Las mejores 12 Frases de Discurso - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Discurso

La disciplina es un principio de control de la producción del discurso. Ella le fija sus lí­mites por el juego de una identidad que tiene la forma de una reactualización permanente de las reglas. " El orden del discurso " (1970), Michel Foucault
Autor:" El orden del discurso " (1970) Michel Foucault
Todo sistema de educación es una forma polí­tica de mantener o de modificar la adecuación de los discursos, con los saberes y los poderes que implican. " El orden del discurso " (1970), Michel Foucault
Autor:" El orden del discurso " (1970) Michel Foucault
El lenguaje es, de un cabo a otro, discurso, gracias a este poder singular de una palabra que hace pasar el sistema de signos hacia el ser de lo que se significa. " Las palabras y las cosas " (1966), Michel Foucault
Autor:" Las palabras y las cosas " (1966) Michel Foucault
Las cosas y las palabras van a separarse. El ojo será destinado a ver y sólo a ver; la oreja sólo a oí­r. El discurso tendrá desde luego como tarea el decir lo que es, pero no será más que lo que dice. " Las palabras y las cosas " (1966), Michel Foucault
Autor:" Las palabras y las cosas " (1966) Michel Foucault
(...) Bajo el manto de un lenguaje depurado de manera que el sexo ya no pueda ser nombrado directamente, ese mismo sexo es tomado a su cargo (y acosado) por un discurso que pretende no dejarle ni oscuridad ni respiro. " Vigilar y castigar " (1975), Michel Foucault
Autor:" Vigilar y castigar " (1975) Michel Foucault
Si quieres expresar el ser de la eternidad, debes despojarte antes de todo discurso.
Cuanta más poesí­a leemos, más aborrecible nos resulta cualquier tipo de verborrea, tanto en el discurso polí­tico o filosófico, como en los estudios históricos y sociales, o en el arte de la ficción. El buen estilo en prosa es siempre rehén de la precisión, de la rapidez y de la lacónica intensidad de la dicción poética.
Para la ciencia no debe existir posibilidad de contradicción, y allí­ donde se presenta concluye el discurso cientí­fico.
Las palabras que no satisfagan al oyente, le causan fastidio y disgusto; ello se manifiesta generalmente por copiosos bostezos. Cuando hables, pues, a hombres cuya benevolencia quieres captarte, si observas en ella tales muestras de aburrimiento, abrevia tu discurso o cambia de terna; si no lo haces, recogerás en vez de la benevolencia que deseas, odio y enemistad.
Un poema oscuro dice más que un discurso claro.
Quien tiene como recurso facilidad de palabra provechosamente labra los terrenos del discurso.
search