▷ Las mejores Frases de Dormir - FrasesWiki.com

Encontramos 151 frases sobre Dormir

Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien. " Una habitación propia " (1929), Virginia Woolf
Autor:" Una habitación propia " (1929) Virginia Woolf
Me gusta dormir, quizá es lo que más me gusta en esta vida. Y quizá me gusta tanto porque me cuesta mucho conciliar el sueño Desde pequeño he pensado que dormir te aparta del mundo, te hace inmune a sus ataques. La gente sólo puede atacar a los despiertos, a los que están con los ojos abiertos
Mucha gente prefiere dormir a vivir, aunque sepa que la realidad que está gozando es falsa
La mujer es como una buena taza de café: la primera vez que se toma, no deja dormir.
Vivir es dormir, y el amor es el sueño, si habéis amado, habéis vivido.
Yo vivía con mi madre en un apartamento muy pequeño. Mi habitación era como en el salón. Es por eso que todavía me encanta dormir en los sofás.
No turbes, pues, mi paz con tus discursos, amigo: mucho sabes, pero mi sueño sabe más... ¡Aléjate! No quiero gloria ni heredad ninguna: yo lo que tengo, amigo, es un profundo deseo de dormir
He soñado siempre con poder dormir, sobre un lecho de algas y coral, disfrutar del silencio, que reina siempre allí. Y viajar encima de un delfín. cruzar mares sin parar, y nunca llegar al fín...
Lo más bonito que hay es compartir, tender la mano a quien no tiene y dar de ti sin recibir, que las estrellas son los besos que me das antes de ir a dormir
Piensa en lo lejos que estaba la luna y lo imposible de llegar allí, y ahora con una simple escalera cualquiera puede ir a dormir
Qué recordarás las tardes de invierno por Madrid, las noches enteras sin dormir, la vida pasaba y yo sentía que me iba a morir de amor al verte sentado en mi portal
Ven, vuélvete a dormir, vuelve a descubrir todo aquello junto a mí
Y en nuestro rincón, sigue aquel sillón donde me leías al dormir
Y pasarán los años y siempre estarás buscando un plan para que se hagan realidad los sueños que soñábamos antes de ayer al dormir, hablando del tiempo que nos quedará por vivir
La Ley, en su magnífica ecuanimidad, prohíbe, tanto al rico como al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar por las calles y robar pan.
Comprar títulos, acciones de empresas, tomarse unas pastillas para dormir durante veinte o treinta años y cuando uno despierta, voilà! es millonario
Si por las noches,ya no puedo dormir, son tus besos,que nunca olvidare.
Déjenme en paz, déjenme dormir una sola noche sin mojar de lágrimas mi almohada, sin sentir que mi cabeza está a punto de estallar y sin que ardan mis ojos. ¡Déjenme marchar, déjenme abandonarlo todo, y sobre todo este mundo!
El dinero puede comprar una cama, pero no las ganas de dormir, libros, pero no la inteligencia, alimentos, más no el apetito, una casa, más no un hogar, medicamentos, pero no la salud, lujos, pero no la cultura, diversiones, pero no la felicidad, un pasaporte a donde sea, pero no el Paraíso.
Sé que estoy enamorada porque por las noches no quiero dormir, porque mi vida real supera a mis sueños
Se viene a dormir conmigo.
Soy estrella de Hollywood y a pesar de ello, nunca me he cortado las venas, ni he tomado pastillas para dormir, y eso hoy en día es todo una hazaña.
No hay que decir cobra buena fama y échate a dormir, pues ya aun antes de cobrarla, se echan a dormir todos
El Señor nos ha dado muchos días de sol y ligera brisa, días en los que la pesca fue abundante, pero también momentos en los que las aguas estuvieron muy agitadas y el viento contrario, como en toda la historia de la Iglesia y el Señor parecía dormir
¡El dolor del insomnio o el dolor del miedo a dormirme, y con los desconocidos horrores que tiene para mí! ¡Qué bendición tienen esas personas cuyas vidas no tienen temores, ni amenazas, para quienes el dormir es una dicha que llega cada noche, y no les lleva sino dulces sueños!
En última instancia, la mejor biografía de un autor es su obra, no el conjunto de las acciones, en el fondo análogas a las de cualquier otro (comer, dormir, amar, acudir a una u otra tertulia, ir a la oficina o donde sea), que a diario se ve obligado a realizar.
