.
Luego miré mi corazón y vi un mundo lleno de maravillas: los restos del amor, las tristezas, alegrías y enfados, las imágenes de los seres queridos, de los compañeros y de los enemigos, por los que había dejado a un lado el romanticismo y la gloria para demostrar mi valor en las guerras de Zahi y Nubia.
Nuestro ridículo defecto nacional es no tener mayor enemigo de nuestro éxito y de nuestra gloria que nosotros mismos.
Una de mis grandes ideas había sido la unión, la concentración de los mismos pueblos geográficos que se disuelven y dividen. Me hubiera gustado hacer de estos pueblos un solo y mismo cuerpo nacional, con un cortejo tal hubiera sido bello avanzar hacia la bendición de los siglos. Yo me sentía digno de tal gloria.
La mayor gloria no es nunca caer, sino levantarse siempre
Dentro del cielo tú forjas tu designio. Lo decretarás: ¿acaso te hastíes y aquí nos escondas tu fama y tu gloria en la tierra? ¿Qué es lo que decretas?
Dios no quiere hacerlo todo, para no quitaros el libre albedrío y aquella parte de la gloria que os corresponde.
El que apetezca la gloria debe despedirse a tiempo del honor y dominar el difícil arte de irse en el momento oportuno.
Morir por la patria es una gloria, pero son más útiles los que saben hacer morir por la patria a los soldados enemigos.
A los 18 años la gloria no me cayó del cielo. Pasé por un montón de cosas antes de Oasis, sé lo que es vivir con 30 libras por semana. Así que no voy a perder la cabeza, eso se lo dejo a los otros
Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.
La gloria es una carga pesada, un veneno que asesina, y soportarla es un arte.
Cuando un niño comienza a sonreír, con una pequeña bifurcación de amargor y dulzura, las orillas de su sonrisa desembocan sin burlas en la anarquía del océano. Se siente mejor que nadie: juega a la gloria con los ángulos de la boca y ya cose la sutura irisada al conocimiento infinito de la realidad.
La leve tribulación de un momento nos produce un pesado caudal de gloria eterna.
La gloria del mundo es transitoria, y no es ella la que nos da la dimensión de nuestra vida, sino la elección que hacemos de seguir nuestra Leyenda Personal, tener fe en nuestras utopías y luchar por nuestros sueños.
Toda aflicción que llega acaba por irse. Así sucede con las glorias y las tragedias del mundo
Vivir como si se estuviera soñando, y soñar con la intensidad propia de una vivencia. Intentar diferenciar ambas cosas, carece del menor de los sentidos, pues son una sola y la misma. La Gloria sea con aquellos que sueñan como yo.
El caer no ha de quitar la gloria del haber subido.
Si Atenas te parece grande considera entonces que sus glorias fueron alcanzadas por hombres valientes, y por hombres que aprendieron sus deberes.
Al vencer sin obstáculos se triunfa sin gloria.
Conquistar sin riesgo, es triunfar sin gloria.
Conquistar sin riesgos, es triunfar sin gloria.
Cuanto mayor sea el esfuerzo, mayor es la gloria.
La muerte iba a ser mi gloria, pero el destino me la ha negado.
Sin riesgos en la lucha, no hay gloria en la victoria.
¡Oh! Cómo muchas acciones, ¿cuántas hazañas fabulosas siguen sin gloria en medio de la noche?
Es una paz sin duración apenas, es una guerra de combate extremado, en donde el vencido recibe toda gloria, y el vencedor no obtiene la victoria.
La verdadera gloria consiste en hacer lo que merece escribirse y en escribir lo que merece leerse.
Es cosa deseable tener una buena ascendencia, pero la gloria pertenece a nuestros antepasados.
Es importante tener buenos descendientes, pero la gloria pertenece a nuestros antepasados.
La ambición es el excremento de la gloria.
Si faltaren las fuerzas, la audacia cuando menos, será su gloria, en las empresas grandes basta con haber empleado la voluntad
La mente es sólo un conjunto de pensamientos. Las ideas tienen su raíz en el pensamiento del yo. Quien investiga el verdadero Yo goza de la bendición de la gloria.
Lo mismo da triunfar que hacer gloria la derrota.
