Las mejores 8 Frases de Explosivos - FrasesWiki.com

Encontramos 8 frases sobre Explosivos

(...) Fue a tres arsenales militares para estudiar las posibilidades de robo pero vio que era imposible. Fue a la fábrica de una gran compañí­a productora de aceite para bebes y napalm, adhesivos in- dustriales y explosivos plásticos, y descubrió que el sistema de segu- ridad era tan completo como cualquiera de las otras fábricas militares pero mucho más imaginativo. La inestabilidad de la nitroglicerina descargaba la posibilidad de extraerla de la dinamita. Lander revisó meticulosamente los diarios en busca de informes sobre actividades terroristas, explosiones, bombas. La pila de recor- tes que tení­a en su dormitorio crecí­a diariamente. " Domingo negro " (1975), Thomas Harris
Autor:" Domingo negro " (1975) Thomas Harris
Al disponer de un tiempo más favorable, los bombarderos pesados aliados dejaron caer en abril una media de dos toneladas de explosivos sobre objetivos alemanes cada minuto de cada dí­a. " El dí­a de la batalla " (2007), Rick Atkinson
Autor:" El dí­a de la batalla " (2007) Rick Atkinson
Durante los siguientes cuatro dí­as, los bombarderos pesados dejarí­an caer setecientas sesenta toneladas de explosivos por milla cuadrada, destruyendo cruces de carretera, depósitos ferroviarios y aldeas. " El dí­a de la batalla " (2007), Rick Atkinson
Autor:" El dí­a de la batalla " (2007) Rick Atkinson
La explosión hizo volar las ventanas, la puerta y la mayor parte de la chimenea. Era una de esas explosiones que se oí­an con frecuencia en la Calle de los Alquimistas. Los vecinos de la zona, de hecho, preferí­an las explosiones, que al menos eran identificables y acababan pronto. Eran mejores que los olores, que se te aferraban a la ropa y a la piel durante un lapso de tiempo impredecible. " Imágenes en acción " (1990), Terry Pratchett
Autor:" Imágenes en acción " (1990) Terry Pratchett
Se oyó una explosión terrible que hizo temblar las rocas y levantó una inmensa nube de polvo. Era una pequeña bomba de aquel terrible explosivo que el capitán del Centauro habí­a llamado silurite, que habí­a estallado en medio de las fieras. (...) Los efectos causados por esa minúscula bomba eran espantosos.
Su proyecto era simple y clásico. Es la primera operación que se enseña a los alumno escuela especial de "Explosivos Plásticos y Destrucciones S. L. " de Calcuta. (...) Se fija un detonador en el plástico (es tan fácil introducirlo como clavar un cuchillo en la mantequilla). Un cordón, conocido como "instantáneo", lo conecta a un pequeño artefacto de asombrosa simplicidad, también oculto en un boquete excavado bajo el raí­l. Dicho objeto está compuesto básicamente por dos láminas, separadas por un robusto resorte. Entre ambas se sitúa el cebo. Una de las láminas hace contacto con el metal, mientras que la o se inmoviliza con una sólida piedra. El cordón detonador se entierra. Un equipo de dos expertos puede instalar el dispositivo en media hora. Si el trabajo se realiza con cuidado, el mecanismo es invisible. Cuando la rueda de una locomotora pasa por encima del aparato, la lámina superior queda aplastada contra la otra. El cebo encendido activa el detonador por medio del cordón, y el plástico explota. Una sección de acero queda pulverizada y el tren descarrila. Con un poco de suerte y una carga un poco más fuerte, se puede derribar la locomotora. Una de las ventajas de este sistema es que la activación la realiza el propio tren, por lo que el agente encargado de instalarlo puede hallarse a varios kilómetros del lugar. Otra ventaja: no se activa intempestivamente por la pisada de un animal, sino que se precisa un peso muy considerable, como el de una locomotora o un vagón.
Aunque personalmente me satisfaga que se hayan inventado los explosivos, creo que no debemos mejorarlos.
search