El sol puede morir y volver a nacer, pero nosotros una vez apagada nuestra breve claridad, hemos de dormir una sola y eterna noche
Vivamos, Lesbia mía, y amemos, y a las maledicencias de los viejos severos démosles menos valor que a un as. Los astros pueden morir y volver, pero nosotros, una vez que muera nuestra breve luz, deberemos dormir una última noche perpetua. Dame mil besos.
Es increíble lo que un hombre tiene que llegar a hacer sólo para poder comer, dormir y vestirse.
Francamente, estaba horrorizado con la vida, con lo que un hombre tenía que hacer simplemente para comer, dormir y mantenerse vestido. Entonces me quedaba en la cama y bebía. Cuando bebía el mundo aún estaba allí afuera, pero por el momento no te tenía agarrado del cuello.
Un amor real es como dormir y estar despierto.
Un amor real es como dormir y estar despierto.
También yo mataría, incluso a ti: me haces soñar sin tregua, no me dejas dormir.
El que por la mañana ha conseguido conocer la verdad, ya puede dormir por la tarde.
El mar dara a cada hombre una nueva esperanza, como el dormir le da sueños
Una vez escribí una conferencia en la Universidad de Manchester llamada Momentos de descubrimiento en la que decía que hay dos momentos que son importantes. Está el momento en que sabes que puedes encontrar la respuesta y está el período en que estás sin dormir antes de saber lo que es. Cuando ya lo tienes y sabes lo que es, entonces puedes descansar tranquila
No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya, pero tengo una mujer atravesada en la garganta.
Tengo la sensación de que usted desprecia su cuerpo, que sólo da paso al arte, señora profesora. Dice Klemmer. Sólo le permite satisfacer sus necesidades primordiales, pero no basta sólo con comer y dormir. Señorita Kohut, usted piensa que su exterior es su enemigo y que sólo la música es su amiga. Sí, mírese en el espejo, ahí puede verse: jamás tendrá un mejor amigo que usted misma.
Cada mañana, al despertar, resucitamos, porque al dormir morimos unas horas en que, libres del cuerpo, recobramos la vida espiritual que antes tuvimos cuando aún no habitábamos la carne que ahora nos define y nos limita, y éramos, sin ser, misterio puro en el ritmo total del Universo.
Sobre tus ojos dormidos dejo mis ojos cerrados para dormir con tu sueño y salir de ti, contigo, por los remansos del aire, por los espacios sin tiempo.
...Arrancaré una nada embriagadora de todas las floraciones y me haré de las corolas de los campos un lecho donde dormir. Y ya no huiré a las estrellas ni me refugiaré en lejanías lunares.
Vamos. Un paseíto a caballo en una mañana tan hermosa es preferible a dormir una hora más.
No me gusta andar de noche. La noche se hizo para dormir
Como muñecas mecánicas se puede ver el mundo con ojos de porcelana y dormir año tras año, en una caja de terciopelo entre paletas y tul con el cuerpo relleno de paja se puede, a cada escandalosa caricia, sin ninguna razón gritar: ¡Oh, que feliz soy!
Tener tranquilo el ánimo y alegre el humor a las horas de comer y de dormir, es uno de los preceptos cuya práctica contribuye más a prolongar la vida
La felicidad para mí consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertar sin angustia.
La felicidad para mi consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia.
¡Quiero ir a dormir ya!
Dormir, despertar, dormir, despertar... ¡Una vida miserable!
No puedo dormir. Sólo sueños, imposibilidad de dormir
¿Cuál es mi camino? ¿Esperarte? ¿Olvidarte? ¿Hacer lo que tú haces, ir de los brazos de uno y de otro, hoy dormir con alguien mañana con otro diferente?
Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al señor para poder ser el guardián de tu alma.
Y padeció la certidumbre espantosa de que no volvería a dormir en el resto de su vida
Yo que todo lo he perdido ahora tiemblo hasta al dormir. No resbales de mi brazo: ¡duérmete apegado a mí!
La experiencia de la vida es la pasión de beberla hasta la embriaguez profunda, cantar, bailar, decir versos hermosos y luego dormir.
Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir.
Como en cuna de nacar que empuja el mar y que acaricia el cefiro, dormir parecia al blando arrullo de sus labios entreabiertos
Si dormir es morir, quiero dormir en paz en la noche de la muerte
Como en cuna de nácar que empuja el mar y que acaricia el céfiro, dormir parecí­a al blando arrullo de sus labios entreabiertos.
