Las mejores 90 Frases de Fotografía - FrasesWiki.com

Encontramos 90 frases sobre Fotografía

Doce fotografías significativas en un año cualquier son una buena cosecha.
En el ojo de mi mente, visualizo un detalle. La vista y la sensación aparecerán en una impresión. Si me excita, hay una buena ocasión que hará una buena fotografía. Es un sentido intuitivo, una capacidad que viene de mucha práctica.
La fotografía del paisaje es la prueba suprema del fotógrafo, y a menudo la decepción suprema.
La fotografía es más que un medio para la comunicación efectiva de ideas. Es un arte creativo.
La fotografía, como medio de gran alcance de la expresión y de comunicaciones, ofrece una variedad infinita de opiniónes, de interpretaciónes y de ejecuciónes.
No tomas una fotografía, tú la haces.
Una buena fotografía se obtiene sabiendo dónde pararse.
Una fotografía no es un accidente, es un concepto.
Ideas visuales combinadas con tecnología e interpretación personal es igual a fotografía.
Influencias vienen de todas partes, pero los disparos salen principalmente por instinto. ¿Cuál es el instinto? Es toda una vida de acumulación de influencias: la experiencia, los conocimientos, ver y escuchar. Hay poco tiempo para la reflexionar en la toma de una fotografía.
La fotografía es controlar lo que está delante de usted y lo que hace su voluntad.
La fotografía, como sabemos, no es algo verdadero. Es una ilusión de la realidad con la cual creamos nuestro propio mundo privado.
Muchos fotógrafos piensan que si compran una cámara fotográfica mejor podrán tomar fotografías mejores. Una cámara fotográfica mejor no hará nada si no tienes la idea en tu cabeza o en tu corazón.
El elemento más importante en una fotografía no puede ser definido.
Una fotografía debe ser agradable, alegre y bella. Ya hay un montón de cosas aburridas en la vida.
Cada una de mis fotografías está filtrada por la EMOCIÓN, de la relación que se crea entre el lugar a retratar y mi mismo. Cuando veo algo que me atrae, empiezo a darle vuelta para encontrar mi encuadre. Es un trabajo sobre mí y sobre la ciudad al mismo tiempo.
Con mis fotografías se podría haber alfombrado el Hollywood Boulevard de acera a acera.
Estoy de acuerdo en que todas las buenas fotografías son documentos, pero también sé que todos los documentos no son buenas fotografías. Además, un buen fotógrafo no se limita al documento, sino que prueba, descubre.
La fotografía (si es honrada y directa) tendría que estar relacionada con la vida contemporánea, con el pulso de hoy día.
La fotografía ayuda a la gente a ser vista.
La fotografía ayuda a las personas a ver.
La fotografía es el medio adecuado para recrear el ahora, el mundo vivo de nuestros días.
La fotografía sólo puede representar el presente. Una vez fotografiado, el sujeto se convierte en parte del pasado.
La fotografía sólo puede representar el presente. Una vez fotografiados, el sujeto se convierte en parte del pasado.
Llevé la fotografía como un pato al agua. Nunca deseé hacer todo lo demás. El entusiasmo sobre el tema es el voltaje que me empuja sobre la montaña de la servidumbre necesaria para producir la fotografía final.
Una fotografía no es una pintura, un poema, una sinfonía, una danza. No es justa un cuadro bonito. Es o debe ser un documento significativo, una declaración penetrante.
Hay muchas fotografías que están llenas de vida pero son confusas y difíciles de recordar. Es la fuerza de una imagen lo que importan.
Lo más magnífico de las fotografías es que pueden producir imágenes que incitan la emoción basadas en un único tema
¿Sabes lo que dijo Pablo Picasso cuando miró mis dibujos en 1939? Usted está loco Brassai, tiene una mina de oro y pasa su tiempo explotando una mina de sal. La mina de sal era, por supuesto, la fotografía.
La novela tiene que ser la fotografía de los vicios y las virtudes de un pueblo, con la consiguiente moraleja correctiva para aquéllos y el homenaje de admiración para éstas.
Si la historia es el espejo donde las generaciones por venir han de contemplar la imagen de las generaciones que fueron, la novela tiene que serla fotografía que estereotipe los vicios y las virtudes de un pueblo, con la consiguiente moraleja correctiva para aquellos y el homenaje de admiración para estas.
Finalmente encontré que hay de malo en la fotografía, y es que es la mirada de un solo hombre con un solo ojo a través de un pequeño orificio, ¿cuanto se puede ver de esta forma?
La fotografía está confinada a la lógica del renacimiento, esto es una ventana al mundo, con un observador y un punto de vista fijos.
