Las mejores 12 Frases de Equipaje - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Equipaje

Siete vestidos pueden ser toda una vida: el claro de la primera mañana, el de regar las hortensias, el azul de tirar piedras al rí­o, el de aquella noche que se quemó el mantel de fiesta con un cigarrillo. Ahora, ahí­ apretados, ya no hay fiesta ni hortensias ni rí­o. Sí­, Genoveva, hacer un equipaje es como enterrar algo. " Los árboles mueren de pie " (1949), Alejandro Casona
Autor:" Los árboles mueren de pie " (1949) Alejandro Casona
No llevaba más equipaje que el futuro y la temprana certidumbre de que el más cabal de los hombres tiene un tornillo flojo. " Mujeres de ojos grandes " (1990), íngeles Mastretta
Autor:" Mujeres de ojos grandes " (1990) íngeles Mastretta
Anhelaba librarse de un equipaje demasiado pesado porque el mundo realmente pertenecí­a a quien sabí­a ir ligero de equipaje. " Palmeras en la nieve " (2012), Luz Gabás
Autor:" Palmeras en la nieve " (2012) Luz Gabás
Ya sólo quedan cinco dí­as para nuestra partida. Como el único equipaje que llevamos al Japón es el de nuestro corazón, estamos preparando el corazón a fondo. " Silencio " (1966), Shusaku Endo
Autor:" Silencio " (1966) Shusaku Endo
El tren necesitaba cuatro dí­as y noches. Un largo tiempo con la muerte en el equipaje. " Sombras vivas " (2012), Cornelia Funke
Autor:" Sombras vivas " (2012) Cornelia Funke
Llenas tus valijas de amor y te vas, a buscar el cuerpo de una mujer, y descubrí­s que amor es más que una noche y juntos ver amanecer.
Solamente advirtió que la vela arderí­a mejor y hacer el equipaje serí­a más fácil y el mundo más feliz, si pudiese dar y recibir algo de amor humano.
Voy haciendo camino, voy ligero de equipaje.
Todo aquel que necesita más de una maleta -dijo mientras cerraba con dos vueltas de llave la puerta de su apartamento-, es un turista, no un viajero.
¿Por qué voy a permitir que revisen mi equipaje, si al presidente no lo revisan? Los polí­ticos son fácilmente reemplazables. Yo no.
El Equipaje era mágico, sí­. Era terrible, sí­. Pero, en lo más profundo de su alma enigmática, compartí­a los gustos de cualquier otra maleta del universo, y preferí­a pasarse los inviernos durmiendo en la cima de los armarios. " Rechicero " (1988), Terry Pratchett
search