Trabajando para conseguir el dinero o el poder o la gloria no se aperciben que se va acercando la muerte.
Las intenciones del señor de Horikawa nunca fueron egoístas, ni tampoco aspiró a la gloria o a la fama. Se preocupaba por las cosas más insignificantes, y siendo hombre de gran carácter deseaba que todos pudieran gozar de la vida en la medida en que él la disfrutaba.
Sobrevivir es la única gloria en la guerra.
¿Qué es la gloria del mundo? Sombra que huye, espuma que se deshace, flor que se marchita.
El Logos de la Sabiduría, quien es este mismo Dios engendrado del Padre de todo, Logos, Sabiduría, Poder, y gloria del Engendrador.
La gloria, en verdad, no es otra cosa que un olvido aplazado.
El que sin peligro vence no consigue la gloria.
Vencer sin peligro es ganar sin gloria
La gloria consiste en el cumplimiento del deber
Andará Nicaragua su camino en la gloria, porque fue sangre sabia la que hizo su historia
La República será feliz, si al admitir mi renuncia nombráis de presidente a un ciudadano querido de la nación, ella sucumbiría si os obstinaseis en que yo la mandara. Oíd mis súplicas, salvad la República, salvad mí gloria que es de Colombia
¿Qué adorno más grande puede haber para un hijo que la gloria de su padre, o para un padre que la conducta honrosa de su hijo?
La ciencia es una parte integral de la cultura. No es esta cosa extranjera, realizada por un arcano sacerdocio. Es una de las glorias de la tradición intelectual humana.
Una de las glorias de la civilización sería haber mejorado la suerte de los animales
Los caminos de la gloria llevan a la tumba.
De modo que, en la naturaleza del hombre, encontramos tres causas principales de disensión. La primera es la competencia, en segundo lugar, la desconfianza, y en tercer lugar, la gloria.
En la naturaleza del hombre encontramos tres causas principales de querella: la competencia, la desconfianza y la gloria.
La risa no es más que la gloria que nace de nuestra superioridad.
Así pasa la gloria del mundo
Gran honra, grande gloria, servirte, desdeñando todo por ti
¡Cuán rápido pasa la gloria del mundo!
El futuro es misterio, el pasado, historia, el presente es gloria.
Mi gloria está en tus ojos.
El hombre es una infinitamente pequeña copia de Dios. Bastante gloria es ésta para el hombre. A pesar de mi insignificancia, reconozco que Dios está en mí.
La popularidad es la gloria en calderilla
Nada tan estúpido como vencer, la verdadera gloria está en convencer.
No hay más que un poder: la conciencia al servicio de la justicia, no hay más que una gloria: el genio, el servicio de la verdad.
¿Popularidad? Eso es la gloria en centavos.
Las buenas gentes van al cielo. Los malvados, al infierno. Pero aquí, a la Gloria, donde están la inmortalidad y la fama, no sube nadie...
Lo que sucede, hijo mío, es que para conseguir la entrada en la Gloria hay que soñarla primero. Y en este siglo XX los hombres sueñan poco. Están ocupadísimos y no tienen tiempo para estas cosas.
Los hombres son volubles, y en su inconsistencia puede surgir nuestra gloria.
Señor, en la Gloria estamos en crisis, porque en el mundo los hombres están en decadencia... No tienen ambición. No sueñan.
Creo que todas las novelas tratan del carácter y que es para expresar el carácter, no el sueño de doctrinas, el cantar canciones o el celebrar las glorias del Imperio Británico que la forma de la novela, tan rica, elástica y viva, va evolucionando.
Todas las glorias de este mundano valen lo que un buen amigo.
Un minuto de felicidad vale más que mil años de gloria.
El orgullo del pavo real es la gloria de Dios.
La gloria es como un círculo de agua que nunca termina de ensancharse, hasta que a fuerza de dilatarse se pierde en la nada.
Podéis hacerme abdicar de mis glorias y de mi estado, pero no de mis tristezas. ¡Todavía soy rey de mis amarguras...!
Sudo de vosotros si me tengo yo que falta más, cuántos del camino solo siguen ahí detrás eh, y cada paso que avanzo es una victoria ante los judas a los que mis dudas les saben a gloria
search