Yo solía decir que la noche que revelé la primera fotografía de rayos X que tomé de la insulina en 1935 fue el momento más emocionante de mi vida. Pero un sábado por la tarde a finales de julio de 1969, cuando nos dimos cuenta que el mapa de densidad electrónica de la insulina era interpretable, ese momento estuvo muy cerca
La muerte es ese amigo que aparece en las fotografías de la familia, discretamente a un lado, y al que nadie acertó nunca a reconocer.
No creo que los lectores de revistas como ésta miren sólo las fotos. Al contrario, las fotografías de calidad alimentan la curiosidad por conocer un poco más a la persona. Y yo nunca me he hecho unas fotos tan arriesgadas como para que parezca que estoy vendiendo mi cuerpo. Creo que la verdadera seducción está en una mirada, en una sonrisa...
No existe la fotografía de comerciales. La publicidad acepta e incorpora todo con gran velocidad. La idea de los comerciales limpios se acabó hace mucho tiempo. Como en el cine, para cada tipo de proyecto hay un tipo de imagen adecuada.
Ejercito mi voz de vez en cuando. Es mi medicina. Aquí teneis un conjunto de fotografías que Pia me sacó.
La fotografía no cambia. Pero los semblantes de los hombres sí, lo adivino.
Dada la existencia de la fotografía y del cine, la reproducción pictórica de la realidad no interesa y no puede interesar más a nadie
Durante medio siglo la fotografía ha sido la forma artística de los sin talento.
La fotografía es la forma de arte de los que no tienen suficiente talento.
Fotografía tú eres la sombra del sol, que es su belleza.
Con las mujeres pasa lo que con las fotografías, hay un imbécil que guarda celosamente el cliché, mientras que otros más agudos se reparten las pruebas.
Las fotografías engañan al tiempo, suspendiéndolo en un trozo de cartón donde el alma queda bocabajo, decía.
La amistad, si se alimenta solo de gratitud, equivale a una fotografía que con el tiempo se borra.
La fotografía es verdad. Y el cine es una verdad 24 veces por segundo.
Tener todas las fotografías del álbum no equivale a haber apresado entera una vida, lo mismo que todas las cáscaras, juntas, no hacen una naranja.
Una fotografía nunca es la persona. Un puente no es el viaje. Una partitura musical no es el sonido. La magia no existe, sólo hay magos y lo que percibe el público.
Lucian Freud, a capturado un lado oculto mio en este retrato, algo que ninguna fotografía pudo captar jamás.
Hay ciudades que son fotografías nocturnas de ciudades.
Al final los vencedores siempre son los que saben salir bien en la fotografía.
Se pondrá el tiempo amarillo sobre mi fotografía
Sigue, pues, sigue cuchillo, volando, hiriendo. Algún día se pondrá el tiempo amarillo sobre mi fotografía
La borró de la fotografía de su vida no porque no la hubiese amado, sino, precisamente, porque la quiso.
La borró de la fotografía de su vida no porque no la hubiese amado, sino, precisamente, porque la quiso. La borró junto con el amor que sintió por ella.
Los hombres quieren ser dueños del futuro sólo para poder cambiar el pasado. Luchan por entrar al laboratorio en el que se retocan las fotografías y se rescriben las biografías y la historia.
Hay una cama, una pequeña mesa plegable, y armarios de madera de verdad. Esos elementos en combinación con fotografías de familiares y amigos le dan un aire acogedor y doméstico completa- mente arruinado por la fotografía enmarcada de Adolf Hitler que cuelga del mamparo. A Waterhouse le parece de un asombroso mal gusto hasta que recuerda que es un submarino alemán.
La fotografía vino a tiempo para liberar la pintura de toda literatura, de la anécdota, e incluso del tema
Siempre andaba con mi lápiz y mi block, y en cada comida o reunión tomaba apuntes de los rasgos de los hombres públicos. Porque copiar de una fotografía no le agrega alma al asunto.
Al inventarse el cine las nubes paradas en las fotografías comenzaron a andar.
En el cine intervienen todas las artes: la plástica, por la fotografía, la música, por el sonido, la literatura, por el argumento y también la danza por el montaje, que es realmente fascinante.
Cuando las palabras se vuelven claras, me centraré en las fotografías. Cuando las imágenes se vuelven inadecuadas, me contentaré con el silencio.
En el fondo la fotografía es subversiva, y no cuando asusta, trastorna o incluso estigmatiza, sino cuando es pensativa.
En un primer tiempo, la fotografía, para sorprender, fotografía lo notable, pero muy pronto, por una reacción conocida, decreta notable lo que ella misma fotografía. El cualquier cosa se convierte entonces en el colmo sofisticado del valor.
