Las mejores 41 Frases de Despotismo - FrasesWiki.com

Encontramos 41 frases sobre Despotismo

El Imperio no exige que sus servidores se amen los unos a los otros sino únicamente que cumplan con su obligación. " Esperando a los bárbaros " (1980), J. M. Coetzee
Autor:" Esperando a los bárbaros " (1980) J. M. Coetzee
Que nadie dude de que las religiones son la cuna del despotismo; el primero de todos los déspotas fue un sacerdote. " La filosofí­a en el tocador " (1795), Marqués De Sade
Autor:" La filosofí­a en el tocador " (1795) Marqués De Sade
Es una ilusión esperar que el despotismo esté del lado de las buenas causas. " Teorí­a e historia " (1957), Ludwig von Mises
Autor:" Teorí­a e historia " (1957) Ludwig von Mises
Por mucho que lo intenten, los hombres no pueden crear un organismo social, lo único que pueden crear es una organización. En el intento de crear un organismo, crearán únicamente un despotismo totalitario.
El despotismo puede gobernar sin la fe, pero la libertad no puede.
El despotismo puede gobernar sin la fe, pero la libertad no puede.
Esto no tiene enmienda por ahora ni hay alquimia que de esta basura haga oro puro. Lo que he pensado y sostenido varias veces lo veo y lo palpo ahora... Un puñado de hombres refugiados en Inglaterra se empeñan en librar a su paí­s del despotismo y mientras ellos sueñan allá, ese mismo paí­s se subleva, se pone en armas con fiereza y entusiasmo, no porque le mortifique el despotismo, sino porque el despotismo existente le parece poco y quiere aún más esclavitud, más cadenas, más miseria, más golpes, más abyección.
Más que la paz del terror y el silencio del despotismo
Más que la paz del terror y el silencio del despotismo.
El despotismo es la tumba de la libertad.
La prensa no solo es el arma más poderosa contra la tiranía y el despotismo, sino el instrumento más eficaz y más activo del progreso y de la civilización.
El despotismo es imposible si la nación está ilustrada
Si los hombres emplean su libertad de tal manera que renuncian a ésta, ¿puede considerárseles por ello menos esclavos? Si el pueblo elige por un plebiscito a un déspota para gobernarlo, ¿sigue siendo libre por el hecho de que el despotismo ha sido su propia obra?
La democracia constituye necesariamente un despotismo, por cuanto establece un poder ejecutivo contrario a la voluntad general. Siendo posible que todos decidan contra uno cuya opinión pueda diferir, la voluntad de todos no es por tanto la de todos, lo cual es contradictorio y opuesto a la libertad.
Mediante una revolución acaso se logre derrocar un despotismo personal y la opresión generada por la codicia o la ambición, pero nunca logrará establecer una auténtica reforma del modo de pensar, bien al contrario, tanto los nuevos prejuicios como los antiguos servirán de rienda para esa enorme muchedumbre sin pensamiento alguno.
A lo largo de la historia se han ensayado diversos mecanismos para mantener a raya al despotismo. (...) El establecimiento de un orden normativo que da forma institucional al Estado y limita los poderes del gobierno.
Cualquier cosa que sofoque la individualidad es despotismo, llámese como se llame.
Todo aquello que sofoca la individualidad, sea cual sea el nombre que se le dé, es despotismo.
Las más terribles desgracias de la humanidad se debieron siempre al despotismo individual, nuestro más crueles infortunios tuvieron también el mismo origen.
La libertad de prensa, lo mismo que todas las libertades, tendrá sus inconvenientes, tendrá sus peligros, pero con todos ellos es preferible a la tranquila placidez del despotismo, como decía tácito.
Dad al poder ejecutivo todo el poder posible, pero dádselo por medio de una constitución. Lo peor del despotismo no es su dureza, sino su inconsecuencia, y sólo la Constitución es inmutable
La canonización inmisericorde de la regla de las cuatro verdades: semiabsolutismo, gobierno de los nobles, militarismo, y despotismo policial se erigieron como la amarga verdad
El despotismo no es un sistema de gobierno, porque es la degeneración de todos los sistemas.
Es una ilusión esperar que el despotismo esté del lado de las buenas causas.
El gobierno en una revolución es el despotismo de la libertad contra la tiranía
El peor de todos los despotismos, es el gobierno militar
El gobierno en una revolución es el despotismo de la libertad contra la tiraní­a.
De todos los despotismos, el de los doctrinarios o de los inspirados religiosos es el peor. Son tan celosos de la gloria de su dios y del triunfo de su idea, que no les queda corazón ni para la libertad, ni para la dignidad, ni para el sufrimiento de los demás hombres vivientes, de los hombres reales.
La democracia debe guardarse de dos excesos: el espíritu de desigualdad, que la conduce a la aristocracia, y el espíritu de igualdad extrema, que la conduce al despotismo.
Lo único que necesita el despotismo es el miedo. La virtud no le hace ninguna falta y el honor sería peligroso
Pero nosotros tenemos el derecho de vivir con disciplina pero sin despotismo, porque sólo así haremos un pueblo fuerte y unido. Nuestro derecho no puede ser menor que los países grandes. Porque, en último término, en el mundo no hay grandes ni chicos, sino pueblos libres.
Lo fácil es ser de derechas, dejarse llevar y no combatir el despotismo de determinadas costumbres que han discriminado a más de la mitad de la población del mundo durante siglos
Para luchar por la libertad no hacen falta odios, sin odio se abren los tuneles, sin odio se ponen diques a los ríos, sin odio se hiere la tierra para sembrar el grano, sin odio pueden aniquilarse a los despotismos, puede llegarse a la acción más violenta cuando sea necesaria para la emancipación humana
La esencia profunda de ese Estado, según el resumen del profesor Burdeau, es la colonización del Estado por la técnica, el despotismo de la técnica, que le dicta sus objetivos y saca los problemas del terreno de la política y de la lucha social para colocarlos únicamente en el aséptico, aclasista y funcional de los dictados del desarrollo tecnológico.
El poder y el despotismo duran poco.
No puede esperarse que los hombres sean trasladados del despotismo a la libertad en un lecho de plumas
No puede esperarse que los hombres sean trasladados del despotismo a la libertad en un lecho de plumas.
Solamente dependo de la muerte, ya que discurso no hay ni diligencia que de su despotismo nos liberte. Más la espero sin miedo y con paciencia, vivo sin desearla, y de esta suerte, amigo, se acabó la dependencia.
Solamente dependo de la muerte, ya que discurso no hay ni diligencia que de su despotismo nos liberte. Más la espero sin miedo y con paciencia, vivo sin desearla; y de esta suerte, amigo, se acabó la dependencia.
La guerra es el principal negocio de las naciones, y el despotismo durante la campaña, indispensable
search