Las mejores 12 Frases de Entrenamiento - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Entrenamiento

El entrenamiento no trata con un objeto, sino con el espí­ritu humano y con las emociones humanas. " El Tao del Jeet Kune Do " (1975), Bruce Lee
Autor:" El Tao del Jeet Kune Do " (1975) Bruce Lee
El fin último tanto del karate como del sumo era el mismo: el entrenamiento del cuerpo y de la mente.
Usted debe ser extremadamente serio en el entrenamiento. Cuando digo esto no quiero significar que no debe ser razonablemente diligente o moderadamente formal. Quiero significar que el adversario debe estar siempre presente en su mente, si usted se sienta o se para o camina o levanta sus brazos. Si usted lanza un golpe de karate durante un combate, no debe tener dudas de que siempre ese golpe decidirá.
Mucha gente piensa que hacer la maleta es cuestión de entrenamiento, que lo aprendes espontáneamente como cantar o rezar. Nosotros no tení­amos entrenamiento y tampoco maleta.
Algún dí­a se calculará que, sólo entrenándose, Emil habrí­a dado tres veces la vuelta a la Tierra.
El entrenamiento transforma a varias partes del cuerpo en armas que pueden usarse libremente y con gran eficiencia. La cualidad necesaria para realizar eso es el autocontrol. Para ser un vencedor, uno debe primeramente sobreponerse a sí­ mismo.
Odié cada minuto del entrenamiento. Pero me dije: no abandones, entrená ahora y sé un campeón por el resto de tu vida.
No te desalientes. Te he visto luchar...Tu derrota de hoy es entrenamiento para la victoria definitiva.
Los estudios de arquitectura son un magní­fico entrenamiento para hacer cualquier otra cosa menos arquitectura.
El entrenamiento no debe estar concentrado únicamente sobre el desarrollo del cuerpo. Evidentemente, en los torneos modernos, no se lucha a vida o a muerte, sino para ganar puntos: por lo que la fuerza del cuerpo y la técnica es suficiente. En los tiempos antiguos, era completamente de otra manera puesto que la vida se encontraba en juego: entonces la intuición lo decidí­a todo, como último recurso.
No debéis mostrar fallos: ni en las artes marciales ni en la vida cotidiana. ¡La vida es un combate! Hay que permanecer concentrado. No descubráis vuestros puntos débiles, y por consiguiente reducirlos por un entrenamiento continuo al dominio de sí­.
search