▷ Las mejores Frases de Feminismo - FrasesWiki.com
  • Descripcion del Tema
  • Movimiento originado en la Revolución Francesa (1771), en donde la mujer comenzó a exigir los mismos derechos polí­ticos y laborales que el hombre: el feminismo logró muchos cambios en las sociedades modernas. La diferentes vertientes del feminismo realizan en general una crí­tica a la desigualdad social entre mujeres y hombres, y proclama la promoción de los derechos de las mujeres.
  • trending_downTemas relacionados
    DerechoEmancipaciónIgualdadLiberaciónMujer
    trending_down Temas opuestos
    DesigualdadMachismo
    trending_down Te puede interesar también
    Derechos humanosDoctrinaMovimientoRevolución

    Encontramos 12 frases sobre Feminismo

    El feminismo no me alcanzó para repartir las tareas domésticas, en verdad esa idea no me pasó por la cabeza, creí­a que la liberación consistí­a en salir al mundo y echarme encima los deberes masculinos, pero no pensé que también se trataba de delegar parte de mi carga. " Paula " (1994), Isabel Allende
    Autor:" Paula " (1994) Isabel Allende
    El feminismo ha excedido su adecuada misión de buscar la igualdad polí­tica para las mujeres y ha terminado rechazando la contingencia, es decir, la limitación humana por la naturaleza o el destino.
    Soy absolutamente feminista. La razón de que no le simpatizo a otras feministas es porque critico el movimiento, explicando que necesita ser corregido. El feminismo ha traicionado a las mujeres, alienado a los hombres y a las mujeres, ha sustituido el diálogo con la corrección polí­tica. El feminismo de lo polí­ticamente correcto ha encapsulado a las mujeres.
    Que las mujeres sean idénticas a los hombres, serí­a un cambio simple de roles. El feminismo es elección.
    Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias de todo tipo, y combatir contra el moralismo, el feminismo y contra toda vileza oportunista y utilitaria.
    El feminismo, como idea pura, es esencialmente revolucionario.
    No hay que ver en el feminismo una idea exótica, una idea extranjera. Hay que ver, simplemente, una idea humana.
    Todaví­a me considero una feminista clásica, porque lo cierto es que la mujer sigue sufriendo mucho más comparativamente, sobre todo si hablamos de temas de pobreza, analfabetismo y atención médica, de modo que ni siquiera a ese nivel básico ha finalizado la tarea del feminismo tradicional. Por otro lado, hay conexiones, filiaciones, entre las cuestiones de género del feminismo y las cuestiones de género de la sexualidad a medida que emergen en estos otros movimientos.
    Como Simone de Beauvoir, pienso que la libertad se conjuga en singular, y tengo la sensación de que la mayorí­a de los movimientos feministas tienden a agrupar a todas las mujeres sin distinción, en vez de apostar por la singularidad de cada una de ellas.
    La revolución feminista ha convertido a la mujer en ese tipo de hombre que a mí­ me entristecí­a cuando era joven, ese que tení­a que trabajar de nueve a cinco de manera aburrida y nunca era dueño de su destino. Ahí­ es donde acabó su revolución, su asalto al poder.
    Es muy penoso que a veces las mujeres en lugar de reconciliar sus dimensiones femeninas y masculinas, se masculinizan. Hoy las cosas van cambiando, con un feminismo de tercera generación.
    search