Temes a la imaginación. Y a los sueños más aún. Temes a la responsabilidad que puede derivarse de ellos. Pero no puedes evitar dormir. Y si duermes, sueñas. Cuando estás despierto, puedes refrenar, más o menos, la imaginación. Pero los sueños no hay manera de controlarlos
La vida y el mundo son el sueño de un dios ebrio, que escapa silencioso del banquete divino y se va a dormir a una estrella solitaria, ignorando que crea cuanto sueña...
Muerte es cuantas cosas vemos al despertar, sueño cuantas vemos al dormir.
No sé si no puedo dormir porque estoy tratando de recordar, o si me cuesta recordar porque no puedo dormir.
No sé si no puedo dormir porque estoy tratando de recordar, o si me cuesta recordar porque no puedo dormir.
Los hombres se cansan antes de dormir, de amar, de cantar y bailar que de hacer la guerra.
Los hombres se cansan más de dormir, cantar, bailar y amar que de hacer la guerra.
Estar en Broadway es el equivalente moderno de ser un monje. Dormir mucho, comer mucho, y descansar mucho
Déjate convencer, duerme esta noche conmigo. Que el amor se encuentra antes si se busca. Mira que casualidad si yo fuera tu hombre y la duda de haberte dado luz no te deja dormir nunca.
A duras penas te llevaré a la cama, como quien va al infierno para dormir contigo.
¿Cómo poder dormir, mientras que tú tiritas en el rincón más triste de mi cuarto?
Me acosté, pero no pude dormir: dos pasiones, el amor y el odio, me mantenían despierto.
Me acosté, pero no pude dormir: dos pasiones, el amor y el odio, me mantení­an despierto.
El cine ayuda a soñar La televisión a dormir
El cine ayuda a soñar. La televisión a dormir.
Ojalá me fuera posible ponerlos entre paréntesis, o hibernarlos, no sé, ponerlos a dormir y que no se despertaran hasta nuevo aviso.
Dormir contigo es estar solo dos veces, es la soledad al cuadrado.
Era lindo dormir en los brazos de un hombre, sentir el estremecimiento de su cuerpo, la boca mordiendo, morir en un suspiro.
Dormir es distraerse del mundo.
El reloj murmura que es preciso dormir, olvidar la luz de este día que no era sino la noche sonámbula, las manos de los pobres a quienes no dimos nada.
Un hombre solo en una casa sola No tiene deseos de encender el fuego No tiene deseos de dormir o estar despierto Un hombre solo en una casa enferma.
Días de: Corre, llega, cumple, sal, vuelve, come, corre, cumple, sal, cena y hora de dormir. Ya no se si son segundos o ferraris...
Feliz quien puede dormir sin miedo ni remordimiento, en el lecho macizo y venerable de sus padres, donde todos los suyos nacieron y murieron también
¿Ves mis ojos? Llevo semanas sin dormir...
¡Qué dulce es dormir en calma cuando a lo lejos susurran los álamos que se mecen, las aguas que se derrumban!
¡Qué dulce es dormir en calma cuando a lo lejos susurran los álamos que se mecen, las aguas que se derrumban!
Comer bien, dormir bien, ir donde se desea, permanecer donde interese, no quejarse nunca y, sobre todo, huir como de la peste de los principales monumentos de la ciudad.
Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.
Vení a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.
Ella puso al niño a dormir, y ahora lava la ropa, La luna de verano.
Espacio, luz y orden. Esas son las cosas que los hombres necesitan tanto como el pan o el lugar para dormir.
Con ese vestuario no me podía dormir después de los partidos
En la noche no consigo dormir. Para comprender las cosas, es preciso reflexionar en ellas.
En la noche no consigo dormir. Para comprender las cosas, es preciso reflexionar en ellas.
Creo que parte del problema acá es el Internet, eres anónimo. Es realmente fácil desquitarte con la gente, inclusive si esa no es necesariamente tu intención. Si te estas sintiendo mal con respecto a ti mismo y no tienes el control de tu vida, es extremadamente fácil vomitar verbalmente sobre alguien más, apagar tu computadora e ir a dormir sin tener que ser responsable de ello.
Todo pensar, todo imaginar, recordar y prever es ensueño, y esto ocupa parte principal de la vigilia, en tanto que en el dormir nada hay de vigilia y sí de ensueño, y en muchos instantes de la vigilia caemos en el soñar vivaz en que imaginamos, actuamos y sentimos con la intensidad del ensueño en el dormir.
Hoy es mejor que mañana pero los muertos son los que se renovarán y nacerán cada día y cuando intenten dormir, los conducirá la matanza de su letargo hacia un sueño sin sueños.
