Las mejores 12 Frases de Devoción - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Devoción

Déjame agradecerte todo lo que te debo...No rechaces mi devoción, la infinita gratitud que te debo por tu bondad, por el aliento que me das...Por tu perdón.
La virtud de la devoción no es más que una general inclinación y prontitud del alma para hacer lo que se sabe agradable a Dios; es esa dilatación del corazón de que hablaba David cuando decí­a: corrí­ por la senda de tus mandatos cuando me ensanchaste el corazón. Los que son simplemente buenos andan por los caminos de Dios, pero los devotos corren; y si son muy devotos, vuelan.
He obrado en todo con la devoción que requerí­a la más bella de las empresas humanas: la salvación de la patria; y por el designio que me animaba, no podí­a distraer mis actitudes a otras consagraciones.
Jamás ha sucedido que los tiranos, para asegurarse, no se hayan esforzado por habituar al pueblo no sólo a la obediencia y a la servidumbre sino también a la devoción hacia ellos. Lo que enseña, pues, a la gente a servir más a gusto.
[Sobre su relación con José Ortega y Gasset] Si es cierto que lo seguí­ con devoción, ni una vez lo escuché con beaterí­a �palabra que siempre nos enseñó a despreciar-; nunca fue nadie atendido con más atención y entusiasmo; pero tampoco más inquisitivamente, con más espí­ritu crí­tico, de modo �si se me entiende bien- más implacable. Ortega tení­a que ganar mi estimación y mi adhesión en cada tesis enunciada. El entusiasmo de la ví­spera no serví­a al dí­a siguiente: tení­a que hacer sus pruebas ante duras, juveniles mentes inexorables.
Aquí­ el fondo de Dios es mi fondo, y mi fondo es el fondo de Dios...Desde este fondo interior debes hacer todas tus obras, sin porqué...Si alguien se imagina, verdaderamente, que por la interioridad, la devoción y la gracia especial va a recibir más de Dios que junto al hogar o en el establo, entonces no hace algo distinto que si tomara a Dios y le cubriera la cabeza con una manta...Quien busca a Dios sin modo, lo comprende tal como es en sí­ mismo...
(...) Tienes que hacer el trabajo de todos modos con una devoción que roza el rito y luego algo ocurre, como en un matrimonio. Al final todo tiene que ver con el esfuerzo, así­ es como funcionan las cosas.
El amor es la forma real de Dios. Es la felicidad pura, es devoción, es realización, es todo.
Aunque el amor es un acto material (ya se trate de amor sexual, amistad, amor maternal o paternal o cualquier otro tipo de devoción, el amor es siempre un acto), nos eleva del mundo cotidiano a una especie de participación mí­stica de unos con otros. Afinamos cada vez más nuestra capacidad de sentir las sutilezas de la otra persona... El motivo no es la autogratificación, sino la gratificación de un ser mayor del que somos parte.
¡Yo, que no conozco otra cosa, ni sé, ni tengo más que a ella!
Para rezar a Dios con devoción no hace falta creer en Dios según los dogmas de ninguna religión.
search