La era de la fotografía corresponde a la irrupción de lo privado en lo público, a la creación de un nuevo valor social como es la publicidad de lo privado.
La fotografía es el advenimiento de yo mismo como otro: una disociación ladina de la conciencia de la identidad.
La fotografía permite cerrar los ojos, los abrimos y sigue ahí, pero el cine no, por eso debe ser silenciosa. En la foto no hay un fuera de campo, lo que ocurre solo ocurre dentro.
La fotografía repite mecánicamente lo que nunca más podrá repetirse existencialmente.
La fotografía siempre necesita una máscara de lo puro, pues por norma general, nadie quiere ver la realidad en sentido puro, siempre es mucho mejor rodearlo todo de ruido para ocultar ciertas cosas.
La fotografía, a veces, hace aparecer lo que jamás se percibe en un rostro real (o reflejado en un espejo): un rasgo genético, el pedazo de uno mismo o de un pariente que proviene de un ascendiente (...) La fotografía ofrece un poco de verdad, con la condición de trocear el cuerpo. Pero dicha verdad no es la del individuo, que sigue siendo irreductible, es la del linaje.
Tenía la certeza de que me miraba, sin que estuviese seguro de que me viese: distorsión inconcebible: ¿Cómo mirar sin ver? La fotografía separa la atención de la percepción, sólo muestra la primera, aunque es imposible sin la segunda.
Nunca trabajo con modelos vivos. Yo utilizo fotografías o referencias que veo en los libros, tomo mis propias fotografías o miro en mi interior.
Tomé algunas fotografías de lo que hacía, como hago a menudo, porque considero que si fotografío mi trabajo, puedo verlo de una manera diferente. Es como cuando te miras en un espejo, y te das cuenta de todas las imperfecciones y asimetrías, que no puedes ver de otra manera, porque las has mirado durante demasiado tiempo.
El máximum del arte pedestre estaba allí, en ese cuadro de La mujer hidrópica, pintado sin pretensión alguna, pero con una nobleza que lo supera todo, una cantidad de matices tal que no se puede imaginar que un ojo humano los hubiera advertido. La fotografía jamás será capaz de sutilezas semejantes. Es la voluptuosidad total.
La pintura es la fotografía en color al pincel.
Una pintura es una fotografía hecha a mano
A continuación se desató una más que previsible guerra de fotografías. Observé cómo la cámara iba de un lado para otro. Al pasarla, reían, tonteaban y se quejaban de lo mal que habían salido. Parecía extrañamente infantil, o tal vez fuera que ese día no estaba en un estado de ánimo apropiado para el trato humano.
El método seduce especialmente a gentes sometidas a una ética laboral implacable: alemanes, japoneses y norteamericanos. La utilización de una cámara aplaca la ansiedad que sufren los obsesionados por el trabajo por no trabajar cuando están en vacaciones y presuntamente divirtiéndose. Cuentan con una tarea que parece amigable imitación del trabajo: tomar fotografías.
El viaje se transforma en una estrategia para acumular fotografías. La actividad misma de fotografiar es tranquilizadora, y atempera esa desazón general que se suele agudizar en los viajes.
La fotografía -insuperable modalidad del viaje, del turismo- es el principal medio moderno de ampliación del mundo.
La fotografía es, antes que nada, una manera de mirar. No es la mirada misma.
Según la perspectiva que nos define como modernos, hay un número infinito de detalles. Las fotografías son detalles. Por lo tanto, las fotografías se parecen a la vida. Ser moderno es vivir hechizado por la salvaje autonomía del detalle.
A veces me parece oír su voz. Oírle vivo. Ni siquiera las fotografías me producen tanto efecto como la voz. Pero no me llama nunca. Y en sueños, soy yo quien lo llamo.
Mucha gente quiere hacer películas y fotografías, pero estoy feliz haciendo lo que hago.
Es por cierto bien característico el que el debate se haya encarnizado en cuanto se trata de la estética de la fotografía como arte, mientras en cambio apenas se repara en el hecho social –que sin duda es menos problemático– del arte en tanto que fotografía.
Se ha dicho que el analfabeto del futuro no será aquel que no conozca por cierto las letras, sino quien no conozca la fotografía. Pero, ¿No hay que considerar del mismo modo analfabeto al fotógrafo incapaz de leernos sus propias imágenes?
Si se permite que la fotografía supla al arte en algunas de las que han sido sus funciones, la alianza estrecha y natural que la fotografía va a encontrar en la estupidez de la multitud expulsará y corromperá al arte enteramente.
Definitivamente, lamentaba haber tomado las fotografías. Había sido una imprudencia de mi parte. De las caras de los muertos no deberían quedar testimonios.
search