¡Qué hermosa noche para la vida del hogar, para el dúo de los labios y la canción del niño! Si yo tuviera un hijo, me acercaría de puntillas a su cuna para verlo dormir.
¡Qué hermosa noche para la vida del hogar, para el dúo de los labios y la canción del niño! Si yo tuviera un hijo, me acercarí­a de puntillas a su cuna para verlo dormir.
Escribir ahora, se diría que la mayor parte de las veces ya no es nada. Esa desesperación se manifestaba en un momento dado del día. Y después seguía la imposibilidad de seguir avanzando, o el sueño, o, a veces nada…. O nada, o dormir, morir
La muerte es un dormir sin sueños, y tal vez sin despertar
Fingimos dormir como impenetrables esferas de cristal. La tierra no consuela sólo despeña su oscura y áspera orfandad. Arriba torres de viento se desmoronan al vacío.
Noche de escarcha. ¿Cómo dormir si el mar no duerme?
Para los animales basta comer, jugar y dormir. Sería un gran logro si los seres humanos también pudiesen disfrutar con un alimento nutritivo, un simple paseo diario y un sueño reparador.
Media noche de escarcha. Para dormir me cubro con la manga del espantapájaros un día de tranquila alegría.
Al frescor me acomodo y duermo.
Hay que decirle la verdad a alguien que va a morir... Es necesario que sepa la verdad, sin eso no podría dormir.
Hay que decirle la verdad a alguien que va a morir... Es necesario que sepa la verdad, sin eso no podrí­a dormir.
El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien, sino en el deseo de dormir junto a alguien.
Escribo cuando duermo. No se como, pero trabajo en una canción, me voy a dormir y cuando me levanto esta terminada.
Algunas veces por la noche no puedo dormir, cuando hay ruido cierro las ventanas y cuando no prendo la radio, ahora que lo pienso no es el ruido lo que me molesta sino el control que tengo sobre él y me pregunto ¿será que algunas personas nos molestan solo porque no podemos controlarlas?
No es arte pequeño el de dormir: para llegar a dominarlo hay que pasarse todo el día despierto
No creo que haya alguna emoción más intensa para un inventor que ver alguna de sus creaciones funcionando. Esa emoción hace que uno se olvide de comer, de dormir, de todo
Yo soy el vago de la familia. A Liam le encanta tocar en vivo, yo preferiría quedarme en el hotel y dormir
Llegará el día en que el hombre no dejará de dormir y velar a la vez
No dudes de disfrutar del vino y de las mujeres, pues tarde que temprano tendrás que dormir bajo la tierra, y no le cuentes esto a nadie. La amapola marchita no vuelve a florecer
Los cuentos de hadas se equivocaban. El príncipe no despertaba a la princesa con un beso, sino con una promesa. En sus brazos ella estaría a salvo para siempre. Ella despertaba para vivir feliz para siempre jamás. Si no lo hubiera sabido, la princesa habría preferido dormir para siempre.
Tener la satisfacción cuando vas a dormir de que no se te queda nada por dentro, que todo lo has dicho, has tenido la honestidad de reconocer lo bueno y criticar lo malo. Yo creo que eso para dormir es el mejor sedante.
Nada es demasiado importante. Lo que realmente importa es llegar a tu casa, estar tranquila y poder dormir bien. Por eso todo lo que me pasa me lo tomo como algo normal
Las vacas estaban sumidas en una existencia bestial que carecía dichosamente de profundidad espiritual: arrojar chorros de leche y mascar, cagar y mear, pacer y dormir, esa era toda su razón de ser.
El hombre no puede vivir solo para comer, beber y dormir. Una vez satisfechas las exigencias materiales, aparecerán con gran fuerza las necesidades a las que se atribuye un carácter artístico. Tantos individuos son equivalentes a tantos deseos, y estos son más variados cuanto más civilizada esté la sociedad y más desarrollado el hombre
Hazte a un lado, déjame en paz, pueblo sepultado, Vete. No he desposeído a nadie, no he usurpado el pan de nadie. Nadie murió en mi lugar. Nadie. Vuelve a tu niebla. No es mi culpa si yo vivo y respiro, Comer, beber, dormir y cambiarse de ropa
Cobra buena fama y échate a dormir.
Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera poner a dormir
Pero tengo promesas que cumplir, y andar mucho camino sin dormir, y andar mucho camino sin dormir.
¡Qué bellos son los bosques y sombríos! Pero tengo promesas que cumplir, y andar mucho camino sin dormir, y andar mucho camino sin dormir.
Quiero comer donde me entre hambre, quiero dormir donde me entre sueño, huyes de mi como de un enjambre y harto que estoy de follarte en sueños.
Yo quisiera ser el tiempo que no estorba y dormir entre los pliegues de tu sonrisa.
Si guardo dolorosos sentimientos de odio, no disfrutaré de paz interior ni encontraré alegría ni felicidad, estaré inquieto y seré incapaz de dormir.
Los sabios aceptaron con reconocimiento y pasaban el resto de sus vidas en asimilar ideas de séptima mano, dormir buenas siestas y aburrir a sus alumnos, que no dejaban de bostezar, con la palabrería anémica y libresca que ellos llamaban sabiduría.
La buena conciencia es la mejor almohada para dormir.
El pensamiento es donde las palabras deben dormir mucho tiempo, con el fin de nacer nuevas y puras.
Cuando eres un carpintero haciendo un mueble hermoso, no vas a usar un pedazo de mala madera para la parte trasera, pese a que esté pegada a la pared y nadie la vea. Tú sabes que está ahí. Para dormir bien por la noche, la estética, la calidad, tienen que ser llevadas hasta el final
Recuerdo la primera vez que tuve que irme a dormir. Mi mamá me dijo: Steven, hora de ir a dormir, yo le dije Pero no se cómo. Ella dijo, Es muy sencillo, caminas hasta el final del cansancio y después doblas a la izquierda. Así que fui hasta el final de cansancio y sólo por curiosidad giré a la derecha. Mi madre estaba allí, y me dijo: ¿No te dije que te fueras a dormir?
Es la conciencia del tiempo y del espacio. Lo que sucede aquí y ahora es importante. No hay que pensar en el pasado ni en el futuro. Debéis concentraros aquí y ahora. Cuando vayáis a orinar, orinad solamente. Cuando vais a dormir, dormid. Y lo mismo para las demás acciones, como comer, hacer zazen, caminar, hacer el amor...Aquí y ahora significa concentrarse en el acto presente.
Fue fácil pronosticar el fracaso absoluto de tan sabio gobierno, porque los hombres son estúpidos y prefieren cobijarse en los brazos de la esclavitud a pararse ante los vientos de la libertad y vivir de acuerdo con este difícil camino, y por su naturaleza prefieren robar que trabajar, dormir que vivir, comer que pensar, traicionar que ser fieles, deshonrar en lugar de honrar.
¡Que los hombres sigan protegiéndonos y nosotras continuaremos gobernándolos desde el lecho con nuestras zalamerías! El que ocupa un trono jamás disfruta de paz y calma. Pero la que es la voz tras el trono, por oculta que esté, disfruta de todas las ventajas y todas las prerrogativas del poder y puede dormir tranquilamente toda la noche.
Cualquier músico, en algún momento de su vida, tiene que empeñar su instrumento si quiere cenar caliente y dormir a cubierto.
Deja al menos que caiga de tus labios sobre mis labios un tardío beso, para que así una vez esté en mi tumba, en paz el corazón pueda dormir.
Ahora que me tumbo para dormir rezo a Dios para que cuide mis armas si muero antes de despertarme, rezo a dios para que se lleve mi alma.
Las simientes no quieren dormir en cajitas de oro. Ellas prefieren la tierra, aunque sea la más árida.
Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien.
Ahora conozco el secreto de hacer la mejor persona: crecer bajo el aire abierto y comer y dormir con la tierra.
Aquel que es realmente tu amigo acudirá en tu ayuda cuando la necesites: Si estas triste,...llorará, si estas en vela,...no podrá dormir, así, de cada pena del corazón contigo compartirá la carga. Estas son señales ciertas para distinguir al amigo fiel del enemigo adulador.
Morir, dormir, tal vez soñar- ¡Ay! Ahí está el problema, pues lo que podemos soñar después de despojarnos de esta envoltura carnal debe hacernos reflexionar.
Morir, dormir... ¿dormir? Tal vez soñar.
Ser o no ser, ésta es la cuestión. ¿Es de más noble espíritu sufrir las arremetidas y los dardos de la adversa fortuna o por el contrario empuñar las armas contra un mar de adversidades y terminar con ellas haciéndoles frente? Morir, dormir, nada más.
Hay que trabajar ocho horas y dormir ocho horas, pero no las mismas.
Hay que trabajar ocho horas y dormir ocho horas, pero no las mismas.
Amar es no dormir cuando en mi lecho sueñas entre mis brazos que te ciñen.
Mi necesidad de transformar la realidad era una necesidad urgente, tan importante como las tres comidas diarias o dormir.
search